ISSTH 468 – Treinta Mil Mundos

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Días más tarde, en la parte Oriental de esta masa de tierra, había una montaña con un risco sobresaliente, que formaba una plataforma. Era La larga y delgada, y se extendía más allá del límite de la masa de tierra, hacia el vacío.

Cuando uno se paraba en esta plataforma, estaría completamente rodeado por el vacío.

En este momento, había una mujer sentada con las piernas cruzadas en el extremo de la plataforma. Ella era hermosa y tenía una expresión de indiferencia en su rostro. Ésta no era otra que Zhixiang, que había estado sentada aquí, meditando durante más de un mes.

Después de dejar de perseguir a Meng Hao, ella había venido a esperar en paz y tranquilidad.

Después de que pasó un mes entero, ella continuó esperando, segura de que Meng Hao vendría. Aunque no se habían conocido por mucho tiempo, él le había dejado una impresión increíblemente profunda.

De repente, Zhixiang abrió los ojos y miró hacia el cielo, mientras una ligera sonrisa aparecía en su rostro.

Vio un rayo de luz multicolor que volaba hacia ella y en el interior de éste, estaba Meng Hao. Su túnica verde y su largo cabello negro ondeaban al viento mientras volaba, haciendo que se pareciera más a un erudito que a un Cultivador. Sin embargo, su rostro severo y su mirada fría también hacían que Meng Hao pareciera una espada afilada y desenvainada.

De repente, sus miradas se encontraron.

Debe decirse que Zhao Youlan había sido hermosa, pero no extremadamente bella. Sin embargo, después de ser poseída por un tiempo, la Divinidad Inmortal de Zhixiang comenzó a fusionarse con ella.

Después de eso, se comenzaron a ver pequeños cambios dentro del cuerpo de Zhao Youlan. La mayoría fueron cambios físicos. En cualquier caso, estos cambios hicieron que esta mezcla de Zhao Youlan y Zhixiang mostrara señales de que en el futuro, ella podría alcanzar ese nivel de belleza consumada que Zhao Youlan nunca tuvo.

Uno podría imaginar que en el futuro, esta combinación de Zhixiang y Zhao Youlan cambiaría y se volvería completamente impactante.

Meng Hao miró a Zhixiang y pensó en Zhao Youlan, y en la crueldad que existía en el mundo del Cultivo. Zhao Youlan había intentado que él la salvara. Sin embargo, su relación no era tan importante como para que Meng Hao arriesgaría su vida para tratar de rescatarla. Eso estaba fuera de discusión.

En el mundo de Cultivo, prevalece la ley de la jungla, y Meng Hao no tomaría ninguna acción en un asunto como este.

Mirando a su alrededor, su expresión era la misma de siempre. Avanzó caminando sobre la plataforma, acercándose al cuerpo de Zhao Youlan, quien obviamente estaba poseída por la Demonio Zhixiang.

“Sabía que vendrías”, dijo Zhixiang con una leve sonrisa que contenía un encanto misterioso.

Meng Hao se detuvo junto a ella. Con una expresión fría, y dijo con calma: “¿Cómo podías estar tan segura?”

“Porque tú y yo, somos el mismo tipo de persona”, dijo, volviéndose para mirarlo. Dentro de sus ojos se podía ver un raro brillo de admiración. “Cuando la gente trata de matarnos, corremos. Cuando enfrentamos la muerte, poseemos la Voluntad para sobrevivir. En medio de nuestras luchas, nos aprovechamos de cualquier buena fortuna. Para avanzar en nuestro Cultivo, cargamos en las situaciones más peligrosas. ¡Logramos nuestros objetivos por medios justos o injustos!”

Meng Hao se negó a comentar.

Zhixiang habló de nuevo, con su voz suave y agradable, como un hermoso pájaro. “Sé que necesitas grandes cantidades de Suelo Celestial. Desafortunadamente, los registros mantenidos por ustedes los Cultivadores del Planeta Cielo Sur, sólo contienen información sobre algunos de los mundos hechos de los trozos del Puente Inmortal. El Puente del Paso Inmortal contiene decenas de miles de mundos. Comparativamente hablando, lo que comprendes de ‘poco’ no sirve. Incluso la expresión ‘Un solo pelo de nueve pieles de buey’ no es suficiente para describirlo.”

“A lo largo de todos los años, los Cultivadores del Desierto Occidental del Cielo Sur que han estado explorando el Reino de las Ruinas del Puente, solo han estado en esos pocos lugares. El Suelo Celestial que queda en ellos es insignificante.”

“La única forma de tener en tus manos la cantidad que necesitas, es dejar esta masa de tierra. No te limites a esta área en particular; debes ir a los lugares más alejados, lugares que los Cultivadores de Planeta Cielo Sur nunca han visitado.”

“Ahí es donde encontrarás grandes cantidades de Suelo Celestial. De hecho, hay una masa de tierra que está completamente construida de Suelo Celestial.” Cuando Zhixiang habló, su expresión no era de adulación. En cambio, sus ojos destellaban, como piscinas profundas e impenetrables de límpidas aguas otoñales.

“No es que los Cultivadores del Planeta Cielo Sur que han venido a este lugar no deseen explorar más regiones. Por el contrario, las áreas que desconocen están llenas de peligros. Eso, junto con el hecho de que desconocen los caminos que conducen a ellas, asegura que nunca hayan llegado allí.”

Zhixiang sonrió débilmente. No podía ver a Meng Hao desde donde estaba sentada, ni podía ver si estaba escuchando atentamente. La brisa sopló su cabello y lo hizo bailar. Levantó la mano y giró un mechón de pelo alrededor de sus dedos. Mientras, otros mechones de pelo cayeron para cubrir parcialmente su rostro, haciéndola parecer aún más encantadora que antes.

Meng Hao la miró, pero no dijo nada.

“Los caminos correctos no se pueden encontrar viajando al azar en las rocas de polvo que revolotean alrededor del vacío. Eso es porque las rocas de polvo que conducen a esos mundos no aparecen en un lugar o tiempo determinado. Sólo pueden ubicarse mediante una técnica especial de augurio.”

“Esa técnica especial requiere ajustes constantes, y es algo que los Cultivadores de Planeta Cielo Sur no tienen la capacidad de dominar. Afortunadamente, sé de uno de esos caminos. Aunque no conduce a las áreas más profundas del Puente de la Inmortalidad, tiene un alcance de veinte mil mundos.”

“Esta es mi segunda expresión de buena fe y demuestra que no me importa que adquieras ese Espíritu demoníaco. En realidad, ¡Espero que puedas ayudarme a obtener un segundo!”

“A cambio, te llevaré a las profundidades del Reino de las Ruinas del Puente para obtener más Suelo Celestial.” Se volvió y miró a Meng Hao, con una expresión sincera. Parecía como si esta asociación fuera, como ella dijo, muy diferente a la primera.

Meng Hao sonrió levemente. ¿Cómo podía confiar en la Demonio Zhixiang en un abrir y cerrar de ojos? La confianza era algo que difícilmente existía entre los Cultivadores. La mayoría de las veces, las alianzas se forjaban por necesidad.

“¿Por qué tú quieres conseguir un Espíritu Demoníaco?”, Preguntó Meng Hao de repente.

Zhixiang vaciló, y luego lo miró una vez más. Finalmente, pareció tomar una decisión.

“Esta asociación será una manifestación de nuestra buena voluntad. Si termina de manera satisfactoria, entonces podemos asociarnos una vez más… y puedo demostrarte una vez más mi buena voluntad. Muy bien, te diré por qué necesito el Espíritu Demoníaco…”

“Los Espíritus Demoníacos son buenos para una sola cosa. Son Llaves que se pueden usar para ingresar al Plano Primordial del Demonio Inmortal. Cualquiera que posea un verdadero Espíritu Demoníaco está calificado para regresar doscientos años después de la apertura del Reino de las Ruinas del Puente. ¡En ese momento, se puede ingresar al lugar verdaderamente bendecido, el Plano Primordial del Demonio Inmortal!”

“El Plano Primordial del Demonio Inmortal…” dijo Meng Hao sumergiéndose en sus pensamientos. Sus palabras parecían bastante plausibles, y también explicaban por qué la Alianza Celestial de las Tierras Negras quería Espíritus Demoníacos.

“El Puente del Paso Inmortal fue creado hace muchos años por la Antigua Secta del Demonio Inmortal. El propósito era dirigir las Ramas de la Secta que existían en los cuatro grandes planetas hacia la Ascensión Inmortal. Sin embargo, en la guerra con el Clan Ji, el puente fue destruido. Los miembros de la Antigua Secta del Demonio Inmortal establecieron una Formación de Hechizos todopoderosos, sacrificando sus propias vidas para asegurarse de que el Puente de la Inmortalidad se manifestaría una vez cada mil años. También aseguró que el Plano Primordial del Demonio Inmortal permaneciera intacto… Después de la guerra, los Cultivadores sobrevivientes, después de experimentar las vicisitudes del tiempo, fundaron una nueva Secta del Demonio Inmortal.”

“Yo… soy discípulo de esa Secta”.

Los ojos de Meng Hao brillaron, y su expresión cambió levemente.

“Debido a los sacrificios de vida hechos por el Plano Primordial del Demonio Inmortal, una maldición fue dejada atrás. Cualquier Cultivador que toque los objetos del Plano Primordial del Demonio Inmortal moriría de una muerte horrible. Sin embargo, tú… desmantelaste un lugar lleno de hechizos en el tercer nivel del Puente. Inesperadamente, la maldición no te hizo nada. Por eso creo que deberíamos trabajar juntos.”

“Incluso el Clan Ji teme a la maldición, y como tal, permite que el Reino de las Ruinas del Puente exista y se manifieste cada mil años.” Habiendo dicho todo esto, Zhixiang miró a Meng Hao.

Meng Hao guardó silencio por un momento, luego dijo con indiferencia, “Se abre una vez cada mil años. Innumerables años han pasado. Me pregunto, ¿Cuántas veces se ha manifestado hasta ahora?”

“El Plano Primordial del Demonio Inmortal realmente solo se abre cada mil años…”, explicó lentamente Zhixiang, “Sólo se puede ingresar con un Espíritu Demoníaco. Sin embargo, un Espíritu Demoníaco nace solo una vez cada treinta mil años. Entonces… esta es realmente la tercera vez que se abre.”

“En cuanto a los Espíritus Demoníacos, no existen solo dentro del Reino de las Ruinas del Puente; también pueden nacer en el exterior. Es posible que aparezcan en cualquier lugar que contenga vestigios de la Antigua Secta del Demonio Inmortal.”

“Por lo tanto… en doscientos años, sin duda habrá bastantes personas que irán al Plano Primordial del Demonio Inmortal. De hecho, es muy probable que la gente provenga de los cuatro grandes planetas. Incluso algunas de las Grandes Sectas secretas de la Novena Montaña y el Mar probablemente aparezca.”

“Después de todo, hace mucho tiempo, la Antigua Secta del Demonio Inmortal… ¡Era la Secta número uno de la Novena Montaña y el Mar! Uno de sus miembros era el Señor de la Novena Montaña. En ese momento, el Clan Ji estaba bajo su mando. Más tarde, el Señor de la Novena Montaña y el Mar desapareció. Fue entonces cuando el Clan Li fue cubierto por los Cielos.* El Clan Ji ocupó la Montaña, se apoderó de su Esencia y forjó el Estrado de Otorgamiento de la Inmortalidad. Dentro de la Novena Montaña y el Mar, cualquiera que desee practicar Cultivo debe transitar el camino de Ji y convertirse en un Inmortal del Clan Ji. Cualquiera que se niegue a seguir su camino es un Inmortal Renegado.”

“Tales asuntos no tienen mucho que ver contigo. Que tú sea consciente de ellos es suficiente. Si alguna vez tienes la oportunidad de alcanzar la Ascensión Inmortal, entonces, en ese momento, te verás obligado a tomar una decisión.”

“Sin embargo, según mis observaciones, tarde o temprano serás un Inmortal entre estas estrellas.”

Ella concluyó su discurso con mucha calma. Sin embargo, el corazón y la mente de Meng Hao temblaban. Mientras consideraba pensativamente todo lo que ella decía, se dio cuenta de que no importaba si él le creía o no, ya había pensado mucho en el asunto antes de tomar la decisión de venir aquí. Se giró para mirar a Zhixiang.

“¿Cuándo partimos?”

Los ojos de Zhixiang se llenaron con una luz brillante. Ella se dio cuenta de que, por alguna razón, su admiración por Meng Hao seguía creciendo. Tal decisión y falta de vacilación sólo era posible para personas que eran extremadamente estúpidas y narcisistas, o… extremadamente seguras en su camino del Cultivo.

Entonces…”, se dijo a sí misma sonriendo, “No tiene miedo de los planes y los peligros. En cualquier caso, soy un Inmortal…. Este arreglo es bueno. Trabajaremos juntos, y no ocultaré nada más de él. ¡Nuestra asociación debería funcionar bien esta vez!”

“Había planeado esperar por ti por tres días más antes de irme.”

“¿Tres días más?”, Dijo, mirándola. “Muy bien.” Con eso, se fue hacia un lado y se sentó con las piernas cruzadas para meditar, negándose a seguir hablando.

Tres días pasaron en un instante. Fue en este punto que a lo lejos en el cielo, se pudo ver un meteorito que se movió con una increíble velocidad hacia ellos.

“¡Esa es la roca!”, Dijo Zhixiang mientras se acercaba. Ella de repente entró en acción, disparando hacia la roca gigante. Casi al mismo tiempo, Meng Hao se teletransportó.

Los dos aparecieron en la roca e intercambiaron una mirada. Inmediatamente, la roca hizo un agujero en el borde del mundo y salió disparada al vacío.

Afuera en la oscuridad ilimitada, apareció la escena de un hombre y una mujer alejándose en una enorme roca.

Mientras tanto, muy por delante de Meng Hao y Zhixiang, un Cultivador con túnica azul, que llevaba una espada atada a su espalda salió a zancadas a través del vacío. Sostenía una jarra de alcohol en su mano de la que ocasionalmente bebía. Parecía solitario y sombrío.

“¿Me preguntas cuándo volverás a verme…? Te he estado buscando durante tres mil años… ¿Dónde estás? Treinta mil mundos, incontables Esclavos del Puente. Ya he estado en veinte mil mundos, y me he encontrado con innumerables Esclavos del Puente. Pero tú… ¿Dónde estás?”

“¡Xue’er, respóndeme! Te llevaré lejos de este lugar. No importa quién intente detenerme. No importa si muero de la manera más cruel. No importa si mi cuerpo y mi espíritu son aniquilados. Yo… ¡¡Te llevaré lejos!!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente