ISSTH 448 – ¡La Llama Eterna de la Píldora del Este! *

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Estas tres Habilidades Divinas del Inmortal de Sangre inmediatamente causaron que saliera humo negro de los cuerpos de los nueve Ancianos del Alma Naciente. Éste se elevó hacia el cielo, aparentemente, fuera de su control. Al ver esto, sus rostros se cayeron de inmediato.

Les llevó solo un momento darse cuenta de que este humo era producido por la quema de su propia fuerza vital. ¡Su fuerza vital era el combustible y este humo negro era el resultado!

Al verlo, los nueve hombres se conmocionaron. Inmediatamente comenzaron a utilizar diversas Técnicas y Habilidades Divinas, pero, para su horror… eran completamente incapaces de evitar que su fuerza vital se quemara. Mientras tanto, el humo negro continuó emanando de ellos.

Dentro del humo negro había grandes cantidades de una espesa aura de muerte, lo que convertía el humo en una masa negra y oscura. Desde la distancia, realmente parecía que las llamas de la guerra ardían en el área. La vista era impactante hasta el extremo.

En cuanto al Supremo Sacerdote, incluso él despedía humo negro. Los rostros de los diez Cultivadores del Alma Naciente se llenaron de conmoción ante esta extraña Habilidad Divina que aparentemente no podía eludirse. Después de descartar las posibilidades de escapar de esa habilidad maldita, sus corazones se llenaron de odio, y una vez más usaron la teletransportación menor para lanzarse contra Meng Hao.

Diez personas se acercaban a Meng Hao desde diez direcciones diferentes.

en cuanto a Meng Hao, él cerró sus ojos. Había notado algo familiar en el humo negro que se producía al quemar sus fuerzas de vida. Había visto algo así después de su visión del mundo sobre la Torre Tang, en el estado de Zhao, cuando fue infectado por el aura de muerte del Inmortal Caído a quien encontró más tarde fuera de la Cueva del Renacimiento.**

“Debe haber alguna similitud entre ambos…” Un brillo frío apareció en sus ojos mientras realizaba un gesto de encantamiento con ambas manos y luego las agitaba. Las Llamas de la Guerra se dispararon hacia el cielo. El poder que había absorbido de los cientos de miembros de la Tribu del Cuervo Explorador se vertió a través de la máscara, causando que sonidos retumbantes llenaran el aire mientras las llamas se extendían con un efecto impactante.

En ese instante los diez Cultivadores del Alma Naciente tosieron sangre. Cuanto más se acercaban a Meng Hao, más fuerza vital desperdiciaban.

Era como si Meng Hao se hubiera convertido en un fuego destructivo que podría consumir toda su fuerza vital.

Desafortunadamente, no tenían más remedio que seguir cargando hacia él. Retirarse no era una opción. La única posibilidad que tenían para liberarse de este tormento, era matar a Meng Hao.

Mientras rugían y continuaban avanzando, Meng Hao cerró los ojos y sintió el ilimitado poder de la Llama de Joss dentro de él. De repente, el rostro enorme apareció una vez más, pero esta vez… el rostro era diferente. Esta vez, tenía la apariencia de Meng Hao.

Sus ojos se abrieron de repente, al igual que los ojos del rostro. Sus labios se estremecieron, y justo cuando parecía que las llamas de guerra se extenderían aún más, pronunció una sola palabra.

“¡Colapso!”

En el instante en que se escuchó la voz de Meng Hao, el aire se llenó de sonidos retumbantes. El humo negro que salía de los diez Cultivadores del Alma Naciente causó que la tierra temblara cuando, de repente, explotó con una gran intensidad. ¡Esta fue una explosión de sus fuerzas de vida, como si estuvieran siendo perjudicados por su propio poder!

Rodeados del auge de la explosión, los nueve Cultivadores de la etapa Inicial del Alma Naciente tosieron sangre mientras sus cuerpos volaban violentamente hacia atrás, como cometas cuyas cuerdas habían sido cortadas. Fueron arrojados a trescientos metros de distancia, con sus cuerpos demacrados, y envejecidos. Sus fuerzas vitales ahora eran muy débiles; habían perdido casi la mitad de su longevidad.

Cuando finalmente se detuvieron, sus rostros eran antiestéticos. Sus corazones temblaban; el miedo hacia Meng Hao ya había echado raíces dentro de ellos. Ellos sentían que no estaban luchando contra un Cultivador, sino más bien… ¡con un Antiguo Tótem Sagrado!

Además, el poder de la Llama de Joss era incongruente con el propio poder de base de Cultivo, que provenía de los Tótems de su Tribu.

Esto, combinado con las Habilidades Divinas que Meng Hao poseía del Legado del Inmortal de Sangre, le permitió sacudir completamente a estos diez Cultivadores del Alma Naciente.

En cuanto al Supremo Sacerdote, termino rociando sangre de su boca. Él era obviamente más fuerte que los otros nueve, pero también había sido gravemente herido.

Todos fueron completamente sacudidos.

Meng Hao suspiró de desilusión. Justo ahora, había atacado con toda la fuerza del poder de la Llama de Joss, pero incluso así, solo fue suficiente para herir a sus oponentes. Después de todo, estos eran diez Cultivadores del Alma Naciente. Si solo estuviera peleando contra uno o dos, Meng Hao confiaba en que, con su poder prestado, podría matarlos.

Sin embargo, tan pronto como todos se detuvieron, la intención asesina en sus ojos se hizo aún más fuerte. ¡Sus cuerpos destellaron cuando se lanzaron hacia él una vez más!

Fue en este punto que, de repente, un enorme mar de llamas estalló desde dentro de la distorsión que bloqueaba la vista de la batalla de los Antiguos Tótems Sagrados. Éste, se extendió para cubrir la mitad del cielo. Las llamas masivas iluminaron los rostros asombrados de todos los Cultivadores en el campo de batalla.

Sorprendentemente, dentro del masivo despliegue de llamas se podía ver una figura, recostada allí en el aire, rodeada de luz dorada. Era imposible ver lo que había dentro, pero estaba claro que la luz dorada se estaba desvaneciendo.

Esa luz dorada era el Antiguo Tótem Sagrado de la Tribu del Cuervo Soldado y el Mar de Llamas era el Antiguo Tótem Sagrado de tipo Fuego de la Tribu del Cuervo de Fuego. Era imposible para todos los Cultivadores en el campo de batalla no observar esta escena sobre ellos.

Una voz arcaica resonó de repente. “Tribus del Cuervo Divino… No puedo seguir protegiéndolas. Sin embargo, el Tótem de la Llama y yo… lucharemos para ponerlos en una buena posición. Como tal, nuestros diez mil años de Karma deben ser Cosechados… Les deseamos… Paz y seguridad.”

El mar de llamas comenzó a contraerse rápidamente. Disparó hacia la luz dorada a una velocidad increíble. En un abrir y cerrar de ojos, rodeó completamente la luz dorada, envolviéndola, transformándose en… ¡Un sol gigantesco!

Un aura de muerte giraba alrededor del sol. Debajo, en el suelo, los miembros de la Tribu del Cuervo Soldado temblaban, al igual que los miembros de la Tribu del Cuervo de Fuego. Sus Tótems comenzaron a disiparse mientras surgían intensos sentimientos de tristeza y pena en sus corazones.

“¡Sagrado Antiguo!”

“¡Sagrado antiguo!”

Los gritos de dolor se elevaron hacia el cielo. Desafortunadamente, ni el Tótem de tipo Metal ni el de Fuego pudieron oírlos.

Mientras los miembros de las Cinco Tribus lloraban de dolor, y la luz dorada y el mar de llamas se combinaron en el ardiente sol. Todo fue iluminado por su brillante luz ondulante. Sorprendentemente, apenas visible dentro del enorme sol, había… ¡Un Cuervo Dorado!

En el instante en que apareció el Cuervo Dorado, los ojos de Meng Hao se abrieron de par en par. Pudo sentir un aura algo familiar en él, y sin embargo, la mayor parte no le resultaba familiar.

“No es ella”, murmuró con un suave suspiro. “Es solo una pequeña astilla de su conciencia que aún queda en el mundo. El oro y el fuego acabaron con sus propias vidas para invocarla.”

El Cuervo Dorado levantó su cabeza hacia el cielo, emitió un poderoso rugido melancólico y salió disparado desde el interior del sol. Se dirigio a la Araña y al Escorpión, que a su vez dispararon hacia él, con la intención de destruirlo.

Tal batalla Totémica era algo en lo que los Cultivadores no podían interferir. En el instante en que los tres chocaron, el cuerpo del Cuervo Dorado estalló en llamas. La luz dorada y el brillo de las llamas se extendieron. El Cuervo Dorado comenzó a expandirse. ¡En un abrir y cerrar de ojos, creció hasta trescientos metros, tres mil, treinta mil metros!

¡Lleno el cielo y cubrió la tierra, envolviendo por completo a la Araña y al Escorpión!

“¡Tótems, invoco los vestigios del poder del Cuervo Divino para sellarlos a ustedes y a la raíz de su poder Tótem! ¡Demonios Tótems de la Tribu de los Cinco Venenos… Sean sellados!” La voz arcaica se llenó de debilidad mientras utilizaba su última hebra de poder para hablar. El gigantesco Cuervo Dorado, que ahora estaba envolviendo completamente a la Araña y al Escorpión, se transformó en un enorme escudo dorado, casi como una burbuja. Cuando la frenética Araña y el Escorpión quedaron atrapados dentro, comenzaron a atacar en todas las direcciones, buscando algún punto débil por el cual escapar.

“¡SELLO!”

La enorme burbuja dorada brilló como si estuviera en llamas mientras se disparaba con la Araña y el Escorpión. ¡Todos los espectadores respiraron pesadamente mientras la esfera volaba fuera de las montañas, llevando a los Antiguos Tótems Sagrados de ambas Ramas de la Tribu de los Cinco venenosa con ella!

¿Su destino…?

Las llanuras que albergaban a la Tribu de los Cinco Venenos, donde usarían sus últimas fuerzas para interferir con los otros tres Antiguos Tótems Sagrados
¡Esta fue la Ultima Bendición que pudieron otorgarles los Grandes Tótems del Cuervo Divino, su protección final para los miembros de las Cinco Tribus!

Este sello duraría la mitad de un ciclo de sesenta años. Habían quemado sus propias fuerzas de vida para crearlo. Sin embargo, en sus lechos de muerte, quemando lo último de su fuerza vital, habían invocado un poder tan increíble, que provoco que apareciera la astilla de voluntad del Cuervo Dorado, que también existiría durante la mitad de un ciclo de sesenta años.

En cuanto a los Antiguos Tótems Sagrados de las otras tres Ramas de la Tribu de los Cinco Venenos, se encontrarían con destinos similares a los otros dos. Incluso si la Tribu de los Cinco Venenos hiciera otro movimiento, no podrían emplear la fuerza de sus Antiguos Tótems Sagrados.

Zhao Youlan tosió una bocanada de sangre. No era solo ella; todos los Cultivadores supervivientes de la Rama de la Araña hicieron lo mismo. Sus bases de Cultivo cayeron de inmediato una etapa completa.

Cuando los Tótems Sagrados fueron sellados, sus auras también fueron selladas, como si estuvieran muertas, y fueron incapaces de otorgarles su poder a los Cultivadores de sus respectivas Ramas. Esta fue la causa de esta caída en sus bases de Cultivo.

Zhao Chunmu también tosió una bocanada de sangre, junto con el resto de los Cultivadores de la Rama del Escorpión. Sus expresiones fueron de shock ya que sus bases de Cultivo también cayeron.

Los rostros de los diez Cultivadores del Alma Naciente que enfrentaban a Meng Hao cayeron instantáneamente. Comenzaron a jadear cuando sus bases de Cultivo comenzaron a debilitarse. ¡No pasaría mucho tiempo antes de que ya no estuvieran en la etapa del Alma Naciente!

Esa fue una característica única de los Cultivadores del Desierto Occidental. Podrían tomar prestado el poder de los Tótems, pero si uno de ellos muriera, entonces perderían un Tatuaje Tótem, lo que daría como resultado una pérdida en su base de Cultivo. Por el contrario, la base de Cultivo de los Cultivadores del Dominio Sur les pertenecía solo a ellos. Por eso practicar Cultivar era mucho más difícil allí que en el Desierto Occidental.

Por supuesto, la Tribu del Cuervo Divino estaba en la misma situación debido a la muerte de los Tótems de tipo de Metal y Fuego. Los Tatuajes Tótem de los miembros de la Tribu del Cuervo Soldado comenzaron a desvanecerse; sin embargo, en ese momento exacto, cuando sus bases de Cultivo comenzaban a caer, de repente surgió una luz dorada de Meng Hao.

Era como si una generación anterior hubiera muerto, y llegó una nueva para reemplazarla. La luz dorada que irradiaba de Meng Hao, venia de su Tatuaje Tótem de tipo Metal, ¡el antiguo carácter ‘Metal’ que existía en su pecho!

En el instante en que apareció la luz, los cuerpos de los miembros de la Tribu del Cuervo Soldado comenzaron a temblar. Aunque sus Tatuajes Tótems anteriores de tipo Metal estaban desapareciendo, uno nuevo apareció. Parecía diferente a los Tótems anteriores; se parecía al de Meng Hao en todos los aspectos.

¡Este era el antiguo caracter de Metal!

Inmediatamente, el poder ilimitado e infinito de la Llama de Joss brotó de los miembros de la Tribu del Cuervo Soldado para disparar hacia Meng Hao. Cubrió su cuerpo dorado, haciendo que su aura se elevara aún más.

Su cabello se movía violentamente, y brillantes rayos de luz verde y dorada se arremolinaban a su alrededor. Frente a él, aparecieron dos caracteres masivos, Madera y Metal. Emanaban un poder impactante.

Llenos de emoción, los miembros de la Tribu del Cuervo Soldado se tomaron de las manos y se inclinaron profundamente ante Meng Hao. El rugido de sus voces llenó el aire.

“¡Sagrado Antiguo!”

“¡Saludos, Sagrado Antiguo!”

Fue en este momento, cuando el poder de Meng Hao de tipo Madera y Metal fue exhibido de manera espectacular que… el poder de la Llama de Joss a su alrededor se hizo más espeso y de repente… ¡una llama apareció dentro de él!

Esto no era Llama de Joss, sino más bien algo que había estado dentro de él todo este tiempo… ¡La Llama Eterna de la Píldora del Este!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente