ISSTH 399 – Senior, Sálvame

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Varios días después…

En la montaña, en el medio de la Tribu del Cuervo Explorador, había una cadena de casas extravagantes. Aunque se construyeron con madera, la madera provenía de Árboles Espirituales de los bosques circundantes que habían crecido durante cientos de años. Eventualmente, acumularon una cierta cantidad de energía espiritual, y cuando se utilizaron para construir casas, podían proporcionar bastantes beneficios cuando se trataba de practicar la cultivación.

Las únicas personas que podrían vivir aquí eran los descendientes de los tres grandes linajes de la Tribu.

Este, por supuesto, era el lugar donde Wu Chen residía. En ese momento, estaba lanzando furiosamente un tarro de cerámica al suelo, que se rompió en pedazos. Su voz enfurecida se oyó por toda la casa.

“¡Wu Ali, has ido demasiado lejos!” El cabello de Wu Chen estaba desordenado, y sus ojos irradiaban una locura venenosa. Su cuerpo temblaba y emanaba intención asesina. Golpeó con el puño la pared de madera junto a él, haciendo temblar toda la casa. Pero desafortunadamente aparecieron ondas de energía espiritual, resistiendo el poder de su base de Cultivo e incluso rebotando en él. Ahora la mano de Wu Chen estaba herida y goteaba sangre.

Ignorando la sangre, apretó los puños y continuó diciendo: “Ese medallón de Tótem fue otorgado a mi padre hace años debido a su servicio a la Tribu. ¡¿Por qué diablos te lo están dando ahora?! ”

A pesar de su desahogo, su corazón se llenó de impotencia. Una sonrisa amarga apareció en su rostro mientras miraba al cielo en el exterior. En lo que a él respectaba, el mundo entero estaba lleno de oscuridad.

Fue en este punto cuando se abrió la puerta principal. La luz del sol se filtró, perforando sus ojos. Entró una mujer, alguien muy familiar para Wu Chen.

“Hermana…” dijo, y su voz se llenó de dolor.

La mujer era alta y tenía el pelo largo y negro. La ropa que usaba era utilitaria, pero era imposible ocultar su belleza natural. Sin embargo, el constante surco en su frente hacía que pareciera que estaba en un estado de pensamiento perpetuo.

“Ya he arreglado todo para ti”, dijo, su voz era suave. “Tú y Wu Ali tendrán un duelo justo, de Neo-Demonios. Quien gane recibirá el medallón del Tótem.”

Ella miró los fragmentos de cerámica en el suelo y luego volvió a mirar a Wu Chen.

“¡¿QUÉ?!?!” Gritó Wu Chen, con los ojos inyectados en sangre. “¡Ese medallón fue entregado a nuestro padre por su servicio meritorio!” Su expresión se llenó de salvajismo. Su insatisfacción hacia la Tribu del Cuervo Explorador, no podría ser mayor. En los últimos años, había hecho todo lo que su hermana le había pedido que hiciera. Él lo había soportado todo. Pero ahora, incluso el medallón Tótem de su padre estaba siéndole arrebatado. Él realmente valoraba el medallón Tótem, este hacia que fuera mucho más fácil formar tótems. En realidad, era un tesoro precioso que incluso tenía la capacidad de transmitir un poder heredado del Ancestro Tribal.

Al ver a Wu Chen en su estado de histeria, su hermana dijo con dulzura: “Todo el asunto fue establecido por el Gran Padre de la Tribu, por lo que debes cumplirlo.”

“Escucha, voy a buscar al Gran Maestro Shui Mu, el Dragoneer de Rango 3. Compraré un Neo-Demonio de Rango 2 para ti, de esa manera el duelo será justo.”

“El Neo-Demonio de Wu Ali es un Murciélago Volador de Rango 2. Fue criado personalmente por un Dragoneer de Rango 5. ¡Un Neo-Demonio de ordinario Rango 2 no podría vencerlo!… Un duelo de Neo-Demonios… ¡Va a ser un duelo ‘justo’ de Neo-Demonios…!” Wu Chen sintió que simplemente no podía aceptarlo. Fue en este punto que una idea brilló como un rayo en su cabeza.

“Duelo de Neo-Demonios… Neo-demonios… ¡Los Lobos Madera Verde!”

De pronto, sus ojos se llenaron de un intenso resplandor, como si de repente hubiera salido de las profundidades de la desesperación.

“Si le suplico a ese Senior, tal vez él me ayude”, pensó. “Ese insignificante inútil de Wu Ali será derrotado con seguridad! Entonces podré obtener el medallón Tótem que es legítimamente mío, y comenzar mi ascenso a la prominencia.” Wu Chen comenzó a jadear, y el brillo en sus ojos se hizo aún más brillante. Lleno de intensa esperanza, se levantó y se fue, con la intención de buscar a esa misteriosa figura a quien encontraba completamente insondable. Por supuesto, no era otro que la persona que él veía como un Maestro de la generación Sénior, Meng Hao.

La hermana de Wu Chen frunció el ceño cuando lo vio alejarse. Ella no hizo nada por detenerlo, sino que lo siguió por detrás.

Wu Chen no dudó en absoluto. Ignorando el hecho de que su hermana lo estaba siguiendo, corrió hacia la montaña, hacia el distrito de Criadores de Neo-Demonios. Mientras miraba las filas de patios y olía el extraño olor en el aire, su mente se llenó de sus preocupaciones sobre posibles pérdidas y ganancias.

No le tomó mucho tiempo llegar al patio de Meng Hao. Se quedó afuera, su bella hermana detrás de él, frunciendo el ceño. Su hermana no entendía por qué Wu Chen de repente se había precipitado aquí tan pronto como mencionó a los Neo-Demonios.

“Wu Chen…” dijo en voz baja.

Él la ignoró por completo mientras miraba la puerta cerrada que conducía al patio. Apretando los dientes, dio un paso adelante y, poniendo la más respetuosa expresión en su rostro, juntó las manos e hizo una reverencia, sin hacer ningún movimiento para abrir la puerta.

“Wu Chen está aquí para presentar sus respetos, sénior”, dijo.

Su voz era fuerte, y produjo eco. Los ojos de su hermana se estrecharon de inmediato. Conocía bien a su hermano menor y estaba acostumbrada a la agresividad con que solía actuar debido a la presión que soportaba. Había pocas personas a las que trataría con cortesía.

Ella no lo había visto actuar con tanto respeto en mucho tiempo. En realidad … ella podía ver claramente que el respeto que estaba mostrando no era un acto, sino que existía en lo profundo de su corazón.

“Este lugar…” Miró de cerca el patio y la puerta cerrada.

Pasó un largo momento. Wu Chen apretó los dientes y continuó en voz alta, “Wu Chen de la generación junior le rinde homenaje a la generación sénior. Senior, me gustaría solicitar una audiencia.” Su voz se hizo eco, inmediatamente atrayendo la atención de otros Criadores de Neo-Demonios cercanos. Unos pocos abrieron las puertas de sus patios para mirar.

Cuando vieron a Wu Chen y su bella hermana, solo les llevó un momento reconocer quiénes eran.

La hermana de Wu Chen comenzaba a sentirse un poco irritada. Desde su perspectiva, Wu Chen era descendiente de los tres grandes linajes. Los vasallos ni siquiera eran miembros de la Tribu, por lo que no era necesario mostrarles tal veneración. Y, sin embargo, Wu Chen se había inclinado dos veces en saludo al dueño de este patio. Ella frunció el ceño y dejó escapar un frío suspiro. Estaba a punto de abrir la puerta para ver cuán hábil era este Cultivador, a quién su hermano le había mostrado tanta cortesía.

Sin embargo, tan pronto como ella dio un paso adelante, su hermano se movió para bloquearla, y una mirada implorante apareció en su rostro.

Cuando ella vio su expresión, su corazón se ablandó. Con un suspiro interno, ella dio un paso atrás. En lo profundo de su corazón, su irritación hacia quien estaba en el patio continuó creciendo.

En este momento aún más cultivadores los estaban mirando, y algunos de ellos estaban discutiendo sobre su manera de actuar en tonos bajos.

“Esos son descendientes de los tres grandes linajes. He oído hablar de ellos dos. ¿Por qué podrían venir aquí a presentar sus respetos a un simple Criador de Neo-Demonios?”

“Si iban a presentarle sus respetos a alguien, debería ser al Gran Maestro Shui Mu. El Cultivador en ese patio es llamado Meng, y no hay nada especial en él.”

“Tal vez el Gran Maestro Shui Mu no es tan educado como parece, y se negó a separarse de un Neo-Demonio. Entonces, no tuvieron más remedio que bajar sus estándares. Aun así, ¿por qué elegirían a un Criador de Neo-Demonios sin ninguna reputación?”

Wu Chen y su hermana podían escuchar lo que la gente decía. En cuanto a Wu Chen, no cambió su pensamiento en absoluto. Su hermana, sin embargo, parecía cada vez más oscura y sombría.

Ya había aguantado tanto como pudo cuando la puerta del patio se abrió lentamente sin hacer ruido. Desde adentro, se podía escuchar una voz agradable: “Entren.”

Wu Chen inmediatamente se emocionó. Él respiró hondo y luego organizó sus prendas. Inclinándose una vez más, entró cautelosamente en el patio. Su hermana lo siguió, con su rostro sombrío.

Meng Hao estaba sentado allí con las piernas cruzadas, rodeado por sus cinco Lobos Madera Verde, que estaban tomando una siesta.

Cuando vio los lobos, los ojos de la hermana de Wu Chen se abrieron de par en par. Con la excepción de uno, todo el grupo parecía ser Neo-Demonios de Rango 2 de alta calidad. Ahora, ella entendía por qué su hermano estaba siendo tan educado.

“Pero hay muchos Cultivadores en el Desierto Occidental que son expertos en criar Neo-Demonios”, pensó. “Wu Chen no tiene mucha experiencia, por lo que erróneamente asume que este tipo es especial. Me pregunto qué hizo este tipo para engañar a Wu Chen.” Sus ojos brillaron fríamente, y en su corazón lanzó un largo suspiro.

Tan pronto como entró al patio, Wu Chen cayó de rodillas. “Senior, te ruego que me salves…”

Esto hizo que su hermana frunciera el ceño aún más profundamente.

Meng Hao abrió los ojos. Miró a Wu Chen y a su hermana, tomando nota de su actitud antagónica. Haciendo caso omiso de ella, se centró en Wu Chen.

“Realmente no eres capaz de controlar estos Lobos Madera Verde”, dijo con calma.

“Senior, no estoy aquí para pedir el control de los Lobos Madera Verde”, dijo, su voz llena de cordialidad y súplica. “Necesito tu ayuda. Wu Ali es un matón intolerable. Tengo que participar en un duelo de Neo-Demonios con él. Senior, no tengo Neo-Demonios que sean capaces de hacerle frente. ¡Senior, por favor sálvame! Te ruego que te pares a mi lado como un Dragoneer. ¡Haré lo que quieras, incluso juraré mi vida por ti!”

“¡Wu Chen, levántate!”, Dijo su hermana, con voz áspera.

Wu Chen la ignoró y siguió mirando fijamente a Meng Hao, con sus ojos suplicantes.

Meng Hao lo miró en silencio por un momento, sus ojos brillaban.

“Quiero la técnica de Marcas Tótem de la Tribu del Cuervo Explorador”, dijo.

Al escuchar sus palabras, la hermana de Wu Chen inmediatamente respondió: “¡Imposible! ¡Eres solo un vasallo! ¡Tal pedido es absurdo!” Dos tatuajes de tótem brillaban sobre ella, indicando que su base de Cultivo estaba en la etapa de la Fundación Establecida.

Meng Hao la ignoró y siguió mirando a Wu Chen mientras esperaba que respondiera.

Wu Chen vaciló por un momento. Una Técnica de Marca Tótem era una magia Cónclave, Fundamental y Propia de cada Tribu. Normalmente sería muy difícil para un vasallo adquirir tal técnica. Según la costumbre, Wu Chen no debería revelar tal técnica a un extraño. A menos que él estuviera dispuesto, la técnica no podría ser extraída de él ni siquiera por una Búsqueda de Almas. Cada miembro de la tribu del Cónclave fue bendecido con un Tótem, que estaba marcado en su propia alma.

Sin embargo, cuando consideró toda la injusticia que había experimentado en los últimos años, Wu Chen apretó los dientes, y una mirada de locura llenó su rostro.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente