ISSTH 350 – La Indomabilidad del Tiempo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

¿Que es el tiempo…?

Muchos años más tarde, Dongluo Han nunca podría olvidar lo que vio ese día mientras se paraba sobre esa brillante hoja verde. Tenía los ojos en blanco, pero su mente estaba despierta. Vio que su cuerpo empezaba a envejecer. Vio que las hojas verdes a su alrededor se hacían cada vez más viejas y decrépitas. Vio como la tierra a su alrededor se volvía antigua.

Mientras la Formación de Espadas de Loto giraba, y su poder emanaba, Meng Hao flotaba sobre la niebla mirando hacia adentro, observando los efectos que poder del Tiempo que él ejercía.

Por un lado, el Tiempo era algo de lo más flexible dentro del Cielo y la Tierra. Por otro lado, contenía la indomabilidad suprema.

Ninguna persona, ningún ser vivo, ninguna criatura podría resistir la suave embestida que es el Tiempo. No importaba si usaba formaciones de hechizos o habilidades divinas, elementos ilusorios o tangibles. Todo… se deterioraría bajo el tiempo indomable y aplastante.

Y esta fue una Formación de Espadas de Loto formada con Espadas del Tiempo. Solo una de ellas contenía tres ciclos de sesenta años; las otras estaban incompletas. Si todas las Espadas del Tiempo contuvieran tres ciclos de sesenta años, entonces esa combinación sería un poder del Tiempo igual a mil ochocientos años. Eso fue suficiente para sorprender a los Cielos y sacudir la Tierra.

¡Este es el momento!

En este momento, todos los cultivadores Renegados circundantes habían perdido el poder de respirar. Miraron conmocionados a la tierra. Parecía algo amarilla, como una pintura vieja que lentamente se desvanecía en polvo.

Dentro de la niebla, los miembros del Clan Dongluo que estaban bajo el control de Meng Hao estaban volviendo en sí. Sin embargo, incluso cuando lo hicieron, desearon no haberlo hecho. Esto fue porque cuando se recuperaron, se encontraron a punto de volverse antiguos.

Dongluo Ling se miró las manos; estaban cubiertas de arrugas. Su cuerpo estaba marchito y todo lo que ella podía hacer era mirar inexpresivamente.

El escudo verde de hojas que rodeaban la ciudad de Dongluo estaba en proceso de pudrimiento. Comenzó a mostrar signos de romperse, y había algunas áreas donde el escudo ni siquiera podía cubrir la ciudad. La niebla comenzó a verterse dentro, junto con el poder del Tiempo y el veneno híper tóxico.

Todo esto dio a luz un intenso temor dentro de la ciudad; todos los Cultivadores del Clan Dongluo sintieron temblar sus mentes y sus corazones.

Antes de que pudieran tomar ninguna contramedida, la niebla comenzó a bullir violentamente. El loro de repente salió disparado desde adentro, volando en el aire y lanzando un grito penetrante.

Debajo, la niebla comenzó a transformarse en columnas de humo negro. La niebla sin límites, que tenía casi cinco mil metros de diámetro, se congregó en cientos de haces de humo negro, que se dispararon para circular alrededor del loro. Dentro de ellos estaban los más de mil Cultivadores de la Iglesia de la Luz Dorada. Sus ojos estaban cerrados, y estaban rodeados por humo negro, como si fueran parte de la propia Formación de Hechizos.

¡Los temblorosos espectadores vieron como el humo negro convergía rápidamente hasta tomar la forma de un enorme cuervo negro!

El cuerpo del cuervo emanaba un aura oscura. Dejó escapar un grito penetrante que parecía capaz de hacer que los vivos cerraran sus ojos y los muertos abrieran los suyos. Resonó en los Cielos y la Tierra, y luego se estrelló contra la ciudad de Dongluo como un meteorito que cae desde los Cielos.

Este espectáculo era una vista familiar para algunos de los espectadores. Habían visto algo muy similar esa noche hace algún tiempo en la ciudad de Dongluo*. Aquí estaba de nuevo; sin embargo, la cantidad de poder que podían sentir era mucho, mucho mayor que el de antes.

Observaron asombrados como el cuervo negro gritaba desde el aire directamente hacia el escudo verde de la ciudad de Dongluo.

Un enorme y ensordecedora explosión llenó el aire. El escudo defensivo ya se había debilitado. Ahora temblaba, incapaz de enfrentarse a la fuerza que lo atacaba y de repente comenzó a colapsar.

Cuando explotó, grandes cantidades de árboles dentro de la ciudad de Dongluo también comenzaron a desmoronarse. Las hojas se hicieron añicos. El escudo… ¡se había ido completamente!

Al mismo tiempo, el cuervo negro comenzó a dispersarse; se transformó en grandes cantidades de niebla, que una vez más cubrió la ciudad de Dongluo.

Gritos miserables llenaron el aire, junto con explosiones. El veneno híper tóxico, junto con el poder del Tiempo, barrió la ciudad. Fuera de la niebla, todo estaba en silencio. Nadie habló. Los cientos de Cultivadores espectadores observaban sin comprender, sus mentes daban vueltas. Todo lo que estaba sucediendo estaba siendo sellado en sus mentes, para nunca ser olvidado.

Dentro de la ciudad de Dongluo, los dos Ancianos del Alma Naciente tenían sus rostros pálidos. La gran niebla que los rodeaba hacía imposible ver a sus compañeros miembros del Clan. Todo lo que podían oír eran gritos espeluznantes haciendo eco alrededor.

Eran Cultivadores del Alma Naciente. Comparados con todos los que los rodeaban, estaban en la cima del poder. Sin embargo, dentro de esta formación de hechizos, ni siquiera podían moverse. No importa qué habilidades divinas utilizaron, no podían escapar, ni destruir la niebla.

La rabia surgió en sus mentes, pero incluso su ira era inútil contra la Formación de Hechizos.

El primer día, aún pudieron pensar en cómo salir. En el segundo día, fue lo mismo. De hecho, mantuvieron este optimismo hasta el quinto día. Después de eso, sin embargo, ya no escucharon ningún grito de sus compañeros miembros del Clan. La desesperanza los llenó, y sus expresiones se llenaron de completo frenesí.

Sus rasgos habían sido atacados por el poder del Tiempo durante más de cinco días. Eran Cultivadores del Alma Naciente, pero no pudieron luchar contra los cambios que resultaron de tal ataque.

En el sexto día, la niebla que cubría la ciudad de Dongluo de repente comenzó a elevarse. Salió de la ciudad y ya no la llenaba, sino que la rodeaba. No quedaba nada de niebla en el interior.

Lo que era claramente visible dentro de la ciudad de Dongluo era la decadencia. Árboles, hojas, todo parecía como si hubiera estado pudriéndose allí durante cientos de años.

Solo quedaban tres personas dentro de la ciudad. No eran otros que los Ancianos del Alma Naciente del Clan Dongluo. El que había estado atrapado en la niebla por más tiempo miró sorprendido en cuanto se levantó. Inmediatamente, su respiración se volvió irregular, y el asombro llenó sus ojos.

De principio a fin, había supuesto que todavía estaba en la cuenca de la Iglesia de la Luz Dorada. Solo ahora descubrió dónde se había librado la batalla.

Al mismo tiempo, vio a los otros dos Ancianos del Alma Naciente. Todos intercambiaron miradas, luego miraron en silencio mientras Meng Hao salía de la niebla.

En el instante en que lo vieron, los tres empezaron a verse difusos, mientras se preparaban para usar teletransportación menor si era necesario. Ahora que Meng Hao había aparecido, habían decidido a estar preparados para cualquier cosa.

Meng Hao miró a los tres ancianos, luego levantó su mano derecha. Inmediatamente, cientos de figuras comenzaron a emerger de la niebla circundante. Eran todos los miembros del Clan Dongluo, inconscientes, arrastrados siendo por la niebla.

La aparición de estas personas provocó que los tres ancianos abandonaran cualquier noción de usar teletransportación menor. Con todos sus miembros del Clan aquí, no se arriesgarían.

Se quedaron allí en silencio.

“Suficiente”, dijo Meng Hao.

“Saben…la culpa es suya”. “Si no hubiera luchado, me habrían asimilado. Supongo que unirse a ustedes no sería tan malo, excepto que les falta un poco de sinceridad. No maté a muchos de sus miembros del Clan. Todos están aquí. Los devolveré a estas ruinas de su ciudad.”

Los miró, esperando su respuesta.

Los corazones de los tres cultivadores del Alma Naciente estaban llenos de amargura. Intercambiaron miradas, y luego el Segundo Anciano apretó los dientes y asintió.

“Las cosas son como son”, dijo, “estamos de acuerdo con todo lo que ha dicho. Excepto…”

Antes de que terminara de hablar, él cruzó miradas con Meng Hao. Parecía como si estuviera involucrado en un intercambio respetuoso, pero de repente, los cuerpos de los tres Ancianos desaparecieron. Usando teletransportación menor, reaparecieron a un lado, pareciendo como si fueran a huir.

Cuando Meng Hao los miró, el Primer Anciano, que no había hablado en todo éste tiempo, de repente se volvió borroso. Mientras lo hacía, sus ojos se llenaron con una intención asesina. Cuando reapareció, estaba parado detrás de Meng Hao. Su mano se movió con odio, golpearlo.

Una explosión llenó el aire cuando Meng Hao estalló en pedazos frente al Primer Anciano. Sin embargo, lo que exploto no fue más que grandes cantidades de Qi.

A continuación, el Tercer Anciano disparó hacia la niebla. Él no estaba huyendo; No, su mano derecha destello con un gesto de conjuro. Su cuerpo comenzó a emitir un zumbido y una enorme mano apareció detrás de él. Ésta, disparó hacia la niebla, donde atrapo a alguien.

¡La persona que atrapó no era otra que Meng Hao!

“¡Muere!” Gritó Tercer Anciano. Una explosión sonó cuando él apretó su puño. Sin embargo … incluso cuando la explosión llenó el aire, el Meng Hao dentro del puño repentinamente se disipó en Qi.

Las caras de los tres Ancianos cayeron. El Primer Anciano, el Segundo Anciano, que había estado hablando en este momento, y el Tercer Anciano, todos sintieron que sus corazones comenzaban a latir con fuerza.

Habían ideado su plan basado en algunas miradas mutuas. Sin embargo, su plan había sido derrotado en un instante. De repente, aproximadamente una docena de personas salieron de la niebla. ¡Todos ellos eran Meng Hao!

Sus apariencias eran completamente idénticas, y todos miraron fríamente a los tres Ancianos.

“Patriarca de la Iglesia de la Luz Dorada”, dijo el Tercer Anciano del Clan Dongluo, avergonzado de ira…”¡¿solo confiarás en tu formación de hechizos? ¿O te atreves a luchar uno contra uno con cualquiera de nosotros?!” La frustración que había sentido en los últimos días estalló. El poder de su base de Cultivo del Alma Naciente también emano de todo su cuerpo, rebosando de poder.

Uno entre la docena de Meng Haos se aclaró la garganta y dijo.

“No, mejor no.…” Parecía un poco avergonzado.

Cuando las palabras salieron de su boca, el Segundo Anciano apareció frente a él y lanzó un ataque. El cuerpo de Meng Hao se disipó en una neblina negra. Pero luego… diez Meng Haos salieron de la Formación de Hechizos.

Los tres viejos Cultivadores ahora estaban siendo inundados con una sensación de impotencia.

“Ancianos, ¿no creen que actuar de esta manera es un poco inapropiada?”, Dijo uno de los Meng Haos, un poco tímido. “Estoy tratando sinceramente de discutir una forma de resolver la situación. El clan Dongluo es bastante conocido en las Tierras Negras. Su posición en los Nueve Unidos podría haberse debilitado últimamente, pero si su Clan completo muere de la noche a la mañana, eso sería realmente embarazoso para ustedes. Una vez más quisiera pedirles a ustedes tres ancianos que acepten entregarme la ciudad. ¿Qué dicen?”

Mientras hablaba, los cientos de Cultivadores del Clan Dongluo envueltos en la niebla empezaron a temblar cuando la niebla comenzó a envolverse fuertemente alrededor de sus cuellos.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente