ISSTH 345 – ¡La Formación de Espadas de Loto!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

¡BOOM!

Una madrugada, un rayo apareció sobre la elegante cuenca, afuera de uno de los edificios.

El techo de este edificio había desaparecido, aparentemente destruido. Cenizas eran visibles en todas partes.

Había aproximadamente mil Cultivadores aquí en este lugar, y todos ellos estaban más o menos acostumbrados al rayo.

Cuando el loro se elevó en el aire, levantó la vista hacia el cielo y suspiro simpáticamente, luego pensó en lo útil que había sido. Después de eso, se alejó con determinación para entrenar a los Cultivadores en el uso de la formación de hechizo Celestial.

“¡Esta formación usa a las personas como su base! Con cientos, puedes sacudir la Formación de Núcleo. Con miles, puedes atormentar a Almas Nacientes, ¡Con decenas de miles, la Separación de Espíritu no vale para un pedo! ¡Con millones, puedes sacudir a los Inmortales! ¡Cuando Lord Quinto barrió las nueve grandes Montañas y Mares, nadie se negó a inclinarse ante él! “Una mirada melancólica apareció en sus ojos, y suspiró al recordar su gloria pasada. Luego, redobló sus esfuerzos para entrenar a los Cultivadores.

Dentro del edificio que acababa de ser alcanzado por el rayo, el rostro de Meng Hao era antiestético. Sin embargo, aún más desagradable, era la cara del Patriarca del Clan Li, que parecía como si estuviera en sus últimos momentos.

“¡Tu eres mi antepasado!”, Gritó, mientras temblaba su encarnación del alma. Parecía estar a punto de volverse loco. “Mi antepasado, ¿de acuerdo? Solo déjame ir… No puedo aguantar mucho más. Solo deja que el rayo me desgarre por la mitad, ¿bien…?”

Meng Hao no dijo nada. Guardo la encarnación del alma del Patriarca del Clan Li en su bolsa de almacenamiento y luego volvió a mirar hacia el cielo. Estaba despejado, completamente desprovisto de cualquier rayo. En este punto, no estaba completamente enfocado en la situación, pero se había acostumbrado.

Después de un poco de práctica, desarrolló algunos métodos para sacar al Patriarca del Clan Li aún más rápido. Por ahora, se había convertido en una especie de reflejo; tan pronto como apareciera un rayo, él sacaría al Patriarca del Clan Li.

Meng Hao no lo logró exitosamente al principio. Sin embargo, el método de entrenamiento extremo funcionó, y pronto fue capaz de utilizar la técnica casi a la perfección en cada ocasión.

Bajo estas circunstancias, la intuición de Meng Hao sobre el rayo, gradualmente se convirtió en una especie de instinto.

Por el momento, Meng Hao no podía mantener su rostro completamente calmado; todavía parecía un poco dolorido, aunque no tanto como el Patriarca del Clan Li.

Meng Hao observó al hombre de mediana edad que estaba tendido frente a él, su cuerpo temblaba, su rostro estaba pálido, aparentemente sellado en el lugar, incapaz de moverse. Este hombre estaba incluso peor que el Patriarca del Clan Li.

Este Cultivador no era de las Tierras Negras, sino del Desierto Occidental. Este era el hombre que Meng Hao había noqueado anteriormente, el que tenía tres tatuajes tótem. Meng Hao lo había llevado allí, lo había sellado para evitar que se moviera y comenzó a estudiarlo.

Meng Hao amaba estudiar. Cuando era un erudito, estudiaba libros. Luego de ingresar al mundo del Cultivo, estudiaría técnicas mágicas o contemplaría la alquimia.

No importaba cuándo, mientras tuviera algo de tiempo libre, se tomaría el tiempo para estudiar algo. Esto siempre condujo a una mayor comprensión de su parte.

Sin embargo, esta era su primera vez estudiando a una persona.

Meng Hao ya lo había estado estudiando durante tres días, por dentro y por fuera. Cada vez que encontraba un área que no entendía, hacía algunos cortes y se enfocaba más, hasta que lograba comprenderla.

Meng Hao había aprendido mucho en estos tres días, lo que lo dejó muy emocionado. En cambio, en cuanto al hombre de mediana edad, vivía una pesadilla diaria, como si hubiese caído en las profundidades del infierno. La sensación era difícil de describir. Su frialdad se había convertido en una maldición, miseria y locura. Eventualmente, él simplemente comenzó a llorar, y realmente a creer que Meng Hao era la persona más temible en todo el mundo del Cultivo.

En ese momento, Meng Hao estaba estudiando la sangre del Cultivador. Extendió la mano hacia el brazo del hombre, que estaba cubierto de heridas. En algunos lugares incluso le faltaban trozos de carne. Meng Hao hizo un corte alargado y luego recogió un poco de sangre.

Puso la sangre en un horno de píldoras y comenzó a refinarla.

El rostro del hombre estaba pálido, sus ojos estaban vacíos y llenos de desesperación. No sabía cuánto más duraría este trato, su mente estaba al borde del colapso. De hecho, la noche anterior cuando Meng Hao se estaba preparando para estudiar su cerebro, el miedo hizo que corrieran lágrimas por sus ojos.

En ese momento, Meng Hao dudo y decidió no continuar.

Meng Hao siempre había estado interesado en los tatuajes tótem de los Cultivadores del Desierto Occidental. Después de mucho análisis, llegó a la conclusión de que contenían un poder similar al de las píldoras medicinales, un poder que provenía del exterior del Cultivador.

Por ejemplo, los Tótems podrían usarse para avanzar de la Condensación de Qi a la Fundación Establecida, y luego a la Formación de Núcleo. Este descubrimiento le dio a Meng Hao un poco de iluminación.

Hace mucho tiempo, Meng Hao tenía la sensación de que podía abrirse paso desde la etapa Intermedia de la Formación de Núcleo hasta la etapa Avanzada. La sensación solo se hizo más intensa. Eventualmente, se dio cuenta de que, para poder abrirse paso hacia la Formación Núcleo Avanzada, necesitaría permitir que toda la Tribulación Celestial cayera sobre él. Después de trascenderla, él podría ingresar a la Formación Núcleo Avanzada.

Sin embargo, una vez que eso sucediera, tenía poca confianza con respecto a la etapa del Alma Naciente. La etapa del Alma Naciente fue un gran paso que pocos Cultivadores alguna vez pudieron lograr.

A lo largo de los años, muchos Cultivadores pudieron llegar a la etapa Avanzada de la Formación de Núcleo. Sin embargo, pocos lograron llegar al Alma Naciente. Podría parecer que había muchos cultivadores de Alma Naciente, pero eso tenía más que ver con su extensa longevidad. Pocos miembros de cada generación podrían alguna vez realmente abrirse paso hasta esa etapa.

Uno de los factores más críticos para Meng Hao fue el hecho de que le faltaba la sección de la Escritura del Espíritu Sublime, que tenía la información del Núcleo Dorado. Sin la técnica adecuada, sería difícil lograr un Alma Naciente Perfecta.

No había muchas probabilidades de que él pudiese adquirir el manual. No tenía idea de dónde se encontraba. Sin embargo, Meng Hao tenía la fuerte sensación de que los tótems de estos Cultivadores del Desierto Occidental le permitirían forjar su propio camino hacia el Alma Naciente Perfecta.

Meng Hao se concentró en la sangre que estaba en el horno de píldoras mientras esta se transformaba lentamente en una neblina. Eventualmente se disipó, un destello brillante apareció en sus ojos. “Interesante. No hay aura totémica dentro de la sangre “.

“Piel, músculo, hueso y sangre”. ¡Sin excepción, son completamente ordinarios!” Meng Hao se quedó aclarando sus ideas por un momento y luego volvió a mirar al hombre frente a él. El corazón del hombre tembló, y estaba a punto de abrir la boca para suplicar por su vida cuando la mano derecha de Meng Hao cayó sobre el tatuaje tótem en el brazo del hombre.

Este tótem tiene débiles rastros de Qi Demoníaco, que también es llamado la  Esencia de la Novena Montaña y el Mar”. Cuando Meng Hao levantó su mano, el hombre dejó escapar un grito agudo. El tatuaje tótem se separó lentamente de su piel, elevándose hasta que Meng Hao sostuvo en su mano lo que parecía una mancha de piel. Después de separarse, se desvaneció rápidamente hasta desaparecer por completo.

“Así que una vez que abandona el cuerpo del Cultivador, el tótem desaparece”. Dijo Frunciendo el ceño. “¿Qué es un tótem? ¿La manifestación de algún gran demonio de la tierra y el cielo?”

Meng Hao miró hacia afuera; ya era tarde y el cielo se estaba llenando de nubes. Una variedad de preguntas daban vueltas en su cabeza, pero sin respuestas.

Después de un rato, Meng Hao agitó su mano; los sellos que rodeaban al Cultivador de mediana edad desaparecieron. Él se puso de pie, temblando. Inmediatamente se tomó de las manos y se inclinó ante Meng Hao, mientras continuaba temblando violentamente.

“Puedes irte”, dijo Meng Hao fríamente.

Para el hombre, las palabras parecían las de un ser celestial. Su corazón estaba lleno de tanto aprecio que quería llorar. Inmediatamente se fue, volando lo más rápido posible para huir de esta tierra de pesadillas.

Pasó un tiempo, Meng Hao inclinó la cabeza y se rio. “Creo que me estoy adelantando a mí mismo”, murmuró. “Tengo el poder de otorgar Qi Demoníaco, pero comprender los tótems requerirá mucho más tiempo. La iluminación completa no se puede obtener en un corto período de tiempo.”  Sin embargo, la determinación brilló en sus ojos; no renunciaría a su deseo de comprender los Tótems.

Golpeó su bolsa con su mano para producir una banda de papel suave como tela con bordes irregulares.

Este no era otro que el objeto que había llevado al surgimiento del Patriarca Luz Dorada, la bandera que el loro había ayudado a Meng Hao a robar en la subasta. Después de despertarse, el loro lo había ayudado a refinarlo.

Un talismán utilizado por un Inmortal, que puede ayudarme a obtener la iluminación con respecto a los símbolos mágicos en las Tierras Negras. Esto definitivamente será de gran ayuda.” Frotó el papel mientras pensaba en la enorme extensión de área dentro de la cual sus seguidores podían buscar el suelo celestial, ahora que él era el Patriarca Luz Dorada. Obviamente, fue mucho más extensa que antes.

Grandes cantidades de tierra celestial le fueron entregadas. Ahora, todo lo que tenía que hacer era tocar el suelo con este talismán de papel e inmediatamente absorbería el aura del suelo, dejando el suelo completamente ordinario por naturaleza.

Después de absorber el aura, los símbolos mágicos aparecerían en el papel, que gradualmente estaba tomando la forma de un sello.

Meng Hao estaba seguro de que después de que hubiera transcurrido el tiempo suficiente, y se hubiese recogido suficiente tierra, aparecerían más símbolos mágicos en el papel. Con una mayor cantidad de símbolos, más profunda sería la iluminación, y definitivamente sería capaz de emplear alguna habilidad divina impactante.

¡Fue esta la manera que él planeó para obtener una Magia Celestial completamente única, preparada para cuando alcanzara la etapa de Alma Naciente!

Al amanecer del día siguiente, Meng Hao guardó el talismán de papel y luego sacó la espada de madera del tiempo y comenzó a refinarla. Él había estado trabajando constantemente en esta espada en particular desde que llegó a las Tierras Negras, y hasta ahora, contenía tres ciclos de tiempo de sesenta años.

Además, tenía una gran cantidad de Arboles de Primavera y Otoño en su bolsa de almacenamiento que contenían dos ciclos de sesenta años.

No es muy difícil forjar un tesoro del Tiempo que contenga un ciclo de sesenta años“, pensó. “Solo requiere un poco de esfuerzo. En cuanto a dos ciclos de sesenta años, solo tengo un treinta por ciento de posibilidades de tener éxito. El fracaso significa la pérdida completa de todos los recursos. Sin embargo, eso no es realmente un gran problema. Lo que es realmente aterrador son los tesoros del tiempo con tres ciclos de sesenta años almacenados en su interior. Solo hay un medio por ciento de posibilidades de éxito. Sin el Espejo de Cobre, probablemente no podría forjar ni siquiera uno en toda mi vida.”

Miró la espada en su mano, que emitía una luz azul cegadora. Su superficie parecía fluir como una corriente de agua, y cuando agito la espada a través del aire causó que aparecieran ondulaciones. Las ondas causaron que las estructuras circundantes mostraran signos de descomposición.

Meng Hao estaba a punto de guardar la espada, cuando de repente, alzó la cabeza y miró a lo lejos en la distancia. Él frunció el ceño.

“Entonces, el Clan Dongluo realmente no puede contenerse”, murmuró. Envió su sentido espiritual al loro y le impartió algunas instrucciones. Luego, su cuerpo comenzó a ponerse borroso y de él surgieron imágenes fantasmas. Momentos después, apareció un segundo Meng Hao. Uno se sentó con las piernas cruzadas, y el otro lentamente se hundió en el suelo.

Meng Hao agitó su mano derecha, con lo que diez espadas de madera del tiempo salieron desde su cámara subterránea, para volar por el aire.

Las puntas de las espadas apuntaban hacia afuera, y mientras giraban, comenzaron a crear un vórtice en forma de una flor de loto. El poder emanado por la Formación de Espadas en forma de loto causó que la construcción en la que Meng Hao estaba, comenzará a desintegrarse. Pronto, no fue más que ceniza. Todo en el área pronto comenzó a llenarse de un aura ancestral y de decadencia. Las mentes y los corazones de los miles de Cultivadores temblaron. Inmediatamente se dispersaron, mirando hacia atrás a Meng Hao con los ojos muy abiertos, estaba sentado con las piernas cruzadas, y un loto gigante giraba sobre su cabeza. A su alrededor, todo en el valle comenzó a decaer.

Fue en este momento que la luna se alzó en el cielo. La luz de la luna descendió en forma de cascada sobre las espadas, haciendo que se iluminaran con un brillo plateado. Parecían un extraño, floreciente, y hermoso loto…

Todos los que observaron el espectáculo recordarían por el resto de sus vidas como el loto ondulaba, y su patriarca, debajo de él, levantó su cabeza y dijo con una voz fría y resonante: “¡Esta es mi Formación de Espadas del Tiempo!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente