ISSTH 463 – Pequeña Dulzura

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Las pupilas de Meng Hao se estrecharon. Estaba delante de Zhao Youlan, y la persona a la que la Esclava del Puente estaba atacando, no era otra que él.

Cuando las palabras salieron de la boca de Zhao Youlan, la pequeña persona apareció mágicamente, una vez más, en su hombro. La pequeña figura tenía una expresión ansiosa, realizó un conjuro con ambas manos y luego apuntó hacia delante.

Al instante, una flor roja se materializó frente a Meng Hao. Sorprendentemente, en cada pétalo de la flor se podía ver el rostro de la niña. Tan pronto como apareció, la flor comenzó a desintegrarse.

En este punto, Zhao Youlan tosió una bocanada de sangre. Mientras, el cuerpo de la pequeña persona en su hombro destelló y se volvió aún más borroso; parecía estar extremadamente agotada.

Al mismo tiempo, el cuerpo de la chica que avanzaba, de repente se detuvo en su lugar. Una expresión de dolor llenó su rostro y dejó escapar un grito silencioso. Entonces, su rostro se volvió aún más vicioso, y una temible aura explotó fuera de ella. Todo en el área de repente se oscureció, y la bruma que lo rodeaba comenzó a bullir violentamente.

“¡Rápido… utiliza tu Qi de Espada Danzante para derribarla! No dejes que se acerque a nosotros…”

En este momento crítico, los ojos de Meng Hao se llenaron de determinación. El Qi Espiritual, y el Qi de Espada condensado, emanaron de su cuerpo. Los dos se fusionaron formando una impactante Espada de Qi Espiritual. Ésta disparó a través del aire hacia la cabeza de la niña, y luego pasó directamente a través de ella.

Su cuerpo tembló, y la niebla a su alrededor se revolvió. De repente, ella se detuvo y la expresión maliciosa en su rostro desapareció para ser reemplazada por una mirada de catarsis.

“Papá, madre…”, dijo en voz baja. “Siguen aquí…? ¿Dónde están…? ¿Por qué me dejasteis aquí sola…? Ha pasado tanto tiempo… tanto tiempo…” La niña ya no parecía malvada, sino más bien, solitaria e indefensa. Murmurando todo el tiempo, su cuerpo desapareció lentamente.

En el lugar donde la niña había desaparecido, apareció un mechón delgado.

Meng Hao se conmovió con las palabras de la niña, y de repente pensó en la historia de Han Shan sobre los Esclavos del Puente. Suspirando, extendió su mano y agarró el esbelto hilo.

Los otros Esclavos del Puente en la distancia parecían no haber notado nada, y continuaron alejándose.

Después de que se fueron, el gris desapareció, al igual que la niebla. Extrañamente, no hubo tempestad esta vez.

Después de que los colores volvieron a la normalidad, los ojos de Meng Hao se oscurecieron. Apretó su puño y una vez más lanzó un puñetazo. Simultáneamente, los labios de Zhao Youlan se abrieron y un rayo de luz blanca salió de su boca hacia Meng Hao.

Las dos magias se estrellaron una contra la otra mientras un gran estruendo sacudió los alrededores. Ambas partes retrocedieron, y la pequeña figura en el hombro de Zhao Youlan realizó un conjuro con ambas manos, preparándose para materializar una vez más el poder de su extraña flor.

Sin embargo, fue en este momento que el Qi Espiritual una vez más comenzó a agitarse dentro de Meng Hao.

Inmediatamente, la pequeña figura dejó de moverse y miró a Meng Hao. A partir de ahora, Meng Hao pudo ver que esta figura tenía la forma de una mujer. Ella era extremadamente hermosa; ni siquiera Zhao Youlan podría comparársele.

Ella se sentó en el hombro de Zhao Youlan, pareciéndose mucho a un Alma Naciente. Sin embargo, ella era mucho más ágil que un Alma Naciente, además, su cuerpo emanaba un aura placentera muy parecida al Suelo Celestial.

Había un hilo muy fino y transparente que conectaba su mano con el cuerpo de Zhao Youlan. Parecía que Zhao Youlan no tenía mente en ese momento, sino que estaba siendo controlada como una marioneta.

A partir de este momento, Meng Hao se sintió bastante confundido. No estaba seguro de qué estaba pasando exactamente entre la Demonio Zhixiang y Zhao Youlan.

Zhixiang sonrió de repente y luego habló con una voz encantadora y melodiosa: “Pequeño hermano, tu Qi de Espada Danzante definitivamente podría lastimarme. De hecho, hay un setenta por ciento de posibilidades de que pueda matar a mi Divinidad Inmortal. Sin embargo… al final, tu base de Cultivo no es lo suficientemente fuerte como para evadir mi contraataque final antes de morir.”

“En ese caso, ¿Cuál es el punto de que nosotros estemos peleando? Este lugar es uno de los lugares donde viven los Esclavos del Puente. En lugar de que uno de nosotros muera, ¿Por qué no exploramos el lugar juntos? ¿Qué dices?”

Miró a la pequeña Demonio Zhixiang. Que ella lo llamara ‘Pequeño Hermano’ no parecía muy apropiado. Sin embargo, tuvo que admitir que lo que ella dijo tenía sentido.

“Justo ahora, sus acciones contra la Esclava del Puente no fueron falsas”, pensó. “Estaba más cerca, pero ella todavía tomó medidas para protegerme. Ella pensó que yo solo tenía una hebra de Qi de Espada, pero cuando descubrió que no era el caso, cambió de opinión.” Echó un vistazo a la niebla en la cuenca. Cuando se trataba de los misterios de la niebla, sin importar si era en términos de experiencia o técnica, simplemente no era lo suficientemente poderoso como para manejarlos solo. Unir fuerzas con ella no estaba necesariamente fuera de discusión.

Mientras consideraba el asunto, Zhao Youlan lo miró y frunció el ceño. Interiormente, dijo: “Hermana Zhixiang, este tipo es increíblemente astuto. Además, él es cruel y despiadado, completamente de sangre fría. Su voluntad también es increíble. Si trabajas con él, debes ser muy cautelosa.”

La respuesta de Zhixiang resonó dentro de la mente de Zhao Youlan. “Bueno, ahora sé que realmente amas a tu Hermana Mayor, mi Pequeña Dulzura.”

Zhao Youlan se sonrojó.

Sintiendo que su cara se estaba poniendo roja, Zhixiang se rio, causando que el sonrojo de Zhao Youlan se profundizará.

“Pequeño Hermano, ¿Qué piensas? Hay muchos tesoros aquí. Tu Hermana Mayor no es codiciosa. Solo quiero la mitad. Puedes tener el resto. ¿Qué dices?” Con eso, la pequeña figura en el hombro de Zhao Youlan se rio ligeramente. Ella levantó una mano y señaló hacia la niebla. Una hebra de Qi se disparó hacia ella, haciendo que ésta ardiera y luego lentamente se adelgazara. Entonces cuerpo de Zhao Youlan descendió hacia la niebla.

“Si estás de acuerdo, entonces ven… ¡Tu Hermana Mayor te está esperando!” La voz de la Demonio Zhixiang contenía un toque de encanto, causando que Meng Hao frunciera el ceño nuevamente. Entonces, sus ojos brillaron. Lleno de precaución y manteniendo preparado el Qi de Espada, siguió hacia la niebla.

Volaron en fila india, atravesando la niebla. Eventualmente pudieron divisar la cuenca y los lujosos edificios. Cada uno de estos edificios estaba construido completamente con Suelo Celestial, llenando la cuenca con un aura espesa.

“Los Inmortales solían vivir en este lugar”, dijo Zhixiang desde su posición en el hombro de Zhao Youlan. “Éste es uno de los Palacios utilizados por los noventa y nueve Inmortales encargados de la protección del Puente de la Inmortalidad. Después de que el puente fue destruido, los noventa y nueve Inmortales murieron y se fusionaron con el Puente de la Inmortalidad. Querían restaurar el puente y su posición en el mundo. Cuando volvieron a la vida, no tenían cuerpos físicos. Sin embargo, sus residencias permanecieron, llenos de tesoros.” A medida que se acercaban al palacio, de repente apareció un escudo resplandeciente que les cerró el paso. Éste irradiaba un poderoso aura, emitiendo una presión espesa junto con sombras mágicas.

Zhao Youlan escupió una bocanada de sangre, y la Demonio Zhixiang levantó y agitó su mano derecha.

“¡Condensar!”

Inmediatamente, la sangre se convirtió en una neblina roja que luego se transformó en una gigantesca flor roja. La flor flotó hacia adelante y tocó el escudo. Tan pronto como lo hizo, se hundió en el escudo, fundiéndose en él.

Todo el escudo comenzó a distorsionarse. En un abrir y cerrar de ojos, parecía que había venas extendiéndose a través del escudo. Éste comenzó a parpadear rápidamente y luego, se disipó. El poder que estalló en su disipación, causó que Meng Hao entrecerrara los ojos. No habría podido romper este escudo a menos que usara el Qi de Espada.

“He suprimido las defensas…”, dijo Zhixiang, “Pero solo durará cuatro horas. Todas las residencias del palacio aquí deberían tener tesoros. Pequeño Hermano, como puedes ver, hay una sala principal en el centro, con residencias extendidas a ambos lados. Toma un lado, y nos encontraremos en el medio.”

“En cuánto a cuántos tesoros puedes adquirir, eso dependerá de tu propia habilidad.” Zhixiang se rio, y Zhao Youlan le lanzó a Meng Hao una fría mirada. Luego, se dirigieron directamente a las residencias del lado derecho.

Meng Hao miró el escudo reprimido y la gigante flor roja que flotaba en el aire. Era esta flor la que estaba reprimiendo el poder del escudo, permitiéndoles entrar.

“¿Cuatro horas? No puedo confiar en ella en ese punto… Como mucho, probablemente dure dos horas.” Los ojos de Meng Hao brillaron. Después de un momento de observación, la determinación llenó sus ojos y, sin vacilación, se lanzó hacia el grupo de residencias a la izquierda.

“Con mi base de Cultivo, normalmente nunca podría entrar en un lugar como este. Cualesquiera que sean los tesoros en estos edificios, no son cosas que yo pueda tomar. Si me pongo demasiado codicioso, entonces podría terminar pagando un precio horrible.”

“Por lo tanto, me apegaré a mi plan original. ¡No necesito tesoros, solo necesito Suelo Celestial!” Con los ojos brillando, su cuerpo destelló y apareció frente a uno de los edificios. Después de examinarlo cuidadosamente, vio que la puerta principal estaba cerrada con la fuerza de algún tipo de sello.

Meng Hao no pasó el tiempo pensando cómo abrir la puerta. En cambio, una espada voladora apareció en su mano y se arrodilló. Rotando su base de Cultivo, usó la espada voladora para intentar levantar una de las baldosas del piso. Desafortunadamente, se escuchó un crujido y la espada voladora se partió en dos.

Frunciendo el ceño, el cuerpo de Meng Hao destelló mientras volaba hacia el techo y comenzó a intentar levantar una de las tejas. Desafortunadamente, la teja era extremadamente dura, y no importaba lo que hiciera, no podía levantarla.

“Esto es muy complicado…”, pensó, sus ojos parpadearon con nitidez. Giró su base de Cultivo con toda su potencia, lo que provocó que la Formación de Espadas del Tiempo apareciera y desatara su poder sobre la losa. Un momento después, él se detuvo.

¡Crack!

Aparecieron grietas en la losa y Meng Hao pudo retirarlo mientras su corazón latía de emoción. La losa era solo del tamaño de una mano, pero estaba hecho de Suelo Celestial. Lo guardó e inmediatamente comenzó a usar el mismo método para seguir desmontando el edificio.

Muy rápidamente, todas las tejas en el techo del edificio habían sido recogidas por Meng Hao. Luego, fue a trabajar en las baldosas del piso. No pasó mucho tiempo antes de que todos fueran colocadas en su bolsa de almacenamiento.

“¡Soy Rico! ¡Realmente me he vuelto rico!” Jadeando, con una mirada brillante, los ojos de Meng Hao se dirigieron hacia los leones guardianes. Después de haberlos recogido con éxito, luego miró hacia los aleros del edificio.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente