ISSTH 370 – La Píldora de Separación del Espíritu

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Una voz transmitida al pensamiento de Meng Hao. “Gran Maestro Meng, soy Yan Song… Compañero Daoista Meng, después de que nos separamos ese día, seguí pensando en todo lo que sucedió, y no pude evitar sentir que había algo raro sobre Zhou Dekun… Sin embargo, ya ha sido enviado al Desierto Occidental, así que no hay nada que pueda hacer para corroborar mi teoría. Compañero Daoista Meng, en realidad vine aquí hoy para buscarte. Este no es mi cuerpo real, es solo una astilla de mi voluntad.

“Compañero Daoísta, admiro mucho tu Dao de alquimia y, bueno… este no es el momento de una larga discusión. Solo diré dos cosas más. Con tu habilidad en el Dao de la alquimia, ¡podemos hablar sobre la Píldora de la Separación del Espíritu! Si estás interesado, reúnete conmigo dentro de tres días en el este de la ciudad, y podremos discutirlo en detalle.”

Los ojos de Meng Hao brillaron cuando la voz desapareció de repente. Fuera de la ciudad, los gritos miserables comenzaron a desvanecerse lentamente. Solo unos pocos Cultivadores lograron escapar de los efectos de la técnica secreta; la mayoría se había transformado en cadáveres marchitos.

Meng Hao retiró lentamente su voluntad del tronco de la Muralla de Espinas, dejando solo una pequeña conexión. Hizo que el resto de las espinas que llenaban la ciudad retrocedieran gradualmente. Ahora, el tronco principal era visiblemente más prominente.

El retumbar de los tambores de guerra se podía escuchar en el aire; este particular grupo de ataque del Desierto Occidental y el Palacio de las Tierras Negras, no tuvo más remedio que retirarse.

La guerra no había terminado. Las fuerzas del Palacio de las Tierras Negras y el Desierto Occidental se redujeron, sin embargo, a lo lejos, el cielo se llenó de rayos de luz prismáticos.

Ya no era de noche; la mañana se acercaba. Todos en la ciudad estaban agotados. En medio del extraño silencio, Meng Hao se puso de pie cuando los cuatro Grandes Ancianos se acercaron.

Parecían ojerosos, y el Tercer y Cuarto Ancianos resultaron heridos. Se pararon frente a Meng Hao, mirándolo con expresiones complejas.

Después de un largo momento, el Primer Anciano lentamente dijo, “La Muralla de Espinas vivirá por un mes. Deberíamos estar seguros durante ese tiempo. Nosotros cuatro haremos lo mejor que podamos para acabar con la Larva Frígida Nieve.” Dirigió a Meng Hao una mirada profunda, luego giró y se fue.

Los otros Ancianos lo miraron sin hablar y luego se marcharon. La anciana miró a Meng Hao mientras se marchaba, pero se mordió la lengua.

Los miembros sobrevivientes del Clan de la Nieve Frígida se dispersaron para hacer reparaciones en la ciudad y las Formaciones de Hechizos. Tenían un mes de tiempo en el que habría relativa seguridad, pero había muchas cosas que necesitaban ser reparadas.

Todos estaban exhaustos. Después de que las lesiones fueron atendidas, todavía había cicatrices mentales. La mayoría de los Cultivadores se sentaron con las piernas cruzadas en meditación, lo que hizo que la ciudad fuera muy silenciosa.

La fuerza recién llegada del Desierto Occidental reforzó las fuerzas enemigas en miles. Sin embargo, no atacaron, sino que se dispersaron, formando un bloqueo completo alrededor de la Ciudad Santa de la Nieve.

Meng Hao también estaba agotado. Mientras caminaba por la ciudad, los Cultivadores con los que se encontró, lo miraron con expresiones de asombro. Se inclinaban ante él con la cabeza baja, sin atreverse siquiera a mirarlo a los ojos.

La aparición de la Muralla de Espinas hizo que todos vieran a Meng Hao como una representación del terror. A pesar de su condición de Gran Maestro, este temor era incapaz de disiparse.

Los miembros del Clan de la Nieve Frígida también lo miraron con una mirada de intensa veneración. Esencialmente, Meng Hao había asegurado la victoria por sí solo en la batalla. Sin él allí, la Ciudad Santa de la Nieve no sería nada más que restos humeantes ahora.

Basado en los diversos logros de la batalla en la lucha contra el Palacio de las Tierras Negras, el Clan de Nieve Frígida distribuyó tesoros mágicos a las fuerzas dentro de la ciudad. Grandes cantidades de Cultivadores convergieron en un palacio cerca del centro de la ciudad, donde se guardaron los registros de los logros de la batalla y se distribuyeron las recompensas.

Meng Hao estaba cansado, pero al ver el palacio en su camino de regreso a su patio, cambió de rumbo y se dirigió hacia allí.

El área era bastante animada, con Cultivadores entrando y saliendo. Las cien personas que vio Meng Hao hicieron que este lugar pareciera mucho más compacto que las áreas vacías del resto de la ciudad.

Tan pronto como Meng Hao entró, la gente lo vio, y pronto todos lo miraban, sus corazones temblaban. Sin siquiera pensar en ello, inclinaron la cabeza y se estrecharon las manos, incapaces de ocultar el asombro en sus caras.

“Gran maestro Meng …”

“¡Saludos, Gran Maestro Meng!”

Meng Hao asintió, caminando más allá de los grupos de personas hasta que se detuvo ante un pilar de luz en el medio del salón principal. El pilar era ilusorio, y en el interior se podía ver la listas de nombres. Al lado de cada nombre había un número.

Estos fueron los logros de la batalla acumulados durante la defensa de la ciudad. Las recompensas que uno podía recibir dependían de cuántos enemigos habían matado.

Junto al pilar de luz se encontraban dos miembros del Clan de la Nieve Frígida. Cuando vieron a Meng Hao, inmediatamente se pusieron de pie, estrecharon sus manos y se inclinaron profundamente.

Todos en el área se quedaron inmóviles .

Meng Hao no dijo nada. Simplemente examinó el pilar de luz y la lista de nombres.

“Gran Maestro Meng. ¡Logro de batalla de 97,542!”

El logro de batalla de la persona en segundo lugar ni siquiera superó los dos mil. Murmurando para sí mismo, Meng Hao echó un vistazo a la lista de recompensas.

Había manuales de técnicas, artículos mágicos, elixires medicinales y materiales especiales para preparar píldoras medicinales y forjar armas. Hubo algunos elementos que causaron que el corazón de Meng Hao comenzara a golpear después de que los vio.

Lo que es más importante, los logros de la batalla requeridos para adquirir estos artículos eran casi nada en comparación con lo que Meng Hao había acumulado.

Justo cuando Meng Hao estaba tratando de decidir si tomarlos o no, cuatro nuevos elementos aparecieron repentinamente en la lista de recompensas.

Estos cuatro elementos causaron que los Cultivadores circundantes rompieran en un alboroto.

“Semilla de la Muralla de Espinas. 100,000 logros de batalla!”

“Técnica Secreta Dragoneer del Clan de la Nieve Frígida. 20,000 logros de batalla!”

“Formación de Nieve de  los Cinco Planetas. 50,000 logros de batalla!”

“Fórmula de la píldora de Nutrición de Demonios”. 100,000 logros de batalla!”

Los ojos de Meng Hao brillaron, y los Cultivadores que los rodeaban respiraban pesadamente. No tenían idea de cuál era la Técnica Secreta Dragoneer, pero reconocieron la semilla de la Muralla de Espinas. El temor de la Muralla de Espinas en la batalla anterior era algo que nunca podrían olvidar.

“Y luego está la Formación de Nieve de los Cinco Planetas. Esa es una Formación de Hechizos especial del Clan de la Nieve Frígida. Puedes crear un Escudo Mágico de Cinco Planetas…”

Mientras los Cultivadores discutían sobre los nuevos artículos, Meng Hao se quedó pensativo. La semilla de la Muralla de Espinas era un elemento prescindible, pero increíblemente poderoso. La semilla que había usado antes le había sido dada por Hanxue Shan. Si quisiera usar otra en el futuro, lo más probable es que no fuera muy fácil de adquirir.

Aún más llamativo, sin embargo, fue la Formación de Nieve de los Cinco Planetas.

“¿Esos eran los Cinco Planetas que volaban sobre la ciudad?”, Pensó. Luego echó un vistazo a la fórmula de Nutrimiento de Demonio.

“¿Qué píldora es esa?” Meng Hao sonrió. Era obvio que estos elementos habían sido colocados intencionalmente por el Clan de la Nieve Frígida para atraer su atención. “Parece que el Clan de la Nieve Frígida realmente me valora a causa de esa batalla”, pensó. En lugar de tomar alguno de los artículos, miró a uno de los miembros del Clan de Nieve Frígida que estaba junto al pilar de luz.

“¿Es posible adquirir artículos a crédito?”, Preguntó sonriendo. Los Cultivadores circundantes miraron conmocionados a Meng Hao. Nunca habían pensado en hacer tal cosa.

El mismo concepto parecía cruzar la línea de fondo, especialmente teniendo en cuenta el peligro en el que se encontraba la Ciudad Santa de la Nieve ahora. Los ojos de los Cultivadores circundantes comenzaron a brillar con una luz extraña.

El miembro del Clan de la Nieve Frígida al que Meng Hao le había dirigido su pregunta era una mujer de mediana edad. Ella lo miró boquiabierta, algo perdida. Fue en este momento exacto cuando, de repente, el número de logros de la batalla junto al nombre de Meng Hao aumentó repentinamente en cien mil. Ahora su total fue aproximadamente 190,000.

Los ojos de Meng Hao brillaron cuando señaló los artículos que quería. El pilar de luz se iluminó, y dos deslizamientos de jade volaron. Uno de ellos era el método de la Formación de Hechizos de los Cinco Planetas y el otro era la Fórmula de la Píldora de Nutrimiento del demonio.

Después de esto, el nombre de Meng Hao ya no estaba en la posición de primer lugar en el pilar de la luz, sino más bien, el último. De hecho, ahora su número fue negativo, a la cantidad de casi 50,000.

Con los jades deslizándose en su mano, Meng Hao salió del palacio, bajo las miradas envidiosas de los Cultivadores circundantes. Regresó a su patio a través de la ciudad.

Se sentó con las piernas cruzadas entre los lotos, luego miró los deslizamientos de jade. El tiempo pasó, ya era tarde cuando levantó la vista y sus ojos brillaron.

Esta Formación de Hechizos parece bastante sorprendente. Lástima que no entiendo las Formaciones de Hechizos muy bien. Sin embargo, si conozco a alguien que sí lo hace, tal vez pueda obtener ayuda para usarla.”

“Esta píldora de Nutrimiento Demonio es realmente interesante. No es para el consumo de Cultivadores, sino más bien para Neo-demonios y bestias.” Meng Hao guardo los deslizamientos de jade y luego cerró los ojos para meditar y restaurar su energía.

Unos días más tarde, la noche estaba tranquila y la luna brillaba intensamente en lo alto. La Muralla de Espinas se había convertido en la última línea de defensa de la ciudad. En múltiples ocasiones, los Cultivadores del Palacio de las Tierras Negras habían intentado abrirse paso pero fueron completamente obstruidos. No muchos fueron heridos y asesinados, pero la efectividad de las espinas era clara.

En su patio, Meng Hao estaba con las piernas cruzadas, meditando. De repente, abrió los ojos y señaló con su dedo índice derecho hacia el suelo. Inmediatamente, el Qi Demoníaco comenzó a converger. Solo tomó un momento para que apareciera una figura frente a él que se le parecía en todos los aspectos. Después de convertirse en Meng Hao, destello y voló en el aire.

En la sección Este de la ciudad, había una calle relativamente remota. En este momento, estaba completamente desierta hasta que apareció una figura. Por supuesto, no era otro que Meng Hao.

Caminó por la calle sinuosa durante el tiempo que le lleva arder un palillo de incienso, hasta que llegó a una esquina aún más remota, donde se detuvo. Miró por encima de su hombro y dijo: “Me has estado siguiendo por un tiempo. ¿Cuánto más será?”

Una voz chirriante podría ser escuchada. “Compañero Daoista Meng, no solo eres un Gran Maestro del Dao de la alquimia, creo que tu Sentido Espiritual es el más poderoso que he visto en cualquier Cultivador de la Formación de Núcleo. Es casi comparable al mío.” Una de las sombras detrás de Meng Hao se torció, convirtiéndose en Yan Song, mientras observaba a Meng Hao con una sonrisa en su rostro.

“Te daré tres oraciones para explicarte a ti mismo”, dijo Meng Hao a la ligera. Mientras hablaba, las espinas emergieron repentinamente del suelo.

Sin vacilar, Yan Song respondió: “Una vez encontré un manual que contenía información sobre el método para preparar una píldora medicinal antigua llamada Píldora de la Separación ​​del Espíritu, que, si se consume al atravesar la etapa de la Separación del Espíritu, puede garantizar el éxito. Después de años de búsqueda, pude descubrir el lugar de descanso de este Legado del Dao de la alquimia; está ubicado en el Desierto Occidental, en un lugar que visité una vez. No puedo adquirir la píldora sólo; sin embargo, con su habilidad en el Dao de la alquimia, compañero Daoista Meng, estoy seguro de que podemos tener éxito, con lo cual podemos compartir la fórmula de la píldora.”

“Teniendo en cuenta el nivel de mi base de Cultivo, esa píldora no me interesa demasiado”, respondió Meng Hao a la ligera.

“Compañero Daoista Meng, reconsidere. Teniendo en cuenta tu habilidad en el Dao de la Alquimia, no será difícil para ti entrar en la etapa del Alma Naciente. Si no comienzas a hacer preparativos para la etapa de Separación del Espíritu ahora, la Primera de tus Separaciones será difícil. No puedes confiar solo en la iluminación simple. ¡Además, el lugar al que pretendo ir contiene no sólo la fórmula, sino también una Píldora de la Separación del Espíritu completa!” Yan Song agitó su mano derecha, haciendo que saliera un trozo de madera. “Este deslizamiento de madera es una de las secciones del manual. Compañero Daoista Meng, no dude en confirmar por sí mismo si estoy diciendo la verdad o no. Si cambias de opinión, puedes usar la ficha de madera para contactarme. La ubicación en el Desierto Occidental se encuentra cerca de varias tribus. Sin mi ayuda, no podrás ocultar tu Qi de Cultivador.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente