ISSTH 388 – Rompiendo el Capullo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Mientras tanto, el Clan de la Nieve Frígida se había teletransportado desde hacía mucho tiempo al pico de una alta montaña en la Secta del Destino Violeta del Dominio Sur. La Secta del Destino Violeta había dispuesto que esta montaña fuera el nuevo hogar del Clan.

Debido a su belleza, Hanxue Shan ya había atraído bastante la atención de los Cultivadores alquimistas de la Secta. El Clan se asimiló a la Secta del Destino Violeta, y Hanxue Shan eligió unirse a la División de la Píldora del Este y seguir su sueño de convertirse en alquimista.

Después de llegar, finalmente se enteró de la noticia de que el Gran Maestro Píldora Caldero había abandonado la Secta. Era difícil describir cómo se sentía al respecto. Hubo un cierto sentimiento de pérdida, pero también de tranquilidad.

Si no hubiera conocido a Meng Hao, tal vez habría sentido más la pérdida. Ahora, sin embargo, que ella llegara a ver al Gran Maestro Píldora Caldero no era muy importante.

Hanxue Shan estaba en lo alto de la montaña, mirando hacia las Tierras Negras, cuando de repente, una voz interrumpió sus pensamientos. “Hermana, tus colegas del Clan me dijeron que conociste a cierto Gran Maestro Meng en la Ciudad Santa.”

Hanxue Shan miró hacia atrás y vio a una mujer increíblemente hermosa detrás de ella, vestida con un largo vestido azul. Sus facciones eran brillantes y seductoras, tan delicadas que parecía que la más mínima brisa podía romperlas. Era como si el Cielo y la Tierra hubieran tomado todo lo bello y se lo hubieran entregado, como si ella hubiese salido de una pintura hacia el mundo mortal.

“Saludos, Senior Chu”, dijo Hanxue Shan, bajando la cabeza y luego inclinándose desde la cintura. De pie frente a ella no estaba otra que Chu Yuyan, la mujer más bella que había visto desde que llegó a la Secta del Destino Violeta. Su belleza era tal que a Hanxue Shan a veces le resultaba un poco molesto mirarla.

Ella también había escuchado algunos de los chismes sobre eventos pasados ​​con respecto al Senior Chu y al Gran Maestro Píldora Caldero.

“Tal vez alguien como ella es realmente digna del Gran Maestro Píldora Caldero”, pensó. Ver a Chu Yuyan hizo que los pensamientos de Hanxue Shan cambiaran repentinamente a los de su propia relación con Meng Hao. Su rostro apareció de repente en su mente.

“¿Shan?”, Dijo Chu Yuyan suavemente, caminando un poco más cerca.

La cara de Hanxue Shan se enrojeció e inmediatamente bajó la cabeza. En lo profundo de su corazón, se sintió un tanto avergonzada, preguntándose por qué estaba pensando en Meng Hao de esta manera. Era el tipo de persona que no podía entender nada cuando se trataba de amar.

“Sí, conocí al Gran Maestro Meng”, respondió en voz baja. “Es bueno en la confección de píldoras. Sin él, el Clan de la Nieve Frígida, habría sido aniquilado, y yo no estaría aquí.”

“¿Este Gran Maestro Meng es un Cultivador de Tierras Negras?” Preguntó Chu Yuyan, mirando a Hanxue Shan.

“Sí, es un Cultivador local de Tierras Negras conocido como Patriarca Luz Dorada.” Mientras hablaba, su cara siguió enrojeciendo. “Su base de Cultivo es insondable. Incluso fue capaz de catalizar nuestra Muralla de Espinas. El Niño Dao del Palacio de las Tierras Negras le tenía miedo… Incluso el Gran Maestro Zhou no podía estar a la altura de él cuando se trataba de preparar una píldora. Senior Chu, ¿por qué preguntas sobre él?”

Chu Yuyan se rió. Miró a Hanxue Shan y pudo ver, basándose en su propia experiencia, que esta jovencita claramente se había enamorado. Obviamente, su corazón estaba enredado con este Cultivador de Tierras Negras, el Gran Maestro Meng.

“Oh, nada”, respondió con una leve sonrisa, sacudiendo la cabeza. “Es solo que lo he escuchado mencionar con frecuencia por tus compañeros, miembros del Clan, y estoy interesada en su Dao de alquimia. Tengo curiosidad por saber que reino ha alcanzado. Desafortunadamente, él no está aquí, así que pensé que podría preguntar un poco.” Considerando que este Gran Maestro Meng era un Cultivador de Tierras Negras, no debía ser la persona que ella había asumido. Estaba a punto de darse vuelta y marcharse cuando Hanxue Shan continuó hablando.

“Bueno, el Gran Maestro Meng no es muy aficionado al Dominio Sur. Sin embargo, tengo una píldora medicinal que me dio. Senior Chu, ¿crees que podrías decir el nivel de su Dao de la alquimia al mirarla?” La esperanza de repente iluminó su rostro. Después de llegar a la Secta del Destino Violeta y unirse a la División de la Píldora del Este, ahora tenía una comprensión mucho mejor del sistema de clasificación para los alquimistas. Su curiosidad sobre la habilidad de Meng Hao en la alquimia, se había despertado.

“Sí, puedo ayudar”, respondió Chu Yuyan con una sonrisa, mientras asentía su cabeza. “Veamos en qué nivel está este Gran Maestro Meng que tanto te gusta.” Teniendo en cuenta su estado, normalmente nunca haría algo como esto. Sin embargo, Hanxue Shan le recordó a sí misma todos esos años atrás. Ella suspiró para sus adentros.

Al escuchar las palabras de Chu Yuyan, Hanxue Shan se sintió aún más avergonzada. Bajo su cabeza, ella inmediatamente produjo la píldora medicinal que le dio Meng Hao. Tan pronto como se lo entregó a Chu Yuyan, sintió remordimiento.

Ella recordó lo que Meng Hao había dicho sobre mostrar la píldora al Gran Maestro Píldora Demonio. “Probablemente solo estaba alardeando. Exponerlo de esta manera realmente no es lo correcto… “

En ese momento, no había notado el cambio increíble en la expresión facial de Chu Yuyan cuando posó la vista en la píldora medicinal. Ella comenzó a respirar pesadamente, haciendo que Hanxue Shan levantara la cabeza con asombro. Chu Yuyan retrocedió un poco, con una expresión pálida en su rostro.

“Senior Chu…”

Chu Yuyan cerró los ojos durante un largo momento antes de abrirlos de nuevo. Miró al personaje “nieve” escrito en el lado de la píldora, y luego hacia Hanxue Shan. Por alguna razón, una ola de irritación se elevó en su corazón.

“¿Cuál es su nombre?”, Preguntó ella, apretando sus hermosos dientes.

Hanxue Shan de repente estaba un poco asustada. Su voz baja, dijo, “Meng… Meng Hao…”

“¡Maldito Meng Hao!”, Gruñó Chu Yuyan con los dientes apretados, incapaz de controlar su reacción. Su voz estaba llena de un tono complicado, que incluía tanto irritación como gratificación. Ahora sabía que Meng Hao no solo estaba seguro sino que también lo estaba haciendo bastante bien.

Esto causó que la irritación en su corazón se hiciera aún más fuerte.

Hanxue Shan la miró. Chu Yuyan estaba muy por encima de ella en términos de la Base de Cultivo y el estatus en la Secta. Sin embargo, la ira en la cara de Hanxue Shan era claramente visible, y Chu Yuyan lo noto de inmediato.

“¿Por qué te enojas por él?”, Dijo Chu Yuyan con un suspiro. “Meng Hao ES el Gran Maestro Píldora Caldero. ¡Él y Fang Mu son uno y el mismo!” Chu Yuyan le dio a Hanxue Shan una última mirada, luego le devolvió la píldora medicinal y se fue.

Hanxue Shan parecía como si hubiera sido golpeada por un rayo. Ella estaba parada allí con una mirada en blanco en su rostro, mientras su mente daba vueltas.

“Él es el Gran Maestro Píldora Caldero…”

Al mismo tiempo que ocurrían estos eventos, en el Desierto Occidental, muy lejos, había una región de desierto plagado de tormentas de arena durante todo el año. El viento llenaba de arena todas las Tierras de los alrededores, por lo que era oscuro tanto de día como de noche.

Cualquier cosa que entrara a este lugar, al instante podría decir, que era como una especie de zona peligrosa y prohibida.

En las profundidades de esta región del desierto había un complejo altar medio enterrado en la arena. Dentro del altar había una caja del tamaño de una mano. De repente, la caja comenzó a brillar con una luz deslumbrante. Al mismo tiempo, el viento de los alrededores, se hizo más intenso a medida que barría la tierra. La luz comenzó a transformarse en algo que parecía un sol negro, capaz de barrer todo a su alrededor.

Un sonido rugiente emanó desde dentro del altar, cuando la caja de repente voló desde adentro. Se rompió en pedazos y una masa de sangre emergió retorciéndose de su interior. La sangre lentamente comenzó a tomar la forma de una persona. Esta persona parecía estar muy débil. Eventualmente, sus características faciales se volvieron claras.

¡Este no era otro que el Cultivador de la Separación del Espíritu de túnica negra que había sido asesinado por el legado Agarwood del Clan de la Nieve Frigida!

¡Él no estaba realmente muerto! Su cuerpo había sido destruido, pero su Dao permaneció. Su esencia no fue exterminada, ni su vida extinguida.

Con el paso del tiempo, el cuerpo terminó de crecer. Levantó su mano derecha, apareciendo una túnica negra que cubrió su cuerpo. Lentamente levantó su cabeza, y una expresión de furia apareció en sus ojos.

“Una persona que puede aceptar la marca completa de ese legado, no es alguien con quien se juega a la ligera”, dijo. “Solo espera hasta que salga de este lugar… ¡Nos reuniremos de nuevo!”

La antigua Ciudad Santa de la Nieve, no era más que un profundo cráter. La nieve flotaba en el aire, cubriendo los cuerpos de los cinco mil Cultivadores que estaban ubicados en sus profundidades.

Localizado en el medio de todos estos Cultivadores había un capullo de aproximadamente tres metros de largo. Un aura pulsante e ilimitada emanaba de él. En los últimos días, el aura se había vuelto más y más fuerte.

De repente, se escucharon ruidos de agrietamiento. Los Cultivadores circundantes miraron hacia el capullo, que ahora se estaba encogiendo. Sonaba como si un viento repentinamente se hubiera levantado; un sonido de lamentos resonó en todas direcciones.

Si mirabas de cerca, verías que en realidad no había viento. En cambio, las hebras de seda que formaban el capullo empezaban a desmoronarse desde adentro hacia afuera. Pronto, el capullo era muy delgado, y la velocidad de la contracción aumentaba rápidamente hasta que ya no era como un viento, sino como un remolino.

Impidió que los Cultivadores circundantes pudieran ver algo, pero eso no evitó que la intensa aura emanara hacia afuera.

Los Cultivadores comenzaron a retroceder lentamente, observando el proceso durante el tiempo que lleva arder un palo de incienso. Lentamente, una persona apareció dentro del torbellino. Un relámpago danzaba a su alrededor, y bajo sus pies había un lago de rayos. Parecía como si esta persona ahora entendiera la voluntad del rayo y ejerciera el mando sobre ella.

Después de emerger por completo, los Cultivadores pudieron ver claramente la cara de esta persona. Era, por supuesto, el Patriarca Luz Dorada… ¡Meng Hao!

Su largo cabello revoloteaba, y llevaba una larga túnica verde. Sus rasgos eran hermosos. Debajo de sus pies había un crepitante lago de luz e innumerables chispas se retorcían sobre su cuerpo, haciendo que pareciera que su túnica verde era una capa de relámpagos.

Meng Hao había trascendido por completo la Tribulación Celestial. Su base de Cultivo giró; estaba en la cima de la etapa Avanzada de la Formación del Núcleo Dorado. Ahora estaba a solo… a un paso de la etapa del Alma Naciente.

Meng Hao respiró profundamente. Su base de Cultivo ahora era completamente diferente de lo que había sido antes. Después de trascender la Tribulación Celestial, su Núcleo Dorado Perfecto ahora estaba firmemente condensado. El poder que emanaba de su base de Cultivo le dio una total confianza en su nivel en la etapa de la Formación del Núcleo.

Aún más sorprendente fue que, habiendo experimentado el refinamiento del undécimo nivel de la Condensación Qi, la destilación de la Fundación Establecida, y ahora este bautismo de la Tribulación Celestial, su cuerpo físico ahora excedia con creces el de cualquier Cultivador ordinario. De hecho, ni siquiera el cuerpo de un Cultivador de Alma Naciente podría compararse con el suyo en términos de fuerza y ​​resistencia.

¡Todo esto, sin embargo… era meramente secundario!

Lo que más le agradó a Meng Hao fue que, después de experimentar esta Tribulación Celestial, su cuerpo ahora era mucho más resistente a los rayos, en un grado sorprendente. De hecho, el rayo incluso existía dentro de él, y sus técnicas mágicas contenían el aura de la Tribulación Celestial.

Fue una verdadera fortuna para él, obtenida en medio de la Tribulación Celestial. Este no era el tipo de buena fortuna que alguien podría adquirir. Era del tipo que obtenías cuando mirabas a la muerte fijamente a la cara, y salías sacrificando parte de tu fuerza vital.

Meng Hao inspiró profundamente mientras caminaba hacia adelante. El vórtice se desvaneció y el Jade de Sellado de Demonios voló para desaparecer en su bolsa de almacenamiento. La Larva sin Ojos se elevó y luego se transformó en un anillo blanco que se deslizó en su dedo.

Frotó el anillo, consciente del hecho de que sin la Larva sin Ojos, él habría sido incapaz de trascender la tribulación.

“A partir de ahora, mi camino es tan ilimitado como el mar y el cielo. Con mi base de Cultivo, siempre que tenga cuidado, puedo ir a cualquier parte.”

Cuando Meng Hao levantó la cabeza, los cinco mil Cultivadores de su alrededor inmediatamente cayeron de rodillas para reverenciar.

“¡Felicitaciones patriarca!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente