ISSTH 351 – La Ciudad de Los pavos Reales Violados.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Los tres Ancianos del Alma Naciente del Clan Dongluo se quedaron allí echando humo y rechinando sus dientes. Los cientos de Cultivadores fuera de la niebla aún no se habían ido, y pudieron ver claramente todo lo que estaba sucediendo. Extrañas expresiones cubrían sus rostros. Sin ningún tipo de debate, todos habían llegado a pensar lo mismo: Meng Hao era alguien a quien debían temer.

Después de un largo momento, el Primer Anciano dejó escapar un largo suspiro y dijo: “Deja en libertad a todos nuestros miembros del Clan y puedes tener la ciudad, ¿de acuerdo…?”

Las docenas de Meng Haos sonrieron. Ninguno de ellos hablaba o se movía; simplemente miraron a los tres Ancianos del Alma Naciente.

Ni un ápice de respeto a estos ancianos se podía ver en sus miradas. Meng Hao no necesitaba respetarlos. Durante su batalla fuera de la Cueva del Renacimiento, había luchado contra más de diez expertos en el Alma Naciente. No había nada en ellos que encontrara inspirador.

Aún más importante, Meng Hao estaba sumamente seguro de que, si se ponía la máscara de color sangre, aunque todavía no coincidiría completamente con ellos, definitivamente sería capaz de defenderse.

El Primer Anciano no dijo nada por un momento, pero luego soltó una risa amarga. Levantó su mano y luego la golpeó con fuerza contra su pecho. Su cuerpo tembló mientras escupía tres bocanadas de sangre. Con cada bocanada, su aura se volvió más débil. Al final del proceso, su Base de Cultivo se redujo a la mitad.

A pesar de que todavía estaba en la etapa del Alma Naciente, su verdadera destreza en la batalla estaba casi exactamente en el mismo nivel que el Gran Círculo de la Formación del Núcleo. Le tomaría meses recuperarse completamente de tal estado.

Después de un momento de silencio, el Segundo Anciano suspiró. Sabía que solo había una cosa que él podía hacer; no hubo otras opciones disponibles. Él también se infligió un golpe de palma a su propio pecho. Después de toser un poco de sangre, su rostro se volvió pálido.

Tercer Anciano miró venenosamente a Meng Hao por un momento, luego respiró hondo. Él también se infligió autolesiones. Mientras tosía sangre, su Base de Cultivo cayó considerablemente.

“¿Ahora Confías en nosotros?”, Dijo el Primer Anciano fríamente, limpiándose la sangre de la boca.

Uno de las docenas de Meng Haos sonrió tímidamente. Asintiendo, golpeó su bolsa de almacenamiento. Mientras lo hacía, los ojos del Primer Anciano brillaron; De repente abrió su boca y escupió un rayo de luz.

Esto era el Aura del Alma Naciente, similar al Qi del Núcleo. Sin embargo, en términos de nivel, el Aura era el Cielo y el Qi del Núcleo era la Tierra. Esta aura de Alma Naciente era de color rojo y era mucho más intensa que cualquier resplandor rojo que se produjera de forma natural en el cielo y la tierra. No era muy denso, pero tenía un resplandor brillante. En un instante, apareció frente a Meng Hao y luego se extendió para cubrirlos a todos.

El resplandor desapareció en un abrir y cerrar de ojos. Cuando lo hizo, el Meng Hao que había estado tocando su bolsa de almacenamiento, así como todos los otros Meng Haos en el área, fueron destruidos. Sin embargo, lo que cayó al suelo no era sangre y carne, sino…niebla.

La vista causó que las caras de los Cultivadores del Alma Naciente se volvieran aún más antiestéticas. Habían utilizado todos los métodos a su disposición, pero la prudencia y la tortuosidad del Patriarca Luz Dorada los derrotó en cada oportunidad.

“Por supuesto, el que golpeó la bolsa de almacenamiento no era realmente yo”, dijo una voz desde la niebla. Esta se agitó, y Meng Hao salió caminando tranquilamente. “Personas mayores, sé que mis clones se ven idénticos a sus ojos. El hecho de que confundieran un clon con el yo real es mi culpa, supongo…Oops.”

Agitó su mano, haciendo que cientos de corrientes de elixir medicinal salieran volando. Dispararon directamente hacia los miembros inmovilizados del Clan Dongluo, fundiéndose en sus cuerpos a través de sus frentes.

“Este veneno es realmente inofensivo”, dijo Meng Hao con una sonrisa en su rostro. “No es fatal ni afectará la Base de Cultivo”. Digamos que está ahí como… Un seguro.” Se hizo a un lado, y en la niebla se abrió un camino en que conducía al exterior. Luego, la niebla se desenvolvió de los cientos de Cultivadores de Clan Dongluo, liberándolos.

Los tres Ancianos del Alma Naciente se quedaron allí con expresiones de rabia en sus rostros, mirando al único Meng Hao, incapaces de decir si era un clon o no.

Después de un largo momento de silencio, comenzaron a caminar. Cuando pasaron junto a él, Meng Hao siguió sonriendo igual que antes. De repente, se detuvieron y volvieron la cabeza para mirarlo.

“No te preocupes. La ciudad es tuya”, dijo el Primer Anciano, su era tono sincero. “El Clan Dongluo ya no la quiere. El caos de la guerra se apodera de esta tierra, y el clan Dongluo ahora es demasiado débil para luchar. Iremos a escondernos. Sin embargo, si cualquiera de nuestros miembros del Clan se ve perjudicado por tu veneno, entonces nosotros tres te exterminaremos, ¡incluso si morimos en el proceso! Después de haber terminado de hablar, sacudió su manga y se fue.

Meng Hao siguió sonriendo todo el tiempo. Vio que todos se iban, y de repente levantó su mano derecha. Allí en su palma estaba el Patriarca del Clan Li. Casi al mismo tiempo que el Patriarca apareció, un rayo se formó en el cielo azul. Disparó hacia abajo, estrellándose contra el alma del Patriarca del Clan Li.

“Te maldigo, maldito seas…” Antes de que el anciano pudiese continuar maldiciéndolo, Meng Hao lo guardó de nuevo en la máscara de color sangre.

Los movimientos de Meng Hao en este momento habían sido tan suaves como las nubes flotando en el cielo y agua fluyendo por los ríos; él era bastante competente ahora.

Los tres Ancianos del Alma Naciente miraron hacia atrás. Cuando vieron caer el rayo, y luego las acciones de Meng Hao, sus rostros se contrajeron y suspiraron por dentro.

Ahora era obvio que el Meng Hao que acababan de pasar era el verdadero.

Todo el Clan Dongluo se fue, cientos de personas partieron de lo que una vez fue su ciudad de Dongluo, dejándola completamente vacía.

Nadie sabía a dónde se iban. Solo se supo que varios días después, emitieron una proclamación en las Tierras Negras anunciando su separación de las Nueve Ciudades Unidas.

La noticia se extendió por las Tierras Negras como los vientos de tormenta. Además, el nombre del Patriarca Luz Dorada se elevó en la prominencia gracias a su batalla.

Habiendo reemplazado al Clan Dongluo, la ciudad de Dongluo pasó a llamarse  La Ciudad de Los pavos Reales Violados.
Esto sacudió las Tierras Negras, después de lo cual muchas partes hicieron varias investigaciones y consultas. Al final, no importó; la Iglesia de la Luz Dorada estaba firmemente establecida como un nuevo poder.

Los cultivadores locales se apresuraron a vivir en La Ciudad de los Pavos Reales Violados. Pronto, la Iglesia de la Luz Dorada albergaba a más de 1,500 hombres. Ahora eran más poderosos de lo que había sido el Clan Dongluo, con la excepción de los tres Cultivadores del Alma Naciente.

La ciudad en sí fue completamente reparada. Sin embargo, el estilo era diferente de lo que había sido la ciudad de Dongluo. La renovada Ciudad de los Pavos Reales Violados irradiaba el estilo del loro; ¡ahora era brillante y colorida!

Meng Hao entregó todo al loro mientras se preparaba para entrar en meditación aislada. Todos los aspectos, las murallas de la ciudad, la Formación de Hechizos de protección, todo comenzó a parecerse a los llamativos colores del loro.

Con respecto a las Vides Excavadoras, Meng Hao plantó algunas en los alrededores, con lo que se convirtieron en una parte del sistema de defensa de la ciudad.

A cualquiera que se unió a la Iglesia de la Luz Dorada se le permitió vivir en la ciudad. Por supuesto, la Iglesia de la Luz Dorada no era una Secta, así que a medida que llegaba más gente, ¡la ciudad ya no era realmente una ciudad, sino un templo!

Meng Hao canalizó un manantial de un río local, que luego transformó en una cisterna. Después de agregar algunas píldoras medicinales, se convirtió en otra cisterna de elixir medicinal. Esta se convirtió en la raíz de toda la Iglesia.

La Formación de Hechizos de las Hojas Verdes había sido profanada por el loro. Después de convertirse en el maestro de la ciudad, el loro no se deshizo de ella, sin embargo, ideó algunos métodos para repararla y mejorarla. Ahora la formación de hechizos podría emitir una presión aplastante.

Además, ahora era…multicolor.

El interior de la ciudad estaba organizado como antes, en tres niveles. Solo había una residencia en el tercer nivel. Ahí fue donde Meng Hao se sentó con las piernas cruzadas en meditación. Frente a él estaba la pequeña jarra negra que había adquirido de Big-head, el objeto heredado de la Liga del Fuego Infernal de la Cuarta Montaña.

Había estado estudiando el objeto por varios días. Quería usar la misma velocidad aparentemente milagrosa que tenía Big-head. La idea fue muy intrigante.

Frotó la superficie del tarro y de repente, la información sobre una habilidad divina apareció en su mente. “¿Destello de sangre …?” Dijo ligeramente. “Usa el poder de la sangre para lograr un aumento exponencial de velocidad.”

Los ojos de Meng Hao brillaron mientras levantaba su mano para frotar la Marca del Roc en su frente. No importaba cómo lo intentara, no había podido emplear su poder por segunda vez. *

Varios días más tarde, justo cuando Meng Hao había terminado de cultivar el Arte del Destello de Sangre, Big-Head le entregó solemnemente un deslizamiento de jade. Lo escaneó con sentido espiritual, y sus ojos comenzaron a brillar.

Meng Hao había enviado a Big-head para explorar a lo largo de las Tierras Negras para averiguar dónde existían las Larvas Frígidas de Nieve. Tales larvas eran raras, pero no míticas. Afortunadamente, Big-head no tardó en adquirir la información necesaria.

“Ciudad Santa de la Nieve…” dijo Meng Hao con un suave suspiro, mirando el deslizamiento de jade. Una leve sonrisa se extendió por su rostro.

Solo había un lugar en todas las Tierras Negras donde se podían encontrar Larvas Frígidas de Nieve. ¡No era otra que una de las ciudades de los Nueve Unidos, La Ciudad Santa de la Nieve!

La ciudad pertenecía al Clan de Nieve Frígida, un Clan que era mucho más poderoso que el Clan Dongluo. Sus Patriarcas en la Separación de Espíritu había asegurado su existencia continua durante muchos años. De hecho, en el pasado, incluso ocuparon la posición más destacada dentro de los Nueve Unidos, ¡con tres Patriarcas en la Separación de Espíritu!

Lamentablemente, en los últimos años su poder había disminuido. Ahora solo tenían un Patriarca en la Separación de Espíritu. Según los rumores, este último patriarca estaba llegando al final de su vida y rara vez aparecía. Ahora era la Reserva Dao del Clan de Nieve Frígida.

Aparentemente, solo los descendientes de sangre directos del Clan podrían adquirir una Larva Frígida de Nieve junto con el método para criarla. Lo más importante era que, en el momento de cobrar vida, la Larva Frígida de Nieve se uniría a su maestro. Ese vínculo nunca podría ser alterado. Cuando el maestro fallece, la larva también muere.

Meng Hao guardó el deslizamiento de jade. La Larva Frígida de Nieve estaba relacionada con su plan para trascender la Tribulación Celestial, y definitivamente necesitaba una. Después de aclarar sus ideas, se puso de pie y salió de su residencia. Mientras miraba hacia la colorida ciudad, se sintió un poco mareado.

El loro volaba con entusiasmo por el aire, siguiendo a tres Pavos reales escarlatas. Desde atrás iba cantando sobre tener fe en el Señor Quinto para ganar la vida eterna.

En cuanto a la jalea de carne, finalmente pudo comenzar a predicar a los miles de miembros de la iglesia. En ese momento, miraba solemnemente a un Cultivador de la Fundación Establecida, ignoraba la expresión temblorosa y de desesperación en su rostro mientras describía con entusiasmo la belleza de una puesta de sol de muchos años en el pasado.

Meng Hao observó por un momento y luego suspiró. Le parecía que los Cultivadores en la ciudad eran muy diferentes de lo que solían ser, gracias al loro y la jalea de carne. Después de un momento de reflexión, se dio vuelta, transformándose en un rayo de luz que se disparó en la distancia.

Cuando el loro lo vio irse, de repente se emocionó mucho.

“¡De viaje, eh! ¡Jajaja! Lord Quinto ahora les contara un plan que ha tardado mucho tiempo en gestarse. Vengan niños. Lord Quinto ahora les enseñará una segunda Formación de Hechizos Celestial. ¡Esta se llama la Formación de Ejecución Inmortal!” El loro se golpeó el pecho con su ala y su voz rugió de emoción. “Esta formación puede sacudir los Cielos y hacer temblar la Tierra. Emplearla no es peligroso en absoluto, y no les hará daño en lo más mínimo. ¡Lord Quinto definitivamente no fue destruido por su propia formación de hechizo nueve veces en el pasado! Por lo tanto, ¡no tienen nada de qué preocuparse!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente