ISSTH 412 – Mi maestro es Gu La

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La montaña boscosa donde se encontraba Meng Hao no estaba cerca de la Tribu del Cuervo Explorador. En realidad, estaba a cierta distancia en la cadena montañosa sin límites. De acuerdo con su costumbre habitual, Meng Hao llevó su horda de Neo-Demonios a zonas cada vez más remotas. Al escuchar la voz, no se movió, sino que simplemente escuchó por un momento.

Por lo general, Meng Hao no se encontraría con gente aquí. Casi siempre estaba solo; por lo tanto, después de escuchar la voz, Meng Hao envió un poco de Sentido Espiritual para verificar la situación.

No muy lejos, separado de Meng Hao por una montaña de tamaño medio, había un grupo de siete u ocho miembros de la Tribu del Cuervo Explorador. En la actualidad, enfrentaban airadamente a un grupo de tres. Por su ropa, era obvio que estos otros eran miembros de la Tribu del Cuervo Soldado.

En la posición intermedia de estas tres personas había un hombre joven. Su base de Cultivo estaba en la etapa Inicial de la Fundación Establecida. Las dos personas que lo flanqueaban eran un poco mayores, y sus rostros estaban cubiertos de muecas frías, de desprecio, mientras miraban a los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador.

Sorprendentemente, Wu Chen y Wu Ling estaban entre los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador. Wu Hai también estaba allí, así como algunos otros con los que Meng Hao estaba familiarizado. Todos eran figuras sobresalientes en la generación más joven de la Tribu del Cuervo Explorador.

Estaban rodeados de Neo-Demonios, los cuales irradiaban auras feroces y miraban a los tres miembros de la Tribu del Cuervo Soldado.

Situado entre los dos grupos había una red indistinta, reluciente. Inconsciente e inmóvil dentro de la red había una pequeña serpiente negra.

Wu Ling apretó sus hermosos dientes y dijo: “¡Encontramos a la Serpiente Hierro Negro! Pagamos un alto precio para eso, también lo capturamos, ¿¡qué demonios te da derecho a tomarlo!?”

El joven de la Tribu del Cuervo Soldado se rió fríamente, ignorando completamente a los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador. Caminó hacia la red negra y luego agitó su mano, claramente con la intención de llevársela. Wu Ling apretó la mandíbula y luego realizó un conjuro con su mano derecha. Al instante, el Lobo Madera Verde junto a ella saltó hacia adelante. Al mismo tiempo, el poder totémico se elevaba desde el cuerpo de Wu Ling.

Cuando esto sucedió, una mirada de desdén apareció en los ojos del joven de la Tribu del Cuervo Soldado. Agitó su mano izquierda, y un Lobo Zombie en descomposición se materializó. Levantó su cabeza y rugió mientras disparaba hacia Wu Ling.

Las caras de todos los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador se oscurecieron instantáneamente, y atacaron al mismo tiempo. Se escuchó un gran estruendo, y los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador se tambalearon hacia atrás escupiendo sangre.

“Neo-Demonio de Rango 6…” Gritó Wu Hai con amargura.

La cara de Wu Chen estaba pálida. Wu Ling parecía saber lo que estaba haciendo, pero desafortunadamente, no había nada que realmente pudieran hacer. El Lobo Zombie putrefacto se quedó mirándolos con frialdad.

“Mi Tribu del Cuervo Soldado y tu Tribu del Cuervo Explorador tienen las mismas raíces. ¡Si no fuera por eso, todos ustedes morirían hoy por provocarme!” El joven miró con desprecio a los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador, y luego les arrebató la red negra. Él se dio vuelta para irse, pero luego miró hacia atrás. Acababa de ver a Peludito # 5, que se encontraba en el bosque, observando lo que sucedía.

Peludito # 5 solía tener un espíritu relativamente animado y sentía una gran curiosidad sobre todo tipo de asuntos. Momentos atrás, había estado paseando por allí, y su atención había sido atrapada por el Lobo Zombie putrefacto. No pudo evitar observar todo con los ojos muy abiertos.

“Whoah”, dijo el joven, sus ojos de repente se iluminaron de placer mientras miraba a Peludito # 5. “¡Ese lobo… es extraordinario! No puedo creer que me encontré con un Lobo Madera Verde así en este lugar. ¡Si puedo atraparlo como un regalo para el Maestro, definitivamente estará muy complacido!” Él se rió en voz alta. Sus dos compañeros miembros de la tribu, junto a él,  miraron a Peludito # 5 con expresiones de agradable sorpresa.

Peludito # 5 ya no era pequeño, y tenía una gran influencia. Al instante pudieron ver que estaba lejos de ser ordinario.

“Peludito # 5!” Dijo Wu Chen, reconociéndolo al instante. Después de mirar en estado de shock por un momento, su corazón de repente se llenó de alegría. Miró a su alrededor, y aunque no vio nada en particular, sabía lo que significaba si Peludito # 5 estaba en el área.

La expresión de Wu Hai también se llenó de alegría. Solo Wu Ling tenía sentimientos encontrados. En cuanto a los otros miembros de la Tribu del Cuervo Explorador, todos reconocieron a Peludito # 5 también, y se llenaron de felicidad al instante.

Al escucharlos gritar su nombre, Peludito # 5 volvió la cabeza con sorpresa. Los miró por un momento, luego se volvió con curiosidad para mirar al Lobo Zombie.

Una expresión de salvajismo apareció en el rostro del joven. No le podía importar menos que los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador reconocieran este Lobo Madera Verde. En lo que a él respecta, cualquier cosa que él quisiera, especialmente las cosas que quería dar como un regalo a su Maestro, las podría tomar. Toda la Tribu del Cuervo Soldado definitivamente lo aprobaría. En cuanto a las otras Tribus, no había casi nadie que pudiera estar a la par con su Maestro.

“¡Tráeme ese lobo! ¡Lo quiero vivo!” Tan pronto como las palabras salieron de su boca, las dos personas que estaban a su lado se pusieron en acción. Simultáneamente, el Lobo Zombie putrefacto se dirigió hacia Peludito # 5.

Mientras los dos Cultivadores volaban por el aire, sus Tatuajes Tótem brillaban intensamente, transformándose en una enorme red que voló para rodear a Peludito # 5.

Los ojos de Peludito # 5 brillaron con frialdad, y luego su cuerpo parpadeó, explotando en ataque. Su boca se abrió de par en par mientras lanzaba una mordida hacia el joven. Su velocidad era tal que el joven no tuvo tiempo de reaccionar. En un abrir y cerrar de ojos, estaba directamente frente al joven. Cuando esto sucedió, una luz negra surgió del cuerpo del joven.

La luz negra se estrelló contra Peludito # 5, quien dejó escapar un llanto miserable. Inmediatamente, el aura negra comenzó a emanar desde su cuerpo, y rápidamente se retiró. Mientras lo hacía, el Lobo Zombie putrefacto se acercó a él, sus ojos brillaban con fría frialdad. Abrió su boca mientras se preparaba para morder a Peludito # 5.

Fue en este momento que un aullido de repente se escuchó desde el bosque cercano. Un rayo de luz verde salió disparado para golpear el cuerpo del Lobo Zombie. Se sacudió cuando voló hacia atrás como una cometa con su cuerda cortada. Al ser arrojado hacia un lado, Peludito # 4 de repente apareció junto a Peludito # 5. Miró hacia los tres miembros de la Tribu del Cuervo Soldado, gruñendo mientras revelaba sus afilados dientes.

“¡Dos! ¡Jaja! ¡Hay dos!”, Exclamó el joven. “Si se los presento a los dos, ¡definitivamente estará encantado!” El joven en realidad se sorprendió por dentro. El ataque en este momento había sido demasiado rápido para que reaccionara. Si no fuera por el Tótem Protector que su Maestro le había dado, él habría sido desgarrado en dos justo ahora. Esto solo lo hizo más deseoso de Peludito # 5, y sus ojos brillaron con frialdad.

Agitó su mano derecha, causando que una pulsera negra saliera volando. De repente esta explotó, y se desintegró en el aire. Luego se transformó en un vórtice, desde el cual se podían escuchar múltiples rugidos. Varios rayos negros de luz repentinamente salieron disparados de él, y se transformaron en más de veinte Lobos Zombies completamente putrefactos.

“¡Ataquen! No me importa quién viva o muera, solo asegúrense de que los cuerpos de los Lobos Madera Verde no se desgarren demasiado.” De los ojos del joven emanaron un odio malicioso.

Tan pronto como aparecieron los Lobos Zombies, su olor nocivo se esparció. Además, el suelo del bosque en todas las direcciones comenzó a marchitarse y ponerse negro. Las caras de los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador cayeron al instante.

“Peludito # 4, Peludito # 5, ¡salgan de aquí!”, Gritó Wu Chen con urgencia.

“¡MUERAN!”, Gritó el joven, riendo mientras señalaba hacia Wu Chen y los demás. Inmediatamente, cuatro de los Lobos Zombies se volvieron hacia los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador, y luego se convirtieron en rayos de luz negros mientras avanzaban al ataque.

El resto de los Lobos Zombies irradiaban salvajismo y locura mientras cargaban hacia Peluditos # 4 y # 5.

Meng Hao frunció el ceño al ver que todo esto sucedía. Finalmente, soltó un resoplido frío. Gran Peludito levantó la vista y comenzó a aullar. Inmediatamente el sonido del aullido llenó el bosque. Peluditos # 2 y # 3, así como el resto de los Lobos Madera Verde que estaban en el área, al escuchar el aullido, inmediatamente cargaron en dirección a Peluditos # 4 y # 5.

Su velocidad era tal que solo les tomó un abrir y cerrar de ojos del joven, así como de los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador, para que se dieran cuenta que múltiples rayos de luz verde que se dirigían hacia ellos desde el bosque circundante. De repente, más de veinte Lobos Madera Verde estaban allí, cada uno más allá de lo ordinario, emanando un poder increíble. Esto fue especialmente cierto en el caso de dos de ellos, que tenían más de nueve metros de largo y destellaban con un brillo verde. El salvajismo y la frialdad en sus ojos llenaban toda el área.

La cara del joven cayó de inmediato. Los Lobos Zombies putrefactos que volaban por el aire sintieron la repentina crisis inminente, e inmediatamente se detuvieron y miraron a su alrededor en guardia.

“Peludito # 2! Peludito # 3! “Gritó entusiasmado Wu Chen.

El joven de la Tribu del Cuervo Soldado parecía sorprendido. Los otros dos miembros de la Tribu junto a él también miraron sorprendidos a los Lobos Madera Verde que se acercaban.

“Nunca pensé que mi suerte sería tan buena”, dijo el joven después de un momento, riendo a carcajadas. “¡Tantos excelentes Lobos Madera Verde para presentar al Maestro! ¡En su corazón, definitivamente superaré a Segundo Hermano y a Primer Hermano!”

Sin embargo, incluso cuando su risa resonó en el bosque, un aullido salvaje desgarró el aire. Hizo eco en todas las direcciones, junto con un aura arrogante que inmediatamente hizo que los Neo-Demonios en el área comenzaran a temblar. Incluso los Cultivadores de las Tribus del Cuervo Explorador y el Cuervo Soldado sintieron que sus mentes temblaban.

Al mismo tiempo, apareció una mancha blanca, disparando con tanta velocidad que no se veía nada excepto la blancura. El borrón blanco se estrelló contra siete u ocho de los Lobos Zombies, y los estampidos resonaron junto con chillidos espeluznantes. Los Lobos Zombies explotaron, enviando una maloliente neblina negra en todas direcciones. El borrón blanco que sacudía el mundo se transformó en un Lobo Blanco que se quedó allí con una expresión de grandeza, como si pudiera mirar hacia abajo todo el Cielo y la Tierra.

El cuerpo del lobo blanco no era muy grande, e incluso se veía algo débil. Pero en el instante en que apareció, todos los otros Lobos Madera Verde inmediatamente cayeron, emanando un aire de lealtad.

El lobo blanco levantó la cabeza y aulló, y mientras lo hacía, los otros Lobos Madera Verde se unieron a él. En un instante, toda la manada de lobos aullaba al unísono, haciendo temblar todo lo que había en la zona. Incluso los árboles estaban temblando. Los Lobos Zombies comenzaron a temblar, y sus ojos apáticos se llenaron de veneración y sumisión.

“¡Un Rey Lobo Blanco!” Esto era lo que todos y cada uno de los Cultivadores observadores estaban pensando en ese momento.

¡Rey Lobo Blanco!

La expresión facial del joven cambió de inmediato y comenzó a respirar pesadamente. Retrocedió unos pasos, mirando al Rey Lobo Blanco, sus ojos se llenaban de una locura y una avaricia sin precedentes.

“¡Rey lobo blanco! ¡Quién podría haber imaginado que este lugar tendría un Rey Lobo Blanco! ¡Una vez que el Maestro se entere, estará encantado! ¡No importa a quién pertenezca este Rey Lobo Blanco, ahora que ha aparecido, me pertenece!” Rugió el joven cuando de repente extendió su mano derecha, dentro de la cual sostenía un desliz de jade. Utilizando la velocidad más rápida que pudo reunir, lo aplastó, lo que envió un mensaje a su Maestro, Gu La.

Meng Hao, que todavía estaba observando los procedimientos con su Sentido Espiritual, finalmente lanzó un bufido frío, y luego avanzó.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente