ISSTH 362 – Todavía no Creo…

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Yan esperó por un largo tiempo, pero al ver que Zhou Dekun ni siquiera asentía, finalmente se tomó de las manos y se inclinó una vez más. Su voz se llenó de sinceridad, dijo, “Gran Maestro Zhou, soy consciente de que tal pedido es un poco grosero. Sin embargo, teniendo en cuenta nuestro afecto mutuo por el gran Dao de la alquimia, estoy dispuesto a cambiar una de las píldoras que personalmente preparé, solo para poder contemplar esa píldora suya.”

Su base de Cultivo estaba en la etapa de Alma Naciente, por lo que inclinarse ante Zhou Dekun de tal manera, demostraba su profundidad sinceridad, así como su devoción al Dao de la alquimia.

Todos los que miraban, opinaron que al no sacar la píldora que el hombre quería observar de su bolsa de almacenamiento, Zhou Dekun estaba siendo extremadamente egoísta. Después de todo, el hombre había hecho una petición cortés, y solo deseaba mirar la píldora. Incluso estuvo dispuesto a ofrecer un pago para poder hacerlo.

La cara de Zhou Dekun se estaba poniendo pálida, y estaba a punto de hablar cuando Yan frunció el ceño.

“Gran maestro Zhou”, dijo con seriedad, “Simplemente deseo mirar la píldora. ¿Realmente rechazarás una solicitud tan simple? Gran maestro Zhou, por favor, no temas. ¡Nunca volvería a mi palabra! ¡Solo deseo mirarla!”

Meng Hao parpadeó, pero no dijo nada. Una leve sonrisa se crispó en las comisuras de su boca, y parecía un poco avergonzado.

Cualquier persona que se inclinara tantas veces lo haría sentir muy honrado. Sin embargo, con cada reverencia, el corazón de Zhou Dekun se llenaba de más inquietud.

Rechinando los dientes, decidió deshacerse de sus preocupaciones. Las cosas ya habían avanzado al punto en que ya no podía controlar el asunto. Golpeó su bolsa con la mano para producir la píldora que acababa de confeccionar, y luego se la arrojó a Yan.

Los ojos de Yan brillaron de excitación cuando tomó la píldora con ambas manos. Miró emocionado, lleno de su amor por el Dao de la Alquimia. Respiró profundamente, cerrando los ojos para estabilizarse y colocarse en un estado mental óptimo. Parecía tan serio como alguien a punto de ir a una peregrinación santa.

En el mismo momento en que miró seriamente la píldora, el joven de su grupo, el que había provocado una reacción tan nerviosa por parte de los cuatro Grandes Ancianos del Clan de la Nieve Frígida, miró a su alrededor pensativo.

“Todavía puedo sentir el aura de padre”, dijo con una sonrisa. “Parece que no está muerto después de todo. Aunque, su aura no podría ser más débil. Parece que mi padre todavía está dormido.”

Estas palabras no provocaron ninguna reacción por parte del Primer Anciano, pero las caras de los otros tres cambiaron de inmediato. De repente recordaron un evento que había ocurrido mucho tiempo atrás, un tema que era tabú dentro del Clan.

“¡Hanxue Zong*!”, Dijo el Primer Anciano con gratitud, mirando enojado al joven.

Sus palabras resonaron, retumbaron en los oídos de los otros tres Ancianos y se clavaron en los corazones de los otros miembros del Clan. Se quedaron boquiabiertos de asombro e incredulidad, aparentemente todos recordaban ese asunto en particular.

De repente, una gran conmoción surgió entre los Cultivadores del Clan de la Nieve Frígida.

“Hanxue Zong? Ese tipo… ¡Ya recuerdo! En las historias del Clan hay registros de un Elegido del Clan de la Nieve Frígida de hace mil años. ¡Su nombre era Hanxue Zong!

“¡Él es esa persona! Según las historias del Clan, él era incomparablemente malvado, ¡incluso un caníbal! Alcanzó la etapa del Alma Naciente en menos de cien años, y luego comenzó a absorber la fuerza vital y la base de Cultivo de su propio padre Hanxue Bao, ¡quien en ese momento era uno de los dos Patriarcas en la Separación del Espíritu del Clan!”

“Recuerdo eso también. Sin embargo, las historias del Clan no dicen lo que le sucedió a Hanxue Zong después de que fue derrotado. ¿No lo mató el patriarca Hanxue Bao?”

Todos los otros Cultivadores que estaban presentes escucharon y se sorprendieron. Los ojos de Meng Hao brillaron. Si lo que los miembros del Clan de la Nieve Frígida decían era verdad, entonces el joven con la voz antigua era alguien realmente temible.

El joven se rio. “He estado fuera tanto tiempo que nunca imaginé que el Clan me recordaría.” Sus ojos brillaron cuando su mirada se posó en Zhou Dekun.

La cara de Zhou Dekun era antiestética. En realidad, no le importaba la mirada del joven; su corazón parecía hacerse cenizas mientras suspiraba continuamente. La razón de esto fue, por supuesto, debido a la extraña mirada en el rostro del Cultivador Yan.

Comenzó como una de sorpresa, luego perplejidad y finalmente incredulidad. Su cuerpo comenzó a temblar.

Estoy acabado, estoy acabado..” pensó Zhou Dekun con amargura. Su corazón estaba temblando.

El hombre de nombre Yan de repente tomó una respiración profunda y lentamente volvió a mirar a Zhou Dekun.

“Esa píldora…” comenzó Zhou Dekun. Antes de que pudiera continuar, sin embargo, Yan una vez más se tomó de las manos y se inclinó profundamente.

“Gran maestro Zhou, señor, mi Dao de la alquimia no se compara con el suyo. Sin embargo, realmente no hay necesidad de producir otra píldora medicinal con la intención de avergonzarme.” Su tono era tranquilo, pero en el fondo de su corazón estaba furioso. “Sé que no inventó esta píldora medicinal, Gran Maestro Zhou. ¿Por qué me mostrarías algo tan de mala calidad?¡Me avergüenzas!”

“Yo…” dijo el Gran Maestro Zhou, sintiéndose aún más ansioso. Estaba por tratar de explicarlo, pero fue interrumpido.

“Gran maestro Zhou, solo quiero echarle un vistazo a esa píldora medicinal. Si no está dispuesto a mostrármela, ¿podría al menos confeccionar una nueva píldora para que la revise? Gran maestro Zhou, ¡le ruego que cumpla mi deseo!” Continuó reprimiendo la ira que sentía en el fondo. Su deseo de ver personalmente una píldora medicinal de este tipo le hizo volver a estrechar las manos e inclinarse nuevamente.

En su corazón, Zhou Dekun estaba maldiciendo. Estaba lleno de desesperación y quería gritar: “¡Esa es la píldora que preparé!”

Sin embargo, todos lo miraban, incluidos los cuatro Grandes Ancianos. Aún más importante, las dos jóvenes detrás de él también estaban observando.

Además, los Cultivadores de los alrededores estaban empezando a lanzar palabras de aliento.

“Gran maestro Zhou, ¿por qué no dejas que este extraño mire tu píldora medicinal? ¡Hazle saber lo increíbles que son nuestros alquimistas de las Tierras Negras!”

“Sí, ¡es verdad, Gran Maestro Zhou! ¡Enséñale a este hombre una lección, muéstrale que eres un verdadero Gran Maestro!”

“Gran maestro Zhou, haz realidad el deseo de este Cultivador de las Tierras Orientales. ¡Muéstrale lo que significa ser un Gran Maestro!”

Sonó una voz tras otra. Normalmente, tales palabras causarían que Zhou Dekun se sintiera satisfecho. Pero en este momento, sin embargo, le hicieron querer llorar.

“Yo… yo…” En su corazón, Zhou Dekun estaba soltando un torrente de maldiciones, pero por fuera, estaba sonriendo. Sin embargo, su rostro sonriente se veía mucho más desagradable que uno lloroso. Cuando miró hacia un lado y vio a Meng Hao mirándolo con una sonrisa tímida, sintió que no podía soportarlo más. Fue entonces cuando de repente se dio cuenta de que la sonrisa avergonzada de Meng Hao parecía muy familiar. Sin embargo, debido a su nerviosismo, no tuvo tiempo para considerar el asunto.

Apretando los dientes, Zhou Dekun abofeteó su bolsa de almacenamiento y recuperó la mejor píldora que había preparado en el Dominio Sur. Se la arrojó al hombre llamado Yan.

Yan la atrapó de inmediato. Después de estudiarla por un momento frunció el ceño. Estaba perdiendo el control de su ira, y ahora estaba filtrándose en su rostro. Su cuerpo también estaba empezando a temblar.

“Gran maestro Zhou, ¡no hay necesidad de insultarme repetidamente! Su Dao de alquimia puede ser increíble, pero estas píldoras de segunda categoría que usted sigue produciendo no son nada comparadas con la píldora anterior. ¿Ha alcanzado tal nivel que se niega a mostrarme píldoras que usted mismo ha preparado? ¿Yo, Yan, realmente no califico para siquiera mirar sus píldoras medicinales? ¡Gran Maestro Zhou, ser tan dominante es realmente ir por la borda! Yo…solo quiero ver esa píldora medicinal. ¿¡Por qué no puedes hacerme este pequeño favor!?”

Yan estaba extremadamente frustrado. El favor que había pedido no era muy grande… ¿verdad?

Finalmente, reprimió su ira, y una vez más se tomó las manos y se inclinó. “Gran maestro Zhou, una vez más, le ruego que conceda mi deseo. Esta es la última vez que se lo pediré.”

Este último arco, fue la gota que colmó el vaso. Zhou Dekun estaba al borde del colapso. Jadeando, de repente estalló en furia.

“¡Favor…! ¿¡Favor!? ¿¡Todo lo que quieres es un favor!? Te he dado mis píldoras medicinales. ¡Puedes ver que yo mismo las inventé! Mi Dao de alquimia es solo promedio.”

“¡¿Qué es para ti?! Así es como soy. ¡La píldora que estabas mirando antes no fue inventada por mí! ¡¡Ese tipo lo inventó!!” Señaló a Meng Hao. “¡Esa fue su píldora! ¿Crees que estás enojado? ¡Estoy aún más enojado que tú! ¡Tú eres el que cometió el error! Si quieres ver esa píldora de antes, ¡pregúntale a ese tipo!”

Zhou Dekun ondeó su manga. Su rostro estaba pálido y lleno de ira cuando se dio vuelta para irse. Su corazón latía con fuerza mientras luchaba por encontrar una forma de salvar la situación.

El hombre llamado Yan miró en estado de shock, luego se giró para mirar a Meng Hao.

No era solo él. Todos, incluidos los cuatro Grandes Ancianos y los cientos de Cultivadores de los alrededores, se volvieron lentamente para mirar a Meng Hao. Todos los ojos estaban posados en él y sólo en él.

La mayoría de las miradas se eran de conmoción e incredulidad.

“Ya sea que inventes o no esa píldora no importa”, dijo Yan a Zhou Dekun. “¡Los eventos de hoy han llegado al punto en que se requiere un duelo de alquimia para demostrar quién es el alquimista que yo tanto valoro!” Su mirada cambió de Meng Hao a Zhou Dekun.

“Gran maestro Zhou”, continuó seriamente. “Después de vencer a este tipo, espero que ya no me humille, y me permitas ver esa píldora.” Sin mirar a Meng Hao, levantó la mano derecha y apareció un horno de píldoras.

Zhou Dekun estaba al borde de las lágrimas. Incluso después de todo lo sucedido, no entendió por qué este hombre simplemente no le creería. Quizás el acto que había hecho antes simplemente había sido demasiado convincente. El hombre realmente creía que lo estaba mirando con desprecio.

Meng Hao se aclaró la garganta y luego vacilante dijo: “Oh, lo siento, no soy un alquimista local. Acabo de perder el duelo con el Gran Maestro Zhou, y me dijeron que dejara la ciudad. Me temo que no puedo competir contigo en alquimia.” Suspiró, luciendo avergonzado.

Al escuchar esto, el rostro de Zhou Dekun se cayó de inmediato, y comenzó a aullar por dentro con angustia. “Tú eres mi antepasado, ¿cierto? ¡Mi antepasado! ¿Puedes simplemente no hacerme esto a mí…? ”

El Segundo Anciano, el que había exigido previamente que Meng Hao abandonara la ciudad, ahora miraba enojado hacia Zhou Dekun. “¿Por qué no puedes sacar la píldora medicinal, Gran Maestro Zhou?”, Pensó. “¿Por qué causa todo este problema?”


El nombre de Hanxue Zong en chino es 寒雪 纵 hán xuě zòng – Hanxue es el nombre del Clan, que significa Nieve Fría. Zong significa “vertical”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente