ISSTH 337 – Píldora del Núcleo Dorado Perfecto

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Cuando apareció la Tribulación de la Píldora, Meng Hao se sentó en la cueva Inmortal, sus ojos brillaban mientras miraba el horno de píldoras frente a él. El horno de píldoras estaba completamente rodeado de luz dorada, iluminando toda la cueva  Inmortal.

A medida que la luz dorada se extendía por la cueva, Meng Hao podía escuchar sonidos de crujidos.

Los sonidos provenían del interior del horno de píldoras; Meng Hao percibió algo similar a oro líquido en el interior del horno de píldoras, que rápidamente se enfriaba y se encogía. Cada vez que se encogía, se escuchaba un crujido, como si el líquido estuviera siendo comprimido.

Fue en este momento que la Tribulación de la Píldora apareció en el cielo. Tal tribulación era inevitable; Meng Hao suspiro por dentro y se concentró en el horno de píldoras.

En el mundo exterior, las nubes de la Tribulación se extendían en todas las direcciones; los relámpagos crepitaban y los truenos resonaban en los Cielos. Fuera de la cueva Inmortal de Meng Hao, briznas de Qi blanco se elevaban desde la pequeña montaña. Convergían juntos mientras tomaban la forma de un horno de píldoras que parecía querer volar hacia el cielo.

Verlo hizo que los Patriarcas de la Formación Núcleo Avanzada de las tres grandes Sectas observaran en silencio. Sin embargo, sus expresiones no tardaron en llenarse de incredulidad.

“¡Eso es …  La Tribulación de píldoras!”

“Definitivamente es la Legendaria Tribulación de Píldoras”. He leído sobre esto en los registros antiguos. Dicen que cuando aparecen ciertas píldoras medicinales, o materiales preciosos, los Cielos se enojan y desean exterminar el objeto “.

“¿Ese maldito Cultivador está confeccionado píldoras? ¿Quién sabía que podía hacer eso? ¡¿Y quién hubiera imaginado que podría confeccionar una píldora que provocaría La Tribulación de la Píldora?!”

La avaricia apareció en los rostros de los tres patriarcas.

Los Cultivadores detrás de ellos no entendían lo que significaban las nubes negras, por lo que sus ojos se llenaron de confusión. Entonces, el retumbar de los truenos comenzó a hacerse más intenso, y sus rostros se llenaron de miedo.

Fue en este momento que un gran temblor recorrió la tierra, y los más de cien Cultivadores que alimentaban la formación del hechizos tosieron sangre y se desmayaron. Mientras caían, la niebla se disipó.

La pequeña montaña ahora era visible, al igual que el loro y la jalea de carne flotando en el aire. En ese momento miraban hacia el cielo con expresiones extrañas en sus rostros.

Cuando desapareció la niebla, los espíritus malignos restantes comenzaron a gritar como si los rayos y truenos en el cielo los llenaran de terror.

De repente, un rayo masivo y grueso comenzó a descender hacia la tierra. Cuando descendió, más de mil relámpagos más pequeños se fusionaron con él hasta alcanzar casi un metro y medio de ancho. Se dirigió directamente hacia la pequeña montaña.

Al verlo, los Patriarcas de las tres Grandes Sectas junto con los Cultivadores que los rodeaban, quedaron boquiabiertos.

Sin embargo, justo cuando todos pensaban que el rayo estaba a punto de estrellarse contra la montaña, de repente comenzó a colapsar sin razón aparente. Al hacerlo, se dividió en cientos de rayos más pequeños, que se dirigieron hacia los temblorosos espíritus malignos.

Parecía que estos espíritus malignos también atraían la atención de la Tribulación Celestial, lo que provocaba que se separara y quisiera destruirlos.

Esa fue la razón de las miradas extrañas en los rostros del loro y la jalea de carne. En realidad, fue un golpe de suerte que La Tribulación de la Píldora apareciera en el mismo momento en que la formación de hechizos se vino abajo.

Las explosiones retumbaban en el aire y el suelo temblaba. Los cientos de espíritus malignos gritaban miserablemente, ya que más de la mitad fueron instantáneamente destruidos por los rayos, mientras la otra mitad comenzó a disiparse lentamente, con la intención de huir.

Ni una sola chispa del relámpago se dirigió hacia el horno de píldoras de Meng Hao dentro de la cueva Inmortal. El resplandor dorado brillaba desde el horno de píldoras, extendiéndose en todas direcciones, atravesando las paredes de la cueva Inmortal, penetrando a través de la montaña.

De repente, una deslumbrante luz dorada apareció afuera de la pequeña montaña. Además, haces de luz dorada se filtraron desde su interior.

En Cuanto a los espíritus malignos que habían escapado del Rayo de la Tribulación y se estaban disipando, vieron la luz dorada y comenzaron a gritar y desaparecer con mayor prisa.

Una luz dorada insondable salió disparada desde el centro de la montaña.

¡Como si un sol estuviera enterrado en la parte más profunda!

¡Parecía como si este sol deseara levantarse del infierno y cargar a la batalla contra los Cielos!

La jalea de carne y el loro hace mucho que habían volado lejos. Sin embargo, el loro se sintió mal por los Cultivadores que habían formado parte de la Formación de hechizos, así que antes de irse, él y la jalea de carne los cargaron y los escondieron a cierta distancia.

En un abrir y cerrar de ojos, la montaña ya no era visible; lo único que se podía ver era una luz dorada que resplandecía sin límites.

La luz atravesó las nubes haciendo que se agitaran violentamente. Los relámpagos danzaban en el cielo cuando un segundo rayo comenzó a formarse. Este disparó hacia el centro de la luz dorada, hacia la pequeña montaña, que era el centro de todo.

Se movió a una velocidad increíble y pronto estuvo casi directamente en la cima de la montaña.

Sin embargo, cuando eso sucedió …

Sonó un estallido dentro de la cueva Inmortal. La tapa del horno de píldoras salió despedida y una brillante luz dorada sin precedentes emanó de este, eclipsando el brillo anterior. Algo que tenía la apariencia de un sol salió volando, emanaba abrasadores rayos de luz dorada.

La cueva Inmortal de Meng Hao parecía que se incendiaria, junto con toda la montaña.

Lo que realmente sucedió… ¡comenzó a derretirse!

Las piedras, los hechizos restrictivos, todos los objetos en el interior, se convirtieron en cenizas en un instante. Lo único que quedaba era la penetrante luz dorada que iluminaba los Cielos. El Haz de luz era imposible de detener cuando se disparó hacia arriba para golpear el rayo.

Cuando la luz y el rayo chocaron, se produjo un estallido masivo que sacudió violentamente el Cielo y la Tierra.

La cueva Inmortal había desaparecido; Meng Hao se sentó allí con las piernas cruzadas, bañado en luz dorada, cuando el suelo debajo de él comenzó a derretirse. ¡El suelo negro se estaba transformando en un líquido dorado que se extendía por todas partes formando un lago!

Un lago dorado!

En el centro del lago estaba Meng Hao, su pelo se agitaba a su alrededor, su Núcleo Violeta giraba en su interior y la extraña marca en su frente brillaba. Su ropa onduló violentamente y sus ojos brillaron con determinación.

Allí en su mano derecha… había una píldora medicinal dorada!

¡Podría ser más correcto decir que lo que sostenía no era una píldora medicinal, sino un ardiente sol dorado!

¡Esta píldora dorada fue La Píldora del Núcleo Dorado Perfecto!

Los patriarcas de las tres grandes sectas, junto con los cientos de otros cultivadores, se quedaron allí con los corazones palpitantes. En el instante en que vieron la píldora medicinal, los pilares Dao de los cultivadores en la Fundación Establecida  comenzaron a temblar, como si supieran que los resultados de consumir esta píldora serían diferentes a los de cualquier otra.

En cuanto a los Cultivadores en la Formación de Núcleo, sus cuerpos temblaban violentamente, en especial los tres patriarcas. Podían sentir la intensa esperanza que emanaba de los Núcleos dentro de sus cuerpos. Parecía como si sus Núcleos quisieran fusionarse con esta píldora medicinal dorada.

Solo les tomó un momento a los tres Cultivadores comprender la situación; si pudieran consumir esta píldora…

¡podrían pisar un camino de cultivo sin precedentes!

Solo los tres Patriarcas podían controlarse a sí mismos; los centenares de Cultivadores restantes instantáneamente se volvieron locos y dispararon directamente contra Meng Hao, con la intención de robar La Píldora del Núcleo Dorado Perfecto.

Sin embargo, cuando se acercaban, el sonido del trueno llenó el aire cuando tres relámpagos convergieron. ¡El pelo de Meng Hao se agitó en el aire mientras usaba todo el poder que poseía para colocar la píldora en su boca y consumirla!

¡Aquí comienza el Gran Dao del Núcleo Dorado!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente