ISSTH 471 – El Emperador Demonio del Suelo de Escarcha

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Su voz resonó en el vacío, golpeando a los millones de Esclavos del Puente que se acercaban. Sin embargo, no les dolió, sino que rebotó en ellos, convirtiéndose en incontables ecos. Era como si millones y millones de voces respondieran a Han Shan.

Debido a la forma en que hablaba, su aura explotó de una manera que la palabra ‘monstruosa’ ni siquiera podía comenzar a describirla. ¡Incluso los héroes más grandes solo podían lograr la mitad de lo que estaba ocurriendo actualmente!

La mente de Meng Hao se tambaleó cuando vio a Han Shan y el resultado de sus palabras. También vio que los Esclavos del Puente no eran capaces de defenderse del poder de Han Shan. Más bien… Han Shan no estaba dispuesto a lastimarlos.

¡O incluso se podría decir que temía herirlos accidentalmente!

¡Temía herir accidentalmente a la persona que buscaba!

Meng Hao pensó en la primera vez que vio  a Han Shan, y la expresión en sus ojos cuando miró a los Esclavos del Puente. Era una mirada inquisitiva, una mirada desconsolada; parecía como si estuviera buscando a la única mujer en su vida.

Era una mujer llamada Xue’er, su esposa.

Su búsqueda solitaria había durado tres mil años…

Cuando la voz de Han Shan hizo eco, de repente levantó su mano. Un brillo sombrío apareció en sus ojos cuando de repente hizo un movimiento cortante hacia la montaña. Instantáneamente, el Qi Espiritual rugió.

Meng Hao también tenía Qi de Espada Danzante, pero si lo comparas con la cantidad que Han Shan manejaba, ¡Era como comparar una luciérnaga con la luna brillante!

El Qi Espiritual se extendió, llenando el Cielo y la Tierra. Dentro, se veían figuras, todas parecidas a Han Shan. A medida que el Qi continuó multiplicándose, ¡Aparecieron más y más figuras, hasta que hubo no menos de cien mil!

Estas cien mil figuras de Han Shan comenzaron a escupir Qi Espiritual. Al hacerlo, una imagen vaga comenzó a hacerse visible.

La imagen vaga era una representación de un mundo. Era un mundo completo, con un cielo, tierra, y gente viviente. Todo era muy realista, como si este mundo perteneciera a Han Shan.

Una espada azul apareció de repente en la mano de Han Shan. Ésta descendió, emitiendo un monstruoso Qi de Espada, que se extendió y se transformó en la imagen de un Dragón Azul. Su rugido rasgó en el vacío y comenzó a concentrar el Qi Espiritual y a absorber la imagen del mundo de Han Shan. Luego, disparó hacia el palacio en la cima de la montaña.

Ondas mortales se extendieron a medida que se movía. Concentró su poder, algo que superó con creces las Habilidades Divinas de los Cultivadores normales.

En un abrir y cerrar de ojos, el rugiente Dragón Azul atravesó el vacío destrozando todo. Al mismo tiempo…

Se escuchó un suspiro proveniente del palacio. En el instante en que el resoplido hizo eco, la frialdad en el vacío aumentó a un nivel aterrador.

El Dragón Azul se detuvo en el aire, ya que en este momento, su cuerpo ya era blanco puro. En el espacio de una sola respiración, se convirtió en una estatua de hielo.

Luego, el vacío comenzó a llenarse con una capa de blancura, que había aparecido de la nada. Ésta blancura era escarcha, y comenzó a fusionarse en una masa uniforme que se extendió por el vacío. Parecía extenderse hasta donde alcanzaba la vista, sin fin, llenando el vacío mientras creaba una gran masa de tierra.

¡Una masa de Suelo de Escarcha!

La masa de Suelo de Escarcha no era de hielo, sino más bien, un tipo específico de Suelo. Éste contenía un denso Qi inmortal, varias veces más poderoso que el Suelo Celestial.

“¡El Emperador Demonio del Suelo de Escarcha!” Dijo Zhixiang con una voz ronca, mientras su rostro se llenaba de conmoción e incredulidad. Ella inmediatamente produjo la Piedra del Puente Inmortal y la aplastó.

Sin embargo, una vez que lo hizo, su rostro cayó de inmediato. El poder de teletransportación de la Piedra del Puente Inmortal no se manifestó.

La cara de Zhixiang perdió su color.

“¡El Emperador Demonio del Suelo de Escarcha no puede estar vivo! ¡¿Él no murió en la batalla contra el Ancestro Ji?!

“¡Su cadáver fue tomado y transformado en uno de los Estrados de Otorgamiento de la Inmortalidad en uno de los cuatro Grandes Planetas, el planeta Cielo Sur! ¡Su Divinidad Inmortal fue arrancada y refinada en uno de los Nueve Tesoros del Clan Ji, la Lámpara de Escarcha!”

“¡Todos sus discípulos y toda su línea de sangre fueron capturados por el Clan Ji y refinados en el Río Frígido, que fluye a través de la Puerta Principal del Clan Ji y nunca puede congelarse!”

La cara de Zhixiang se puso aún más pálida mientras murmuraba estas palabras. A pesar de que sus palabras eran suaves, resonaron dentro del cuerpo brumoso de la Bestia Qilin y se desviaron hacia Meng Hao, que estaba relativamente cerca de ella.

Al mismo tiempo, una voz resonó desde dentro del palacio. Cuando lo hizo, la masa terrestre del Suelo de Escarcha se estremeció, y los rostros de los Esclavos del Puente circundantes dejaron de estar llenos de frustración. En cambio, rebosaban de maldad. Sus ojos se pusieron rojos y comenzaron a emanar una intención asesina demencial.

“Entra en mi mundo del Demonio Inmortal, y la vida o la muerte ya no descansara en las manos de los Cielos. Con la vida eterna, ¿Cuál es el objetivo de tener un destino?” Cuando dejó de hablar, lanzó un ligero suspiro.

Luego, las masas de Esclavos del Puente en el área comenzaron a cargar contra Han Shan. La Bestia Qilin en la que estaban sentados Meng Hao y Zhixiang rugió, y junto con las docenas de bestias similares a ella que estaban presentes, cargaron contra Han Shan.

Han Shan lanzó una amarga risa llena de dolor. Ésta se hizo más y más fuerte hasta que pareció ser el único sonido en el Cielo y la Tierra.

“Entrar en el mundo del Demonio Inmortal y cortar todo destino mortal… ¡Yo no creo tal cosa!” Han Shan levantó su jarra para tomar un trago de alcohol, luego giró y disparó hacia la montaña. Mientras lo hacía, hizo otro movimiento de corte.

El movimiento de su mano hizo que todo temblara. Una enorme fisura se abrió delante de él, que luego se transformó en un aura de Espada que se disparó hacia la cima de la montaña. A medida que se acercaba, dejo de ser de algo amorfo y comenzó a tomar forma. Sin embargo, rápidamente se volvió blanco y, como el Dragón Azul, explotó en pedazos.

En este momento, los Esclavos del Puente se acercaban a Han Shan, millones de ellos. Él se volvió para mirarlos con los ojos enrojecidos. Agitó su brazo, y un explosivo Viento Espiritual se manifestó para alejarlos.

“No quiero hacerles daño”. Solo dame a mi esposa… todos ustedes, ¡No fuercen mi mano!” Dio media vuelta y envió más haces multicolores de Qi de Espada. Rápidamente, aparecieron nueve espadas.

¡El Primer Haz de Qi de Espadas tenía tres mil metros de largo!

¡El Segundo Haz de Qi de Espada era de treinta mil!

En el momento en que apareció la novena espada, el inmenso e ilimitado Qi de Espada impregnó todo el mundo del vacío. Los nueve haces luego se combinaron, transformándose en una enorme Espada Azul del Alma que apuñaló hacia la montaña.

Cuando la Espada Azul del Alma se acercaba, comenzó a ponerse blanca. Al instante se escucharon sonidos de agrietamiento, luego comenzó a oscurecerse, y apareció escarcha en su superficie. Llegado a este punto se agrietó y colapsó. Esto exterminó ocho haces de Qi de Espada, dejando solo uno detrás. Este descendió hacia el palacio.

Un rugido llenó el cielo, haciendo temblar toda la existencia. De repente, el palacio se distorsiono y apareció una mano antigua desde sus profundidades. El dedo índice de la mano señaló hacia el Qi de Espada, y éste colapsó.

Han Shan tosió un poco de sangre. Levantó su vista hacia el palacio, y con una mirada salvaje en su rostro gritó:

“¡¡Tráela!!”

La mente de Meng Hao estaba tambaleándose, y le costaba respirar. Solo podía observar la escena, con una expresión en blanco y un sentimiento de crisis extrema. Todo lo que estaba sucediendo excedía con creces el nivel de comprensión de un Cultivador de la etapa del Núcleo Dorado.

Incluso Zhixiang era como una cigarra en invierno, prudente y solemne. Ella entendía lo que estaba sucediendo, pero esto sólo servía para llenarla de más miedo. “La Espada Inmortal Han Shan, una nueva fuerza todopoderosa que se levantó en la Novena Montaña durante los últimos miles de años… Y ese viejo hombre… Él… se parece a la imagen que cuelga en el Santuario Ancestral de la Secta. Se ve exactamente como el Emperador Demonio del Suelo de Escarcha…

El anciano que había aparecido fue el que invoco la mano que destrozó el Qi de Espada. Ahora estaba parado afuera del palacio, vistiendo una túnica blanca, luciendo como un ser trascendental. Su expresión era fría, y un misterioso fuego ardía en sus ojos mientras observaba fríamente a Han Shan.

“Te daré una sola oportunidad. Si puedes matar a todos los Esclavos del Puente en el espacio de cien respiraciones, entonces aparecerá tu esposa para que la veas. Además, puedo garantizar que tu esposa no se encuentra entre los Esclavos del Puente fuera de esta montaña.”

Han Shan fulminó con la mirada al anciano. Fue en este momento que los ojos de los Esclavos del Puente se volvieron de un rojo brillante y sus rostros se llenaron de locura, como si desearan devorar vivo a Han Shan. También fue en este momento que el primero de los Esclavos del Puente realmente lo alcanzó.

“¡Lárguense!”, Exclamó Han Shan, su intención asesina se elevó hasta los Cielos. La espada en su mano voló, causando que apareciera un Qi de Espada multicolor, junto al ondeante Qi Espiritual. Donde quiera que pasaba, miles de Esclavos del Puente explotaban.

La matanza había comenzado, y Han Shan se estaba volviendo loco. Su culpabilidad y  sus tres mil años de tormento lo abrumaban con locura, mientras disparaba hacia los Esclavos del Puente.

En algún momento, apareció un niño al lado del anciano. Se quedó allí parado, sonriendo y contando en voz alta: “Uno, dos, tres…”

Los auges comenzaron a resonar cuando la matanza de Han Shan alcanzó su pináculo. Era como si no tuviera poderes de razonamiento. Donde quiera que fuera, lo único que existía era un hombre y una espada, y donde quiera que pasara, grandes cantidades de Esclavos del Puente eran sacrificados.

El Qi de Espada se disparó y una gigantesca pitón fue acuchillada. La niebla que la formaba colapsó, dispersándose en todas las direcciones.

Sin embargo, no importa cómo Han Shan continuara asesinando, exterminar a millones de Esclavos del Puente no era fácil, y lograrlo en el espacio de cien respiraciones era aún más difícil. Cuando el niño contó hasta treinta y siete, todavía quedaban muchos.

De pronto, Han Shan rugió mientras levantaba su mano derecha e inclinaba la jarra de alcohol. El alcohol voló, transformándose en el aire en múltiples espadas voladoras. Aparentemente, esta jarra de alcohol no contenía alcohol, sino más bien, una Espada.

Cien mil espadas aparecieron, y detrás de cada una de estas espadas había una figura que se parecía exactamente a Han Shan. Todos y cada uno levantaron sus espadas, y sus ojos se llenaron de locura.

Se dispersaron en todas las direcciones, cien mil personas matando a millones de Esclavos del Puente.

Un rugido rasgó el aire cuando un gran número de Esclavos del Puente murió. Las Bestias gigantescas también fueron derribadas y hechas pedazos. Eventualmente, la Bestia Qilin gigante en la que estaba Meng Hao fue asesinada por uno de los clones de Han Shan. Fue en este punto que Meng Hao experimentó personalmente el miedo del Qi de Espada Danzante.

Instantáneamente cortó el Qilin en dos pedazos. Debido al tremendo poder, la sangre brotó de la boca de Meng Hao. Éste vio cómo el Qi de Espada se acercaba a él, e Inmediatamente perdió todo el poder para luchar o defenderse. Sin embargo, justo antes de que el Qi de Espada lo golpeara, se detuvo por un momento, y lo rodeó.

El rostro de Meng Hao estaba pálido. Ahora que la Bestia Qilin había desaparecido por el Qi de Espada, estaba rodeado de un frío glacial. Éste lo envolvió en un instante y perdió el control de sus propios movimientos, mientras caía a la superficie de la masa de Suelo de Escarcha. En ese instante, su cuerpo se cubrió de escarcha al instante.

Una sensación de crisis brotó en su interior. Él no tuvo tiempo para pensar, así que de inmediato encendió su Llama Eterna.

El poder de su Tótem tipo Fuego prendió su Tótem de tipo Madera, lo que sumó a su intento de defenderse.

Sin embargo, cuando la Llama Eterna rugió, el vórtice del Tótem de tipo Tierra en su brazo de repente comenzó a succionar el Suelo de Escarcha.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente