ISSTH 406 – ¡La Tercera Espada de Madera!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

En el instante en que se puso de pie, fue como si el mundo entero se hiciera más pequeño. Todo fue reemplazado por Meng Hao. Su levantamiento provocó que una tempestad surgiera. Su ascenso incluso causó que los rayos dispararan a los Cielos.

La mente de Meng Hao se tambaleó y su corazón se estremeció. Su aura inmediatamente explotó fuera de él, envolviendo el patio, haciendo que toda la horda de Neo-Demonios comenzara a temblar y mirarlo con miedo. Comenzaron a gemir y postrarse en el suelo, sin atreverse a mover un músculo.

Incluso Gran Peludito estaba temblando y tenía la cabeza gacha. El Murciélago Negro también tembló mientras flotaba allí en el aire. Definitivamente había algo extraordinario al respecto, pero Meng Hao estaba en la etapa Avanzada del Núcleo Dorado y también era un Sellador de Demonios. Debido a estas dos cosas, un simple pensamiento suyo podría aniquilarlo y transformarlo en nada más que polvo en el viento.

Para el Murciélago Negro, Meng Hao era completamente diferente de su maestro anterior.

En la actualidad, un rayo se formaba en el aire sobre el patio. El aura en el patio había sido arrojada al caos absoluto, como si toda el área hubiera sido tallada fuera del mundo, y ahora existiera por sí misma, como parte de Meng Hao.

La luz dorada comenzó a emanar de él. Cuando esto sucedió, no había aura académica en él, ni siquiera un ápice. En su lugar, fue reemplazado por la voluntad altísima de un poderoso experto del Cielo y la Tierra. En este momento, ya no era un erudito, sino un experto todopoderoso de la etapa Avanzada del Núcleo Dorado, alguien que podría ponerse de pie cara a cara con un Cultivador del Alma Naciente.

Todo esto… no se podía ver desde el mundo exterior. Por fuera, la brisa soplaba suavemente y las nubes flotaban alrededor. Sin embargo, en el interior del patio estaba la voluntad de un poderoso experto que emanaba de Meng Hao.

Miró fijamente al tembloroso Murciélago Negro un momento y luego cerró los ojos. Aunque duró solo un momento. Luego sus ojos se abrieron de nuevo. El rayo desapareció sin dejar rastro, y la tempestad desapareció. El cuerpo de Meng Hao volvió a la normalidad. Ya no era un experto fuerte y poderoso. En cambio, una vez más se veía como un erudito gentil.

“Una Espada de madera…” respiró ligeramente. Su mano derecha se elevó en el aire, y de repente el Murciélago Negro comenzó a temblar, incapaz de resistir. Disparó hacia Meng Hao, quien luego lo atrapo.

Un intenso miedo florecía en el interior del Murciélago Negro, el terror hacia Meng Hao emanaba de sus ojos. En lo que a él respecta, el poder aparentemente celestial, junto con el débil Qi Demoníaco de Meng Hao, se transformó en una presión inigualable que se precipitó sobre él.

Meng Hao atrapó al Murciélago, con sus ojos pensativos. Después de un momento, levantó su mano izquierda y luego la apuñaló en el cuerpo del Murciélago Negro. El murciélago herido comenzó a retorcerse; su fuerza de vida ya comenzaba a desaparecer. Sin embargo, al mismo tiempo, Qi Demoníaco comenzó a derramarse desde la mano izquierda de Meng Hao, restaurando la vida que el Murciélago estaba perdiendo mientras lo destrozaba.

Su mano gradualmente se hundió más profundamente en el cuerpo del murciélago. Finalmente, en lo profundo de su sangre y su carne, la mano de Meng Hao se cerró alrededor de la empuñadura de una Espada de Madera. En el instante en que lo hizo, sacó la espada del cuerpo del murciélago.

La sangre se derramó, y el Murciélago Negro dejó escapar un chillido espeluznante mientras retrocedía y luchaba por volar en el aire. En cambio, cayó al suelo, jadeando, al borde de la muerte. Al mismo tiempo, una mirada de gratitud apareció en sus ojos. Aunque su cuerpo estaba temblando, su majestuosa fuerza de vida ahora se elevaba lentamente.

Parecía que la espada realmente había estado bloqueando su fuerza de vida y obstruyendo la Cultivación del murciélago. Ahora que Meng Hao la había eliminado, su base de Cultivo fue restaurada inmediatamente, y su fuerza de vida explotó. Esto, junto con el Qi Demoníaco de Meng Hao, causó que la fuerza de la vida del murciélago se hiciera aún más fuerte.

Parecía débil en este momento. Sin embargo, su herida se estaba curando rápidamente, y un aura cada vez más poderosa se desprendía de ella.

El agradecimiento en sus ojos se desvaneció gradualmente, reemplazado por frialdad mientras miraba a Meng Hao.

La expresión de Meng Hao era indiferente e ignoró por completo al murciélago. Aparentemente, su poderío repentino no le interesaba en lo más mínimo.

En cambio, Meng Hao miró la Espada de Madera que acababa de sacar del interior del Murciélago. La sacudió, causando que la sangre y la carne que la cubría desaparecieran. La espada ahora se veía como lo hacía normalmente. Parecía normal, como si no hubiera nada inusual o especial al respecto. Sin embargo, la energía espiritual en el área de repente comenzó a dirigirse hacia la espada. La espada se convirtió rápidamente en lo que parecía ser un vórtice de energía espiritual, toda la cual terminó siendo consumida por la espada.

Meng Hao miró la espada, una extraña expresión apareció en su rostro. Dio una palmada a su bolsa de almacenamiento, y al instante, dos rayos negros salieron disparados, que luego se transformaron en dos espadas idénticas a la que tenía en la mano.

Tres espadas de madera ahora flotaban frente a Meng Hao. Sus ojos destellaban con un brillo extraño.

“Encontré una Espada de Madera en el cuerpo del Dragón Alado de la Lluvia hace tantos años. Ahora, encuentro otra Espada de Madera en el cuerpo de este Murciélago Negro. Estas Espadas de Madera deben tener un origen increíble…” Su mirada pasó sobre las tres. A menos que supiera que uno era un duplicado, sería imposible distinguirlos.

“Es una lástima que haya gastado tantas Piedras Espirituales haciendo esta duplicación. Aunque, si tuviera suficientes, ¡podría usarlos para crear la primera forma de la Formación de Espadas de Loto!”

“Me pregunto qué poderosa sería esa Formación de Espada… Probablemente no sería más débil que la Formación de Espadas del Tiempo. Después de todo, las Espadas de Madera que absorben la energía espiritual cuestan una gran cantidad de Piedras Espirituales para duplicarse. Esta espada… ¡es aterradora!”

Sus ojos brillaron mientras agitaba su mano derecha, haciendo que las tres espadas de madera volvieran a su bolsa de almacenamiento, luego miró al Murciélago Negro.

La herida del Murciélago Negro ahora se había recuperado en su mayoría. Su aura era también mucho más poderosa que antes. Ahora, ya no estaba en la etapa Avanzada de la Fundación Establecida, sino más bien en la etapa Inicial de la Formación del Núcleo. Parecía claro que, después de un tiempo, continuaría recuperándose y fortaleciéndose aún más.

“Las bestias asesinadas con las Espadas de Madera como esta no pueden ser ordinarias. Tomando al Dragón Alado de la Lluvia como ejemplo… Teniendo eso en cuenta, uno solo puede imaginar cuán poderoso fue este murciélago… Quién sabe cuántos años estuvo plagado por la espada hasta que finalmente cayó a su nivel actual. Después de que se recupere y llegue a su punto máximo, ¿cuán poderoso será…?” Meng Hao sonrió. En realidad, no importaba cuán poderoso se volviera el murciélago; mientras éste poseyera Qi Demoníaco, Meng Hao sería capaz de controlarlo.

Eso fue especialmente cierto considerando… que el Qi Demoníaco que Meng Hao acababa de darle para absorber se había mantenido intencionalmente débil. Después de todo, el Qi Demoníaco era su principal método para controlarlo.

Cuando Meng Hao estudió al Murciélago Negro, lo miró con ojos parpadeantes. Después de un momento, éste bajó la cabeza, lo que indica su cumplimiento. Era imposible decir cuánto de esto era genuino y cuánto era falso, pero a partir de este momento, había elegido rendirse.

Pasaron unos días. Las noticias del duelo Dragoneer entre Meng Hao y Mo Fang se habían extendido por toda la Tribu del Cuervo Explorador. En un abrir y cerrar de ojos, el nombre de Meng Hao se había elevado a la fama. Ahora era completamente famoso dentro de la Tribu.

En una noche en particular, el Sacerdote de la Tierra personalmente vino para entregarle a Meng Hao un Medallón de Comando. Esto indicaba que Meng Hao era ahora un vasallo oficial de la Tribu del Cuervo Explorador.

Además del Medallón de Comando, a Meng Hao también se le debía dar la oportunidad de obtener la iluminación del Árbol Sagrado de la Tribu del Cuervo Explorador. Este Árbol Sagrado tenía un nombre: el Árbol Madera Verde…

Meng Hao pensó en esta fuerza de vida totémica que podría crear una fuerza mágica para proteger a toda la Tribu. También pensó en el enorme Treant que había visto. Necesitaba un Tótem de tipo Madera, y aunque cualquiera los podría obtener… cuando se trataba de los cinco tatuajes de Tótems relacionados con los cinco elementos, obviamente, cuanto más fuertes eran los Tótems, más fuerte sería cuando llegara el momento de confeccionar su Alma Naciente de Cinco Colores.

Su oportunidad de obtener la iluminación del Árbol Sagrado Madera Verde llegaría en siete días.

Durante esos siete días, la Tribu del Cuervo Explorador llevó a cabo varias ceremonias grandiosas. No estaban relacionadas con Meng Hao convirtiéndose en un vasallo, sino más bien, para ofrecer sacrificios a los antepasados ​​y para preparar una Marca de Madera Verde. Era solo de esta manera que Meng Hao podría entrar en el estado de la iluminación.

Para cualquier miembro de la Tribu, tal iluminación era muy importante. Cada miembro adulto de la tribu pasó por el proceso, que refinó su propia fuerza de vida. Obviamente, también se consideraba una buena fortuna para cualquier vasallo.

En el séptimo día, se realizó una serie de ritos complicados. Varios miles de miembros de la Tribu del Cuervo Explorador se reunieron para sentarse con las piernas cruzadas en la cima de la montaña. Se sentaron en círculos concéntricos, cantando suavemente un extraño conjuro. El sonido de éste llenó el Cielo y la Tierra, y causó que capas de nubes llenaran los cielos previamente despejados. Se sentía como si el mismísimo Tiempo estuviera avanzando. Meng Hao llevaba una larga túnica verde mientras subía por las escaleras hasta la montaña que conducía al altar.

El Sacerdote de la Tierra estaba allí, escoltado por una anciana, que era la Sacerdotisa del Cielo de la Tribu del Cuervo Explorador. Ambos sonrieron cuando Meng Hao se acercó.

“La Tribu del Cuervo Explorador trata a las personas con sinceridad”, dijo el Sacerdote de la Tierra, con voz suave. “En todos los casos, uno debe pagar un precio antes de recibir ganancia. El compañero Daoista Meng no es una persona común, y seguramente puede sentir la buena fe de la Tribu del Cuervo Explorador.”

“Muchas gracias”, respondió Meng Hao juntando sus manos.

“¡Comencemos!” Dijo la Sacerdotisa del Cielo. La anciana agitó su brazo; un sonido retumbante llenó el aire y una grieta se abrió en el medio del altar. Inmediatamente, un rayo de luz verde se elevó en el aire, desde donde emanaba un denso Qi Demoníaco.

La aparición de este Qi Demoníaco causó instantáneamente que los vellos de Meng Hao se pusieran de punta. También dentro de la luz verde se levantó un enorme Treant. Su color era un verde arcaico, y tenía varias docenas de metros de altura. Las hojas marchitas cubrían su cuerpo, y emanaba un profundo sentimiento de antigüedad…

Era como si hubiera existido dentro del flujo de tiempo durante mucho, mucho tiempo. Era como si se pudieran ver rastros del paso del tiempo dentro de sus ojos. Mientras flotaba, su cuerpo irradiaba una fuerza de vida ilimitada.

La intensidad de su fuerza de vida era tal que todas las formas de vida del tipo Madera se postraban instantáneamente ante ella y la llamaban ancestro. Sin embargo… dentro de la floreciente fuerza de la vida, Meng Hao podía sentir decadencia y deterioro. Era como si la fuerza de vida estuviera llegando al final de su camino.

El cuerpo de Treant también estaba cubierto con innumerables cicatrices. Emitía un aura poderosa que causaba el cambio del color del cielo y la tierra, las nubes se revolvían y el bosque circundante suspiraba.

Sus ojos estaban llenos de sabiduría mientras miraba a Meng Hao.

En el instante en que apareció, el canto de los miles de miembros de la tribu que lo rodeaban se hizo más fuerte, y comenzaron a arrodillarse y a postrarse.

El Sacerdote de la Tierra y la Sacerdotisa del Cielo se tomaron de las manos y se inclinaron ante el Treant.

Meng Hao no pudo apartar sus ojos de la enorme criatura. Su corazón tembló; ahora estaba seguro de que este Treant era un Gran Demonio del cielo y la tierra. Era similar al Mar del Norte; un verdadero Demonio!

El gigante Treant de repente comenzó a hablar. “Extranjero… Has recibido la aprobación de la Tribu que protejo. Por lo tanto, yo… te otorgaré una buena fortuna. Te llevaré a experimentar algunos de mis recuerdos, de una eternidad pasada…” El Treant lentamente levantó su mano derecha y la colocó frente a Meng Hao.

Mantuvo su mano allí, esperando que Meng Hao subiera. Mientras esto sucedía, el Jade de Sellado de Demonios dentro de la bolsa de almacenamiento de Meng Hao finalmente reaccionó, la primera vez que lo hizo en el Desierto Occidental.

La voz arcaica del jade sonó en la mente de Meng Hao.

“El Dao antiguo, el deseo tenaz de Sellar los Cielos, beneficio para todos en las montañas, la tribulación Dao debe venir a las Nueve Montañas y Mares, mi destino es el Aeon.”*

Pagina Anterior
Pagina Siguiente