ISSTH 386 – ¡El Cielo de Cinco Colores, Avance de la Base de Cultivo!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

El loro miró fijamente a Meng Hao mientras permanecía allí, rodeado por la Tribulación Celestial. Dentro de la región de tres mil kilómetros, el suelo se había transformado por completo en cristales de hielo. El cielo estaba cubierto de nubes negras y los rayos caían como la lluvia, sacudiendo el Cielo y la Tierra.

Meng Hao estaba en el medio de todo, con la cabeza echada hacia atrás, cuando el sonido brutal de su risa, se elevó en el rostro de los Cielos. El loro respiraba pesadamente al recordar una figura que había visto una vez, también riéndose frente a la Tribulación Celestial. La única diferencia era que Meng Hao estaba en el suelo, y la persona en su memoria estaba en el aire.

Aparentemente enfurecido por la risa de Meng Hao, las nubes en el Cielo hervían, y apareció otro color además del rojo y el negro.

¡Verde!

Un impactante rayo verde mezclado con el rojo y el negro. ¡Un rayo de tres colores… descendió sobre Meng Hao!

Este a su vez, se dividió en veinte rayos más pequeños.

Los ocho Cultivadores del Alma Naciente habían perdido incluso el poder de maldecir. Estaban haciendo todo para luchar contra el rayo. En medio de los estallidos, la risa de Meng Hao sonó cuando pequeños filamentos blancos comenzaron a volar a su alrededor. El rayo era completamente incapaz de romper estos hilos, ni siquiera dañarlos un poco.

De los Cultivadores en el área de tres mil kilómetros, solo los ocho Cultivadores del Alma Naciente podían resistir el relámpago de tres colores, así como… el Cultivador de túnica blanca de la Tribu Constelación.

Todos los otros Cultivadores que habían durado hasta este punto ahora estaban muertos.

El corazón del Cultivador vestido de blanco se llenó de alarma. Había ejercido la mayor precaución hasta este punto, y, sin embargo, al final, había sido infectado por el Karma. Ahora, sería parte del grupo que ayudaría a Meng Hao a trascender la Tribulación. Sus ojos se llenaron de un odio venenoso, pero no había nada que él pudiera hacer al respecto.

“Maldición, ¿cómo podría haber un Rayo de Tribulación de tres colores? ¡¿Qué hizo este tipo para ofender a los Cielos, para invocar el Rayo Legendario de la Tribulación de esta manera?!”

Un rugido se elevó de nuevo cuando rayos de tres colores continuaron cayendo implacablemente. El cuerpo de Meng Hao tembló. La seda se arremolinaba a su alrededor continuamente.

¡El hilo de seda producido por Larva sin Ojos era eterno y es imposible de romper!

El hilo podía ser largo o corto; se giró para rodear a Meng Hao, creando capa tras capa. Cuando los relámpagos cayeron de los Cielos, parecía ser partido en pedazos por la seda, que no se rompía. Sin embargo, las reverberaciones resultantes se estrellaron contra Meng Hao.

Tosió una bocanada de sangre mientras las chispas se retorcían en el aire a su alrededor y luego se estrellaban contra el suelo, solo para rebotar y golpear a Meng Hao. Se escucharon ruidos crujientes en sus piernas cuando sus huesos rotos se asomaron a través de su piel.

La visión de Meng Hao comenzaba a oscurecerse. Su boca se llenó de sangre, pero él simplemente la escupió y luego comenzó a reír de nuevo. Sus ojos estaban llenos de determinación, y un resplandor violeta destellaba en su interior. Utilizando el poder de la Transformación de Qi Violeta y tomando prestado de su longevidad, se curó a sí mismo. En un abrir y cerrar de ojos, había vuelto a la normalidad.

A partir de este punto, no había tierra dentro de la región de tres mil kilómetros que no se hubiera cristalizado; esto sólo aumentó las lesiones que recibía Meng Hao por el rebote de los rayos.

Dada esta situación, no había ninguna razón que lo evitara… ¡volaría hacia el cielo!

Esta acción causó que los ojos del loro se ensancharan. A partir de ahora, tenía dificultades para separar la imagen anterior en su memoria, con la de Meng Hao.

“¡Esta es mi Tribulación del Núcleo Dorado, y voy a durar hasta el final! ¡No más esconderse! ¡No más temor y asombro! Si el miedo y el temor existen en el corazón del Cultivador, ¿cómo puede ser cultivado un gran Dao? ¿Cómo se puede cultivar la autoconfianza?”

“Cuando llegué a la Fundación Establecida, me escapé. Cuando llegué a la Formación del Núcleo, dudé. Bueno, ahora … ¡No me huiré más!” Un rugido resonó desde lo profundo de Meng Hao, lleno con su determinación de volverse poderoso.

“¡Cuándo termine esta Tribulación, seré aún más fuerte!”

Él sostuvo su cabeza hacia atrás y rugió mientras flotaba en el aire. Su cabello negro bailaba a su alrededor, y su espalda estaba recta. Su apariencia era la de un héroe elevándose a la prominencia. La seda de la Larva sin Ojos se arremolinaba a su alrededor, irrompible para cualquier cosa bajo los Cielos.

Cuando Meng Hao rugió, más rayos tricolores descendieron, dirigiéndose directamente hacia él. Él rio, sus ojos brillando con confianza mientras levantaba su mano derecha, formaba un puño, y directamente golpeaba la Tribulación Celestial.

¡Este fue su primer intento de luchar!

Tal resistencia parecía simple, pero pocas personas pensarían usar este método para intentar trascender la Tribulación Celestial. Era raro que alguien intentara destruir realmente la Tribulación Celestial.

Casi en el mismo momento en que el puño de Meng Hao se estrelló contra el rayo, fue como si una parte nueva de él se abriera de repente. Su voluntad y corazón se movieron juntos, y su base de Cultivo se movilizó. ¡Tan pronto como se encendió su intención de luchar contra la Tribulación Celestial, su base de Cultivo explotó repentinamente!

Ya no estaba en la etapa intermedia de Núcleo Dorado. Había llegado a la etapa Avanzada de la Formación del Núcleo Dorado. Por supuesto, él no estaba en la cima, pero sin duda había entrado en la etapa Avanzada. Su disposición para emprender esas acciones que podían traer graves consecuencias, y el avance que resultó de tomar esa decisión, ¡fueron impactantes al extremo!

Cantidades interminables de luz dorada irradiaban de su cuerpo. Sus ojos brillaban con un brillo dorado deslumbrante. Sin dudarlo, Meng Hao produjo un Piedra Espiritual de grado ultra. En el instante en que apareció en su mano, absorbió la energía espiritual que había en su interior y luego se convirtió en polvo. Rugió, aprovechando el nuevo poder de su base de Cultivo, la energía dentro de la Piedra Espiritual y la extraña fuerza en su mano derecha, para disparar directamente hacia la Tribulación Celestial.

Un sonido rugiente llenó el aire y Meng Hao escupió sangre cuando uno, dos, tres … cinco rayos de la Tribulación Celestial se estrellaron contra él, empujándolo hacia abajo. La seda se envolvió locamente a su alrededor, y el Qi Violeta explotó en sus ojos. Las heridas que estaba sufriendo se curaban constantemente. De los ocho cultivadores del Alma Naciente que permanecieron en la región de tres mil kilómetros, tres de ellos tosieron sangre repentinamente y luego murieron por los rayos.

No tenían Tesoros Mágicos con los que defenderse contra la Tribulación Celestial, ni ningún tipo de habilidad para hacerle frente a un rayo. Tampoco poseían una determinación salvaje y obstinada; ¡el único camino para ellos fue el que los llevaría directo a la muerte!

Incluso los cultivadores del Alma Naciente no podían huir de esta Tribulación Celestial y sus cuerpos explotaron en pedazos.

El cuerpo de Meng Hao temblaba, y parecía como si cada centímetro de él estuviera cubierto de sangre. Bajó al suelo y, sin embargo, mientras lo hacía, la Transformación del Qi Violeta comenzó a funcionar. Él rápidamente consumió una gran cantidad de píldoras medicinales. Cuando estaba a solo nueve metros del suelo, de repente se detuvo en el aire. Sorprendentemente, la risa ronca una vez más llenó el aire.

De repente, el cielo se volvió negro. Diez rayos cayeron, llevando consigo toda la dignidad pretenciosa de la Tribulación Celestial. Descendieron directamente hacia Meng Hao, y mientras lo hacían, el cielo estalló en el caos. Las nubes masivas comenzaron a girar para formar un vórtice. Un ruido estremecedor llenó el aire. Si esta escena pudiera pintarse sobre un lienzo, cualquiera que lo mirara nunca podría olvidarlo.

“¡Meng Hao no es el tipo de persona que recibe pasivamente una paliza!” Rio Meng Hao. Levantó su mano y señaló hacia el cielo. De repente, el poder del Octavo Hechizo Sellador de Demonios salió de Meng Hao. Surgieron imágenes fantasmales en todas partes mientras el poder se disparaba hacia los Cielos.

“¡Qi demoníaco! ¡Arte de la Entrega Justa!

¡Octavo Hechizo de Sellado de Demonios!”

El Cielo tembló y la Tierra se estremeció. Un aura visible solo para Meng Hao surgió del suelo cristalino, y se disparó hacia él. Los innumerables filamentos convergieron inmediatamente para formar una niebla agitada.

Esta niebla demoníaca surgió para rodear completamente a Meng Hao, como si estuviera invocando la esencia misma de la tierra, y disparó hacia los diez rayos.

Un auge masivo sacudió todos los alrededores. El rayo descendió, causando que un sonido impactante llenara el cielo. Se estrelló contra el Qi Demoníaco que rodeaba a Meng Hao, causando que se destruyera, capa por capa. Mientras lo hacía, el rayo comenzó a disiparse lentamente.

En un abrir y cerrar de ojos, solo quedaron tres de los diez relámpagos de la Tribulación. El Qi Demoníaco se desmoronó, y los tres rayos de Tribulación restantes dispararon hacia Meng Hao. Inmediatamente, la seda de la Larva Sin Ojos lo rodeó, sin embargo, algunos de los rayos lograron deslizarse a través de ella.

Un temblor recorrió el cuerpo de Meng Hao y una gran cantidad de sangre brotó de su boca. Su cuerpo cayó hacia la tierra como un meteorito, y se escuchó un gran estruendo cuando se estrelló contra el suelo cristalino. Este se hizo añicos y se extendieron grietas en la superficie formando un enorme cráter.

Las Nubes de la Tribulación estaban revueltas, los rayos danzaban en su interior. De repente, los relámpagos comenzaron a converger juntos y su color cambió una vez más. Ahora el rayo tenía cuatro colores.

Los truenos retumbaron en el cielo.

Dentro de la región de tres mil kilómetros, los cinco cultivadores de Alma Naciente restantes escupieron sangre. Dos de ellos explotaron directamente. Sus almas nacientes debilitadas intentaron huir, pero fueron borradas por un rayo.

Se oyeron gritos de protesta antes de morir. Ahora, solo quedaban tres expertos del Alma Naciente en el área. Sus cuerpos temblaban y sus ojos estaban llenos de desesperación. El odio por Meng Hao llenó sus corazones; lamentablemente para ellos, no había nada que pudieran hacer al respecto.

Fue en este momento que el rayo de cuatro colores comenzó a descender desde el interior de las nubes. Se dirigió hacia el cráter, y sin embargo, incluso cuando se acercaba a Meng Hao, un puño repentinamente voló desde el interior del cráter para estrellarse directamente contra el rayo.

Una gran explosión llenó el aire y todo tembló. Meng Hao emergió, su cuerpo estaba negro y chamuscado, tenía sangre por todas partes. Sin embargo, el resplandor violeta continuó brillando en sus ojos, sanando su cuerpo. Él se rio roncamente y luego, con el corazón lleno de valentía, voló por los aires.

“Tribulación del Núcleo Dorado. Ya has soltado alrededor de un centenar de rayos. ¡Por favor, siéntete libre de soltar unos pocos más!” Mientras su voz hacía eco, la locura brillaba en sus ojos.

La Tribulación se agitaba, bullendo, rugiendo con estruendosa arrogancia y furia. De repente, todo se volvió rojo brillante; al mismo tiempo, innumerables rayos de luz roja cayeron como lluvia hacia Meng Hao.

Se estrellaron contra él, transformándose en interminables chispas. Y, sin embargo, Meng Hao permaneció flotando en el aire, su grandeza solo continuaba creciendo.

De repente, otro color apareció arriba.

¡Negro!

¡El cielo estaba medio negro y medio rojo! La lluvia de rayos ahora incluía un rayo negro. Ruidos estruendosos llenaron el cielo. ¡Luego, apareció el verde!

Rojo, negro y verde. ¡Tres colores se entrelazaban en el cielo, y la lluvia de rayos era ahora de estos tres colores!

Sin embargo, no había terminado. ¡Apareció un cuarto color!

¡Blanco!

Ahora, se podían ver cuatro colores en el cielo. Un rayo de color blanco descendió, y el suelo tembló cuando se estrelló contra él.

En medio de este rayo de cuatro colores, Meng Hao flotaba, la seda de la Larva sin Ojos giraba a su alrededor y el roto su base de Cultivo mientras luchaba contra la Tribulación Celestial.

Fue en este momento que todo tembló, como si una persona invisible estuviera rugiendo. De repente… ¡apareció un quinto color en el cielo!

¡Amarillo!

¡Rojo, negro, verde, blanco, amarillo!

Un cielo de cinco colores y un rayo de Tribulación de cinco colores. Esta fue la Tribulación Celestial final que Meng Hao enfrentaría en su Tribulación de la Formación del Núcleo Dorado. De repente tuvo la sensación intensa de que si podía trascender este rayo de cinco colores, entonces esta Tribulación Celestial terminaría.

“¡Entonces, este es el Final de la Tribulación Celestial!” Sus ojos brillaban con intensa determinación.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente