ISSTH 404 – Avergonzado de Rabia

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Mo Fang tendió la Píldora de Nutrición de Demonios, su expresión era distante. En lo que a él respectaba, ahora no había nada de qué preocuparse. Nunca había oído hablar de ningún Neo-Demonio capaz de resistir una Píldora de Nutrición de Demonios.

Sin embargo, tomó solo un momento para que su expresión se llenara de sorpresa. No era solo él; todos los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador que los rodeaban estaban mirando con los ojos abiertos a los cinco Lobos Madera Verde. Simplemente no podían creerlo.

Gran Peludito ni siquiera había abierto los ojos, y aún estaba durmiendo la siesta. Peludito # 2 y los otros tenían expresiones extrañas en sus caras. Olfatearon el aire y luego miraron confundidos a Meng Hao.

Meng Hao no dijo nada. Todos los lobos, excepto Gran Peludito, reanudaron su juego. En cuanto a Mo Fang y su Píldora de Nutrición de Demonios, fueron completamente ignorados.

Los Neo-Demonios de los miembros de la tribu que los rodeaban se estaban volviendo locos, mientras que los Lobos Madera Verde estaban completamente tranquilos. Al verlos, la mente de Mo Fang pareció destruirse como si le cayera un rayo.

Nadie habló. Casi cien personas parecían no poder respirar.

“Imposible…” dijo Mo Fang. “¿Cómo podría ser esto? Esto… esta es una Píldora de Nutrición de Demonios. No hay un solo Neo-Demonio que pueda resistirla…” Su rostro estaba pálido; lo que estaba sucediendo fue un gran golpe para él. Se tambaleó hacia atrás, murmurando para sí mismo y mirando su más valiosa y preciada Píldora de Nutrición de Demonios. Luego miró hacia a los cinco Lobos Madera Verde.

Sintió que su mente se tambaleaba, y una mirada de confusión llenó sus ojos. De repente, comenzó a dudar de sí mismo.

Meng Hao dio una tos seca. Se sentía un poco mal por Mo Fang. Si el hombre hubiera sacado algún otro objeto, tal vez podría haber llamado la atención de Gran Peludito y los otros lobos. Pero para los lobos, esta supuestamente preciosa Píldora Nutrición de Demonios, no tenía ningún valor.

Desde el momento en que eran pequeños, habían sido alimentados con Píldoras de Nutrición de Demonios del Clan de la Nieve Frigida. Lo que es más importante, incluso el Clan de la Nieve Frígida no podía confeccionar una Píldora de Nutrición de Demonios de la misma calidad que Meng Hao, a menos que tuvieran un Gran Maestro del Dao de la alquimia como él.

A modo de analogía, era como si estos Lobos Madera Verde hubieran sido criados en cunas de oro, solo para que alguien sacara un trozo de cobre o hierro para tratar de llamar su atención. ¿Cómo podrían preocuparse por algo así…?

Eso fue especialmente cierto para Gran Peludito, ¡que se había comido una verdadera Píldora de Nutrición de Demonios!

En realidad, la fórmula de la píldora del Clan de la Nieve Frígida no era defectuosa. Sin embargo, no fueron capaces de usarla para crear una verdadera Píldora de Nutrición de Demonios, ¡porque no eran Selladores de Demonios!

Solo los Selladores de Demonios podrían usar el Qi demoníaco del Cielo y la Tierra, fusionarlo en la píldora medicinal y, por lo tanto, inventar una verdadera Píldora de Nutrición de Demonios.

Ese era el tipo de píldora que Gran Peludito había consumido. Los cambios en él habían sido devastadores, más allá de lo que existía en el mundo mortal.

“Si el Gran Maestro Mo no tiene otros métodos para probar, entonces creo que es hora de que seleccione algunos de sus Neo-Demonios. Sacerdote de la Tierra, ¿podría molestarlo para que atestigüe?” Meng Hao sonrió a Mo Fang, luego se volvió para inclinarse hacia el Sacerdote de la Tierra con las manos juntas.

¿Cómo podría Meng Hao no haber notado antes al hombre que estudiaba el tatuaje Tótem en su mano derecha? Ese había sido su plan desde el principio, y también la identidad que había elegido asumir.

¡Un descendiente del Clan de la Nieve Frigida!

El tatuaje Tótem en la mano derecha de Meng Hao, no era otro que la Larva sin Ojos, que se parecía mucho a la Larva Frígida de Nieve. Las personas que no sabían la diferencia, naturalmente, confundian ambos. Por supuesto, las tribus que usaban larvas como tótems no eran muy comunes en el Desierto Occidental, pero Meng Hao estaba seguro de que, si mostraba el talento de un Dragoneer, la gente podría sumar dos y dos, para llegar al fondo del asunto.

Anteriormente, esto fue exactamente lo que habia pasado por la mente del Sacerdote de la Tierra.

El Sacerdote de la Tierra pensó por un momento y luego miró a Mo Fang. Él no necesitaba decir nada en realidad. No solo su mirada, sino las miradas de todos los miembros de la Tribu del Cuervo Explorador que le rodeaban, todos cayeron sobre Mo Fang. Es difícil bajarse de un tigre una vez que comienzas a montarlo, y esa era la situación en la que se encontraba Mo Fang en este momento.

Miró a Meng Hao. A partir de ahora, la hostilidad que sentía había alcanzado un nivel increíble. Después de un largo momento, rechinó los dientes. No podría violar la costumbre Dragoneer frente a todas estas personas. Al mismo tiempo que había recibido aprobación para intentar tomar a los Neo-Demonios de Meng Hao, había estado de acuerdo con la posibilidad de que Meng Hao tomara los suyos.

Mo Fang dio un cacareo frío mientras pensaba: “Sus Neo-Demonios son demasiado extraños. Sin embargo, aunque no tengo forma de hacer que me sigan, si él piensa que va a llevarse a mis Neo-Demonios, ¡se equivocará tristemente!” Pensando en la fuerza de su propia horda de Neo-Demonios, se sintió bastante confiado. Con eso, agitó su mano derecha, causando que apareciera una bolsa de almacenamiento especial. Esta bolsa de almacenamiento parecía estar construida con la piel de las bestias. Comenzó a temblar, y de repente varios rayos de luz volaron, acompañados por poderosos gritos.

En total, hubo 23 Lobos Madera Verde, 19 Serpientes Madera Verde y 13 Murciélagos Madera Verde. Volaron para rodearlo, emanando un poder impactante. Los miembros observadores de la Tribu del Cuervo Explorador, tenían miradas de profunda veneración en sus rostros.

Eso causó que algo de la vergüenza de Mo Fang disminuyera. Sus ojos brillaron mientras sacaba otra bolsa de almacenamiento, que agitó frente a él. Tres gritos ensordecedores sacudieron repentinamente todo a medida que emergían los Neo-Demonios de tres metros de largo. Uno era una corpulenta Pitón Madera Verde y otro era un Lobo Madera Verde cuyo cuerpo crepitaba con un rayo.

El último de los tres hizo temblar a toda la horda de Neo-Demonios. ¡Era un murciélago gigante!

Este murciélago emanaba un aura antigua, como si hubiera estado vivo durante mucho, mucho tiempo. Aunque flotaba allí en el aire, sus alas estaban dobladas, y se mantenía erguido como una persona. Miraba a su alrededor, con sus ojos fríos y penetrantes. Cualquiera a quien mirara no podría dejar de temblar.

Los miembros circundantes de la Tribu del Cuervo Explorador no pudieron evitar mirar a Mo Fang con profunda veneración.

“¡Tres neo-demonios de Rango 5! ¡Y los tres están mutados! Y mira ese Murciélago Negro… ¡Es tan fuerte como la etapa Avanzada de la Fundación Establecida!”

“Incluso hay un montón de Rango 4, aunque la mayoría de ellos son de Rango 3. ¡Ninguno es de Rango 2!”

En el Desierto Occidental, un Dragoneer Rango 5 podría considerarse un poderoso experto. Por ejemplo, este Mo Fang en realidad solo tenía una base de Cultivo en la etapa Intermedia de la Fundación Establecida. Sin embargo, en lo que se refiere a su destreza en la lucha, podría causarle un gran dolor de cabeza incluso a alguien de la etapa Avanzada de la Fundación Establecida.

“¡Esta es mi horda de Neo-Demonios! ¡Si crees que tienes la habilidad, trata de llevártela!” La voz de Mo Fang se hizo eco, llena de confianza en sí mismo. Su expresión era de orgullo. Estaba seguro de que a lo sumo, Meng Hao se llevaría a algunos de los Neo-Demonios más débiles del Rango 3. Después de adquirir estos Neo-Demonios, había gastado prácticamente todos sus recursos para criarlos. Habían estado con él durante años, dándole la suprema confianza de que no se someterian ante Meng Hao.

Meng Hao sonrió levemente. Teniendo en cuenta su propia identidad, y su base de Cultivo, no consideró inapropiado enseñar una lección a este pequeño Cultivador. Su mirada recorrió los Neo-Demonios.

“Convertirse en uno de los Neo-Demonios de Meng Hao solo puede describirse como una fortuna y buena suerte. Les daré el espacio de tres respiraciones para decidir… Si quieres seguirme, ven aquí.” Pronunció las palabras con indiferencia, pero al hacerlo, hizo que Qi Demoníaco comenzara a emanar.

Incluso esta pequeña cantidad de Qi Demoníaco inmediatamente provocó que una docena de Neo-Demonios empezaran a temblar y observarlo. También causó que los Neo-Demonios totémicos de los miembros de la Tribu de Cuervo Explorador comenzaran a aullar. El sonido llenó el aire cuando casi todos dejaron a sus amos para volar en el aire, aullando de esperanza.

La cara del Gran Anciano de la Tribu cayó cuando el tatuaje Tótem en su cuerpo comenzó a brillar y luego la Serpiente Verde dentro salió, aullando.

La cara del Sacerdote de la Tierra también cayó cuando su propio tatuaje Tótem comenzó a emitir un resplandor. Jadeando, agitó su mano, causando que el poder de su base de Cultivo explotara. Escudos invisibles surgieron de repente en todas partes, impidiendo que los Neo-Demonios totémicos de los miembros de la tribu se lanzaran hacia adelante.

La cara de Mo Fang estaba llena de completa incredulidad y respiraba agitadamente. Miró a la horda de Neo-Demonios que momentos atrás había estado obedientemente de pie a su lado. Ahora, estaban aullando locamente, avanzando hacia Meng Hao. En un abrir y cerrar de ojos, solo los tres Neo-Demonios de Rango 5 se quedaron atrás luchando.

Después de que pasará el tiempo de algunas respiraciones, el Lobo y la Pitón  Madera Verde, se acercaron a Meng Hao. Ahora, solo quedaba el murciélago, mirando fijamente a Meng Hao con sus fríos ojos. Sin embargo, dentro de esos ojos se podía ver tanto la inteligencia como el shock.

“Ven aquí”, dijo Meng Hao, mirando al Murciélago. Podía decir que el murciélago sufría de una lesión oculta que a otros les resultaría difícil de detectar. Meng Hao también fue capaz de sentir un débil Qi Demoníaco que emanaba de él.

La sensación era muy similar a la de Gran Peludito.

Sin embargo, el Qi Demoníaco estaba en desorden, por lo que Meng Hao fue capaz de detectar la extraña lesión.

Tan pronto como Meng Hao le habló al murciélago, los ojos de la gigantesca criatura brillaron con un brillo de inteligencia. De repente, su cuerpo se disparó al aire y voló para pararse junto a Meng Hao.

“¡Imposible!” Gritó Mo Fang, la sangre salía de su boca mientras se tambaleaba hacia atrás varios pasos. Sintió que estaba a punto de volverse loco.

Todo esto fue simplemente imposible de aceptar. Sus ojos estaban de un color rojo brillante y su cabello estaba completamente despeinado. Incluso mientras rugía, sus ojos se llenaron de una fuerte intención asesina. ¿Cómo podría aceptar que frente a toda esta gente, un Dragoneer completamente desconocido lo derrotaría de esta manera? La intención asesina estalló en sus ojos y de repente levantó su mano derecha.

Allí en su muñeca, había un brazalete de huesos negro. La pulsera se rompió en pedazos, se transformó en cenizas que se dispersaron formando una niebla oscura.

La niebla de ceniza de hueso comenzó a congregarse. Cuando lo hizo, comenzó a brillar intensamente y emitir la luz de la teletransportación. Los sonidos de rugido podrían escucharse repentinamente dentro del hechizo de teletransportación; al mismo tiempo, aparecieron corrientes de luz grisáceas, que luego se transformaron en un mono gigante de color gris, de aproximadamente veinticinco metros de largo.

Los ojos del simio eran de un rojo brillante, y su pelaje era largo y exuberante. En el instante en que apareció, dejó escapar un rugido aterrador, junto con un aura equivalente a la etapa de Formación del Núcleo, que llenó el área. Las caras de los miembros circundantes de la Tribu del Cuervo Explorador se llenaron de sorpresa instantáneamente.

“¡Un Neo-Demonio de Rango 6!”

“¡Ese es un Neo-Demonio de Rango 6!”

Su voz se llenó de rabia, Mo Fang gritó, “¡¡Mata a todos sus Neo-Demonios, y mátalo!!”

Inmediatamente, el mono gigante se levantó y dejó escapar un rugido espantoso. Luego, cargó directamente hacia Meng Hao.

Su cara estaba llena de crueldad, como si no hubiera seres vivientes que no pudiera romper en pedazos.

Los ojos de Meng Hao se enfriaron.

“Gran Peludito”, dijo fríamente.

Tan pronto como las palabras salieron de su boca, Gran Peludito, que había estado durmiendo la siesta todo el tiempo, levantó la cabeza. Su cuerpo se veía flaco y débil, pero de repente explotó con un poder impactante. Sus ojos fríos se llenaron de una brutalidad y locura que se elevó hasta  los Cielos.

Su salvajismo generalmente fue reprimido por Meng Hao. Sin una orden directa, nunca aparecería. Ahora, explotó, y cuándo lo hizo, un aura sangrienta comenzó a emanar fuera de su cuerpo. Fue en este momento que su pelaje de color verde de repente…

¡Se volvió blanco!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente