ISSTH 344 – ¡La Gran Iglesia de la Luz Dorada!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

La amargura llenó el corazón de Big-head; sin embargo, para preservar su vida, puso una expresión de deleite en su cara, y luego sacó obedientemente un pequeño frasco de su bolsa de almacenamiento.

Era de aproximadamente el tamaño de un puño, y se podían ver un algunos agujeros en su superficie. Cuando el viento soplaba a través de los agujeros, emitían un silbido lúgubre. No parecía haber nada especial en el sonido, y al mirar el frasco, Meng Hao no pudo ver nada muy especial al respecto. Incluso su sentido espiritual no reveló nada especial.

De hecho, si hubiera matado al Patriarca Big-Head, al buscar en su bolsa de almacenamiento, incluso si Meng Hao recogiera el frasco, lo habría considerado como una especie de instrumento musical y luego no le daría más atención.

Al parecer, temiendo algún tipo de malentendido, el Patriarca Big-head rápidamente se mordió el dedo índice izquierdo, luego dejó caer un poco de sangre en nueve de los agujeros que cubrían la jarra, y lo hizo en un orden específico.

Parecía como si fuera algún tipo de mecanismo de bloqueo que Meng Hao nunca había visto antes. Ahora que había sido abierto por Big-head, el tarro comenzó a emitir un resplandor negro. Claramente no había viento en el área, y sin embargo, la jarra continuó haciendo los ruidos extraños.

De repente, corrientes de símbolos mágicos comenzaron a flotar desde el pequeño frasco. Rodearon el área, con un aura siniestra.

Meng Hao respiró profundamente. Levantó un dedo de su mano derecha, causando que el tarro negro volara hacia él. Aterrizó en su palma, luego lo examinó de cerca.

Poco a poco, Meng Hao comenzó a emocionarse. Los símbolos mágicos se formaron juntos para formar imágenes de almas aullantes. Mirándolo, tuvo la profunda sensación de que esto era de hecho algún tipo de legado.

“Este es un tesoro que encontré en algunas ruinas hace muchos años”, dijo el Patriarca Big-head, eligiendo cuidadosamente sus palabras y sin atreverse a olvidar ningún detalle. “Lo descubrí en el cuerpo de un Cultivador Demoníaco que tenía dos cuernos en su cabeza. También tenía un deslizamiento de jade, que leí y luego destruí. Grabado dentro de él estaba método para usar este frasco de Viento Maligno. También decía, que el Cultivador Demoníaco vino de algún lugar llamado la Cuarta Montaña, y que antes de morir, necesitaba transmitir el legado.”

Si el Patriarca Big-head no hubiera mencionado la Cuarta Montaña, entonces Meng Hao podría haber seguido sospechando de él. Pero después de escuchar esa frase, un destello imperceptible se vio en sus ojos.

Las cuestiones relacionadas con las Nueve Montañas y Mares no eran algo de que los Cultivadores promedio tendrían conocimiento. En la estimación de Meng Hao, las personas que conocían estos temas eran definitivamente muy escasas.

Sin pestañear, juntó el pequeño tarro y luego miró al Patriarca Big-head.

El hombre inmediatamente comenzó a ponerse nervioso, y rápidamente dijo: “Compañero Daoísta, cuando nos dirijamos a los pabellones del tesoro de las tres grandes sectas, deberían estar a salvo. Pero dado que las otras dos sectas saben que sus respectivos patriarcas están muertos, no pasará mucho tiempo antes de que sus discípulos comiencen a dividir los tesoros. Señor, ¿no cree que deberíamos llegar allí lo más rápido posible?”

En ese momento, cientos de haces de luz se acercaban desde lejos en la distancia. La vista de tanta gente hizo que Big-head quedará impresionado, y se pusiera aún más nervioso.

Su miedo hacia Meng Hao no podría ser mayor. Su inquietud llegó hasta lo más profundo de su corazón; si pudiera retroceder en el tiempo, definitivamente no provocaría jamás a esta criatura inhumana.

Incluso si lo provocara de alguna manera, definitivamente no haría nada para romper su formación de hechizos. De hecho, para salvar su propia vida, él inmediatamente mataría a los otros Patriarcas de las otras dos grandes sectas.

Meng Hao podía decir lo que él estaba pensando con una simple mirada. Después de pensarlo un momento, él asintió.

Big-head dejó escapar un suspiro de alivio, pero de repente se puso nervioso una vez más. Realmente estaba preocupado de que los discípulos de las otras dos grandes sectas dividieran el tesoro. Momentos después, él y Meng Hao se convirtieron en rayos de luz prismáticos que dispararon hacia la región de la ciudad de Dongluo.

Unos días más tarde, se podía ver un escudo brillante, de color amarillo que cubría una montaña blanca como la nieve, esta estaba a cierta distancia de la ciudad de Dongluo. La blancura de la montaña y el brillo amarillo se mezclaron para hacer una vista hermosa, aunque un poco incongruente.

Meng Hao se mantuvo fuera de la montaña. Él no atacó personalmente. Eso se lo había dejado a Big-head y al Cultivador calvo que una vez había sido miembro de los Nueve Cultivadores Oscuros de la Montaña Negra. Ellos, junto con los cientos de Cultivadores que seguían a Meng Hao, rodearon el escudo y comenzaron a golpearlo con sus técnicas. Explosiones atronadoras resonaron en todas las direcciones.

Big-head no escatimó esfuerzos en absoluto. Sus ojos estaban inyectados en sangre; Temía que no pudieran atravesar el escudo para entrar.

El Cultivador calvo tenía pensamientos similares, y claramente quería congraciarse con Meng Hao. Los dos casi parecían estar compitiendo, ya que atacaron con varias técnicas poderosas.

Debajo de los poderosos ataques de estas dos personas, reforzados por centenares de Cultivadores, esta insignificante Gran Secta solo pudo aguantar durante el tiempo que le lleva arder un palo de incienso. Entonces, el escudo colapsó en innumerables fragmentos de luz amarilla. Cuando el escudo se desintegró, la blancura de la montaña nevada se hizo visible.

Ninguna masacre fue necesaria; después de que se rompió el escudo, los casi cien Cultivadores de la Secta del Río Han inmediatamente prometieron lealtad a Meng Hao.

Además, entregaron respetuosamente las riquezas y los tesoros de su Secta. Las fuerzas de Meng Hao ahora contaban con casi seiscientos Cultivadores, mientras se dirigían hacia otra de las grandes sectas.

Se movieron con una velocidad increíble, pero esta vez, se encontraron con cierta resistencia. Era un hombre de mediana edad que tenía tres tatuajes tótem en su cuerpo. Era bastante alto, y sus ataques fueron acompañados por la imagen ilusoria de una montaña y un río, así como por un retorcido Dragón de lluvia venenoso. Cuando todos los demás prometieron su lealtad a Meng Hao, este hombre lanzó un ataque furtivo e instantáneamente mató a varios de los discípulos que iban a jurar su lealtad, luego intentó huir.

Mientras intentaba romper los hechizos de sellado para escapar, los ojos de Meng Hao brillaron fríamente. Él se lanzó hacia adelante, y en un abrir y cerrar de ojos estaba frente al hombre. Lo golpeó ligeramente con su puño.

Una explosión llenó el aire y la sangre brotó de la boca del hombre. Sus ojos se llenaron de un odio venenoso, pero antes de que pudiera usar cualquier técnica mágica, Meng Hao le dio de nuevo otro puñetazo. Él no lo mató, sino que tomó el control sobre su base de Cultivo, y luego lo noqueó.

En cuanto a la Secta final, la Secta Talismán, no hubo problemas allí. Con Big-Head presente, no había defensas para romper, y el centenar de discípulos de la Secta le dieron respetuosamente la bienvenida a Meng Hao.

La puerta principal de la Secta Talismán estaba ubicada en un amplio valle rodeado de montañas. La Secta era tranquila y agradable, construida de manera ordenada. Al verlo, Meng Hao decidió ocupar el lugar por el momento.

Unos días más tarde, el loro y la jalea de carne recuperaron sus sentidos. El loro estaba muy emocionado de ver a los aproximadamente setecientos nuevos seguidores. Agitó sus alas, graznando órdenes mientras comenzaba a entrenar a los Cultivadores.

En cuanto a la jalea de carne, voló perezosamente sobre la cabeza de alguien que llamó su atención, y luego siguió ridiculizando y criticando al loro como de costumbre.

Meng Hao les preguntó sobre el rayo cayendo al azar desde el cielo. Sin embargo, cada vez que lo mencionaba, el loro y la jalea de carne se miraban y luego desaparecían rápidamente

Finalmente Meng Hao provocó intencionalmente al loro. Una vez que su honor fue desafiado, dijo algo que causó que la cara de Meng Hao se volviera desagradable: “¡Y qué!”, Decía. “Lord Quinto retrasó la Tribulación Celestial. Por supuesto, algún rayo aparecerá de vez en cuando. No va a matarte, ¡es solo un pequeño rayo! ”

Con eso, el loro agitó sus alas y voló rápidamente, dejando a Meng Hao solo en la cámara de meditación aislada que solía pertenecer Big-head.

Pasó el tiempo, y pronto transcurrió medio mes. Durante el medio mes, el nombre del Patriarca Luz Dorada se había elevado para llegar a la prominencia en toda esta región de las Tierras Negras. De acuerdo, el nombre no había viajado demasiado, pero todos los Cultivadores locales conocían el nombre.

De acuerdo con la creciente leyenda, el Patriarca Luz Dorada amaba matar Cultivadores. Bebió alcohol de Pilares Dao, consumió Núcleos y cometió cualquier mal imaginable. Tales descripciones se volvían cada vez más exageradas, hasta que todos los que hablaban de él se ponían pálidos del miedo.

El Patriarca Luz Dorada, un Cultivador feroz y líder de una generación. Ahora estaba completamente establecido en el área como un nuevo centro de poder.

La gente en las Tierras Negras estaba cada vez más ansiosa. Diez días antes, uno de los ocho clanes restantes de lo que una vez había sido la Alianza de las Nueve Ciudades Unidas, fue repentinamente atacado por el Palacio de las Tierras Negras. Fue completamente exterminado, y durante la noche, la ciudad cambió de manos. Entonces, el Palacio de las Tierras Negras emitió un decreto en todas las Tierras Negras.

Decía que el Palacio de las Tierras Negras era ahora el único poder dentro de las Tierras Negras. En cuanto a los otros siete clanes que formaban los llamados Nueve Unidos, debían ser exterminados.

¡Una gran guerra realmente había comenzado!

En medio del caos y la sensación general de nerviosismo, la base de poder de Meng Hao de repente se convirtió en algo así como un refugio seguro. Se unieron más y más cultivadores, incluyendo algunos en la etapa de la Formación de Núcleo.

Durante el medio mes en que sucedió todo esto, la ciudad de Dongluo se volvió más vacía e inhabitada. De repente, los cultivadores de la ciudad, comenzaron a mirar hacia Meng Hao y su fuerza de casi mil personas de la misma manera que un tigre mira a su presa.

Unos días más tarde, el término ‘Iglesia de la Luz Dorada’ comenzó a extenderse. Además del Clan Dongluo, ahora era la fuerza más poderosa en la región de la ciudad de Dongluo.

En esta situación de guerra, la fuerza de Meng Hao de casi mil hombres continuó creciendo. ¡Él estaba completamente al mando en esta área!

En realidad, Meng Hao no estaba al tanto de todo lo que sucedía. El loro y la jalea de carne parecían increíblemente interesados ​​en reclutar más Cultivadores. La jalea de carne sintió que convertir a mil personas a la vez definitivamente era algo que nunca había hecho antes, y sería un logro increíble sin importar si hablabas de vidas pasadas, presentes o futuras.

En lo que respecta al loro, cuando escuchó las voces de aproximadamente mil personas, que cantaban las palabras sobre tener fe en el Señor Quinto para obtener la vida eterna, todas las plumas de su cuerpo se pusieron de punta.

Parecía que ya se había olvidado de cómo, cada pocos días los rayos caerían del cielo y descenderían sobre Meng Hao.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente