ISSTH 467 – ¡El Vórtice del Suelo!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Tan pronto como Meng Hao puso sus manos sobre el Espíritu Demoníaco, lo colocó en su bolsa de almacenamiento. Luego se retiró, transformándose en un rayo de luz multicolor.

Moviéndose tan rápido como un rayo, pasó al lado del grupo de personas que se había visto obligado a retroceder por el ataque del Agarwood.

Solo había tres personas presentes que podrían representar una amenaza para él: Zhixiang, Xu Bai y Chen Mo.

Sin embargo, por el momento, Xu Bai y Chen Mo estaban tosiendo sangre. Su retirada les había costado, momentáneamente, la oportunidad de ir tras Meng Hao. Sin embargo, considerando que tenían bases de Cultivo en la etapa Avanzada del Alma Naciente, no pasaría mucho tiempo antes de que pudieran recuperarse para perseguirlo.

En cuanto a Zhixiang, ella era definitivamente una adversaria formidable, difícil de enfrentar y digna de ser llamada ‘Demonio’ por los demás.

Si los tres trabajaran juntos, se vería obligado a utilizar el Legado del Agarwood y el Qi de Espada Danzante. De lo contrario, sería difícil escapar con vida.

Aun así, en el análisis de Meng Hao, el resultado final de tal situación la seria pérdida mutua de todos.

Por el momento, parecía haber una opción disponible. Esa era sacar su Piedra del Puente Inmortal y usarla para teletransportarse fuera de este reino.

Sin embargo, esa opción, era algo que elegiría solo como último recurso. Había obtenido una gran cantidad de Suelo Celestial, pero en este momento era imposible saber si tenía suficiente para crear su Tótem tipo Tierra.

Una vez que optara por irse, no habría forma de regresar, y habría perdido esta oportunidad de oro.

Por lo tanto, voló en la distancia a toda velocidad, con el ceño fruncido.

Detrás de él, los ojos de Xu Bai y Chen Mo brillaban mientras respiraban profundamente. Después del ataque del Agarwood y la partida repentina de Meng Hao, no tuvieron tiempo ni ganas de curar sus heridas. En cambio, desataron una Teletransportación menor y comenzaron a perseguir a Meng Hao.

¡Ellos estaban decididos a adquirir ese Espíritu Demoníaco!

Cuando los dos comenzaron a perseguirlo, Zhixiang se transformó en un rayo de luz.

Tres personas, una a la cabeza y dos detrás, dispararon con increíble velocidad en dirección a Meng Hao.

Meng Hao frunció el ceño. Ahora mismo tenía que decidir qué hacer. Podía mantener el Espíritu Demoníaco por el bien de las Tribus del Cuervo Divino, pero el precio que pagaría sería que tal vez no consiguiese suficiente Suelo Celestial. Su otra opción sería pensar primero en sí mismo y abandonar el Espíritu Demoníaco.

Después de pasaran el espacio de algunas respiraciones, sus ojos comenzaron a brillar con determinación. Para hacer que su Tótem de tipo Tierra se convirtiera en una realidad, no necesariamente requería el uso de Suelo Celestial. Había una gran cantidad de diferentes tipos de suelo en el Cielo y la Tierra. Sin embargo, en este momento solo había un Espíritu Demoníaco.

En el instante en que tomó su decisión, golpeó su bolsa de almacenamiento. Inmediatamente, apareció su Piedra del Puente Inmortal. Estaba a punto de aplastarla cuando, de repente, la voz de Zhixiang se transmitió a su cabeza.

“Meng Hao, incluso si tienes algunos trucos escondidos, teniendo en cuenta que eres perseguido por mí y por dos Cultivadores de la etapa del Alma Naciente, entonces la única forma de que consigas ese Espíritu Demoníaco, es abandonar el Reino de las Ruinas del Puente… No tienes otra opción.”

“Sin embargo, estoy segura de que tienes otras razones para venir aquí. Es por eso que no quieres irte, ¿Verdad?”

“Por lo tanto, tengo una propuesta. ¿Por qué no nos asociamos? Sé que nuestra última cooperación no fue muy bien, y que no importa lo que te diga en este momento, no confiarás en mí. ¡Por lo tanto, permítanme mostrarte una muestra de buena fe!”

En el instante en que Zhixiang terminó de transmitir sus palabras, de repente, se detuvo. Ella giró en su lugar y luego comenzó a realizar un conjuro con ambas manos, mientras dos flores rojas se materializaban instantáneamente frente a ella.

Las dos flores flotaron hacia Xu Bai y Chen Mo. Sus pétalos, eran idénticos a los rostros de ambos hombres.

Entonces, las flores comenzaron a colapsar en pedazos. En el espacio de una sola respiración, las piezas se transformaron en cenizas grises. Inmediatamente, la sangre salpicó de la boca de Xu Bai, y su cuerpo se contrajo. Junto a él, Chen Mo tembló y tosió sangre. Los dos inmediatamente se detuvieron en seco, con sus rostros llenos de maldad y asombro.

Zhixiang no había terminado. Sus ojos de fénix brillaron cuando los dos hombres se detuvieron en su lugar. Ella levantó su mano derecha y la apuntó hacia ellos. Inmediatamente, tanto Xu Bai como Chen Mo escupieron más sangre. Viéndose aún más sorprendidos comenzaron a retirarse.

Se habían dado cuenta de que, incluso cuando ella movía su mano, resultarían heridos. Era como si hubieran caído en una realidad extraña con un nuevo conjunto de reglas.

“¿Primero herir, y luego atacar?”

“¿Es una Habilidad Divina que dobla las reglas de la realidad? ¡Esa es una Técnica de la Separación del Espíritu!” Inmediatamente sus rostros se llenaron de sorpresa, y sus mentes comenzaron a dar vueltas. Sin dudarlo, huyeron a toda velocidad.

Zhixiang bajó la mano y los miró de manera indiferente mientras los dos se iban. Luego se volvió y disparó hacia Meng Hao.

Con su Sentido Espiritual, Meng Hao pudo detectar algunas de las cosas que acababan de pasar. Sin embargo, no dejó de moverse, y mantuvo su Piedra del Puente Inmortal fuertemente sostenida en sus manos, listo para aplastarla en cualquier momento.

“Esa fue mi muestra de buena fe”, transmitió Zhixiang. “No podrán curar sus heridas en un corto período de tiempo, y seguramente no tendrán el descaro de continuar persiguiéndote.”

“Meng Hao, esta vez, sinceramente deseo cooperar contigo. La última vez, realmente cometí algunos errores. Esta vez… ¿Por qué no trabajamos realmente juntos en Equipo?”

“No necesitas responder, ni darme tu respuesta. En la región Oriental de esta masa de tierra, hay una montaña con un risco sobresaliente. Te esperaré allí por un mes. Si vienes, podemos trabajar juntos, y puedes adquirir mucho más Suelo Celestial. Si no deseas venir, entonces no forzaré el asunto.”

Zhixiang no lo persiguió. Habiendo terminado su transmisión, se detuvo y vio a Meng Hao disparar a lo lejos. Era imposible saber qué estaba pensando. Después de un largo momento, ella giró y se dirigió hacia el Este.

Meng Hao frunció el ceño. Estaba teniendo dificultades para analizar las palabras y las acciones de la Demonio Zhixiang. Ella tenía una personalidad muy volátil. Hacía un minuto estaban luchando entre sí, y ahora estaba actuando de esta manera.

Aunque estaba dudando, no redujo su velocidad en absoluto. Siguió avanzando durante ocho días, hasta que estuvo absolutamente seguro de que nadie lo perseguía. Fue solo entonces que se detuvo a descansar.

Pasaron otros tres días, y luego siguió adelante. Seis días después, se detuvo nuevamente. En este punto, tenía un ochenta por ciento de certeza de que Zhixiang en realidad no lo estaba siguiendo.

“¿Podría ser que ella realmente cambió de parecer?”, Pensó mientras lanzaba una risa fría. En ese momento estaba sentado con las piernas cruzadas en una Cueva Inmortal que había tallado. En cuanto a abandonar el Reino de las Ruinas del Puente, realmente no estaba dispuesto a hacerlo. Con sus ojos destellando pensativamente, produjo un poco de Suelo Celestial y le envió su Sentido Espiritual, lentamente trato de obtener la iluminación.

Usó el mismo método que cuando estudió el fuego. Cerró los ojos y la estructura del Suelo Celestial apareció en su mente. Cuando la estructura estuviera completa, él podría usar la semilla del Tótem de tipo Tierra, que le habían dado las Tribus del Cuervo, para formar por completo su Tatuaje Tótem de tipo Tierra. Ese era el método que planeaba usar.

El tiempo pasó. Durante los siguientes diez días, todo alrededor de Meng Hao estuvo tranquilo y pacífico. Nadie lo molestó. En el exterior, muchos de los otros Cultivadores del Desierto Occidental ya habían abandonado este lugar.

Finalmente, Meng Hao abrió los ojos y destellaron con una luz brillante. En su mente, ya había delineado por completo la estructura básica de lo que podría denominarse como un grano formado de Suelo Celestial.

“No está mal…”, pensó, respirando profundamente. Desde dentro de su bolsa de almacenamiento, él produjo la débil semilla del Tótem de tipo Tierra que había adquirido de las Tribus del Cuervo Divino. Estaba parpadeando, y a punto de desvanecerse; lo había estado protegiendo cuidadosamente. Apretando sus dientes, lo marcó en su brazo derecho.

En el instante en que la semilla del Tótem de tipo Tierra fue marcada en su brazo, la voluntad de Meng Hao causó que el grano del Suelo Celestial en su mente se fusionara con la semilla Tótem de tipo Tierra de las Tribus del Cuervo Divino.

Todo esto fue controlado por la voluntad de Meng Hao, pero incluso él no estaba seguro de sí tendría éxito. Todo lo que sabía era que había usado este método con el Tótem de tipo Fuego, y de acuerdo con su análisis, debería funcionar de manera similar con el Suelo Celestial.

El proceso de fusión tomó unos días. Sorprendentemente, cuando se completó, algo que parecido a un vórtice translúcido apareció en su brazo derecho. Era de un color marrón amarillento, y tan pronto como apareció, una increíble fuerza gravitatoria emanó de él.

Esta fuerza gravitacional no atrajo Energía Espiritual, sino más bien, el Suelo Celestial frente a Meng Hao. Al instante, el Suelo Celestial fue absorbido y consumido por el vórtice.

La mente de Meng Hao tembló. Inmediatamente comenzó a producir más trozos de Suelo Celestial. Tan pronto como aparecieron, fueron absorbidos por el vórtice.

Pasaron unos días más. Meng Hao había producido todo el Suelo Celestial en su bolsa de almacenamiento, y todo había sido absorbido por el vórtice. Después de eso… ¡La fuerza gravitacional todavía estaba allí!

Además, la fuerza no había disminuido, sino que se había fortalecido, como si se estuviera transformando.

Meng Hao tuvo la intensa sensación de que si hubiera tenido suficiente Suelo Celestial, podría hacer que este vórtice se transformase en un Tatuaje Tótem. Sería el cuarto de los Cinco Tatuajes Tótem de los Cinco elementos, el de tipo Tierra.

Cuando eso sucediera, su base de Cultivo se dispararía de nuevo, lo que le permitiría aplastar fácilmente a la etapa Inicial del Alma Naciente, y seguramente también derrotaría a la etapa Intermedia. En cuanto a la etapa Avanzada del Alma Naciente, al menos sería capaz de mantenerlos a raya en una pelea.

A partir de ahora, era un experto verdaderamente poderoso en la etapa del Núcleo Dorado Perfecto. Era lo suficientemente poderoso como para ignorar la división entre las etapas. Desde la antigüedad hasta ahora, él fue el único Cultivador de Formación del Núcleo que pudo hacer algo tan impactante.

Para llegar a este punto, se requería un Núcleo Dorado Perfecto, y los Cinco Elementos debían ser refinados a su forma definitiva. También se requería la iluminación basada en ser un Gran Maestro del Dao de la alquimia, ¡Sin mencionar que ser un Sellador de Demonios era un requisito previo!

La única persona que podría avanzar por este camino era Meng Hao. ¡Ahora estaba en el pico del Núcleo Dorado Perfecto y podía luchar contra la etapa del Alma Naciente!

Uno podría imaginar que un día, cuando poseyera los Cinco Elementos, y su base de Cultivo estuviera en la etapa del Alma Naciente Perfecta de Cinco Colores, estaría en un reino que desafiaría por completo a los Cielos. Definitivamente sería la persona más poderosa en el Cielo Sur que estuviese debajo de la etapa de la Separación del Espíritu.

Elegidos de todas las Grandes Sectas y de todos los Clanes, serían ser aplastados bajo sus pies.

El camino del Alma Naciente de Meng Hao fue el del Alma Naciente de Cinco Colores, un camino forjado por él mismo, ¡El camino de la Perfección!

“¡Necesito más Suelo Celestial!”, Pensó. Cubrió el vórtice con su manga, pero la fuerza gravitacional, todavía estaba allí, y era cada vez más fuerte. Los ojos de Meng Hao destellaron mientras salía de la su Cueva Inmortal y se transformaba en un colorido rayo de luz que atravesó el aire.

Varios días después, regresó a la cuenca, se paró en el borde, y observó la escena con el ceño fruncido. Ya no había niebla, y todos los edificios estaban destruidos.

Frunciendo el ceño, caminó hacia los restos de los edificios, donde los trozos de Suelo Celestial que flotaban en el aire. Éstos dispararon hacia el brazo de Meng Hao. Sin embargo, el lugar había sido destruido y no quedaba mucho. Después de que el vórtice lo absorbió todo, su fuerza gravitatoria se volvió aún más aterradora.

Meng Hao se quedó allí en silencio, con su rostro se llenó de determinación.

“Al practicar el Cultivo, los Cultivadores no deben permitir el temor en sus corazones. ¡Deben proceder siempre hacia adelante! Esa Demonio Zhixiang es un Inmortal… pero por el momento, ella ha caído en el mundo mortal. No hay razón para no cooperar con ella una vez más.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente