ISSTH 449 – ¡Masacrando el Alma Naciente!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

La Llama Eterna de la Píldora del Este había estado dentro de Meng Hao todo este tiempo. Era una llama que le obsequió su Maestro Píldora Demonio, para usarse en la confección de píldoras. Había observado la llama durante bastante tiempo ese año, y finalmente, había fundido la semilla de la llama con su Núcleo. Después de fusionarla completamente, se convirtió en un fuego que cada día ardía más fuerte en su interior.

Cuando finalmente se convenció de tomar el camino del Alma Naciente de Cinco Colores, no le pareció que tendría ninguna relación con la Llama Eterna. Meng Hao no había pensado mucho en ello. Él había asumido que, en su búsqueda de los cinco elementos, tendría que encontrar diferentes tipos de Tótems. Sin embargo… en un abrir y cerrar de ojos, la llama estalló, causando que la mente de Meng Hao se sacudiera completamente.

De repente se dio cuenta de que había cometido un error. En la ruta hacia el Alma Naciente de Cinco Colores, los atributos de los Cinco Elementos no se limitaban necesariamente a los Tótems. Cualquier bendición en el cielo y la tierra tenía la posibilidad de convertirse en parte de su camino de Cinco Colores.

La Llama Eterna, atraída por el poder de la Llama de Joss, y debido a sus dos grandes Tótems de tipo Metal y Madera, se extendió en todas las direcciones. Derretía el aire en sí mismo, mientras estallaba alrededor de Meng Hao.

De repente, el caracter de Fuego apareció cerca de su Región Dantian. En el instante en que apareció, las llamas a su alrededor se elevaron hacia el cielo. De repente, la semilla del Tótem de tipo Fuego que le obsequiaron las cinco Tribus del Cuervo Divino, voló desde el interior de su bolsa de almacenamiento. Más de la mitad de la pequeña Lengua de Fuego, ya se había disipado. Meng Hao instantáneamente comenzó a rotar la Llama Eterna, haciendo que envolviera la pequeña semilla y luego la asimilara.

En el momento en que Meng Hao absorbió la semilla del Tótem de tipo Fuego, todos los miembros de la Tribu del Cuervo de Fuego posaron sus miradas en él mientras temblaban.

¡Los Tatuajes Tótem de tipo Fuego que habían estado desapareciendo de sus cuerpos momentos antes, se transformaron repentinamente! ¡Ahora, se veían exactamente como el caracter de Fuego de Meng Hao!

Inmediatamente, el poder de la Llama de Joss salió disparado de sus cuerpos, hacia Meng Hao.

Los miembros de la Tribu del Cuervo de Fuego temblaban de emoción. Cayeron de rodillas para postrarse ante Meng Hao, mientras se oían sus voces eufóricas.

“¡Sagrado Antiguo!”

“¡Saludos, Sagrado Antiguo!”

Todo el cuerpo de Meng Hao rebosaba de poder. Mientras flotaba allí en el aire su cuerpo emanaba un aura impactante. El poder de la Llama de Joss de los más de 1,000 miembros de las Tribus del Cuervo Explorador, el Cuervo Soldado y la Tribu del Cuervo de Fuego, se unió y dirigió hacía el Tatuaje Tótem de tipo Fuego de Meng Hao.

Cuando esto sucedió, el antiguo caracter de Fuego se hizo aún más claro. En el espacio de algunas respiraciones, era aún más poderoso, y conjuró un mar de llamas que rodeó a Meng Hao, mientras su aura se fortalecía nuevamente.

Tres caracteres flotaban a su alrededor. Metal, Madera y Fuego. Tres Tótems que emanaban una luz cegadora. En el momento en que el Tótem de tipo Fuego comenzó a emitir luz, la base de Cultivo de Meng Hao se elevó explosivamente.

Cuando esto sucedió, la vista frente a Meng Hao comenzó a ponerse borrosa. Sin embargo, sólo tardó un momento para enfocarse. Meng Hao de repente notó que el mundo a su alrededor estaba lleno de lo que parecían innumerables líneas, como chispas eléctricas, que formaban algo similar a nodos espaciales… Tenía la sensación de que, si lo deseaba, ¡Podría… aparecer en cualquiera de estos nodos brillantes!

“Teletransportación menor…” La mente de Meng Hao daba vueltas mientras miraba a su alrededor con sus ojos brillando intensamente. Tomó una respiración profunda, mientras sentía la emoción que llenaba su corazón. No lo intentó de inmediato, pero estaba seguro de que, si lo deseaba, podría fundirse en el espacio. Él sabía que ahora poseía una Habilidad Divina que sólo los Cultivadores de la etapa del Alma Naciente podían emplear… ¡La Teletransportación menor!

Con esta Habilidad Divina, efectivamente aumentó sus posibilidades de sobrevivir. Si se enfrentara a un enemigo poderoso, podría confiar en esta habilidad para evadirlo.

“Mi decisión de elegir el camino del Alma Naciente de Cinco Colores fue la correcta. ¡Este camino me permitirá forjar mi propio Dao!” Tomó una respiración profunda, ¡y en sus ojos apareció un destello de confianza!

Lo que los Cultivadores cultivan es… ¡La Confianza!

Meng Hao respiró profundamente mientras sentía el poder de los tres Grandes Tótems que giraban a su alrededor. Levantó su mano derecha y la movió hacia adelante, causando que el mar de llamas se extendiera. Luego, fusionó el poder de tipo Madera en él, causando que se avivara aún más y se dirigiera hacia a los Cultivadores de la Rama del Escorpión. Estos dejaron escapar un gritos espeluznantes y luego se retiraron asombrados.

En cuanto a los diez Cultivadores del Alma Naciente, hacía mucho que habían huido. Sus bases de Cultivo eran inestables, y no se atrevían a luchar contra Meng Hao, que estaba en el pico de su poder.

La mano izquierda de Meng Hao realizó un gesto de encantamiento y señaló al mar de llamas, alimentándolo con energía de tipo Metal. De repente, se fusionaron juntos, y apareció un líquido dorado que descendió en la forma de Lluvia Dorada. Donde quiera que lo hacía, surgía la voluntad del Metal.

La aparición de estas Habilidades Divinas cambió instantáneamente las circunstancias de la batalla. Aunque había más de tres mil cultivadores de la Rama del Escorpión, sus corazones estaban llenos de miedo. Al igual que los Cultivadores de la Rama de la Araña antes que ellos, de repente perdieron su voluntad de luchar.

En este punto, no sólo eran los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador, el Cuervo Soldado y la Tribu del Cuervo de Fuego quienes se inclinaban profundamente ante Meng Hao. Las otras dos de las Cinco Tribus del Cuervo Divino vieron lo que estaba sucediendo y sintieron una profunda devoción hacia Meng Hao. También se volvieron hacia él y se inclinaron.

El Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado y los cinco Cultivadores del Alma Naciente restantes, miraron a Meng Hao con profundo respeto. No querían pensar demasiado en el asunto; en este momento, pudieron forzar sus bases de Cultivo a permanecer en la etapa del Alma Naciente, pero en realidad, una vez que la batalla terminara, solo tres de ellos podrían continuar haciéndolo. Las bases de Cultivo de los Cultivadores del Alma Naciente de las Tribus del Cuervo Oscuro y el Cuervo Luchador pronto caerían, y ya no estarían en la etapa del Alma Naciente.

“Sagrado Antiguo…” Zhao Youlan observaba todo en silencio, con una mirada fría y calculadora en sus ojos. Junto a ella, el rostro de Zhao Chunmu estaba pálido. Los miembros de la Tribu de los Cinco Venenos a su alrededor, estaban comenzando a retirarse.

Mientras tanto, a cierta distancia, un anciano estaba observando el escenario de la batalla en un objeto que parecía un espejo gigante. Este anciano estaba a la cabeza de un ejército de casi veinte mil Cultivadores.

“Un cambio en los Antiguos Tótems Sagrados. Un Dragoneer convirtiéndose en un Ancestro. Si… si pudiéramos investigar este asunto y descubrir cómo esta persona logró tal hazaña, ¡sería una ganancia inesperada para la Tribu de los Cinco Venenos!”

“Pasa la orden”, continuó el anciano fríamente, con una extraña luz brillando en sus ojos. “¡Sin importar el costo! ¡Emplea la teletransportación! ¡YO TENDRÉ los ojos de este hombre en el tiempo que se necesita para quemar un palillo de incienso!” Cuando su voz retumbó, los miembros de la tribu a su lado comenzaron a correr la voz. Potentes sonidos llenaron el aire junto con el brillo de la teletransportación. Cuando todos ellos comenzaron a desaparecer, una gota de lluvia violeta aterrizó en el cuerpo del anciano.

“¿Lluvia Violeta?”, Dijo el anciano. Observó la gota en estado de shock por un momento, luego frunció el ceño y su cuerpo desapareció.

La Lluvia Violeta una vez más comenzó a caer, aunque esta vez no fue solo en un área pequeña. Todas las montañas e incluso las llanuras que albergaban a la Tribu de los Cinco Venenos experimentaron la lluvia.

Ésta Contenía una frialdad exterminadora, la Voluntad de la Extinción. Aunque no era muy intensa, ya que estaba dispersa en fragmentos.

La lluvia cayó al suelo frente a Meng Hao, mezclándose con la sangre derramada de los miembros de ambas Tribus. En ese momento, pocas personas lo notaron. Solo Meng Hao y algunos otros que, después de verla, de repente dudaron. Sin embargo, teniendo en cuenta que se estaba librando una batalla, Meng Hao no tenía mucho tiempo para pensar. Flotando en el aire, su mirada se volvió fría mientras observaba el campo de batalla, en la dirección de Zhao Chunmu.

Cuando esto sucedió, las pupilas de Zhao Youlan se contrajeron. Ella había estado alejándose lenta y discretamente de Zhao Chunmu todo este tiempo. Sin embargo, cuando vio que Meng Hao posó su mirada en él, su rostro se oscureció. Sin importarle si sus acciones eran obvias, inmediatamente se lanzó hacia atrás, poniendo una mayor distancia entre ella y Zhao Chunmu.

Zhao Chunmu también notó la mirada de Meng Hao, y su corazón tembló. Cuando vio que Zhao Youlan retrocedía, lanzó un rugido en su mente. Fue en ese momento que se dio cuenta de que la persona que le cortó el brazo a Zhao Youlan… era probablemente este nuevo Sagrado Antiguo de las Cinco Tribus del Cuervo Divino.

“¡¡¡Quiere matarme!!!”, pensó, con el cuero cabelludo entumecido. Todo lo que acababa de pasar con Meng Hao había hecho temblar su corazón. Meng Hao había matado a sus dieciocho Guardias de las Sombras. Incluso nueve Ancianos del Alma Naciente junto con el Supremo Sacerdote no habían podido abatirlo. Todo esto causó que Zhao Chunmu comenzara a jadear, e inmediatamente retrocedió.

“Nueve Grandes Ancianos, Supremo Sacerdote, ¡Sálvenme!”

Sin embargo, casi en el mismo instante en que Meng Hao posó su mirada en Zhao Chunmu, comenzó a avanzar. Se disparó como una flecha, perforando el aire. Los nueve Ancianos y el Supremo Sacerdote de la Rama del Escorpión dudaron. Sin embargo, eso sólo duró un instante. Apretando los dientes, dispararon una vez más hacia Meng Hao.

Una sonrisa fría y retorcida se formó en los labios de Meng Hao. La razón principal por la que no había empleado la Teletransportación menor de inmediato, fue para atraer a esta gente. Zhao Chunmu no era más que un cebo. A diferencia de Zhao Youlan, no era lo suficientemente importante como para que Meng Hao lo matara. Las personas que Meng Hao quería matar no eran otras que… los nueve Cultivadores de la Etapa Inicial del Alma Naciente y el que estaba en la etapa Intermedia.

Mientras se acercaban a él, el instinto asesino resplandeció en sus ojos, y de repente, se teletransportó. Cuando desapareció, los rostros de todos los que lo estaban viendo, se llenaron de sorpresa. Esto fue especialmente evidente en los diez Cultivadores del Alma Naciente, ya que se dieron cuenta, quedando en Shock, que lo que Meng Hao acababa de utilizar, no era técnica del Destello de Sangre, sino más bien… ¡Una verdadera Teletransportación menor!

“¡No es bueno!” Dijo el Supremo Sacerdote, su rostro era antiestético. Miró hacia los nueve Ancianos y vio de repente a Meng Hao aparecer directamente detrás de uno de ellos. Su mano derecha se alzó y luego descendió con el poder para destruir a un Cultivador del Alma Naciente.

El rostro del Cultivador del Alma Naciente, cayó. Su cuerpo inmediatamente comenzó a ponerse borroso mientras intentaba huir con una Teletransportación menor. Al mismo tiempo, escupió un rayo de luz multicolor que se transformó en un talismán de papel que se disparó hacia Meng Hao, interponiéndose, logrando que el puño de Meng Hao, lleno de poder exterminador, aterrizara sobre él.

Una explosión llenó el aire junto con un grito miserable. El talismán de papel se destruyó, dándole al Cultivador del Alma Naciente el tiempo suficiente para terminar su Teletransportación. Mientras desaparecía, Meng Hao lanzó un frío suspiro. Avanzó y luego realizó su propia Teletransportación. Las dos figuras se volvieron borrosas, y en un abrir y cerrar de ojos Meng Hao se había puesto a su lado, donde una vez más, su puño descendió.

Se escuchó otra explosión, cuando el Cultivador del Alma Naciente escupió una bocanada del aura de su Alma Naciente. Dentro había ocho objetos mágicos, todos los cuales comenzaron a explotar. Incluso su cuerpo explotó, ya que utilizó la autodetonación para intentar matar a Meng Hao. Su Alma Naciente, tomó prestado el impulso de la autodetonación para huir a toda velocidad, claramente debilitada.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente