ISSTH 455 – Sube a la Piedra, Entra en el Vacío

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente



La visión de Meng Hao se volvió borrosa. Tan pronto como todo se volvió a aclarar, envió su Sentido Espiritual para vigilar su entorno.

“¿Es este el Reino de las Ruinas del Puente?” Vaciló por un momento mientras miraba hacia la Piedra del Puente Inmortal que sostenía en su mano. Éste objeto lo había llevado a su ubicación actual.

Estaba rodeado de destrucción. Se podían ver una variedad de colores en el cielo, algunas veces era rojo y ocasionalmente negro. En él los relámpagos danzaban y sus estelas parecían dejar grietas en el vacío.

La tierra estaba completamente en ruinas. Había cadáveres que había estado allí por quién sabía cuántos años. Los vestigios del paso del tiempo se podían ver en todas partes. Donde él estaba en este momento parecía haber sido una ciudad.

Un aura de muerte llenaba el aire; este mundo parecía una jaula, un lugar donde, si te atrasabas demasiado tiempo, terminarías sepultado allí rodeado del aura de muerte.

Meng Hao frunció el ceño ligeramente mientras guardaba la Piedra del Puente Inmortal. Miró a su alrededor mientras repasaba cuidadosamente los eventos que lo habían llevado hasta allí. Después de un largo momento, sus ojos destellaron cuando recordó la escena de los ocho Inmortales. Ellos se fueron, solo para regresar un instante más tarde.

Murmurando para sí mismo, Meng Hao procedió con cuidado. Este lugar parecía debilitar su Sentido Espiritual. Era difícil ver demasiado lejos en cualquier dirección. De hecho, su rango parecía estar limitado a unos mil quinientos metros. Mirando hacia los rayos en el cielo, Meng Hao disipó rápidamente cualquier idea de volar.

El tiempo pasó. Pronto había pasado un mes. Durante ese tiempo, Meng Hao pudo explorar aproximadamente la mitad de su actual ubicación. No encontró otras formas de vida, no había ninguno de los otros Cultivadores del Desierto Occidental.

Este mundo era muy pequeño y no parecía tener una forma regular. Sus límites estaban formados por bordes dentados, más allá de los cuales estaba la nada. En este momento, Meng Hao estaba parado en uno de estos bordes.

Frente a él había una oscura y fría negrura que parecía capaz de tragarse cualquier cosa. Murmurando, Meng Hao levantó su mano e hizo un movimiento de agarre. Una roca cercana voló en el aire, aterrizó en su mano y la arrojó hacia la negrura. Tan pronto como tocó la negrura, rebotó para volver a aterrizar en la mano de Meng Hao. Él miró hacia la roca y notó que la parte que había tocado la oscuridad parecía como si hubiera sido cortada con un cuchillo. Era completamente plana y lisa.

El ceño fruncido de Meng Hao se profundizó mientras lentamente retrocedía. Este vacío negro le daba una sensación de peligro extremo. Solo podía imaginar lo que le sucedería a su cuerpo si chocaba con el vacío.

“Algo no está bien. Si este es el Reino de las Ruinas del Puente, entonces ¿Por qué soy la única persona aquí? Este lugar parece demasiado pequeño. ¡Además, no hay nada del Suelo Celestial que mencionó el Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado!”

“¡Aparte de las ruinas de esa ciudad, no he visto ninguno de los restos del Puente del Paso Inmortal!” Meng Hao continuó explorando minuciosamente este mundo.

Para cuando pasó otro medio mes, la cara de Meng Hao era sombría. Estaba parado en el centro del mundo, mirando una estela de piedra.

La estela estaba rajada, pero no rota. Estaba en buenas condiciones, y en su superficie se podían distinguir vagamente algunos caracteres bastante grandes.

“Ciudad Armonía…” dijo Meng Hao suavemente. Una mirada pesada apareció en sus ojos. De repente pensó en los ocho Inmortales que había visto en su camino, así como en la mujer Demonio, Zhixiang.

“Secta del Demonio Inmortal. Enmascarada como un títere. La Demonio Zhixiang, tratando de evadir una persecución mortal…” Hundiéndose en sus pensamientos, Meng Hao se sentó, cruzado las piernas.

“Esa Demonio Zhixiang viene de una Secta llamada Secta del Demonio Inmortal. Ella estafó al Joven Maestro de esos ocho Inmortales con su tesoro. Luego se convirtió en una marioneta para evadir su persecución.”

“Después de que ella huyó, ¿por qué los ocho nos perseguirían de nuevo, luciendo nerviosos y desesperados…?” De repente, un destello apareció en sus ojos.

“¡En realidad, ella no huyó! Ella usó algún método para engañar a sus ocho perseguidores y llevarlos lejos. Rápidamente se dieron cuenta de que algo sospechoso estaba sucediendo y regresaron tan rápido como pudieron. Aunque, si lo miras desde esa perspectiva… bueno, tal vez ella hizo algo completamente descabellado que no podrían haber imaginado… O tal vez ella vino al Reino de las Ruinas del Puente con su propio poder, para explorarlo. La última posibilidad… es que ella está realmente entre nosotros ¡Los Cultivadores que venimos del Desierto Occidental!”

Meng Hao estaba sentado allí silencioso e inmóvil. Esta Demonio era alguien que estaba siendo perseguida por ocho Inmortales, y claramente tenía una base de Cultivo sublime.

Una persona así era alguien a quien Meng Hao no deseaba provocar. Había poca necesidad de análisis adicionales. Meng Hao determinó que necesitaría estar atento y alerta. Aunque los cultivadores del Desierto Occidental parecían haberse dispersado, tenía la sensación de que su tercera suposición era la más probable.

“¿Con quién se está escondiendo…?”, Pensó Meng Hao. De repente, miró hacia el cielo y vio una figura oscura acercándose a gran velocidad. Esta figura oscura no era un Cultivador, sino una enorme roca.

La roca tenía no menos de dos mil metros de ancho. Producía un silbido atronador a medida que avanzaba, causando que surgieran rayos donde quiera que pasara, destrozando el aire. Parecía como si una increíble fuerza aplastante estuviera descendiendo.

Se movía con una velocidad increíble, produciendo una gran presión que hacía temblar la tierra. Las pupilas de Meng Hao se contrajeron, y estaba a punto de retirarse, cuando de repente sintió que esta roca de dos mil metros de ancho no iba a golpear el mundo en el que estaba. En realidad, hizo un arco, cambiando dirección y disparándose a otra área del cielo.

Meng Hao observó esto en estado de shock, mientras tomaba una respiración profunda, vio que la enorme roca golpeaba la negrura que delimitaba la frontera de este mundo.

Cuando lo hizo, el oscuro vacío pareció romperse, y una gran brecha se hizo visible. La roca navegó a través de ella y luego desapareció.

Todo esto sucedió en el corto lapso de algunas respiraciones. Meng Hao tuvo poco tiempo para pensar en el asunto. Cuando la roca desapareció en el vacío, sus pupilas se contrajeron y en su mente sintió como si le cayera un rayo. De repente, recordó cuándo se había acercado al Puente del Paso Inmortal, y había visto las brechas entre las diversas piedras del puente y el polvo que había entre ellas.

“Esa roca de tres mil metros fue una de las innumerables partículas de polvo que vi antes. ¡Están volando constantemente entre las brechas de las piedras que forman el Puente del Paso Inmortal!”

“En ese caso, definitivamente estoy en el Puente del Paso Inmortal. El año en que colapsó, se rompió en innumerables fragmentos. ¡Si quiero irme de aquí, entonces la única manera… será con la ayuda de ese polvo!” Su mente se aclaró cuando llegó a esta conclusión. Luego, respiró profundamente mientras se sentaba con las piernas cruzadas para esperar en silencio.

El tiempo pasó. De acuerdo con el entendimiento de Meng Hao, el tiempo pasaba de manera diferente en este lugar que en el mundo exterior. Si realmente pasaban meses o años en el exterior, eso sería algo que los Cultivadores que ingresaron a este lugar no podrían esconder. Además, el Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado no habría olvidado esa parte.

Pasaron tres meses, durante los cuales Meng Hao vio seis enormes rocas ir, y venir. No actuó precipitadamente, sino que observó cuidadosamente lo que sucedía con las rocas después de que se estrellaban contra el vacío oscuro. Finalmente, un día, se aproximó repentinamente una roca de aproximadamente dos mil metros de ancho.

Cuando apareció esta roca en particular, Meng Hao respiró hondo, y su cuerpo de repente desapareció. Cuando reapareció, estaba en el aire, descendiendo sobre la roca que estaba volaba en el aire.

En el instante en que puso el pie sobre ella, Meng Hao sintió repentinamente como si hubiese alguna fuerza terrorífica preparándose para repeler su cuerpo. Giró su base de Cultivo y emergió el resplandor de los tres tótems. De esta manera, fue capaz de forzarse a sí mismo en un estado de estabilidad. Inmediatamente se sentó con las piernas cruzadas y miró al frente.

La roca se movía con una velocidad increíble. En un abrir y cerrar de ojos, pasó sobre todo el fragmento. En el espacio de unas diez respiraciones, alcanzó el vacío. El corazón de Meng Hao latía nerviosamente. Este esfuerzo fue una apuesta; sin embargo, después de haber observado lo que sucedía con todas las otras rocas, estaba seguro.

En un abrir y cerrar de ojos, la roca llegó al vacío. Se estrelló contra él, causando una rasgadura en la oscuridad, una brecha que luego atravesó. A medida que avanzaba, Meng Hao estabilizó su Qi y se concentró. Sentarse allí, con las piernas cruzadas sobre la roca, parecía aterrador, pero en realidad no era peligroso, y ahora, él estaba en el vacío negro.

En el momento en que ingresó al vacío, Meng Hao de repente sintió un frío extremo. Su intensidad era tal que podía congelar el alma. Por lo que Meng Hao rápidamente giró su base de Cultivo para luchar contra él.

Tenía los ojos muy abiertos cuando observó su entorno. La negrura parecía interminable. Sin embargo, podía ver rayos de luces de colores volando por aquí y por allá.

¡Cada uno de estos rayos era una roca enorme!

“Este método debería funcionar bien. Este Reino de las Ruinas del Puente contiene los restos del Puente del Paso Inmortal. ¡Las personas que vienen aquí se mueven entre los restos del Puente del Paso Inmortal por medio de estas rocas!” Su cuerpo comenzó a temblar a causa del frío. Giró su base de Cultivo, pero eso solo no era suficiente. Su cuerpo empezaba a ponerse rígido. Con sus ojos destellando, circuló el poder de su Tótem de Fuego, forzando a su cuerpo a no quedar rígido por el frío. A pesar de esto, una capa de escarcha apareció en su piel. Parecía que se estaba convirtiendo en una estatua de hielo.

“Con este método, debería poder aguantar un poco más. Afortunadamente tengo la Llama Eterna. De lo contrario, sino se preparan de antemano elementos que repelan el frío, sería difícil sobrevivir aquí.” El frío continuó haciéndose más intenso a su alrededor. Meng Hao permaneció inmóvil, asegurándose de que nada de su calor ni de su fuerza vital abandonaran su cuerpo.

El tiempo pasó. Meng Hao no estaba seguro de cuánto tiempo la roca lo había llevado a través de este mundo vacío. De repente, una roca de casi mil metros de altura apareció a lo lejos. Por la forma en que silbaba hacia él, parecía que pasaría junto a Meng Hao y su roca.

A medida que las dos rocas se acercaban cada vez más, se escuchó un ligero “¿¡eee !?”

“¡Así que me encontré con alguien que no vino con un tesoro que repela el frío! ¡Qué buena fortuna! ¡Jajaja!” Esta voz pertenecía a un hombre, y mientras la otra roca se acercaba, Meng Hao podía sentir que había un hombre de mediana edad sentado con las piernas cruzadas meditando sobre esta.

Su base de Cultivo estaba en la etapa Inicial del Alma Naciente, y su cuerpo brillaba con Tatuajes Tótem. En su frente había un Tatuaje Tótem dorado que parecía un león. Estaba rodeado por cinco piedras blancas que formaban un escudo, envolviendo al hombre, para luchar contra el frío.

Cuando las palabras del hombre resonaron, éste se lamió los labios. En sus ojos apareció un brillo agudo, y cuando su roca se acercó a la de Meng Hao, el hombre se levantó de repente. Desapareció, y cuando reapareció, estaba parado en la roca de Meng Hao. Levantó su mano, y un león dorado apareció mágicamente. Éste rugió y se abalanzó sobre Meng Hao.

“Te mataré para sacarte de tu miseria, y entonces yo, Xue, tendré una persona menos con quien competir y una mayor posibilidad de éxito.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente