ISSTH 424 – Cortando el Karma de Meng Hao

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente



La voz arcaica resonó desde el cielo hasta el interior del volcán.

“¡Huye a los rincones más remotos de la Tierra y aún serás incapaz de evadirme!”

Meng Hao estaba a unos diez metros por delante del hilo plateado, su rostro estaba pálido.

Realmente parecía que lo que decía la voz era verdad. Meng Hao… ¡era incapaz de evadirló!

Había lava dentro de este volcán, así como una ubicación profunda que parecía ser una cisterna. La roca que rodeaba la cisterna había sido cincelada en escalones de piedra, que a su vez formaban una piscina de agua.

Meng Hao se acercó, pasó por múltiples hechizos restrictivos. Estos hechizos restrictivos se habían establecido para evitar que alguien que no sea de la Tribu del Cuervo Divino se acercara. Cualquier forastero que intentara acercarse sin la ayuda de un miembro de la Tribu del Cuervo Divino sería asesinado.

Sin embargo… Meng Hao estaba siendo perseguido por la línea de pesca. A medida que se acercaba, todo dejó de moverse, incluso todas las cosas extrañas y misteriosas dentro del volcán.

Los hechizos restrictivos también estaban estáticos, y cualquier poder obstaculizador era inútil. Meng Hao avanzó con toda la velocidad que pudo reunir. Desde la antigüedad hasta ahora, ¡fue el primer extraño en venir sólo a este lugar!

Este evento no tenía precedentes. Mientras Meng Hao se acercaba a la Piscina del Destino, podía ver olas y ondas en su superficie. Sin embargo, Meng Hao no tenía ninguna razón para estar feliz. Sus ojos irradiaban desesperación. Antes, había esperado que hubiera algo aquí que pudiera usar para luchar contra el hilo plateado, razón por la cual se había encaminado en esta dirección.

Desafortunadamente, parecía que el estanque era lo único que había aquí.

“No hay a dónde ir…” Su mirada se oscureció, y envió su Sentido Espiritual con todas sus fuerzas para registrar sus alrededores. Después de confirmar que realmente no había nada más en el área además de la Piscina del Destino, sonrió débilmente.

“La Piscina del Destino… Parece que no tengo adónde ir ni otras opciones. Bueno, si realmente voy a morir, saldré a pelear. ¡Y lo haré en esta Piscina del Destino!” Sus ojos brillaban con una determinación cruel, su cuerpo destelló y pisó la Piscina del Destino.

En el momento en que lo hizo, el hilo de plata finalmente lo alcanzó. ¡Lo envolvió inmediatamente, atándolo fuertemente!

Tan pronto como la línea lo tocó, la mente de Meng Hao se llenó con un rugido, y sintió como si su alma estuviera a punto de volar fuera de su cuerpo. Era como si su mente y su cuerpo estuvieran completamente divididos. Una sensación de cruel frialdad apareció en su alma. De repente tuvo la sensación de que una crisis mortal era inminente.

“Como dije, no eres lo suficientemente fuerte como para esconderte de mí. ¿De verdad crees que te puedes medir con las personas en el pasado que intentaron evadir mi comprensión? ¡Cuando atrape tu Karma, todo terminará!”

“Eee? Espera… ¿ya tienes rastros de Karma del Clan Ji? Es débil, y parece que estás a punto de borrarlo por completo. Sin embargo, como todavía está aquí, creo que echaré un vistazo y veré quién eres. Veamos… Meng Hao… Mató a uno de los hijos de Ji… Querido por el Clan Ji. Ah, entonces eres tú… Supongo que es tu destino encontrarme aquí. Bien podría resolver el Karma que tienes con el Clan Ji.”

“Yo soy Ji Diecinueve. Te mostraré el legado de… ¡la Separación Kármica del Clan Ji!” El cuerpo de Meng Hao temblaba. Sintió como si su conciencia y su cuerpo estuvieran siendo desgarrados. Su alma se sentía como si estuviera en grilletes, como si una fuerza masiva se estuviera preparando para arrancarla de su cuerpo.*

Estaba lleno de confusión, y su base de Cultivo desapareció. Incluso sus poderes de Sellador de Demonios desaparecieron. Era como si él no fuera más que un mortal, tan débil que no podía hacer absolutamente nada para defenderse.

Lo único que sabía eran las palabras pronunciadas por la voz arcaica, que resonaron en su cabeza.

“Separación Kármica…”

Podía ver vagamente una gran variedad de hilos tenues y parpadeantes conectados a su cuerpo. Estos hilos fueron su destino y su Karma, se juntaban y se extendían en el aire, conectados con quién sabía qué.

De repente, Meng Hao pudo ver que en lo profundo de él, un poder se estaba extendiendo a estos hilos, y a su propia fuerza vital…

“¡SEPARAR!”, Dijo la voz arcaica. En el momento en que la palabra salió de su boca, el mundo se sacudió como si fuera alcanzado por un rayo.

El cuerpo de Meng Hao tembló violentamente cuando vió que los hilos conectados a su cuerpo comenzaban a colapsar, como si una espada intangible comenzara a cortarlos. Se rompieron, causando una reacción en cadena que destruyó aún más hilos. Era imposible decir a qué recuerdos se conectaban estos hilos, pero en este instante, se estaban destruyendo en pedazos.

No importaba la distancia que estuviese involucrada, los hilos eran destruidos. El efecto comenzó a extenderse por todas las tierras del Cielo Sur.

En el Desierto Occidental, fuera de la luz dorada, todo estaba completamente quieto. Todos los miembros de las cinco grandes Tribus del Cuervo Divino repentinamente se estremecieron. Sus rostros se pusieron pálidos y con una mirada vacía. Dentro de sus recuerdos, cualquier rastro de Meng Hao fue borrado, casi como si estuviera siendo completamente separado.

Wu Ling, Wu Chen, Wu Hai, todos los miembros de la Tribu de las cinco grandes Tribus de repente no tenían ni un solo recuerdo de Meng Hao en sus mentes.

Mo Li y el viejo diablo Wang, incluso Yan Song y Excéntrico Li Tao, todos temblaron cuando los hilos de Karma que los conectaban con Meng Hao fueron destruidos.

Era como si una gigantesca cuchilla invisible estuviera cayendo. Mientras se dirigía hacia la Bestia Foránea en forma de hombre, se encontró con una fuerza poderosa que luchaba contra ella. El cuerpo del hombre tembló, pero al final… la hoja descendió de todos modos.

La voz del loro salió repentinamente de la boca del hombre en un débil rugido: “¡Clan Inmortal Ji, esta vez Lord Quinto no olvidará!”

La cuchilla pasó, cortando a Gu La, borrando la existencia de Meng Hao. Se extendió hacia las Tierras Negras. En cuanto a la quietud, no tocó las Tierras Negras; estaba limitado al área del Desierto Occidental que rodea a las Tribus del Cuervo Divino. En ese momento, Niño Dao del Palacio de las Tierras Negras, Luo Chong, estaba sentado con las piernas cruzadas en meditación. Su cuerpo se sacudió de repente, y tosió una bocanada de sangre. Él levantó la vista, una expresión de confusión apareció en su rostro.

En la Iglesia de la Luz Dorada, los miembros de la congregación comenzaron a temblar y a toser sangre. Miradas perplejas aparecieron en sus rostros, como si hubieran olvidado algo, pero no estaban seguros de qué.

La espada invisible barrió las Tierras Negras, borrando cualquier vestigio de que Meng Hao hubiera estado alguna vez allí. Continuó hacia el Dominio Sur.

En ese momento, Gordito estaba feliz limpiándose los dientes y sosteniendo a una niña bonita en su brazo. Le estaba murmurando algo cuando de repente su cuerpo tembló y su rostro se oscureció. Luego tosió siete u ocho bocanadas de sangre. Su rostro estaba pálido cuando miró a su alrededor confundido.

“¿Qué pasa?”, Preguntó la niña, pareciendo alarmada mientras lo frotaba suavemente.

“Nada… Parece que… como si me hubiese olvidado de alguien… Extraño.”

Durante este momento, no fue sólo Gordito quien se vió afectado. Chen Fan y todas las otras personas en cuyos recuerdos existía la imagen de Meng Hao, de repente tosieron sangre y luego miraron a su alrededor confundidos.

A partir de este momento, todos los rastros de Meng Hao que existían en sus recuerdos fueron borrados. Todos los hilos del Karma que estaban enredados con Meng Hao fueron cortados.

A partir de ahora, sus recuerdos no contenían nada que juntara el nombre de Meng Hao, y el del Gran Maestro Píldora Caldero.

“¡Maldita sea, qué tan famoso es este tipo en el Dominio Sur!?” dijo la voz arcaica, sonando sorprendido. “¡Hay tantas personas conectadas a él por Karma!” Sonaba nervioso e incrédulo. El arte de la Separación Kármica es una magia que consume energía en correlación con la cantidad de conexiones que se cortan. Definitivamente era una técnica sorprendente, pero había que tener cuidado al usarla.

Xu Qing se sentó a meditar en su cueva  Inmortal en la Secta Tamiz Negro. Era tarde afuera. De repente, ella abrió los ojos y dejó escapar un suave suspiro. Rápidamente metió la mano en su bata, donde guardaba una pequeña botella de píldoras, dentro de la cual había una Píldora de Cultivo Cosmética.

Fue en este momento cuando un temblor la recorrió y no tosió ni una sola, sino un total de nueve bocanadas de sangre. Su cara estaba pálida, y estaba temblando violentamente.

Podía sentir la existencia de Meng Hao dentro de sus recuerdos comenzando a temblar y colapsar, siendo borrada por la fuerza.

“¡NO!” Gritó ella. Su cabello instantáneamente se desorientó, y ella comenzó a lanzar un gesto de conjuro para defenderse. El único resultado fue más tos con sangre.

“Meng Hao… Meng Hao…” Su base de Cultivo comenzó a rotar rápidamente, mientras se preparaba para usar toda la fuerza que podía convocar para resistir.

Sin embargo, incluso cuando su base de Cultivo comenzó a moverse, ella dijo, “Meng Hao… ¿Quién es ese?”

Ella se sentó allí en silencio, con una expresión pálida en su rostro. Trató de recordar quién era Meng Hao y por qué estaba rotando su base de Cultivo. Podía ver que su corazón estaba a punto de romperse e inconscientemente se llevó la mano a su rostro. Ella sintió lágrimas.

“¿Por qué me duele tanto?”, Pensó. “¿Por qué estoy llorando?”

A lo largo del Dominio Sur, una tormenta Kármica invisible rugió. La furiosa tempestad fue más fuerte en la Secta del Destino Violeta. Todos en toda la Secta temblaron y tosieron sangre.

La cara de Chu Yuyan estaba pálida, y sus puños estaban apretados fuertemente. Ella se rió amargamente al sentir que sus recuerdos cambiaban; Meng Hao estaba siendo completamente borrado. Ella rápidamente levantó su mano y luego se mordió la lengua. Escupiendo la sangre en su dedo, comenzó a escribir dos caracteres en la pared junto a ella: Meng Hao.

Sin embargo, después de que ella escribió el personaje Meng… su mano dejó de moverse y una expresión de desconcierto apareció en su rostro.

“¿Qué estaba escribiendo?”

Píldora Demonio estaba sentado en su pequeña montaña, mirando al cielo. No estaba claro en qué estaba pensando, pero cuando la hoja invisible se acercó a él, se sentó allí y suspiró.

“Entonces, este día finalmente ha llegado, ¿lo ha hecho…?” Sacudió la cabeza con amargura, pero una luz destellante brilló en sus ojos. Levantó su mano derecha, dentro de la cual apareció una píldora medicinal. La píldora emanaba un Qi arcaico, y era claramente increíblemente antigua.

Si cortan el Karma de mi aprendiz“, pensó, “¡entonces definitivamente no me rendiré ni me convertiré en un Inmortal del Clan Ji!” Con eso, cerró los ojos y observó con angustia todo lo que existía en sus memorias con respecto a Meng Hao se convertía en nada más que cenizas.

La píldora en su mano emanaba aura impactante, lo que ocasionó que estos fragmentos de ceniza de la memoria repentinamente se reformaran como nuevos, sin ser afectados.

“¡Maldición, él tiene alguien así como su Maestro!” Dijo la voz arcaica. Sonaba furioso. “Es una pena que mi base de Cultivo no sea suficiente. ¡Si lo fuera, entonces todo sería borrado!”

La cuchilla continuó barriendo el Dominio Sur. Sin embargo, cuando llegó a la Cueva del Renacimiento, se pudo escuchar la voz fría de una mujer.

“Un falso Inmortal del Clan Ji. ¿De verdad te atreves a tratar de borrar mis recuerdos? ¡Lárgate!”

El sonido resonó en el aire. La voz arcaica, llena de incredulidad y alarma, respondió débilmente. “¡Incluso está conectado a esa figura en la Cueva de Renacimiento! ¡Maldición! ¡Maldición! ¿A quién más conoce este hombre? ¿¡Cómo es que su Karma es tan difícil de cortar!?”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente