Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 193 – IRN – Fragmento del Dios Demonio  (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

[Goo, goo-goo-goo-goo-goo-ga-ga-ga.]

 

“Creo que todavía está aprendiendo a hablar.”

 

Artpe dijo una pequeña broma, pero nadie se rió. Sus ojos estaban enfocados en el monstruo que atravesaba las puertas del infierno.

 

[Koo-goo-goo-goo-goo, gee-gee-gee-ga-ga-ga-gahk.]

 

Lo primero que salió fue una enorme mano negra. La mano estaba cubierta de callosidades rugosas, y su radio era de 10 metros. Siete dedos se movieron incansablemente mientras la energía demoníaca emanaba hacia todas las direcciones. La toxicidad de la energía demoníaca era mayor que la del Rey Demonio.

 

“¡Primero, destruyamos esa puerta! Tenemos que evitar de alguna manera que nos expongan a más energía demoníaca.

 

“No, Silpennon.”

 

Artpe lo detuvo. El juicio de Silpennon normalmente sería absolutamente correcto, pero esa fue también la razón por la que Artpe tuvo que frenar a Silpennon.

 

“No había habido ninguna falsedad en las palabras del Rey Demonio. El hijo de puta siempre era molesto, pero rara vez decía mentiras. En ese aspecto, no era como un demonio”.

 

“Artpe———-.”

 

Todo el mundo miraba hacia Artpe. Inevitablemente se dieron cuenta cuando lucharon contra el Rey Demonio. Artpe y el Rey Demonio se conocían demasiado bien. Si él era simplemente un joven que creció en el campo como un héroe, no había manera de que esto pudiera ser posible.

 

Pero no insistieron en obtener una respuesta.

 

Querían demasiado a Artpe como para dudar de él, y confiaban en él. Creían que Artpe revelaría todo si necesitaban saber la información. Confiaban en él implícitamente.

 

Artpe decidió recompensarlos por su confianza en él.

 

“Les contaré mi historia más tarde. de todos modos, dejémoslo en paz por ahora. Déjenlo salir.”

 

“Estoy bastante seguro de que no estás intentando que nos maten a todos”.

 

Fue inesperado. El primero en acatar las palabras de Artpe fue Silpennon. Inyectó a Mana en sus dagas mientras retrocedía lentamente hacia atrás. Estaba listo cuando le hizo una pregunta a Artpe.

 

“Creo que sé lo que estás tratando de hacer. Realmente eres un tipo demente”.

 

“Parece que no eres un rey sólo de nombre.”

 

Por otro lado, los otros miembros de su grupo parecían asustados por la enorme mano. Artpe los estaba observando. En ese momento, la mano había salido, y la muñeca estaba empezando a salir. Artpe miró la mano con su habilidad de leer toda la creación mientras daba una explicación.

 

“Ya que matamos al Rey Demonio, probablemente sintieron cómo subía su nivel. ¿Verdad?”

 

“Todavía me duele la cabeza.”

 

Leseti lo admitió. Leseti y Deyus se habían quedado atrás en términos de nivel en comparación con los otros miembros del grupo. No habían podido participar en la batalla contra el Rey Demonio, pero todo el grupo estaba atado por la habilidad de Maetel. El hecho de haber ayudado a manifestar la habilidad de Maetel maestría de registros fue suficiente para que experimentaran un aumento abrumador en su nivel.

 

Se desarrollaron de muchas maneras después de superar un obstáculo abrumador llamado el Rey Demonio. No había necesidad de detenerse en este tema. Artpe asintió firmemente mientras siguió hablando.

 

“Pero el Rey Demonio dijo que no podremos ganar contra el anterior Rey Demonio. Nosotros….. Tengo que aprender sobre el dios demonio. Eso es lo que me recomendó que hiciera”.

 

“¿No llamó a esa cosa porque quería matarnos?”

 

“Simplemente nos enfrentaremos a una porción del dios demoníaco.”

 

Artpe estaba seguro de ello.

 

“Tenemos que crecer derrotando a esa cosa. El anterior rey demonio podría invocar el poder del dios demonio. El actual Rey Demonio pensó que esto nos daría una oportunidad de ganar contra tal poder. Tengo la misma opinión. Si lo derrotamos, podremos crecer sustancialmente”.

 

“Una vez chef, siempre sera un chef….  Aún así, fue un imbécil hasta el final”.

 

“¿Así que quieres que nos chupemos los pulgares hasta que esa cosa salga por completo?”

 

preguntó Elrick asustado. Artpe meneo la cabeza de un lado a otro.

 

“Dije que nos enfrentaremos sólo a una parte del dios demonio. Incluso si dejamos que este hechizo continué sin hacer nada, terminará por sí solo. Tengo dos datos que pueden darnos esperanza….”

 

Primero, no tendrán que luchar contra todo el dios demonio. En segundo lugar, estarían derrotando a una ‘parte del dios demonio’ en este momento. Incluso si el anterior rey demonio hiciera una jugada para usar el poder del dios demonio, el grupo de Artpe estaría luchando contra una versión reducida del mismo.

 

“¿Llamas a eso noticias positivas…. Ha-ah.”

 

“¡Sr. Silpennon, contrólese!”

 

“¿Realmente tenemos que luchar contra esa cosa? ¿En serio?”

 

Artpe estaba siguiendo una línea dura, así que el grupo tenía que sonreír y soportarlo. Hasta ahora, Artpe nunca había tomado una decisión equivocada. Probablemente también tenía razón sobre esto.

 

Ya estaban cansados de luchar contra el Rey Demonio, pero ahora tenían que luchar contra un monstruo que fue convocado a través de la muerte del Rey Demonio!

 

Se sintieron frustrados, pero nadie se quejó. No pudieron hacerlo. Sabían con quién tendrían que luchar en el futuro.

 

Este era el camino de los héroes. Eligieron caminar al lado de los héroes, así que tenían que soportarlo hasta el final.

 

“L… la m…muñeca. S-, su muñeca está saliendo.”

 

“La energía demoníaca….  Artpe, ¿puedes bloquearla?”

 

Miró al tomo mágico que tenía en la mano. Estaba emitiendo una tenue luz. Lo había activado antes de que comenzara la batalla con el Rey Demonio, así que estaba llegando al límite de la cantidad de Maná que poseía.

 

Pero ahora no tenía planes de echarse atrás. Tampoco significaba que iba a usar las Piedras Mágicas y los Artefactos que confiscó de las compañías mercantiles y de todas las naciones.

 

“Regeneraré la energía demoníaca en Mana, y dejaré que el tomo mágico la consuma tan pronto como pueda hacerlo.”

 

Por un momento, su grupo no tenía idea de lo que estaba hablando. A pesar de estar en una situación desesperada, se paralizaron. No obstante, empezaron a comprender de qué estaba hablando. Empezaron a saltar arriba y abajo en orden.

 

“¿¡Ese objeto es invencible!? Si es capaz de hacer eso, ¿por qué trajiste las Piedras Mágicas y los Artefactos?”

 

“Necesito materiales para purificar el reino de los demonios. Lo necesito para la magia de Reclamación, donde volveré a convertir este mundo en su forma original. Si consumo el Mana de este mundo en el proceso, este mundo se convertirá en un lugar de muerte”.

 

Actualmente, la energía demoníaca estaba siendo invocada desde un mundo diferente. Para eliminar esa energía, él iba a consumirla, y no causaría ningún daño a este mundo.

 

Sobre todo, era una energía que no podía ser controlada ni siquiera por esa monstruosidad. No había inconvenientes en robar esa energía. Ni siquiera tenía que ser él…..

 

“Pipi, te lo dejo a ti”.

 

Pronto, algo sucedió que hizo estallar la mente del grupo.  Artpe había soltado el bastón después de agarrarlo ligeramente, y luego soltó el tomo mágico. El equipo empezó a girar en torno al tomo mágico, y la magia de Reclamación continuó funcionando.

 

“Está absorbiendo la aterradora energía demoníaca de ese bastardo, y la está transformando en Mana…..”

 

“El hechizo está siendo mantenido por el Mana….”

 

“¡Está siendo hecho por el equipo!”

 

“Pipi versátil”.

 

“¿Por qué Regina está tan orgullosa de ella…?”

 

En ese momento, todos se quedaron estupefactos/atónitos y les era difícil encontrar palabras para describirlo. Significaba que Artpe había escondido este poder mientras se enfrentaba al horripilante Rey Demonio!

 

En otras palabras, tenía un plan de respaldo contra la carta de triunfo del Rey Demonio. Había ordenado a Silpennon que tomara prestada la energía de Aria, y Silpennon fue puesto en espera. Parecía que había habido otro plan aparte de eso. Los miembros de su grupo no pudieron contener su admiración ante el meticuloso plan de Artpe.

 

“¡La puerta está disminuyendo de tamaño!”

 

[Koo-goo-goo-goo-goo-goo-goohk, koo-ga-ga-ga-ga-ga-ga-gah!]

 

El bastón y el tomo mágico se convirtieron en el núcleo de la magia de Reclamación, y poco a poco se trasladaron a un lugar más seguro. Mientras lo hacían, la puerta del infierno seguía encogiéndose. Fue como Artpe había dicho.

 

[Kee-heeeeek!  Kuh-hoo-ooh-hoo-koo-koo-ga-ga-gahk!]

 

Un brazo negro verdaderamente grande había estado emergiendo lentamente de la puerta, y la puerta se estaba cerrando en medio de su aparición. No se sabía dónde se había originado el sonido, pero se escuchó un grito horrible. El brazo y la mano empezaron a girar y girar. Artpe lo observó con frialdad con su habilidad de leer toda la creación, y habló con firmeza.

 

“Etna, Sienna y Maetel irán al frente. Regina defenderá.”

 

Significaba que quería que todos los demás retrocedieran. Silpennon había asestado el golpe crítico al Rey Demonio, pero Artpe quería que se mantuviera al margen de este combate.

 

“Al final, vas a hacer eso.”

 

“Hoo-ooh. ¡Reúnanse todos! ¡Deprisa!”

 

Pero nadie en el grupo se quejó, incluido Silpennon. Artpe ya había explicado este escenario a los miembros del grupo de antemano. Esto no fue una simple cortina de humo.

 

“Maetel…. Si es posible, quiero que te quedes atrás…. Pero esto será imposible sin ti. ¿Eres capaz de controlar la habilidad y luchar al mismo tiempo?”

 

“No deberías preguntar algo tan obvio, Artpe.”

 

Maetel agarró con más fuerza su espada bastarda mientras se volteaba ligeramente hacia Artpe. Ella soltó una ligera sonrisa. Sus ojos estaban llenos de amor, y todo estaba enfocado en Artpe. Casi hace que la piel de uno se arrugue.

 

“Si es por Artpe, estoy dispuesta a hacer lo que quieras. Lo que sea.”

 

“Hubiera sido mejor si dijeras que luchas por la paz o el compañerismo…. Pero tendré que conformarme con esa respuesta por ahora”.

 

Después de que los miembros del grupo se nivelaran tras matar al Rey Demonio, Maetel hizo una pausa en la habilidad de Maestría de los Registros. Ella empezó de nuevo. Artpe no dio ninguna orden, pero todos se reunieron en un solo lugar. Se sentaron como si hubieran prometido hacer esto. Regina era la única que quedaba en pie. Ella se paró frente al grupo mientras levantaba su bastón.

 

A pesar de lo que Pipi y el tomo mágico estaban haciendo, la energía demoníaca no estaba completamente purificada. Por eso Regina creó una barrera de aire frío, y la energía demoníaca no pudo invadirla. El papel de Regina era defender a los miembros de su grupo.

 

Así que, ¿por qué no los movemos más lejos?

 

Todo tuvo sentido cuando se vio a Maetel y Siena pedir prestada energía mágica, resistencia y fuerza de los miembros de su grupo a través de la Maestría de los Registros. Artpe habló en voz baja.

 

“Modo de batalla final”.

 

“Ese nombre es vergonzoso.”

 

Todos para uno, uno para todos. Era una frase común por la que todos luchaban, pero era algo imposible de lograr. Pero fue posible gracias a la habilidad de Maetel.

 

Tenía una habilidad llamada Maestría de los Registros que podía manipular los registros de otros. Esto fue vergonzoso para hablar en voz alta, pero los miembros del grupo de Artpe tenían una gran confianza el uno en el otro. Esto le permitió a Maetel mover la fuerza, resistencia y otras habilidades físicas a los otros miembros de su grupo.

 

Hasta ahora, ella no había usado esta habilidad en una batalla real. Incluso cuando lo usó una o dos veces, había sido de forma improvisada. Pero Artpe pensó que esta habilidad sería crucial cuando se enfrentaran a un oponente más fuerte. Si la persona que tomaba prestado el poder también era fuerte, suponía que el beneficio sería mucho mayor.

 

Los miembros del grupo de Artpe habían crecido tanto que eran considerados como la cúspide de la raza humana. Estaban todos sentados en un mismo lugar, y estaban prestando su poder a Maetel y Siena.

 

[Koo-goo-ahhhhhhhhhhhhh!]

 

“Ya viene.”

 

Afortunadamente, el brazo comenzó a moverse cuando el grupo había terminado todos sus preparativos. La puerta del infierno fue cerrada a la fuerza. Como resultado, el brazo fue cortado antes de la articulación del hombro. Se derramaba una enorme cantidad de sangre, pero el brazo empezó a avanzar lentamente.

 

Estaba liberando energía demoníaca que estaba consumiendo el suelo de la cueva y el aire. A pesar de que su velocidad no era rápida, la energía demoníaca era demasiado poderosa. La cueva continuó siendo destruida a medida que se expandía la zona de influencia del brazo.

 

“Nyaaaaaaaaaaah.”

 

Roa maullo fuertemente. No había sido capaz de hacer mucho en la batalla contra el Rey Demonio. Ella soltó un maullido de alegría cuando vio el enorme brazo. Parecía que la vista le había abierto el apetito.

 

“Sí, tú también estás aquí. Si ganamos contra él, dejaré que te lo comas todo. Te lo dejo a ti, Roa.”

 

“Nyaa. Te amo, maestro. Nyaa-ah-ah.”

 

[Koo-ga-ga-ahhhhhhhhhh!]

 

Las tres colas de Roa se balancearon cuando su espíritu de lucha alcanzó su punto máximo. Aún no se sabía de dónde venía el sonido, pero el brazo del dios demonio emitió un rugido mientras corría hacia delante.

 

La batalla comenzó.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente