ISSTH 452 – Esperanza

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente



Migración.

¡A lo largo de las tierras del Desierto Occidental, sólo tomó un corto período de tiempo para que una multitud de Tribus tomara la misma amarga decisión!

Aunque tomar esa decisión, era más fácil decirlo que hacerlo. Sin embargo, en lo que respecta a las Tribus del Cuervo Divino, migrar… ¡Era lo mismo que la muerte!

En todo el Desierto Occidental, las Formaciones de Hechizos de Teletransportación dejaron de funcionar rápidamente. Esto fue especialmente cierto en la Región Oeste del Desierto Occidental, donde se acumulaban grandes cantidades de agua de Lluvia Violeta. Uno podría imaginar fácilmente cómo la lluvia que caía en el Sur, Este, y Oeste fluiría hacia abajo y se acumularía en la Región Norte.

¡La Región Norte del Desierto Occidental era definitivamente el primer lugar donde el Mar comenzaría a elevarse!

Si las Cinco Tribus del Cuervo Divino no hubieran experimentado la guerra con la Tribu de los Cinco Venenos, seguramente habrían sido lo suficientemente poderosas como para migrar. Desafortunadamente… Incluso incluyendo a todos los niños pequeños y ancianos miembros de la Tribu, su población total era ahora de alrededor de dos mil.

Teniendo en cuenta que solían ser una tribu de más de diez mil miembros, su poder general había sido reducido de forma crítica. A partir de este momento, solo contaban como una Pequeña Tribu en comparación con el resto del Desierto Occidental.

Además… debido a que los Portales de Teletransportación ya no funcionaban, y más de la mitad de los miembros de la Tribu eran personas comunes sin bases de Cultivo, no había forma de que la Tribu volara. Se verían obligados a viajar a pie.

El Gran Padre estaba parado al lado de Meng Hao, con su pelo gris y una expresión de agotamiento. Sonrió amargamente y dijo: “No podemos viajar a pie a las Tierras Negras… Simplemente estamos muy lejos. Incluso un Cultivador del Alma Naciente que volara continuamente sin descansar, y sin dormir, necesitaría al menos diez años para llegar allí. Si fuéramos a pie… tomaría más de mil. Más de mil años para migrar. ¿Las Tribus del Cuervo Divino aún estarían presentes en ese momento?”

Parecía incluso más viejo que antes. Volvió la cabeza hacia atrás para mirar a los miembros de la Tribu que estaban a su espalda, erigiendo refugios de madera, y continuó: “La Lluvia Violeta extinguirá continuamente la Energía Espiritual. Eventualmente todos nos convertiremos en mortales. La voluntad del exterminio bajo la lluvia corroerá nuestros cuerpos, debilitándonos hasta el punto de la muerte.”

“Eso es sin mencionar lo que la lluvia podría hacerle a los niños y a los otros miembros ordinarios de la Tribu. Ellos… serían los primeros en morir. Después de eso… las muertes solo continuarían aumentando. La Tribu entera eventualmente sería aniquilada durante el curso de la migración.”

“Además, prácticamente todas las demás Tribus del Desierto Occidental migrarán al mismo tiempo. Debido a la comida, los recursos y otras razones, ¡El camino estará lleno de batallas caóticas! Las tribus estarán constantemente luchando entre sí para asegurar su propia existencia. En este momento, las Tribus del Cuervo Divino… Simplemente no pueden sobrevivir a semejante prueba.”

“Además, incluso si logramos viajar durante más de mil años, incluso si por alguna casualidad no fuimos asimilados por alguna otra Tribu, entonces… Una vez que lleguemos a las Tierras Negras … ¿Que nos calificaría para ingresar?”

“Allí el espacio es limitado… ¿Cómo podríamos entrar?”

“¿Cómo podríamos distinguirnos… entre tantas Tribus de tamaño medio? Con tantas Tribus de gran tamaño controlando las Tierras Negras, ¿Cómo podríamos conseguir que nos acepten?”

Meng Hao se quedó allí en silencio. Ya había visto a algunos de los niños, que estaban físicamente débiles, comenzar a sentirse aún más débiles después de haber sido tocados por el agua de lluvia. Esta Lluvia Violeta iba a exterminarlos a todos.

“Es por todo esto, exaltado Sagrado Antiguo, que.. ¡Te insto a que te vayas!” La voz del Gran Padre fue tan decisiva que podría cortar hierro con sus uñas. “Sal de este lugar y deja las Tribus del Cuervo Divino. Sagrado Antiguo, dada tu base de Cultivo y tu estado como Gran Dragoneer, cualquier Tribu estará feliz de aceptarte durante este tiempo crítico y te llevará con ellos a las Tierras Negras.

“Exaltado Sagrado Antiguo, esta es tu única esperanza. En cuanto a nosotros…” El Gran Padre se volvió a mirar a los miembros de las Cinco Tribus construyendo chozas para protegerse del agua de lluvia, y sus ojos se llenaron de pena y tristeza.

“No dejaremos de nuestro hogar. Si estamos condenados a ser exterminados, entonces moriremos juntos y seremos enterrados aquí, con nuestros antepasados ​​y nuestros compañeros miembros de la Tribu. Al menos de esta manera, tal vez algunos de estos niños tendrán la oportunidad de crecer.” El Gran Padre se veía aún más viejo, como si su fuerza vital estuviera desapareciendo lentamente.

Meng Hao continuó erguido, en silencio, inseguro de qué decir. Miró por encima de su hombro a los miembros de las Cinco Tribus. Wu Chen estaba allí, al igual que Wu Ling. Había niños durmiendo, que ocasionalmente llamaban a sus padres mientras derramaban lágrimas. También había ancianos anhelando a sus seres queridos. Cuando Meng Hao los miró a todos, se dio cuenta de que había muchas, muchas caras familiares.

En este momento, solo tenía dos opciones. ¡Irse… o quedarse!

Si él los abandonaba, entonces él era esencialmente la persona mejor preparada para poder sobrevivir dentro de la Lluvia Violeta, debido a todas sus habilidades especiales.

Pero si él se quedaba…

Meng Hao dejó escapar un suave suspiro. No dijo nada, sino que se volvió y caminó hacia donde estaban reunidos los miembros de la Tribu. Al acercarse, todos se volvieron hacia él, con sus ojos llenos de una profunda devoción. Con una leve sonrisa, Meng Hao continuó hacia la parte posterior de la montaña, a su patio.

Allí, la lluvia caía torrencialmente. Al llegar, se sentó debajo de los aleros, rodeado por su horda Neo-Demoníaca. Gran Peludito yacía en el suelo junto a él, dejando escapar quejidos ligeros. Fue herido, pero no fatalmente.

Meng Hao ahora tenía solo seis mil Neo-Demonios en su horda. Todos estaban heridos, y actualmente se estaban curando naturalmente.

Gu La desafió al agua de la lluvia para moverse, dándoles comida y tratando algunas de sus lesiones menores. El cielo estaba oscuro y la lluvia… solo seguía cayendo, más y más.

El vasto cielo y la tierra se transformaron gradualmente en una depresión que pesaba sobre los corazones de Meng Hao y los miembros de la Tribu del Cuervo Divino.

“Quizás debería esperar a que el Loro vuelva .. y luego irme. Dejarlos, es realmente es la mejor decisión. Sin embargo…” Se sumió en el silencio otra vez. Durante todo su tiempo en el Desierto Occidental, vivió entre las Cinco Tribus del Cuervo Divino. Había logrado sus objetivos y, sin embargo, los que pagaron el precio fueron ellos.

Objetivamente hablando, todo lo que estaba sucediendo no era culpa de Meng Hao. Sin embargo, cuando se trataba de su corazón, a Meng Hao le resultaba difícil deshacerse las emociones profundas que sentía.

Las palabras del Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado tenían sentido. Las Cinco Tribus del Cuervo Divino no tenían la capacidad de migrar, y aunque lo hicieran… nunca podrían entrar en las Tierras Negras.

Cuando pensaba en las Tierras Negras, Meng Hao recordaba la guerra que había visto allí, y los Cultivadores del Desierto Occidental que habían luchado en ellas.

“Qué plan tan increíble”, pensó Meng Hao, con los ojos brillantes. “Debido a este Apocalipsis, los ojos de todo el Desierto Occidental se centrarán en las Tierras Negras. Parece que llegará el momento de que esas Grandes Tribus que controlan las Tierras Negras… descubrirán sus colmillos.”

El tiempo pasó lentamente. Habían pasado dos meses, y la Lluvia Violeta nunca dejó de caer. Solo continúo incrementándose. Meng Hao ya no podía quedarse detrás de la montaña, porque el área ya se había convertido en un pequeño arroyo de la profundidad de sus rodillas.

Las Cinco Tribus del Cuervo Divino se habían trasladado a la cima del pico de la montaña. Allí, construyeron chozas para protegerse de la lluvia. Más de dos mil personas Vivian sus vidas en silencio dentro de estas chozas.

Ya había miembros de la Tribu que estaban visiblemente debilitados…

En este momento, Meng Hao estaba sentado con las piernas cruzadas en el pico de la montaña, observando las montañas a lo lejos que una vez habían sido verdes, pero ahora eran de un gris oscuro y mortal. Toda la vegetación se había marchitado y había muerto.

Todos los días, era posible ver a Neo-Demonios corriendo o volando fuera de las montañas. No solo eran los Cultivadores quienes migraron durante este Apocalipsis, también lo harían los Neo-Demonios.

La tierra en muchas áreas de los alrededores, ya se habían vuelto de color violeta, y las corrientes fluían juntas para formar ríos. Era fácil imaginar cómo, después de un poco de tiempo, los ríos se fusionarían para formar lagos. Eventualmente, los lagos se convertirían en un mar.

“Si no puedo llevarte conmigo…”, dijo Meng Hao, “Entonces me quedaré aquí contigo. Esperaremos la muerte juntos. No permitiré que la Lluvia Violeta te entierre. La lápida de las Cinco Tribus del Cuervo Divino debe tener todos sus nombres tallados en su superficie.” Meng Hao se sintió profundamente melancólico, pero realmente no podía pensar en ninguna otra opción. Las Cinco Tribus del Cuervo Divino realmente ya no tenían esperanzas.

Las Tierras Negras podrían contar como una, sin embargo, eran algo intangible. Además, el camino a las Tierras Negras estaría plagado de innumerables Tribus que se dirigían hacia el mismo destino. Las Cinco Tribus del Cuervo Divino tendrían mucha dificultad para luchar por un lugar entre todas esas otras Tribus.

“¡Tal vez hay alguna otra esperanza!”, Murmuró Meng Hao, levantando la cabeza para mirar la Lluvia Violeta.

Pasó más tiempo, un mes después, la esperanza apareció un día… Apareció, no solo para Meng Hao, sino para todos los miembros de las Cinco Tribus del Cuervo Divino.

¡Esa esperanza vino en forma de voz!

La voz resonó en todo el Desierto Occidental, de Norte a Sur, de Este a Oeste. Era imposible decir si era una Técnica Mágica o Habilidad Divina, ni tampoco era posible determinar la profundidad de la base de Cultivo del hablante. La voz era antigua y arcaica.

“A todos los compatriotas en el Desierto Occidental, saludos…”

“Somos la Alianza de la Corte Celestial de las Tierras Negras, formada por la Gran Tribu Persecución Celestial, la Gran Tribu de la Llama Salvaje y la Gran Tribu de la Mariposa Demoníaca. Este es nuestro primer anuncio público a todos los Cultivadores en el Desierto Occidental… ”

Meng Hao levantó la vista. El Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado repentinamente abrió sus ojos, terminando su meditación. Todos los miembros de la Tribu miraron hacia el cielo.

En este momento, todas las Tribus en el Desierto Occidental detuvieron lo que estaban haciendo. Algunas estaban como la Gran Tribu del Hielo Abrasador, en medio de la migración. Otras estaban acampando, tomando un descanso, y otras, como las Cinco Tribus del Cuervo Divino, habían decidido volver al polvo en su tierra natal. Todos los Cultivadores en el Desierto Occidental comenzaron a temblar mientras miraban hacia el cielo.

Todas, incluso la Tribu de los Cinco Venenos. En todas partes, Oeste, Este, Norte y Sur. Todos los miembros de todas las Tribus… Levantaron la vista.

“Ha llegado la Lluvia Violeta, y el Apocalipsis del Mar Occidental está aquí. Esta Lluvia Violeta exterminará toda la vida y consumirá toda la Energía Espiritual. Por el momento, aproximadamente el noventa por ciento de los Portales de Teletransportación en las grandes tierras del Desierto Occidental no son funcionales.”

“Solo hay una esperanza de vida en medio de este Gran Apocalipsis, y esas son las Tierras Negras. ¡Afortunadamente, hace muchos años, la Alianza de la Corte Celestial, promulgó planes para crear un lugar adecuado para que las Tribus del Desierto Occidental sobrevivan dentro de las Tierras Negras!”

“Naturalmente, el espacio es limitado, y no todas las Tribus podrán ingresar. Además, no tenemos derecho a decidir quién está más capacitado para hacerlo. Por lo tanto… les daremos a todos ustedes una oportunidad… ¡Encontrad un Espíritu Demonio!”

“De acuerdo con la información obtenida del augurio de la Alianza de la Corte Celestial, al igual que los detalles registrados en innumerables registros antiguos, sabemos que cada vez que el Desierto Occidental se convierte en mar, las reglas que rigen el Cielo y la Tierra, cambian. Los Espíritus Demoníacos emergen en las grandes tierras del Desierto Occidental, aunque, no más de diez de ellos.

“Cualquier Tribu que aparezca fuera de las Tierras Negras con un Espíritu Demoniaco, será elegida para ingresar a las Tierras Negras. Solo aceptaremos… ¡Espíritus Demoniacos!

La voz dejó de hablar, pero el sonido siguió resonando en todo el Desierto Occidental. Las innumerables personas que escucharon la voz comenzaron a respirar pesadamente, y sus ojos instantáneamente se inyectados en sangre.

Los ojos de Meng Hao comenzaron a brillar intensamente.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente