ISSSTH 375 – ¡Increíble Buena Fortuna!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

La ciudad entera comenzó a derrumbarse. Mucha gente fue arrastrada; querían volar, pero de repente descubrieron que no podían rotar sus Bases de Cultivo en lo absoluto, como si ni siquiera existieran.

Por el momento, la mano de Meng Hao estaba apretada alrededor del Amuleto de la Buena Suerte. Aún requería un poco más de diez respiraciones para activarse y ya emitía un resplandor. Sin embargo, fue entonces cuando la antigua voz se transmitió a su oído.

“Abre tu mente y conéctate con la Muralla de Espinas. Estoy al borde de la muerte, pero puedo otorgarte una increíble buena fortuna. Piensa en ello como mi manera de agradecerte la bondad de proteger la línea de sangre de mi Clan durante estos últimos meses.”

La voz débil y antigua era la misma que le había dicho a Meng Hao cómo controlar la Muralla de Espinas. Meng Hao sabía muy bien quién era esta persona, pero, sin embargo, vaciló.

Con el Amuleto de la Buena Suerte, estaba absolutamente seguro de poder salir de este lugar de forma segura. Si escuchaba la voz antigua, se enfrentaría a un excéntrico de la Separación del Espíritu. No importa cuán cauteloso y cuidadoso sea, todavía sería una situación peligrosa.

“No hay tiempo”, continuó la voz. “Si quisiera tenerte, no habría esperado tanto para hacerlo. ¿Por qué estás dudando, muchacho? ¿De verdad crees que tu antiguo Amuleto de la Buena Suerte puede ayudarte a escapar de un Cultivador de la Separación del Espíritu?”

“¿Qué buena fortuna es la que planeas darme, Senior?”, Transmitió Meng Hao, con los ojos brillantes. Un intenso poder de repente se extendió desde abajo. Al mismo tiempo, gritos miserables llenaron el aire. Meng Hao no necesitaba mirar hacia abajo; él sabía que la ciudad se estaba hundiendo rápidamente en el Pozo Celestial.

Las bases de cultivo en toda el área estaban siendo restringidas; sin embargo, el Núcleo Dorado Perfecto de Meng Hao no era uno de ellos. Todavía podría huir por su propia voluntad si lo deseaba.

“Voy a darte mi Iluminación a la Separación de Espíritu. Te abrirá una puerta en el futuro, cuando alcances la Separación del Espíritu. También creará algo de esperanza para los miembros de mi Clan…”

Un gran estruendo interrumpió la voz antigua. Más de la mitad de la Ciudad Santa de la Nieve estaba destruida por el Pozo Celestial. No muy lejos, en la distancia, en el área donde la ciudad se derrumbaba, Meng Hao podía ver un abismo oscuro. De allí emanaba un aura siniestra, que se volvió negra a medida que se elevaba.

Fue en este momento cuando el Amuleto de Buena Suerte de Meng Hao terminó de prepararse. Sin dudarlo, empujó hacia abajo para activarlo. Fue en este momento que su rostro se cayó de repente.

¡El Amuleto de la Buena Suerte no funcionó!

Una explosión llenó el aire cuando el resto de la ciudad comenzó a caer en pedazos. Gritos miserables llenaron el aire. Meng Hao podía sentir la fuerza gravitatoria desde dentro del enorme agujero que crecía a cada momento con más fuerza. Los innumerables filamentos de Qi negro estaban tratando de atraerlo al interior del abismo.

En este momento crítico, una mirada de determinación llenó sus ojos.

“¡Junior está de acuerdo!” En el instante en que pronunció las palabras, abrió su mente. Al mismo tiempo, envió su Sentido Espiritual para restablecer el contacto con los restos de la Muralla de Espinas que todavía existía dentro de la ciudad.

Tan pronto como su Sentido Espiritual tocó la Muralla de Espinas, la figura marchita que estaba sentada con las piernas cruzadas en la cámara subterránea, de repente realizó un gesto de conjuro, causando que apareciera una marca de sellado.

Tan pronto como apareció la marca de sellado, Meng Hao pudo sentir las espinas que existían dentro de toda la extensión de la ciudad, que estaba siendo destruida. Se dirigieron hacia la cámara subterránea, que ya empezaba a romperse, y de ellas brotaron aún más espinas, apuntando directamente hacia el anciano marchito que parecía un cadáver, allí sentado por quién sabía cuántos años.

Lo atravesaron, creando instantáneamente una especie de conexión entre él y Meng Hao.

¡De repente, ellos dos compartían un solo cuerpo!

Una fuerza increíblemente poderosa explotó en la mente de Meng Hao.

Un sonido retumbante llenó su mente, y las venas se expandieron por todo su cuerpo. Su cara se distorsionó, y sus ojos comenzaron a ponerse Escarlatas cuando la sangre se acumuló en ellos. Empezó a temblar, y sintió como si su cuerpo estuviera a punto de despedazarse. El dolor apuñaló en su alma, ¡y sintió como si su Sentido Espiritual estuviera a punto de ser destruido!

Un aura intensamente poderosa surgió repentinamente a través de él.

Este aura no era la de la Formación del Núcleo o del Alma Naciente, sino más bien era…la Separación del Espíritu.

En el instante en que el aura explotó, la mente de Meng Hao se tambaleó, y escuchó un potente rugido.

“Yo soy el Patriarca del Clan de la Nieve Frígida. ¡Obtuve la iluminación del Dao durante una gran tempestad y realicé mi Primera Separación hace mil años!

Cuando la voz resonó, una imagen apareció en la mente de Meng Hao. Dentro de la imagen, Meng Hao vio una tempestad que se extendía hasta donde alcanzaba la vista, elevándose desde la Tierra hasta los Cielos. El relámpago crepitaba por todas partes, sacudiéndolo todo. Esta era una tempestad que podía desgarrar a un Cultivador del Alma Naciente en pedazos, y aun así, en medio de todo, había una figura que emanaba una inmensa profundidad.

Era un hombre de mediana edad, alto, vestido con una túnica larga. Su cabeza se elevó hacia los Cielos cuando dejó escapar un poderoso rugido.

“¡Descendientes del clan, recuérdenme! Soy Hanxue Bao, Patriarca de sexta generación del Clan de la Nieve Frígida. Para mi primera Separación, corté el amor familiar. Sin embargo, ¡no corté mi amor por mi Clan! ¡Cortando el Amor y reemplazándolo con el Dao, logré mi primera Separación del Espíritu y atraje una Tempestad casi Celestial!”*

La imagen se desvaneció, dejando la mente de Meng Hao dando vueltas. A su alrededor, un viento apareció de repente. El viento silbó desde el agujero gigante en el suelo. La ciudad ya no estaba colapsando, y los Cultivadores ya no estaban gritando. El vórtice en el pozo celestial de repente se calmó. El aullido del viento llenó el agujero, empujando a la desmoronada ciudad hacia atrás desde el interior.

El viento, ahora era una tempestad que barría todo. Un rugido asombroso llenó el aire. El viento parecía capaz de chocar con cualquier obstáculo; el cielo se oscureció y la tierra tembló.

Las bestias que se extendieron por la tierra emitieron chillidos miserables y cayeron boca abajo, temblando. Los Cultivadores del Palacio de las Tierras Negras escupieron bocanadas de sangre, mientras aparecían miradas de asombro en sus rostros.

Las caras de los Cultivadores del Desierto Occidental se llenaron de conmoción. En cuanto a Luo Chong y su grupo, sus expresiones también cambiaron, y comenzaron a jadear mientras miraban la furiosa tempestad que se arremolinaba alrededor de la Ciudad Santa de la Nieve.

Por el contrario, el Cultivador en la Separación del Espíritu de túnica negra estaba riendo en el cielo. Mientras su risa se extendía, un brillo negro sin precedentes destello en sus ojos. En este momento, realmente parecía como si fuera un sol negro.

“Voluntad de la Separación del Espíritu! Patriarca Hanxue Bao, ¡nunca pensé que demostrarías tanto valor y poder al borde de tu muerte! ¡Transformaste tu Voluntad de la Separación del Espíritu en una Marca de Legado, que luego le diste a un Cultivador que ni siquiera pertenece al Clan de la Nieve Frígida! ¡Qué triste! Cortaste el Amor con tu primera Separación, y, sin embargo, cuando tu hijo te traicionó, ¡mostraste empatía y no lo mataste! ¡Fuiste contra tu propio Dao y te destruiste!”

” Bueno, dado que ninguno de los miembros de tu Clan puede aceptar el Legado de tu Voluntad de la Separación del Espíritu, parece que será una buena fortuna para este miembro de la generación junior. Lamentablemente, al final, la buena fortuna no le pertenecerá.”

“¡Esa Marca, que contiene las generaciones anteriores de Grandes Dragoneers del Clan de la Nieve Frígida, será mía! Solo alguien tan poderoso como yo podría conectarse con más de tres generaciones. A lo sumo, este niño podría conectarse con uno. ¡Cualquier cosa más lo mataría instantáneamente!”

“¡Discípulo, escupe un poco de tu sangre! Mira como el Maestro erradica a tu familia por ti. ¡Tu Dao se completará, y el día de tu Separación del Espíritu finalmente llegará!”

El Cultivador con túnica negra se rio a carcajadas. Junto a él, Hanxue Zong tenía una mirada compleja en su rostro. Sin embargo, sin decir una sola palabra, se dio una palmada en el pecho y escupió una bocanada de sangre.

Tan pronto como la sangre brotó de su boca, el cultivador con túnica negra la tomó. Él la apretó con su mano, formando la imagen sangrienta de un adolescente, una expresión de miedo llenando su rostro, además de agitación.

Se veía muy similar a Hanxue Zong.

Tan pronto como apareció el adolescente, sus ojos se llenaron de odio. Un resplandor sangriento emanó de él, y él bajó hacia la tempestad que rodeaba a la Ciudad Santa de la Nieve.

Mientras se acercaba, Meng Hao levantó su cabeza y dejó escapar un rugido de dolor. Su voluntad aún permanecía, y todavía era suya, pero en el instante en que vio al joven, su corazón se llenó de agonía. El dolor era indescriptible, lleno de tristeza, furia y locura.

Podía sentir que la tempestad a su alrededor comenzaba a colapsar, y que estaba sucediendo a causa del adolescente de color sangre.

“Zong’er …” dijo la antigua voz en la cabeza de Meng Hao. Se hizo eco dentro de él, lleno de emociones profundas que eran imposibles de expresar claramente. Todas las decenas de miles de cosas que se necesitaban decir, se dijeron todas en ese solo nombre.

Mientras se hacía eco dentro de Meng Hao, la tempestad a su alrededor comenzó a llenarse de gotas de lluvia. Cuando cayó la lluvia, Meng Hao se dio cuenta de que no era verdaderamente lluvia, sino más bien, las lágrimas del Patriarca de la Sexta Generación del Clan de la Nieve Frígida.

“¿Arrepentirme…? ¡No, no me arrepiento!” Los ecos de la voz resonaron en la cabeza de Meng Hao cuando, finalmente, la impactante tempestad enloqueció. Comenzó a colapsar, y al hacerlo, destrozó en pedazos todo a su paso, incluido el adolescente color de sangre.

Cuando el adolescente se hizo añicos, una nueva voz surgió repentinamente en la mente de Meng Hao.

“¡Yo soy el Patriarca de la Quinta Generación del Clan de la Nieve Frígida, el Gran Dragoneer Hanxue Ding!* ¡Comprendí el significado de la Voluntad del Cielo sobre una montaña nevada y realicé mi Primera Separación en el Estanque de los Diez Mil Dragones!” Esta voz era claramente diferente de la de Hanxue Bao. Era algo menos dominante y, sin embargo, un poco más digna. Cuando la voz retumbó a través de Meng Hao, su cuerpo se llenó de un intenso dolor incomparable.

Sentía como si su alma estuviera a punto de colapsar, y su cuerpo fuera a ser destrozado. Arriba, el cielo se oscureció, como si estuviera a punto de desaparecer. De repente, la imagen de un inmenso cuerpo de agua profunda apareció arriba.

Había ondas moviéndose a través de la superficie del agua, extendiéndose en todas las direcciones. Se escuchó el sonido de una multitud de rugidos cuando innumerables dragones negros surgieron de las profundidades del agua. Parecían colgar boca abajo por encima de todo. Los rugientes dragones causaron que todas las bestias en el suelo lloraran tristemente. En cuanto a los Cultivadores, las miradas de asombro llenaron sus rostros, y la sangre salió de sus bocas.

Esto fue especialmente cierto para los Cultivadores del Desierto Occidental, cuyos cuerpos temblaban violentamente. Uno de los dos cultivadores del Alma Naciente, alzó la vista y habló con voz débil: “¡El Estanque de los Diez Mil Dragones! Según las leyendas, después de que el Gran Padre de la gran Tribu de la Nieve Frígida se convirtiera en un Gran Dragoneer, tomó el Estanque de los Diez Mil Dragones como propio. ¡Después de eso, desapareció del Desierto Occidental!”

Arriba, la cara del Cultivador vestido de negro se oscureció. “¡Entonces, este chico ha logrado obtener  una segunda marca del Legado!”

El “Bao” en su nombre es el mismo caracter de la palabra “tempestad”

El “Ding” en su nombre es el caracter de “caldero”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente