ISSTH 396 – ¡Una Verdadera Píldora de Nutrición de Demonios!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente



ROOAAARRR !!

Se podía escuchar un nuevo sonido desde las profundidades de las interminables montañas boscosas. El rugido se extendió, lleno del poder de destruir todo en pedazos.

Sonaba como rayos que chocaban entre sí,  se unieron en un aullido… y luego, en una voz.

“¡Forastero!” La voz sonaba como innumerables voces combinadas. Lo más extraño fue que cualquiera que lo escuchara podría decir que este no era el rugido de un Cultivador. No… ¡esta voz no era humana!

En el instante en que apareció la voz, hizo eco en todas las direcciones, haciendo que todos los demás sonidos dentro de las montañas y los bosques se detuvieran instantáneamente.

Los corazones y las mentes de los miembros de las cinco Tribus se conmovieron al instante. Sus rostros inmediatamente revelaron asombro.

“Eso es….”

“¡Esa es la Bestia Foránea! La Bestia Foránea con su rugido Inmortal !!”

“¡No puedo creer que la Bestia Foránea con su rugido Inmortal esté en esta área! Nació como un Gran Neo-demonio de rango 7, ¡y luego creció hasta el rango 11! ¿Fue marcado por un humano, o es en realidad un Gran Demonio? “

En el Desierto Occidental, si una criatura fue marcada y sellada por humanos, se la conocía como un Neo-demonio. ¡Los que no poseían marca… eran Grandes Demonios!

Cuando los miembros de las cinco Tribus del Cuervo Divino discutían el asunto, los Neo-Demonios de mayor rango estaban temblando. El rugido de este momento, solo provocó que aumentara la intensidad de sus propios rugidos. ¡Era como si quisieran advertirle a esta Bestia Foránea, que la región que estaba atravesando les pertenecía!

De repente, el suelo comenzó a agrietarse y temblar violentamente. Algo que parecía un gigante estaba avanzando a través del bosque. Entre los miembros conmocionados de las cinco Tribus, la gente comenzó a emplear técnicas mágicas secretas para ver lo que estaba sucediendo en las montañas a su alrededor.

Dentro de las escarpadas montañas había un vasto mar de bestias de distintos rangos, cargando hacia ellos, con sus ojos perdidos en la demencia por conseguir lo que fuera que produjera ese Qi Demoníaco.

Arriba en el cielo había una gran cantidad de extrañas criaturas voladoras. Ellas también estaban aullando. Desde la distancia, parecía como si una enorme ola de bestias avanzara hacia las cinco Tribus desde todas las direcciones.

Llenaban el cielo y la tierra en todas direcciones, con las cinco Tribus en el centro. Obviamente estas quedarían completamente aplastadas cuando llegaran.

Para las cinco Tribus, este era un desastre monumental, una calamidad que había surgido tan repentinamente que ni siquiera tuvieron tiempo de reaccionar.

Las ondas se extendieron en el aire mientras las bestias voladoras rugían. El estruendoso sonido creó un eco que paralizaba todo, a medida que se acercaba.

¡Todo esto sucedió en el espacio de solo quince respiraciones!

Meng Hao podía sentir el temblor de la tierra, y podía escuchar los rugidos de afuera, incluido el de la Bestia Foránea. Debido a todo lo que estaba pasando, en realidad, tuvo un poco más de tiempo que antes.

Negando con la cabeza, pensó: “Nunca imaginé que la combinación del Qi Demoníaco y la Píldora de Nutrición de Demonios causaría una escena tan impactante. Esta píldora medicinal … aparentemente volverá loco a cualquier Neo-demonio.” Con una sonrisa amarga, miró a los cinco pequeños lobos, que intentaban frenéticamente atravesar las tablas de madera para alcanzarlo.

De repente se escuchó un sonido crujiente cuando tuvieron éxito.

Los ojos de Meng Hao brillaron mientras agitaba su mano derecha. La píldora medicinal se disparó hacia la perrera de madera. Los cinco pequeños lobos emitieron lindos aullidos mientras cargaban hacia él. En los últimos días habían jugado mucho entre ellos, pero ahora, no tenían afecto. Se mordieron y se rasguñaron violentamente mientras corrían.

En este punto el pequeño Lobo Madera Verde con la cicatriz blanca en su cabeza dio rienda suelta a su poder y ferocidad. Golpeó a los otros pequeños lobos y luego se transformó en un haz de luz verde que se disparó hacia adelante y se tragó la píldora medicinal.

Tan pronto como lo hizo, la multitud de bestias fuera de las cinco Tribus comenzó a emitir aullidos tristes. Una gran cantidad de nubes negras hervía arriba en el cielo, y de repente se disparó hacia adelante. Mientras lo hacían, el rugido de la Bestia Foránea lo sacudió todo.

Todos los Cultivadores en las cinco Tribus tenían caras pálidas. Eso fue porque …

Ubicada en el centro de las cinco Tribus, estaba su Tierra Santa, la antigua ubicación de la Tribu del Cuervo Divino. De repente, ¡un rayo de luz salió disparado a la noche oscura desde ese mismo lugar!

Era un rayo de cinco colores que se extendió para cubrir las cinco Tribus. Desde dentro de la luz surgió un cuervo negro.

El cuervo levantó la cabeza y dejó escapar un agudo chillido, que era como una tempestad violenta. Las ondas se extendieron en todas las direcciones, aparentemente llenas del poder de aplastar todo.

A medida que las ondas se agitaban, muchos de los enormes árboles en el bosque fueron arrancados de sus raíces. La tierra se sacudió, y grandes rocas fueron arrancadas de la tierra. Era como si una tempestad indescriptiblemente poderosa se hubiera levantado alrededor de las cinco Tribus.

Rápidamente se transformó en un vórtice que barrió con todos los alrededores.

Meng Hao estaba jadeando mientras miraba hacia la antigua ubicación de la Tribu del Cuervo Divino, y sus ojos brillaron intensamente.

En este punto, ya no estaba preocupado. Todos los rastros de la píldora medicinal que había instigado la perturbación, habían desaparecido, tan pronto como el pequeño lobo la consumió. Meng Hao era bastante sensible al Qi Demoníaco, por lo que pudo estar absolutamente seguro de este hecho.

Aparentemente, el Qi Demoníaco ya había sido absorbido por el pequeño lobo con la cicatriz blanca, que en ese momento había caído en la inconsciencia.

Sin embargo, a pesar de estar inconsciente, su fuerza vital se estaba elevando vigorosamente.

La tempestad del exterior cubría todo, haciendo que lo único visible fuera la luz de cinco colores. Al verla, Meng Hao pensó en su propia Tribulación de Cinco Colores.

Hace dos días, cuando Meng Hao había llegado a la Tribu del Cuervo Explorador, había despedido al loro y a la jalea de carne. Era imposible decir lo que estaban haciendo en las montañas circundantes.

Pensar que estaban en la tormenta hizo que Meng Hao se sintiera un poco nervioso. Sin embargo, después de considerar las excentricidades del loro y la indestructibilidad de la jalea de carne, se dio cuenta de que no necesitaba preocuparse.

“Incluso si todo este lugar fuera completamente destruido, estarían sanos y felices.” Meng Hao estaba seguro de este punto.

La tempestad duró aproximadamente dos horas. Cuando disminuyó, gran parte del bosque circundante se había ido, y se podían ver grandes cantidades de cadáveres de Neo-Demonios. En cuanto a la Bestia Foránea, no había señales de ella.

El cuervo había desaparecido, y la luz de cinco colores se había desvanecido. Esta fue la primera vez que Meng Hao experimentó el verdadero misterio y el poder de los Cultivadores del Desierto Occidental y sus tótems.

Los miembros de las cinco Tribus se dispersaron gradualmente en sus respectivas áreas, para recoger los cadáveres de los Neo-Demonios.

En cuanto al distrito de Criadores de Neo-Demonios, fue revisado varias veces con Sentido Espiritual, pero no se encontró nada fuera de lo común.

Meng Hao también fue investigado. Sin embargo, el tesoro mágico del Patriarca Transmutación, Li Tian, demostró ser extremadamente útil. Nadie notó nada, ni siquiera algo inusual sobre Meng Hao.

Para las cinco Tribus, el hecho de que habían escapado por poco del desastre significaba que una simple investigación probablemente no descubriría la verdad del asunto. La investigación secreta continuó durante el mes siguiente. Cada vez que Meng Hao salía a las montañas, lo interrogaban.

Sin embargo, incluso después de un mes, no se ha descubierto ninguna información. Poco a poco la gente comenzó a llegar a la conclusión de que había aparecido algún objeto extraño que atraía a los Neo-Demonios,y luego a la oleada de bestias. En cuanto a quién finalmente había adquirido este objeto, nadie lo sabía con certeza, pero las cinco Tribus ahora sospechaban la una de la otra.

Durante el mes, Meng Hao se centró en cuidar bien a los pequeños Lobos Madera Verde. Mezcló carne con Píldoras de Nutrición de Demonios, lo que causó que los pequeños lobos crecieran continuamente más grandes y más fuertes. Sin embargo, Meng Hao también tuvo cuidado de controlar su crecimiento para que no fuera demasiado rápido.

En cuanto al pequeño lobo que había consumido la Píldora de Qi Demoníaco, externamente no parecía muy diferente. Sin embargo, ahora era más feroz, y sus ojos brillaban con un resplandor frío. Parecía más sediento de sangre, y los otros pequeños lobos claramente lo reverenciaban. Todo lo que tenía que hacer era soltar un gruñido, y los otros pequeños lobos comenzarían a temblar.

Los cambios en él continuaron manifestándose, y Meng Hao no pudo encontrar ningún método para suprimirlos. En cualquier caso, como la Novena Generación de Selladores de Demonios, la capacidad de Meng Hao de percibir el Qi Demoníaco era incomparable.

Después de que pasó el mes, todas las investigaciones, tanto públicas como secretas, cesaron. Todo alrededor de Meng Hao volvió a calmarse, y comenzó a usar sus propios métodos para criar a los Neo-Demonios.

El tiempo pasó. Pronto, Meng Hao había estado en la Tribu del Cuervo Explorador durante cinco meses.

Actualmente, estaba sentado con las piernas cruzadas en su patio. De repente, un aullido amenazador llegó a sus oídos, y él abrió los ojos. Allí, en el patio, uno de los Lobos Madera Verde se enfrentaba a los otros cuatro. Parecía algo delgado y débil, pero el aullido amenazante que emitía hizo que los otros Lobos Madera Verde temblaran de miedo.

“Gran Peludito”, dijo Meng Hao fríamente. Tan pronto como las palabras salieron de su boca, el Lobo Madera Verde, de aspecto débil, se volvió para mirar a Meng Hao. Allí en su frente, la cicatriz blanca era claramente visible.

Cuando miró a Meng Hao, la frialdad en sus ojos se desvaneció y se convirtió en una encantadora expresión de astucia. Se transformó en un rayo verde que se disparó rápidamente sobre Meng Hao. Se acostó a su lado, sacando la lengua para lamer la pierna de Meng Hao, tal como solía hacer el mastín.

“Peludito # 2, # 3, # 4 y # 5, todos ustedes vengan aquí”, dijo Meng Hao con una sonrisa. Los otros cuatro Lobos Madera Verde trotaron con cautela.

Los Lobos Madera Verde de Meng Hao ya no podían llamarse pequeños. Cada uno de ellos tenía aproximadamente dos metros de largo y parecían muy intimidantes. Sus ojos brillaban con frío salvajismo, y sus cuerpos estaban cubiertos de pelo verde. La velocidad con la que se movían era como un rayo, y sus personalidades emanaban una fría sed de sangre. Todo en ellos parecían increíblemente poderosos.

Ya no eran Neo-Demonios de rango 1, sino de rango 2. A pesar de eso, eran lo suficientemente fuertes como para asesinar a los Neo-Demonios de rango 3, e incluso defenderse contra los del rango 4.

El más impactante fue Gran Peludito. Aunque parecía flaco y débil, y solo poseía el rango 2, en realidad era más fuerte que otros Lobos Madera Verde de rango 4. Podía derrotar fácilmente a cualquiera que enfrentara, y a menos que Meng Hao lo detuviera, los mataría.

Con la excepción del gran alboroto al principio, Meng Hao no causó ningún problema en la Tribu. No tenía mucho contacto con otros y pocas personas aparte de Wu Hai tenían algo que ver con él.

En cuanto a Wu Hai, él admiraba a fondo a Meng Hao, y solía venir a pedirle consejos. Cada vez que lo hacía, él se sentía iluminado. Poco a poco, se formó una amistad entre los dos.

Wu Hai no estaba seguro exactamente de qué técnicas usaba Meng Hao para criar a los Lobos Madera Verde, pero podía ver que eran diferentes de los Lobos Madera Verde normales. Él no entendía, pero en sus ojos, era increíble, y solo sirvió para que él aprobara aún más a Meng Hao.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente