ISSTH 464 – ¡El Dedo Meñique!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Pronto, los aleros desaparecieron. Luego, la mirada de Meng Hao cayó sobre los escalones que conducían a la residencia. Después de eso fueron las columnas. A continuación, los revestimientos de las paredes.

No pasó mucho tiempo antes de que un edificio previamente extravagante, estuviera completamente limpio y vacío. La estructura principal estaba allí, pero ahora, parecía completamente diferente, en un grado muy impactante.

Cada cosa que se pudiera quitar de la superficie exterior, se había ido…

Si no fuera por los hechizos y los sellos restrictivos que protegían el interior de la residencia, Meng Hao derribaría toda la estructura. Intentando contener su emoción, observó el próximo edificio. Lleno de emoción, saltó hacia esa residencia y comenzó a desmantelarla.

En cuanto a los Inmortales que construyeron estos edificios palaciegos, antes de que sus conciencias se fusionaran en el Puente, colocaron hechizos y sellos restrictivos en ellos porque eran conscientes de que las personas podían estar interesadas en los objetos que contenían. Sin embargo, nunca hubiesen imaginado que alguien como Meng Hao llegaría a este lugar. No estaba interesado en los tesoros del interior, sino que…¡Quería saquear los materiales de construcción!

El tiempo pasó. Con una laboriosa diligencia, Meng Hao avanzó de un edificio palaciego a otro, desmantelando por completo sus exteriores, dejándolos pulcros y desolados… Lo único que quedaba eran las estructuras del edificio completamente desnudas; cualquier cosa que pudiera ser forzada fue tomada por Meng Hao.

Incluso la hierba en el suelo parecía haber absorbido parte del Qi del Suelo Celestial. Al ver lo extraordinario que era, lo recogió sin dudarlo.

“¡Si no sigo agarrando cosas hasta que me duelan las manos, entonces mi nombre no es Meng Hao!”, Dijo, con los ojos brillantes mientras arrancaba una baldosa del suelo. Si alguno de los conocidos de Meng Hao lo viera ahora, podrían pensar que estaban mirando a un extraño. La expresión en sus ojos era completamente diferente a la mirada fría que solía tener.

Esta era una parte de su personalidad que él mantenía enterrada profundamente en su interior, la parte de él que deseaba algo valioso.

A pesar de haber alcanzado su nivel actual de Cultivo, uno no podría olvidar el hecho de que le debía a Steward Zhou tres piezas de plata.* Por supuesto, después de comenzar a practicar el Cultivo, el fervor que había mostrado hacia esa plata, se había trasladado a los recursos de Cultivo.

Por ejemplo, el Suelo Celestial. Por el momento, no había nada por lo que fuera más apasionado, que el Suelo Celestial.

Después de todo… las aspiraciones son buenas. Con aspiraciones, Meng Hao podría ser feliz a pesar de estar cansado o dolorido. En este momento, era como una langosta en forma humana. Cada edificio extravagante que encontró se vería sumido en una tormenta. Después de que pasara la tormenta, el edificio quedaría completamente vacío.

Poco a poco diez edificios, veinte edificios, treinta edificios… después de dos horas, más de setenta edificios palaciegos habían sido completamente desmantelados por Meng Hao.

Su expresión emocionada era irreprimible, y respiraba pesadamente. Por el momento, quedaban menos de treinta edificios. Meng Hao se estaba preparando para ir al resto de los edificios con un último esfuerzo, cuando Zhao Youlan repentinamente salió tambaleándose de un gran palacio en el lado opuesto de la cuenca.

Después de que ella salió, todo el edificio palaciego se derrumbó con un ruido sordo. Zhao Youlan estaba emocionada. La pequeña Zhixiang posada en su hombro parecía aún más emocionada. Sorprendentemente, ella sostenía un pequeño frasco verde en su mano.

“Tomó dos horas obtener este artículo”, dijo Zhixiang con entusiasmo. “Sin embargo, este pequeño matraz es un tesoro que una vez perteneció a uno de los nueve Inmortales más poderosos. Dos horas es mucho tiempo, pero valió la pena. Pequeña Dulzura, debemos ir rápidamente al siguiente… eh…? ¿Huh? ¿Qué?” Cuando su mirada se posó en Meng Hao, sus ojos se abrieron de par en par y su mandíbula cayó. Incluso se frotó vigorosamente los ojos, sin atreverse a creer lo que estaba viendo.

Cuando Zhao Youlan vio la extraña escena, sus ojos también se abrieron de par en par llenándose de asombro y sorpresa.

Ambas… no podían hacer nada más que estar completamente conmocionadas. La vista ahora era completamente diferente de lo que habían visto antes de entrar al edificio palaciego.

La hierba previamente exuberante y verde en el área, había desaparecido por completo. Solo permaneció el suelo desnudo y desigual…

Las losas Celestiales no se veían por ningún lado. Los suelos eran completamente estériles…

Las bestias auspiciosas que protegían los edificios palaciegos, tan imponentes y extraordinarias, habían desaparecido …

Las columnas, talladas con Dragones y Aves Fénix, ahora no estaban..

Las extravagantes decoraciones de las paredes, que una vez habían cubierto el exterior de los edificios, parecían haber sido arrastradas por una tempestad feroz…

Había alrededor de treinta edificios palaciegos que conservaban su aspecto original. Sin embargo, los otros setenta o más se habían convertido en nada más que marcos vacíos…

Completamente desnudos, impecables y limpios.

La Demonio Zhixiang la miró conmocionada y comenzó a murmurar para sí misma inconscientemente: “¿Está aquí el Perro Celestial del Planeta Victoria del Este? ¿O la Langosta Inmortal de Planeta Bambú del Norte?

Todo estaba demasiado limpio, como si hubiera sido lamido por un perro, o barrido por un ejército de langostas.

Cuando Zhao Youlan y Zhixiang quedaron inmóviles por la conmoción, vieron a Meng Hao parado frente a un edificio palaciego intacto, haciendo palanca con una espada voladora. La espada estaba rota y torcida, y parecía emitir chillidos de humillación.

Se escuchó un estampido y la losa se levantó. Luego, Meng Hao agitó su manga para recogerla. Lamiéndose los labios, usó las mismas técnicas que había utilizado mientras desmantelaba los otros setenta edificios para continuar su trabajo. Las baldosas del suelo eran robustas, pero una vez que quitas una, recoger el resto era simple.

Meng Hao había visto hace mucho tiempo a Zhao Youlan y Zhixiang. Sin embargo, no gastó ningún esfuerzo en prestarles atención. Estaba inmerso en su trabajo de curiosear en las baldosas del piso. Las dos mujeres observaban estupefactas.

Zhao Youlan estaba respirando pesadamente, sus ojos de fénix estaban llenos de incredulidad. Era como si esta fuera la primera vez que veía a Meng Hao. ¿Cómo podría haber imaginado que el frío, astuto, cruel y despiadado Meng Hao haría algo como esto?

“Este tipo realmente podría tener algo de sangre del Perro Celestial en él. O tal vez ha recibido un Legado de la Langosta Inmortal. Maldita sea, ni siquiera deja una baldosa atrás.” Zhixiang estaba jadeando. Podía ver la concentración en los ojos de Meng Hao, lo que la hacía sentir un poco sospechosa. “¿No le tiene miedo a la maldición?”

Zhao Youlan miró la extraña escena y de repente comenzó a pensar que, este nuevo Meng Hao, era realmente más terrorífico que el habitual Meng Hao. El fervor con el que estaba desmantelando los edificios palaciegos estaba más allá de su comprensión. Debido a eso, ella encontró la situación aún más horrible.

Este fue aún más evidente cuando Meng Hao terminó con las baldosas del piso y luego se llevó los leones guardianes. Después de eso, cortó los pilares y luego comenzó a quitar las decoraciones de la pared. Al ver esto, Zhao Youlan tomó una respiración profunda.

Ella casi no podía creerlo. De hecho, estaba segura de que si Meng Hao de alguna manera encontraba su camino hacia la Tribu de los Cinco Venenos, algo completamente aterrador ocurriría. Probablemente sólo tomará unas pocas horas para que la Tribu entera fuera desarraigada y limpiada.

Zhixiang estaba llena de recelos y vaciló por un momento. Finalmente, ella gritó: “Um, hey… Compañero Daoísta…”

“¡Deja de molestarme!”, Dijo Meng Hao, sin siquiera volver la cabeza. Arrancó una decoración de la pared, luego sacó una espada voladora para continuar su trabajo.

“Sabes…”, respondió inmediatamente Zhixiang, “La Gran Sala Principal en el centro está hecha de material aún mejor. Ese Suelo Celestial es aún más refinado.”

Sus palabras hicieron que Meng Hao se detuviera de repente, en medio de la recuperación de una decoración de pared. Se giró y miró a Zhao Youlan y Zhixiang.

Zhixiang continuó de inmediato, “Comparado con el Salón Principal, todos los otros materiales en este lugar son como basura. El Suelo Celestial de allí… um, las baldosas del piso de allí valen cien veces más que las de aquí.”

“Compañero Daoísta, eres claramente hábil y más que ordinario. ¡Tienes pasatiempos únicos y obviamente eres un gran hombre, un héroe increíble! Creo que realmente necesitamos cooperar una vez más, ¿qué opinas?”

“Desmantela la Sala Principal, y yo abriré los hechizos restrictivos. De esa forma, tu trabajo de desmantelamiento será aún más rápido. Entonces, podremos dividir los tesoros cincuenta y cincuenta. ¿Qué dices?”

Cuando Zhao Youlan escuchó las palabras de Zhixiang, su rostro se volvió taciturno. No había manera de que pudiera asociar los términos ‘Gran hombre’ y ‘Héroe increíble’ con Meng Hao. Lo único que podía ver era un monstruo de desmantelamiento.

Los ojos de Meng Hao brillaron, y no dijo nada por el espacio de algunas respiraciones, y luego dijo: “Solo espere un momento.”

“No hay problema”, respondió Zhixiang con entusiasmo. “Compañero Daoísta, entiendo que necesitas meditar por un momento para descansar. No hay problema. En cuanto a mí, puedo…” De repente, sus ojos se abrieron con incredulidad. Tan pronto como Meng Hao terminó de hablar, volvió a rasgar las decoraciones de la pared. Solo que, esta vez, fue más rápido que antes.

Zhixiang estaba respirando pesadamente mientras veía a Meng Hao barrer el edificio del palacio, y luego pasó al siguiente. En la hora siguiente, el resto de los treinta edificios restantes quedaron completamente barridos. Finalmente, observó los casi cien edificios palaciegos de la zona de donde procedían Zhao Youlan y Zhixiang, y una expresión de pesar apareció en su rostro.

Miró hacia el majestuoso Palacio en el centro. “¿Es esa la Sala Principal que mencionaste?”, Preguntó.

El Palacio estaba rodeado por muros, y dentro había cuatro estructuras majestuosas que eran más que ordinarias. Los ojos profesionales de Meng Hao recorrieron el lugar y notaron que las baldosas del piso tenían casi dos metros cuadrados y brillaban como el oro. El Qi del Suelo Celestial que emitían era extremadamente denso.

Entonces notó las columnas, que eran gruesas y sólidas. Las decoraciones de las paredes eran transparentes como el jade, impactantes al extremo. Echó un vistazo a la puerta principal del edificio y pudo ver que el Qi del Suelo Celestial que emitía era increíblemente denso.

Bajo la mirada profesional de Meng Hao, los lugares en las paredes que eran apropiados para comenzar a deconstruir eran evidentes. En cuanto a las baldosas del piso, identificó rápidamente la mejor para empezar. También tomó nota de qué tejas tomar sin perturbar los hechizos restrictivos.

Su aguda mirada cayó sobre Zhao Youlan, haciendo que respirara profundamente; de repente sintió como si le quitaran la ropa. Al darse cuenta de que Zhixiang no estaba prestando atención, casualmente levantó la mano y levantó su dedo meñique. Cuando estuvo segura de que Meng Hao lo vio, bajó lentamente su dedo meñique. **

A un lado, Zhixiang tenía una expresión de admiración en su rostro.

“Entonces, resulta que este tipo tiene una especialidad… ¿Su nombre es Meng? Parece ser un gran maestro de desmantelar Antiguos Palacios Inmortales sin tocar los hechizos restrictivos.”


* El hecho de que debía tres piezas de plata se mencionó en el Capítulo 1 y en otros dos capítulos más adelante.

** Este es un gesto ofensivo, significa que piensa de Meng Hao como una persona vulgar, sin clase.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente