ISSTH 492 – ¡Volveré!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

¡La torre Tang en el estado de Zhao!

El año en que Meng Hao abandonó la Secta Confianza, fue a la ciudad capital del estado de Zhao. Allí, él se había parado en lo alto de la Torre Tang, cumpliendo su sueño de toda la vida, mirando desde su enorme altura hacia el Gran Tang en las Tierras Orientales.

Después de eso, cuando se estaba preparando para irse, el soberano del Estado de Zhao y los demás se postraron adorando la Torre Tang. Cuando se fue, inadvertidamente miró por encima de su hombro y vio un enorme vórtice aparecer en el cielo. ¡Era algo que nadie podía ver más que él!

Dentro de ese vórtice había otro mundo, un campo de batalla lleno de innumerables cadáveres, así como un gigantesco ataúd negro. Toda la escena fue increíblemente impactante. Al lado del ataúd, una figura marchita estaba sentada con las piernas cruzadas. Meng Hao nunca pudo olvidar cómo, tan pronto como miró el cadáver marchito, éste de repente abrió sus ojos.

Esa mirada había provocado una quema de su fuerza vital que duró meses. Meng Hao ahora sabía el propósito de esa magia. Era una marca, fijándo su posición.

Más tarde, fuera de la Cueva del Renacimiento, Meng Hao llegó a comprender todo. Sabía que el nombre del cadáver era Choumen Tai. Él había adquirido el Qi del Inmortal que Muestra el Camino de Choumen Tai, y sabía que el mundo en ese vórtice era en realidad un antiguo campo de batalla.

Esa guerra se había librado debido al anterior Señor de la Novena Montaña, del Clan Li, así como por el actual Señor de la Novena Montaña, que era del Clan Ji. Fue en el Reino de las Ruinas del Puente que Meng Hao reunió más información, al enterarse de que la guerra de la supremacía con respecto al Señorío de la Novena Montaña también tenía que ver con la Secta del Demonio Inmortal.

Mientras miraba el vórtice, su mente se llenó de asombro al darse cuenta de que el mundo que estaba mirando era, sorprendentemente… ¡El mismo mundo que había visto en el estado de Zhao!

Sin embargo, esta vez, el antiguo campo de batalla no contenía un ataúd, sino un mar de cadáveres…

En el centro mismo del mar de cadáveres había un enorme altar, que estaba rodeado de una niebla negra. La niebla hacía imposible ver lo que había dentro, pero se oían gritos tristes que venían de ella. De pronto, aparecieron rostros, apenas visibles en su superficie. Parecía que querían salir volando de la niebla, pero no podían. Parecía como si hubieran estado atrapados con la niebla durante incontables años, incapaces de hacer nada excepto llorar y gritar.

¡Entre los rostros en la niebla había Cultivadores y Neo-Demonios!

Un zumbido resono en la mente de Meng Hao, y algo como una poderosa llamada repentinamente brotó de su corazón. En realidad, era imposible para él decir si este sentimiento era la niebla negra que lo llamaba, o si era él quien llamaba la niebla negra.

No importaba en este momento. El corazón y la mente de Meng Hao se estremecieron al recordar la niebla negra que había visto en el centro de la Formación de Hechizos antes, así como la relación que tenía con el vórtice.

Fue en este momento que aparecieron miradas de fanatismo en los rostros de los Cultivadores de la Alianza de las Ocho Ramas. Todos se arrodillaron y comenzaron a inclinarse hacia el vórtice en el cielo.

Incluso los dieciséis Cultivadores del Alma Naciente en el aire también comenzaron a postrarse. Al mismo tiempo, el enrojecimiento del suelo comenzó a extenderse.

La niebla se agitó mientras envolvía a todos en el área, incluyendo a Meng Hao. Grandes cantidades de Qi Demoníaco comenzaron a brotar de la Formación de Hechizos.

En el instante en que apareció el Qi Demoníaco, se vertió en todos los Cultivadores de la zona. Éstos continuaron actuando completamente locos, como si se hubieran hundido en una tierra de ensueño de la que no pudieran salir. Cuando el Qi Demoníaco se fundió con ellos, sus rostros se torcieron y se distorsionaron.

El Qi se vertió en ellos, causando que sus cuerpos temblaran, y sus expresiones se volvieran viciosas. Los ojos de Meng Hao destellaron; después de una observación más cercana, pudo ver que el Qi Demoníaco se estaba fusionando con la fuerza vital de los Cultivadores.

A continuación, todas estas personas levantaron sus cabezas hacia el vórtice. Al mismo tiempo, los dieciséis Cultivadores en el aire utilizaron sus encantamientos para provocar que la fuerza vital fusionada con el Qi Demoníaco se disparara hacia el Vórtice. Fue instantáneamente absorbido y se dirigió hacia la niebla negra que había dentro. Los rostros en la niebla repentinamente parecían emocionados, y comenzaron a consumirlo rápidamente.

Meng Hao pudo ver claramente como sucedía todo esto. Se volvió para mirar a Sun Dahai, quien permanecía sentado con las piernas cruzadas en esa posición particular. Sus ojos estaban cerrados y estaba meditando; su posición era una de las pocas en el área que no tenía Qi Demoníaco en ella. Esa ubicación era uno de los puntos de nexo de la Formación de Hechizos; El Qi Demoníaco no ingresaría allí, por lo que estaba temporalmente seguro.

“¿Qué es exactamente esa niebla…?” Pensó Meng Hao. “¿Por qué tengo este sentimiento de vocación? Puedo decir que no es la niebla que me llama. Pero más bien… de alguna manera estoy llamando inconscientemente a la niebla.” Miró a su alrededor mientras el Qi Demoníaco continuaba vertiéndose en las decenas de miles de Cultivadores que lo rodeaban, se fusionaba con su fuerza vital y luego se disparaba hacia el vórtice.

Al mismo tiempo, las decenas de miles de Cultivadores de la Alianza de las Ocho Ramas  comenzaron a hablar en un lenguaje extraño. Su murmullo se elevó en el aire y se fusionó transformándose en ondas de sonido que se extendieron en todas las direcciones.

Cuando sus voces resonaron, la niebla en el área se agitó aún más violentamente. Más Qi Demoníaco se disparó hacia el vórtice, haciendo que los rostros en la niebla negra emitieran rugidos excitados.

Toda la escena era increíblemente extraña. Eso fue especialmente cierto cuando los dieciséis Cultivadores del Alma Naciente en el aire gritaron con entusiasmo y realizaron gestos de hechizos con ambas manos para producir unas marcas de sellado.

Aún más impactante, Tatuajes Tótem comenzaron a aparecer repentinamente en las frentes de los dieciséis Cultivadores. ¡Estos Tótems… parecían rostros!

¡Eran los mismas rostros retorcidos que existían en la niebla negra dentro del vórtice!

De repente, aparecieron Tatuajes Tótem similares en las frentes de las decenas de miles de Cultivadores de la Alianza de las Ocho Ramas. Cada rostro era diferente. Algunos eran viejos, otros eran jóvenes. Algunos eran de Cultivadores, otros eran Neo-Demonios.

“¡Esos rostros son sus Tótems!” Pensó Meng Hao, con el corazón lleno de conmoción. Nunca hubiera imaginado que los rostros del interior de la niebla negra en el vórtice podrían ser Tótems.

“Esta Alianza de las Ocho Ramas es increíblemente extraña. No solo tienen una Formación de Hechizos que puede absorber el Qi Demoníaco, también los Cultivadores realmente tienen Qi Demoníaco en sus cuerpos, y sus Tótems están conectados a esas cosas dentro del mundo de ese vórtice.”

“¡Aún más extraño es que… esa niebla negra, tiene algo que ver con los Selladores de Demonios!” Sus ojos destellaron con una luz extraña.

Fue en este momento que el Qi Demoníaco en el área de repente comenzó a cubrir los nexos de la Formación de Hechizos, y Sun Dahai repentinamente comenzó a temblar. El Qi Demoníaco ya estaba empezando a penetrar en su cuerpo.

Meng Hao frunció el ceño. Levantó su mano e inmediatamente el Qi Demoníaco se separó de Sun Dahai. Aunque solo causó un ligero cambio en el denso Qi Demoníaco en el área, de repente hubo siete corrientes de Sentido Divino que se dispararon hacia él.

“¿Qué?”

“¡Ese tipo todavía está consciente!”

“Es él…”

Casi en el mismo momento que las siete corrientes del Sentido Divino lo sobrevolaron, tres de los dieciséis Cultivadores del Alma Naciente del cielo destellaron y comenzaron a volar hacia abajo. Sólo les tomó un breve momento acercarse a Meng Hao.

De los tres, uno era el hombre vestido de erudito. La intención asesina destellaba en sus ojos.

Meng Hao lanzó un resoplido frío. Agitando la mano, provocó que el Qi Demoníaco en el área disparara hacia sí mismo, y luego se transformó en un ataque invisible que se extendió hacia los tres Cultivadores que se dirigían hacia él.

En medio de las ondas del ataque, los tres Cultivadores del Alma Naciente se llenaron de sorpresa y se vieron obligados a dejar de moverse.

“¡Qi Demoníaco! ¡¡Ese tipo puede manipular el Qi Demoníaco!!” Inmediatamente, los Asombrados Cultivadores del Alma Naciente comenzaron a realizar encantamientos.

De repente frente a ellos aparecieron rostros ilusorios. Rapidamente los empujaron con sus manos, causando que en los tres rostros aparecieran expresiones furiosas. Una risa salvaje surgió de las bocas de los rostros y se dispararon hacia Meng Hao.

El Qi Demoníaco controlado por Meng Hao tuvo poco efecto en estos tres rostros extraños. Incluso consumieron el Qi Demoníaco a medida que se acercaban. Al aumentar el poder del ataque del Qi Demoníaco, Meng Hao solo pudo hacer que uno de los tres rostros se pusiera un poco borroso y se desvaneciera. Los otros dos continuaron avanzando hacia él.

Se escuchó un estallido y se extendieron ondas en todas las direcciones. En ese momento la Encarnación Demoníaca de Meng Hao se disparó hacia atrás, agarró a Sun Dahai y luego continuó volando.

Los rostros de los tres Cultivadores del Alma Naciente estaban sombríos mientras volaban en tras Meng Hao.

“Tu base de Cultivo es definitivamente extraordinaria, ¿Pero realmente crees que puedes escapar de la Alianza de las Ocho Ramas?”

“Puede ser extraño que puedas manipular el Qi Demoníaco. ¡Pero te atraparemos y te sacrificaremos al Sagrado Antiguo! ¡Él definitivamente estara muy feliz!”

Los tres Cultivadores persiguieron a Meng Hao sin bajar la guardia, no querían cometer un error en este momento crítico . Al mismo tiempo, otro miembro del grupo en el cielo disparó hacia Meng Hao. Era Ou Yunzi, que se sumo al grupo que perseguía a Meng Hao.

Usando una Teletransportación menor, los cuatro trabajaron juntos para emplear algunas Habilidades Divinas. Aparecieron rostros mágicos feroces que dispararon hacia Meng Hao. Al mismo tiempo comenzaron a consumir mas Qi Demoníaco.

Meng Hao no dijo nada, ni siquiera prestó atención a sus cuatro perseguidores. Sostuvo a Sun Dahai con una mano y realizó un encantamiento con la otra, causando que aparecieran una gran cantidad de marcas de sellado en el cuerpo de Sun Dahai.

Al mismo tiempo, se alejó volando como un espectro, evitando por completo a los cuatro Cultivadores del Alma Naciente.

Después de aproximadamente diez respiraciones, Meng Hao colocó su mano sobre la cabeza de Sun Dahai. De repente, un escudo apareció a su alrededor, con lo cual Meng Hao aflojó su agarre, permitiendo que Sun Dahai cayera en la niebla que cubría el suelo.

Con el escudo en su lugar, Sun Dahai no se vería afectado por los ataques del Qi Demoníaco. A continuación, Meng Hao se volvió y agitó su mano hacia sus cuatro perseguidores. Al instante, apareció Qi Demoníaco para atacarlos.

Los cinco revolotearon de un lado a otro con Teletransportaciones menores, desatando una infinidad de Técnicas Mágicas y Habilidades Divinas, rostros mágicos y Qi Demoníaco. Ou Yunzi y los demás estaban en shock. Meng Hao se movía de un lado a otro y sus ataques eran extraños, causando que se sintieran cada vez más frustrados.

“¿De dónde vino este chico? ¿Cómo pudo ser tan raro?”

Mientras los cuatro empezaban a sentirse cada vez más frustrados, dos Cultivadores del Alma Naciente fruncieron el ceño y se teletransportaron desde el grupo restante de doce, que quedaban en el cielo. Ahora, una fuerza combinada de seis personas estaba atacando a Meng Hao.

Seis rostros enormes aparecieron y luego comenzaron a fusionarse. Este movimiento asesino, combinando el poder de los seis, causó un eco masivo que resonó el Cielo y la Tierra. El cielo se oscureció y las nubes comenzaron a bullir. Meng Hao dejó de moverse cuando su manto negro se hizo pedazos. Por primera vez, su cuerpo debajo fue revelado al mundo exterior.

¡No era realmente un cuerpo! Era una masa de Qi Demoníaco, congregada en la forma de un cuerpo. ¡Era un cuerpo de Qi Demoníaco con forma humana!

Cuando los espectadores vieron el cuerpo de niebla, sus mentes temblaron. Los ojos de los seis atacantes, así como las diez personas en el aire, se ensancharon. Sus expresiones se llenaron de asombro.

“Un clon de niebla!”

“¡Imposible! ¡¡Hemos estado trabajando tan duro para matar a lo que en realidad es… un clon de niebla!”

“Si un simple clon de niebla es tan poderoso, entonces, ¿Qué hay de su verdadero yo…? Él debe ser completamente temible”

Los Dieciséis rostros de los Cultivadores del Alma Naciente cayeron por completo. Esto fue especialmente cierto en el caso de Ou Yunzi, cuya rostro se puso pálido cuando recordó su premonición anterior.

El cuerpo brumoso de Meng Hao comenzó a desvanecerse, pero su rostro estaba lleno de burla y frialdad.

“¡Volveré!”….

“¡Ya estoy aquí!”

La primera frase fue pronunciada por la figura brumosa mientras desaparecía. La segunda resonó desde lejos en la distancia, causando un estruendo que sacudió todo.

Para la gente que lo escuchó, sonaba como un trueno explotando en los Cielos.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente