ISSTH 477 – Luna…

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

En el instante en que apareció Meng Hao, todos en la montaña lo vieron. Inmediatamente, el Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado comenzó a temblar, y una expresión de emoción brilló en sus ojos.

Los otros expertos poderosos junto a él estaban de la misma manera. Para ellos, la aparición de Meng Hao era la llegada de su esperanza.

Si estos hombres reaccionaron de esa manera, no hay necesidad de describir cómo lo hicieron los demás. La desesperación en los corazones de los otros miembros de la Tribu, fue eliminada por la profunda emoción.

“Sagrado Antiguo!”

“¡¡El exaltado Sagrado Antiguo ha regresado!!”

“¡Exaltado Sagrado Antiguo, ofrecemos respeto por tu regreso seguro!”

Las voces de más de mil personas gritaron, aparentemente desahogándose de la gran presión que había pesado sobre ellas.

Sus voces se convirtieron en un gran rugido como el que podrías escuchar de una multitud de diez mil hombres. A ellos se les unieron Gran Peludito y todos los demás Neo-Demonios, quienes después de ver a Meng Hao levantaron sus cabezas hacia el cielo y aullaron de emoción. El sonido sacudió el Cielo y la Tierra.

La cara de Yi Chenzi quedó instantáneamente sin color. Miró fijamente a Meng Hao, mientras su mente temblaba. Luego gritó mientras retrocedía. Ni siquiera notó que el Loro se acercaba con una mirada de desdén.

Cuando el Loro se estrelló contra su trasero, un grito ensangrentado llenó el aire. Sintió dolor… un dolor intenso que nunca antes había experimentado en su vida, indescriptible, inolvidable… Además del dolor, Yi Chenzi levantó su cabeza y gritó sintiéndose completamente humillado.

Mientras su voz hacía eco, el Loro disparó con entusiasmo por otra ronda. Asustado, Yi Chenzi se transformó de inmediato en humo verde mientras se preparaba para huir a toda velocidad.

Era imposible describir cuánto lamentaba haber venido a este lugar. Fue un profundo y absoluto arrepentimiento. ¿Cómo pudo haber imaginado que una pequeña Tribu como esta, en realidad… estaría llena de Tigres agazapados y Dragones ocultos?

“Maldita sea, maldición… este lugar tiene una Vid malvada, toneladas de Neo-Demonios, un Loro pervertido, esa escandalosa Bestia Foránea, y el más ridículo de todos, El Excéntrico del Rostro Sangriento.” Su corazón estaba lleno de dolor, al punto de que estaba a punto de llorar. Ya había decidido que huiría de este lugar y nunca más en su vida daría ni un paso en la Región Norte del Desierto Occidental.

Sin embargo, cuando su cuerpo se convirtió en el humo verde, justo cuando estaba a punto de huir, Meng Hao levantó su mano derecha. Al instante, sopló un viento helado que contenía el poder del Suelo de Escarcha. En ese instante, el humo verde de Yi Chenzi fue congelado instantáneamente y su cuerpo fue expulsado de su interior.

El asombro y la incredulidad estaban esculpidos en su rostro, él se preguntó cómo su oponente podría haberse vuelto mucho más poderoso en tan poco tiempo. Incluso podía anular los efectos de su Arte de Escape.

Cuando su cuerpo fue expulsado del humo, el rostro frío de Meng Hao irradiaba una gélida intención asesina. Se lanzó hacia adelante, apretó su mano en un puño y golpeó a Yi Chenzi directamente en el pecho.

Yi Chenzi no tuvo forma de evitar el golpe. La sangre salió de su boca, y desde su pecho se pudo oír como sus huesos se resquebrajaban. Con un grito miserable, fue enviado hacia atrás.

“¡¿Cómo puede ser tan poderoso?!” Yi Chenzi estaba fuera de sí. Un zumbido monótono llenó su mente cuando escuchó la voz fría de Meng Hao.

“Antes, te atreviste a robar cosas que me pertenecían. Te dejé escapar una vez, ¿Cómo podría dejarte hacerlo de nuevo hoy?” De inmediato, volvió a cargar contra Yi Chenzi y lo golpeó por segunda vez.

Resonó una tremenda explosión cuando Yi Chenzi tosió más sangre y su rostro palideció. Antes de que pudiera decir algo, el puño de Meng Hao una vez más se estrelló contra él, hiriendo no solo a su cuerpo físico, sino también a su Alma Naciente. Incluso sus Tatuajes Tótem parecían estar al borde del colapso.

En este momento crítico, Yi Chenzi dejó escapar un aullido penetrante. Su Sentido Espiritual de repente comenzó a emanar, y la magia malvada en su cuerpo comenzó a activarse. De repente, una luna negra apareció en su frente. Tan pronto como esto ocurrió, todo su Sentido Espiritual convergió en la luna, haciendo que comience a girar. Sorprendentemente, también apareció un reflejo de la luna negra en la frente de Meng Hao.

Yi Chenzi tosió y luego gritó un poco de sangre de su boca, “¡Sentido Asesino!”

En el momento en que las palabras salieron de su boca, la imagen invertida de la luna en la frente de Meng Hao se rompió, y un poder intenso penetró en la mente de Meng Hao. En respuesta, Meng Hao dejó escapar un resoplido frío. El poder era feroz, y obviamente era la carta de triunfo de Yi Chenzi. Si Meng Hao no hubiera formado su Tatuaje Tótem tipo Tierra, entonces su mente habría sido destruida en este momento.

En cambio, se recuperó rápidamente. Su propio Sentido Espiritual era mucho más poderoso que el de Yi Chenzi. Respaldado por el poder de Cuatro de los Cinco Elementos, el efecto del ataque de Yi Chenzi fue muy fácil de disipar.

Otro puño descendió, y el cuerpo de Yi Chenzi explotó en carne y sangre. Su Alma Naciente salió volando sorprendida, rodeada por la protección de la luna negra.

¡Cómo puede ser tan poderoso! ¿Por qué? ¡¿Por qué?! Maldita sea, debe haber conseguido alguna buena fortuna en el Reino de las Ruinas del Puente.”

Mientras su Alma Naciente aterrorizada intentaba retirarse a toda velocidad, Meng Hao agarró el cadáver de Yi Chenzi y lo puso en su bolsa de almacenamiento.

Cuando el Alma Naciente de Yi Chenzi trató de huir, de repente, apareció la Bestia Foránea. Una explosión llenó el aire cuando ésta lo golpeó. El Alma naciente de Yi Chenzi gritó y luego escupió una bocanada de Qi de vida de su Alma Naciente. La propia Alma Naciente estaba difusa y extremadamente débil. La Luna Negra que la escudaba se derrumbó, y los demás Tesoros de Protección que había sacado hace unos momentos también fueron destruidos.

“¡Despreciables!” Chilló Yi Chenzi. “¡Ustedes son despreciables! ¡¡Exijo un duelo uno a uno !!” Su rostro se contrajo de miedo cuando fue rodeado por tres lados por la Bestia Foránea, el Loro y Meng Hao.

“¿Duelo uno a uno? ¡Sí, claro, P*rra! Lord Quinto siempre gana superando en número al enemigo. ¿Quién va a aceptar un duelo, P*rra! ¿Cómo puedes ser tan ingenuo?” El Loro chilló mientras cargaba una vez más para atacar. La Bestia Foránea rugió y lanzó su ataque. En cuanto a Meng Hao, no hizo nada excepto sellar la ruta de escape de Yi Chenzi con viento helado cada vez que el intentaba huir.

Fue en este punto que la gelatina de carne soltó un grito de emoción. “¡No lo mates! ¡Tengo que convertirlo! ¡He estado buscando a alguien tan malvado como este por años! ¡Siempre he querido un desafío como este!” Los ojos de la gelatina de carne brillaron y se llenaron de emoción.

“¿Cuál es tu nombre? ¡No temas! Ven, ven. Dile a Lord Tercero tu nombre.”

Un auge llenó el aire cuando la Bestia Foránea golpeó de nuevo. El Alma Naciente de Yi Chenzi fue herida de nuevo, y más Qi vital salió de su boca. En este punto, el Alma Naciente estaba increíblemente débil, y sus ojos estaban llenos de desesperación.

Con un grito furioso, trató de realizar una pequeña teletransportación, pero mientras lo hacía, el aire a su alrededor se congeló como el hielo, bloqueando la Teletransportación menor. Luego, el loro cargó hacia él.

Un grito miserable se elevó hacia el cielo. La escena era incomparablemente trágica. Incluso los miembros de las Tribus del Cuervo Divino se sorprendieron.

“Déjame ir, estaba en el mal! Déjame ir…”

¡Boom!

La Bestia Foránea lo abofeteó juguetonamente.

“Denme una oportunidad, lo haré… aaiiiii…”

El loro, varonil y vigoroso, lo atravesó.

“YO…”

“¿Cuál es tu nombre? ¿Eh? ¡No me estás respondiendo! Entonces, mírame, ¿eh? ¿Despreciarme? Tú, tú, tú, eres simplemente… ¡Demasiado malvado! ¡Eres demasiado inmoral! ¡Debo convertirte! Te convertiré ¿Por qué no dices nada…?” La gelatina de carne continuó parloteando continuamente.

En el espacio de unas diez respiraciones, el Alma Naciente de Yi Chenzi soltó continuamente gritos miserables de desesperación. El Loro y su concubina, y la gelatina de carne, lo estaban atormentando hasta el punto en que estaba por desmayarse.

Al final, Yi Chenzi soltó un furioso rugido y optó por detonarse. Sin embargo, en el momento en que estaba por hacerlo, la Bestia Foránea abrió su boca y se lo tragó. Se oyó una débil explosión, después de lo cual la Bestia Foránea abrió su boca y escupió un poco de niebla.

Esta fue la manera en que Yi Chenzi fue finalmente asesinado. No fue derribado por Meng Hao, sino que fue utilizado como un juguete hasta su muerte por el Loro, la Bestia Foránea y la gelatina de carne.

“¿Ahh? ¿Murió?” El Loro parecía pensar que era una pena.

“No puedo creer que muriera antes de que pudiera convertirlo.” La gelatina de carne tenía una expresión de dolor en su rostro mientras suspiraba.

La Bestia Foránea tenía una expresión extraña mientras miraba de un lado a otro entre la gelatina de carne y el loro. No dijo nada.

Meng Hao se dio la vuelta y se dirigió hacia la montaña, rodeado por su horda Neo-Demoníaca. Agitó la mano e instantáneamente, una Fuerza de vida Totémica fluyó en todas direcciones, fundiéndose en los Neo-Demonios y en el tronco de la Vid.

Inmediatamente comenzaron a recuperarse. Mientras lo hacían, Meng Hao produjo una gran cantidad de píldoras medicinales para tratar no solo las heridas de los Neo-Demonios, sino también para fortalecer a los miembros debilitados de las Tribus del Cuervo Divino, que al instante parecían mucho más enérgicos.

“¡Saludos exaltado, Sagrado Antiguo!” Los más de mil miembros de la Tribu empezaron a arrodillarse y postrarse ante Meng Hao. Incluso el Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado se arrodilló y se postro a sus pies. Cuando levantaron sus cabezas, sus rostros se llenaron de ansiedad. Estaban conscientes de la meta de Meng Hao al ir al Reino de las Ruinas del Puente, y ahora, todos estaban expectantes.

“He traído la esperanza”, dijo, mirando a todos a su alrededor. “¡Vamos a migrar… a las Tierras Negras!” Los miembros de la Tribu que lo rodeaban se quedaron sin aliento y comenzaron a temblar. Las lágrimas corrían por sus rostros y gritaban de alegría desde el fondo de sus corazones.

Unos días más tarde, comenzó la migración de las Tribus del Cuervo Divino.

Con la caída de la Lluvia Violeta, la fuerza de vida era exterminada y los Portales de Teletransportación dejaron de funcionar. La Energía Espiritual era escasa, lo que hizo que las Tribus del Cuervo Divino tuvieran que viajar a pie. No había forma de volar por el aire.

Además, todavía había miembros comunes de la Tribu sin bases de Cultivo. Eso hacía imposible viajar a una velocidad alta.

Para un Cultivador volar desde la Región Norte del Desierto Occidental hasta las Tierras Negras en la Región Sur llevaría muchos años. Caminando… llevaría mil. No había tiempo para eso. La única manera de migrar con éxito… Sería adquirir una máquina voladora que pudiese transportar mil personas.

Necesitaban una máquina voladora que pudiera ser impulsada por Piedras Espirituales, no el poder espiritual del Cielo y la Tierra. Solo una gran máquina voladora como esa podría facilitar su migración y hacerla realidad.

Antes de partir, Meng Hao miró hacia las montañas. Después de haber regresado, no había visto al Murciélago Negro. Por lo que Gu La le había dicho, había desaparecido solo unos días después de que él se fue al Reino de las Ruinas del Puente. En cuanto a dónde fue, nadie lo sabía.

“Así que huiste sin mi permiso. Bueno, puedo encontrarte si lo deseo.” Meng Hao observó las montañas y sus ojos brillaron. Luego se dio la vuelta y se alejó en la distancia con las Tribus del Cuervo Divino.


Nota: Basado en la nota de Er Gen al final del capítulo, parece que fue en esta época cuando ISSTH alcanzó el # 1 en las listas mensuales de qidian.com.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente