ISSTH 417 – ¡El Lirio de la Resurrección Hace su Movimiento!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Meng Hao la miró en estado de shock. Sin darse cuenta, sus ojos bajaron la vista hacia su cuerpo. No estaba seguro de por qué, pero por alguna razón, de repente se encontró pensando en Chu Yuyan.

“Gran maestro Meng, estoy dispuesta a hacer cualquier cosa por mi hermano menor.” Su cuerpo tembló, pero aun así mantuvo su cabeza alta. La luna acentuaba su belleza, haciéndola particularmente seductora.

Meng Hao no dijo nada. El propósito de Wu Ling era claro; ella quería ayudar a su hermano a adquirir una posición y un estatus adecuado dentro de la Tribu del Cuervo Explorador. Lograr algo así no sería difícil para Meng Hao. Ya sea en términos de su base de Cultivo o su identidad como Dragoneer, si le daba su apoyo respaldando a alguien de uno de los tres linajes, sería suficiente.

Después de un largo momento, Meng Hao miró hacia atrás y dijo: “No estoy muy interesado en tu cuerpo.” Al haber alcanzado su nivel actual de base de Cultivo, podía ignorar los cambios provocados por el tiempo. Debido a eso, su interés en ciertos asuntos se había enfriado. Nunca había experimentado el amor apasionado entre un hombre y una mujer, y como tal era capaz de despreciar tales tentaciones carnales.

Con un simple movimiento de cabeza, un gran número de mujeres con débiles bases de Cultivo se lanzarían sobre él para adquirir la protección de un poderoso experto en la etapa del Gran Círculo del Núcleo Dorado Perfecto, una persona que podría lidiar con la etapa Inicial del Alma Naciente.

Sin embargo, el corazón de Meng Hao no estaba enfocado en la lujuria. Sus ambiciones radicaban en las Tierras Orientales y el Gran Tang, en la Ascensión Inmortal, al reemplazar al Clan Ji, asegurarse que nadie debajo del Cielo pudiera interferir con sus planes, para evitar que los Cielos lo reprimiesen alguna vez.

Estos eran sus sueños. Desde el momento en que ingresó al mundo de la Cultivación, se había mantenido fielmente siguiendo el camino de sus sueños.

En esta vida, ¡él no sería un insecto para los demás!

En la búsqueda de estos sueños, él había ingresado al Dominio Sur. En la búsqueda de estos sueños, él había ido a las Tierras Negras. En la búsqueda de estos sueños, había viajado al Desierto Occidental para buscar el camino de su Alma Naciente de Cinco Colores.

Con el paso del tiempo, estas cosas quedaron impresas indeleblemente en su corazón. Este era su camino.

La cara de Wu Ling estaba pálida, y se mordió el labio. Podía ver la calma de Meng Hao, y podía ver que su mirada no se veía afectada por su cuerpo. Ella sabía que lo que él decía era verdad. A él no le importaba su cuerpo.

La luz de la luna se derramó sobre ella, y ella apretó su mandíbula mientras lo miraba amargamente. Fue en este punto que Meng Hao entrecerró los ojos y de repente miró directamente a su pecho.

Justo ahora, la luz de la luna había caído sobre su cuello, y un vió un colgante allí, algo que no había notado antes.

Era un colgante de plata, que dejaba escapar un suave aura bajo la luz de la luna. Tenía el diseño el de una flor con diez pétalos. Una pequeña flor de plata.

Casi en el mismo instante en que Meng Hao vio el colgante, de repente sintió el inminente despertar del Lirio de la Resurrección, que Shui Dongliu había sellado hace tanto tiempo.

Los signos de despertar fueron repentinos; en un abrir y cerrar de ojos, un intenso dolor de repente llenó su cuerpo, causando que su rostro se oscureciera de inmediato.

La base de Cultivo de Meng Hao en ese entonces no podía compararse con la actual. A pesar de que el dolor lo inundaba como las aguas de una inundación, lo único que Wu Ling pudo ver fue un leve parpadeo antes de que su expresión volviera a la normalidad.

La mano de Meng Hao repentinamente se levantó e hizo un movimiento de arrebato. El colgante en su cuello se rompió, y se convirtió en un rayo de luz plateada mientras se disparaba hacia Meng Hao. Este lo agarró del aire.

“¿De dónde sacaste esto?” Mientras hacía la pregunta, su cuerpo se llenó de dolor, y su base de Cultivo tembló mientras luchaba de un lado a otro con el Lirio de la Resurrección. Uno intentó destruir el sello, el otro intentó hacerlo retroceder con toda su fuerza. A pesar de todo lo que estaba pasando, ni un rastro de eso se podía ver en la cara de Meng Hao.

Wu Ling lo miró en estado de shock e inconscientemente levantó su mano hasta su cuello.

“Mi madre me dio eso…”

“Puedes irte ahora”, dijo Meng Hao. “En cuanto al asunto de Wu Chen, lo consideraré.” Con eso, cerró los ojos. Él no le devolvió el colgante.

Wu Ling vaciló por un momento, luego inclinó la cabeza y se puso sus prendas de nuevo. Le dio una ligera reverencia a Meng Hao, se giró y se fue, sintiéndose desconsolada y frustrada.

Fue casi al mismo tiempo que Wu Ling salió del patio, que Meng Hao finalmente no pudo controlarse más. Su cara instantáneamente se puso pálida, y gotas de sudor tan grandes como granos de arroz comenzaron a caer. Solo le tomó un instante estar completamente empapado. Agitó su mano izquierda, causando que el Tótem del Árbol Madera Verde apareciera mágicamente en su frente. La Larva sin Ojos se podía ver en su mano derecha, y la horda de Neo-Demonios circundante de repente parecía extremadamente vigilante. Apareció un escudo que brillaba suavemente, con Meng Hao en el centro. Rodeó por completo todo el patio mientras Meng Hao temblaba, y luego tosia una bocanada de sangre.

Esta sangre no era roja, sino que estaba hecha de cuatro colores. Se transformó en una bruma que flotaba en el aire ante él, formando un Lirio de la Resurrección. Se enfrentó a Meng Hao y dejó escapar un grito silencioso que estaba lleno de ferocidad y obstinación.

Los ojos de Meng Hao brillaron intensamente. Comenzó a rotar su base de Cultivo con toda su potencia, y luego cerró los ojos. Hizo todo lo que pudo para reprimir al Lirio de la Resurrección. Pronto, había pasado el tiempo suficiente como para quemar un palillo de incienso, y un temblor recorrió su cuerpo.

“¿Quieres salir? ¡Bien!” Meng Hao dio un arcabuco frío, luego golpeó su bolsa de almacenamiento para producir un pergamino con una pintura. Flotó frente a él y lentamente se desplegó, aparentemente el poder de alguna fuerza invisible quería abrir la pintura del Lirio de la Resurrección.

Los ojos de Meng Hao se abrieron como platos mientras miraba fríamente la pintura. Tembló cuando surgió un aullido desde su interior que solo Meng Hao podía oír. Se miraron el uno al otro, un hombre y una pintura, durante casi una hora dentro de los límites del escudo protector.

Finalmente, el aullido inquebrantable comenzó a desvanecerse lentamente. Finalmente, la pintura cayó al suelo, había  fracasado…

Meng Hao dejó escapar un largo suspiro y cerró los ojos. Después de un largo momento, los abrió de nuevo y pareció recuperarse. Una mirada sombría apareció en sus ojos.

“¡Así que, en realidad, ha estado despierto desde hace tiempo!” Un brillo furioso parpadeó en sus ojos. El poder exhibido por el Lirio de la Resurrección en la lucha, fue extremadamente intenso, y obviamente no se parecía en nada al poder que se manifestaría si acabara de despertar. Por el contrario, parecía haber esperado y aumentado su fuerza en un intento de romper su sello de un solo golpe.

“Y yo que pensé que estaba sellado y durmiendo todo este tiempo. En cambio, realmente se despertó por alguna razón, y luego permaneció allí inmóvil, esperando el momento crítico perfecto, para luchar con todas sus fuerzas, cuando yo estuviese menos preparado…” Meng Hao respiró hondo, luego miró hacia abajo al colgante en su mano.

“¿Es posible que esto haya provocado alguna reacción instintiva por parte del Lirio de la Resurrección? Una vez que noté las señales de su despertar, ya no pudo contenerse más, ¡y lanzó su golpe fatal!” Meng Hao se sentó en una silenciosa contemplación. Era consciente de que si no fuera por las casualidades de hoy, si el Lirio de la Resurrección hubiera tenido más tiempo para crecer, y aumentar su fuerza, entonces habría habido una gran probabilidad de que, en el momento crítico, su falta de preparación hubiera tenido como consecuencia que el Lirio de la Resurrección se liberara de su sello y se apoderaria de su cuerpo.

Pensar en esto causó que un miedo persistente se extendiera a través de Meng Hao, a pesar del nivel de su base de Cultivo y su fuerza mental.

“¿Qué es esto?”, Pensó, estudiando el colgante. “Después de esconderse tan cuidadosamente, el Lirio de la Resurrección  instintivamente rompió su cubierta por esto.” Sus ojos brillaron, y envió su Sentido Espiritual, sólo para encontrar… Nada.

Después de pensarlo un poco, Meng Hao levantó su mano y presionó su ojo izquierdo. Debido a la presencia del Qi del Inmortal que Muestra el Camino en su interior, él fue capaz de controlar el Qi Inmortal y dirigirlo hacia su ojo, luego se fusionó con éste. Parpadeó varias veces seguidas, y de repente, destelló con una brillante luz mientras examinaba el colgante.

Al instante, el colgante se veía muy diferente de lo que había sido un momento antes. De hecho, obviamente no era solo un colgante; sorprendentemente, era un Lirio de la Resurrección.

Ahora tenía siete pétalos, pero todos eran del mismo color. Además, emanaba una débil aura de muerte, y solo poseía una pequeña cantidad de fuerza vital.

Parecía estar en una especie de estado de hibernación, como si esa fuerza vital estuviera luchando, y deseara vivir de verdad una vez más.

Meng Hao comprendió de repente. “¡Esto… no me digas que esto… ¿es una semilla de un Lirio de la Resurrección?!”

Su ojo izquierdo parpadeó, luego volvió a la normalidad. Su cara estaba pálida, mientras su mano derecha apretaba el colgante.

Ahora respiraba con dificultad y tardó un largo momento en recuperar la compostura.

“¿Qué es este colgante? Provocó un cambio instintivo en el Lirio de la Resurrección, incluso en medio de su plan para no ser detectado por mí.” La frialdad llenó sus ojos, y estaba a punto de aplastar la semilla con su puño para destruirla, cuando de repente, algo parpadeó en su mente. Después de un momento de deliberación, levantó la semilla una vez más y la examinó de cerca. Sus ojos comenzaron a brillar con una luz extraña.

“Aplastarlo resolvería el problema principal, pero sería una pena.” Esta semilla es el mejor objeto de referencia. Tengo que estudiar el Lirio de la Resurrección y encontrar su debilidad. Sus ojos brillaron cuando apartó la semilla del Lirio de la Resurrección.

“Tengo una gran deuda con Wu Chen y su hermana”, pensó. Con eso, agitó su mano, haciendo que el escudo protector desapareciera. Ya era temprano en la mañana.

“En términos de los cinco elementos, los Tótems de la Tribu del Cuervo Explorador otorgan importancia al tipo Madera. Todos los demás son simplemente ramas colaterales. Adquirí el Tótem del Árbol Madera Verde, y originalmente no tenía intención de participar en ningún otro asunto relacionado con la Tribu. De hecho, ni siquiera iba a entrar en la Tierra Santa del Cuervo Divino para encontrarme con Yan Song y los demás. Iba a irme. Pero ahora… Creo que podría ser bueno quedarse un poco más. ¡Puedo investigar un poco más para descubrir cómo la madre de Wu Ling terminó con una semilla de un Lirio de la Resurrección! Además, si tengo suerte, tal vez pueda tener en mis manos un Tótem tipo Metal.”

Cuando se trataba de asuntos relacionados con el tipo Madera y el tipo Fuego, a través de más de medio año de observación e iluminación de Meng Hao, su pista más importante había provenido del Cuervo Dorado que salió volando de la Tierra Santa del Cuervo Divino el año anterior. Por lo que Meng Hao podía decir, no emanó una voluntad de Fuego, sino más bien, una impactante voluntad del Tipo Madera

Habiendo tomado una decisión, Meng Hao cerró los ojos y comenzó a meditar. Giró su base de Cultivo y comenzó a examinarse internamente. Finalmente, sacó la pintura para estudiarla por un momento. Eventualmente, una fría sonrisa apareció en las comisuras de sus labios, y él guardó la pintura.

No estaba seguro de si el Lirio de la Resurrección en realidad estaba durmiendo en ese momento, o simplemente estaba fingiendo. Sin embargo, ahora estaba preparado. Incluso si el Lirio de la Resurrección entrara en acción repentinamente, estaba seguro de poder reprimirlo por segunda vez.

“De hecho, lo suprimiré hasta el punto de que no me absorberá; en cambio, ¡lo obligare a fusionarse conmigo! Cuando eso suceda, seré el Lirio de la Resurrección, ¡pero el Lirio de la Resurrección, no seré yo!”

La cara de Meng Hao se llenó de determinación mientras murmuraba para sí mismo.

“El día en que el Lirio de la Resurrección florezca con siete colores, las flores caeran, Ascensión Inmortal, mil años…* Si puedo dominar por completo los secretos de éste Lirio de la Resurrección, entonces alcanzar la Ascensión Inmortal… puede que no sea tan descabellado…” Meng Hao levantó la cabeza para mirar al cielo. De repente sintió un intenso deseo de alcanzar la etapa de la Ascensión Inmortal.

“No importa si tiene que ver con Sellado de Demonios o Ascensión Inmortal, sin llegar a esa etapa… No soy más que un insecto en el Cielo y la Tierra”. Con eso, cerró los ojos, cubriendo esa creciente esperanza que podía ser vista en su interior.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente