ISSTH 442 – ¡Una Figura Avanza, Navegando Sobre Tres mil Cultivadores!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“No hay necesidad de siquiera pensar en eso…”, continuó Zhao Youlan. “Con una barrera de tres mil Cultivadores, se enredará antes de que pueda acercarse a mí. A menos que pueda realizar una teletransportación menor, no hay otra manera… ¡Incluso con en ese Arte de Qi  Sangriento, no podrá cubrir tanta distancia!”

“Si volara, requeriría de una velocidad increíble para atravesar los tres mil Cultivadores. Habiendo visto su velocidad en este momento, puedo decir que no será suficiente.” Fue en este momento que Zhao Youlan vio a Meng Hao levantar la cabeza y soltar un largo grito.

En respuesta al grito, el Gigante Salvaje acudió corriendo hacia él. Éste rugió cuando sus músculos se hincharon y su cuerpo creció hasta la altura de trescientos metros. Los músculos de su brazo derecho comenzaron a retorcerse, como si toda la sangre en todo su cuerpo se estuviera acumulando allí. El brazo continuó creciendo de una manera extraña y exagerada; ¡Pronto era del tamaño de más de la mitad del cuerpo entero del Gigante Salvaje!

El brazo estaba completamente fuera de proporción con el resto de su cuerpo. Venas azules aparecían por toda su superficie, y parecía que estaba a punto de explotar. Parecía haber un terrorífico poder físico acumulandose en el brazo. Verlo fue completamente impactante. El Gigante Salvaje agarró a Meng Hao con su brazo y lo lanzó al aire en la dirección de Zhao Youlan.

Todo el temible poder contenido en el cuerpo del Gigante Salvaje ahora fue transferido a Meng Hao, causando que él disparara por el aire como un rayo. Mientras aceleraba en el aire, el poder del Gigante Salvaje reforzó su velocidad innata, haciendo que su figura ardiera en el aire… ¡Como un sol llameante!

Al mismo tiempo, una nube de Demonsquitos circuló alrededor de él, transformándose en un vórtice. Los Cuervos negros también se acercaron, convirtiéndose en niebla. El cocodrilo rojo también se acercó, convirtiéndose en un ala gigante. La enorme lagartija se transformó en un cuerpo, y el Murciélago Negro se convirtió en otra ala. La velocidad de Meng Hao aumentó una vez más explosivamente cuando la horda Neo-Demoníaca lo empujó hacia delante.

Un zumbido impactante se extendió en todas las direcciones, mientras Meng Hao disparaba a través del cielo rodeado por su gran horda de Neo-Demonios. Navegó sobre los tres mil Cultivadores, que miraban hacia arriba, con sus mentes dando vueltas demasiado conmocionados para reaccionar. Fue en este momento que…

La horda Neo-Demoníaca de Meng Hao se transformó en una flecha larga y filosa, con Meng Hao como la punta. Se lanzaron hacia adelante, llenos de un deseo de matar y emanando feroces intenciones asesinas. Con una velocidad explosiva, dispararon por el cielo hacia Zhao Youlan, pareciendo capaces de dividir los cielos.

En este momento, los miembros de las Cinco Tribus dentro del escudo ni siquiera podían respirar. El Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado, ahora recuperado de sus heridas, lo miraba con los ojos muy abiertos e inyectados en sangre. Los otros siete Cultivadores del Alma Naciente a su lado estaban jadeando.

En este momento, tres mil Cultivadores de la Rama de la Araña observaban con sus ojos enrojecidos, llenos de conmoción.

¡En este momento, las expresiones de los Ancianos del Alma Naciente fuera del escudo, así como del Sumo Sacerdote, cambiaron por completo!

Los ojos de Zhao Youlan se abrieron de par en par, y comenzó a jadear mientras miraba a Meng Hao. En este momento, su figura se podía ver reflejada en sus pupilas, mientras se grababa profundamente en su mente y en su corazón.

Una figura avanzando, navegando sobre tres mil Cultivadores,

¡Una flecha demoníaca, disparando directamente hacia Zhao Youlan!

¡La increíble velocidad hizo que la distancia de más de mil metros entre ambos, de repente fuera de menos de trescientos! Los Cultivadores con Tatuajes verdes que rodeaban a Zhao Youlan se prepararon para lidiar con este formidable enemigo, irradiando una poderosa intención asesina.

Zhao Youlan sostuvo la Flor Exótica, Corazón del Diablo por encima de su cabeza. Mientras miraba a Meng Hao, su expresión se tranquilizó, y sus ojos se llenaron de frialdad. Por el momento, no podía moverse. Si lo hiciera, provocaría que el poder de la Flor se disipara. Una vez que eso sucediera, los Cultivadores restantes de las Cinco Tribus, dentro del escudo, se lanzarian a atacarlos. Incluyendo al Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado, serían ocho Cultivadores del Alma Naciente, más que suficientes para emparejarse con los Ancianos de la Rama de la Araña.

Tal circunstancia los pondría en un peligro verdaderamente grave.

“¡Apuesto… que no lo logrará!”, Pensó Zhao Youlan, con su corazón lleno de decisión.

El resto de los Ancianos de la Rama de la Araña ahora abandonaron sus intentos de destruir el escudo y exterminar a las Cinco Tribus. Lo más importante para ellos era la Hija Santa de su Rama.

Tres de los nueve Ancianos inmediatamente se teletransportaron hacia Meng Hao, mientras sus cuerpos irradiaban un poder desbordante. Los otros seis comenzaron a volar hacia adelante sin dudarlo.

Los tres Ancianos aparecieron de repente junto a la impactante figura de Meng Hao. Inmediatamente comenzaron a realizar gestos de encantamiento, causando que luz totémica saliera de sus cuerpos. Se transformó en una figura masiva e ilusoria que se disparó hacia Meng Hao.

“¡Tú… Retrocede!” El gruñido de los tres Cultivadores Nacionales del Alma fue como un trueno.

“¡Vete a la Mierda!”, Respondió Meng Hao, acompañado por un sonido que parecía una combinación del aullido de todos los Neo-Demonios que lo rodeaban. El sonido sacudió el Cielo y la Tierra, y presionó a los tres Cultivadores del Alma Naciente. De repente, la bandada de Cuervos negros, la nube de Demonsquitos, así como el Cocodrilo rojo cambiaron de dirección y dispararon hacia los tres.

En medio del estruendoso rugido, Meng Hao continuó, sin detenerse ni siquiera un poco. La horda Neo-Demoníaca obstruyó el camino de los tres Cultivadores del Alma Naciente, permitiendo que Meng Hao pasara junto a ellos sin obstáculos.

¡Estaba a sólo doscientos metros de Zhao Youlan!

Ahora se podían escuchar rugidos furiosos mientras los otros seis Ancianos del Alma Naciente aparecieron cerca de Meng Hao. Emplearon todo el poder de sus bases de Cultivo, causando que habilidades divinas totémicas se manifestaran a su alrededor. El rugido llenó el aire cuando el poder de estos seis hombres se combinó para crear una enorme campana dorada que se disparó hacia Meng Hao, preparándose para aplastarlo.

Cuando la campana dorada voló hacia delante, y una presión masiva llenó el aire, junto con un estruendo ensordecedor. Los ojos de Meng Hao brillaron cuando de repente agitó ambas manos. Gran Peludito y el lagarto gigante, así como todos los otros Neo-Demonios, se dispararon en el aire hacia la campana dorada que se acercaba.

Desde la distancia, la horda Neo-Demoníaca de Meng Hao pareció transformarse en algo parecido a un viento negro que salió de su cuerpo. Ahora Meng Hao era completamente visible allí en el aire.

Sin vacilar, levantó su mano derecha, dentro de la cual apareció la Máscara de Sangre. La colocó en su rostro, y se escuchó un ruido sordo cuando un Qi Sangriento sin forma explotó desde su cuerpo. Disparó en todas direcciones, impactando por completo a todos los espectadores.

El Qi Sangriento se elevó, transformándose en un enorme vórtice rojo con Meng Hao en el medio, realizando un gesto de conjuro. De repente, el vórtice que giraba rápidamente cambió a la imagen de un rostro.

Éste salió disparado detrás de la horda Neo-Demoníaca, directamente hacia la campana dorada y los seis Cultivadores del Alma Naciente.

Un estallido masivo e impactante sacudió todo. La horda Neo-Demoníaca se dispersó y la campana dorada se hizo añicos. Los rostros de seis hombres se pusieron inmediatamente pálidos de asombro y retrocedieron.

Meng Hao escupió un poco de sangre; su velocidad aumentó, utilizó el Destello de Sangre y se desvaneció de los ojos de los seis Cultivadores del Alma Naciente para aparecer a solo cien metros de distancia de Zhao Youlan. Los dos se podían ver muy claramente, incluso hasta los hilos de su ropa.

La expresión de Zhao Youlan era la misma de siempre, y sus ojos estaban llenos de frialdad. Incluso Meng Hao tenía que admirar ese estado mental. Sin embargo, su intención asesina se hizo aún más intensa cuando avanzó hacia ella en el aire.

Los diez Cultivadores con Tatuajes Tótems verdes inmediatamente se lanzaron hacia adelante, transformándose en una luz verde que cargó hacia Meng Hao.

La expresión de Zhao Youlan no cambió en lo más mínimo al ver a Meng Hao acercarse a ella. Ella vio su máscara, su túnica verde, y su cabello blanco ondeando al viento. Pero sus ojos eran como aguas profundas, llenas de frialdad.

Rodeado por un ejército de miles, se lanzó sobre ellos… Solo. Nueve Ancianos del Alma Naciente eran incapaces de obstaculizarlo en lo más mínimo. La imagen de una persona como esta, quedaría impresa para siempre en el corazón de Zhao Youlan.

Se podría decir que en términos de esta gran batalla entre Tribus, Zhao Youlan había calculado todas las posibilidades. Lo único que no había calculado… era a Meng Hao.

Meng Hao levantó su puño y lo estrelló contra el pecho de uno de los Cultivadores de Tatuajes verdes. La base de Cultivo del hombre fue inmediatamente suprimida, pero su cuerpo no explotó inmediatamente. En cambio, fue arrojado hacia atrás, donde se estrelló contra la persona detrás de él, y ambos explotaron en una nube de sangre y carne.

El cuerpo de Meng Hao destelló, y reapareció detrás de otro de los Cultivadores. Él no atacó. En lugar de eso, realizó un gesto de encantamiento y resonó un crujido de los huesos del Cultivador. Apareció una luz dorada, y tres de los Cultivadores se transformaron instantáneamente en estatuas de oro.

Eliminación limpia y eficiente, sin ningún tipo de problema. Habiendo logrado esto, Meng Hao respiró hondo y aumentó su velocidad, pasando a través de los cinco Cultivadores supervivientes mientras se acercaba a Zhao Youlan.

Los cultivadores sobrevivientes de tatuajes verdes soltaron rugidos sucesivos, sus ojos se llenaron de determinación mientras optaban por… ¡Autodetonarse!

Los auges llenaron el aire cuando cinco Cultivadores en el Gran Círculo de la Formación del Núcleo, explotaron. Tal poder causaría que incluso Meng Hao se sorprendiera si lo golpea. Sin embargo, su expresión no cambió en lo más mínimo. Incluso cuando el poder de la autodetonación se dirigió hacia él, capas de hilos de seda aparecieron a su alrededor. Esto era… ¡Seda de la Larva sin Ojos!

La seda silbó en el aire mientras rodeaba a Meng Hao. Ésta era indestructible, por lo tanto, Meng Hao no sufrió lesiones. Disparó hacia adelante como un rayo, saliendo del interior de la explosión causada por la autodetonación. Ahora estaba a sólo treinta metros de Zhao Youlan.

En este punto, ¡todos en el área estaban completamente asombrados!

Fue en este momento cuando una figura alta apareció de repente frente a él. Algo parecido a una piedra verde y una rama de madera negra parecían salir del vacío. Una varita apuntó hacia Meng Hao.

“¡Fuera de aquí!” La voz era arcaica y retumbante, y pertenecía al Sumo Sacerdote de la Rama de la Araña. Éste miró a Meng Hao, agarrando la varita en su mano, que contenía el poder aparentemente suficiente para aplastar montañas. Meng Hao era incapaz de esquivarlo, y el poder de la varita se estrelló contra la seda de la Larva sin Ojos.

Sus ojos destellaron cuando los nueve Ancianos del Alma Naciente, detrás de él, lograron liberarse de las hordas Neo-Demoníacas y acercarse a él con intención asesina brillando en sus ojos.

Cuando Zhao Youlan vio aparecer al Sumo Sacerdote, soltó un suspiro de alivio. El hecho de que Meng Hao hubiera llegado a menos de treinta metros de ella la había llenado de una sensación de crisis sin precedentes.

Un estallido llenó el aire y el cuerpo de Meng Hao tembló mientras la seda de la Larva sin Ojos luchaba continuamente contra el poder explosivo de la base de Cultivo del Alma Naciente Intermedia del Sumo Sacerdote. La sangre se filtró por las esquinas de la boca de Meng Hao y se vio obligado a retroceder varios pasos.

Sin embargo, ese fue el alcance de todo esto; un poco de sangre filtrándose y una retirada de unos pocos pasos. Esto fue todo lo que sucedió frente a un ataque de todo el poder de la etapa Intermedia del Alma Naciente.

Las pupilas del Sumo Sacerdote de la Rama de la Araña se contrajeron.

“¡¿Qué objeto mágico es ese?! Bueno, no importa cuán poderoso sea tu objeto mágico, si crees que puedes pasar, ¡Estás soñando!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente