Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 158 – IRN – Descendientes de los Héroes (1)

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Nirotacid era un mundo diferente en sí mismo. Por fuera, no parecía ser tan grande. Sin embargo, el grupo se encontró con un desierto interminable cuando comenzaron a explorar el lugar.

 

 

Aunque las Sirenas del Génesis fueran capaces de tomar forma humana, eran una raza que vivía en el agua. Lentamente estaban siendo atormentados por su entorno, por lo que Regina tuvo que derretir el hielo para proporcionarles agua. Si no, las Sirenas del Génesis se habrían retirado de Nirotacid.

 

 

Pero de alguna manera lo soportaron al seguir la voluntad de su reina. Al final, continuaron adaptándose y fortaleciéndose. Fue dos meses después de que entraron en Nirotacid, y su nivel promedio fue de 250.

 

 

“¡Maestro!”

 

 

“Está bien.”

 

 

Artpe había disparado varios cientos de hebras de Cuerdas de Maná, y se conectaron varias docenas de veces para hacer una malla. Un hacha había sido lanzada, y rebotó en la barandilla de malla. El hacha no pudo atravesarla. Después, Sherryl lanzó su tridente para empalar y matar al enemigo.

 

 

“Hoo. Como era de esperar, nuestros niveles están subiendo ahora. Eso significa que estamos en lo profundo de Nirotacid——–.”

 

 

 

 

Artpe retractó sus cuerdas de maná mientras suspiraba. Inmediatamente, sintió que su Mana se movía dentro de su cuerpo. Maetel también envainó su espada mientras soltaba una pequeña carcajada.

 

 

“¡Me gusta, porque son fuertes!”

 

 

“Hubiera sido genial si hubieran sido simplemente fuertes. El problema es el hedor podrido de su energía demoníaca. Es picante. Artpe-nim, ¿qué hay dentro de este lugar?”

 

 

“No estoy seguro…”

 

 

En su vida pasada, incluso el Rey Demonio evitó este lugar. No creía que el Rey Demonio fuera un cobarde. Si ese no era el caso, ¿qué otra explicación había? Tal vez, había algo que estaba escondido aquí. Artpe podría no haber sido consciente de ello, y podría ser algo más aterrador que el Rey Demonio……

 

 

[Nyaa.]

 

 

Roa levantó la cabeza. Tenía ojos de color púrpura similar a los de Artpe. Sus ojos estaban mirando un punto más allá del desierto. El Corazón Maligno que tenía en la boca empezaba a vibrar más. También estaba emitiendo una luz.

 

 

“¿Hay algo que es similar al Corazón Maligno aquí?”

 

 

[Nyaa nyaa nyaa.]

 

 

Artpe estaba seguro de ello ahora. El objeto estaba en el lugar donde Roa estaba mirando. La persona que había dejado el mensaje en la cabaña de Artpe también estaba ahí. Pero no estaba seguro de si esa persona era realmente el padre de Maetel.

 

 

 

 

 

“——–no parece que el tamaño del Corazón Maligno ha disminuido mucho?”

 

 

[Nyaa nyaa nyaa nyaa.]

 

 

Roa contestó en un tono que decía: ‘Por supuesto, un caramelo disminuye de tamaño cuando lo lames’.

 

 

De repente, Artpe estaba preocupado, así que miró cuidadosamente el cuerpo de Roa. No obstante, ella estaba bien. Vadinet confirmó su valoración.

 

 

“La reviso todos los días, y la habilidad de Roa sigue aumentando en fuerza. Tal vez, el Corazón Maligno existe para completar un ser como Roa.”

 

 

“ ¿Ah, sí? Ella es así de fuerte…?”

 

 

[Nyaa nyaa!]

 

 

Roa fue sorprendente al encontrar momentos en los que podía presumir de sí misma. Hinchó su pecho mientras maullaba con orgullo.

 

 

Ah. Acaba de presenciar la disminución del tamaño del corazón maligno en una pequeña cantidad.

 

 

“Si crees que te estás convirtiendo en un demonio, dímelo. Te volveré a cambiar usando mi tomo mágico.”

 

 

 

 

[Nyaa nyaa nyaa nyaa nyaa•?  Nyaa nyaa nyaa-ah-ah!]

 

 

Mmmm. Sintió que había hecho lo suficiente para advertir a Roa, así que debería estar bien. La cola de Roa estaba rígida por la excitación. El la acarició a Roa para tranquilizarla, y luego se volteó para ver su grupo.

 

 

“Muy bien. Empecemos a movernos de nuevo. Conozco la dirección general que tenemos que tomar”.

 

 

“¡Sí!”

 

 

Habrían estado muy presionados si las bestias demoníacas sobre el nivel 370 hubieran seguido saliendo de todas las direcciones. No obstante, había un pequeño número de monstruos en el corazón de Nirotacid. Pero cada monstruo era increíblemente fuerte.

 

 

Aparte de encontrarse con dos bestias demoníacas, su viaje fue relativamente tranquilo ese día mientras caminaban por el desierto.

 

 

Por la noche, el grupo de los héroes y los 200.000 merfolk levantan cuarteles temporales para descansar. Había pasado una semana desde que tuvieron su última oportunidad.

Primero, Regina consumió la mayor parte de su Energía Mágica para llamar el poder de los Espíritus de Invierno. Enfrió los cuarteles, y eso permitió que todos recobraran su resistencia mientras holgazaneaban.

 

 

“¿Cómo puede ser tan calurosa la noche en este lugar?”

 

 

“Es por las nubes de sangre en el cielo. No sólo estropean la belleza del mundo de los demonios. También emite calor, así que calienta el suelo como una sartén”.

 

 

 

 

“Atormenta a la gente que vive aquí!”

 

 

“——sí. Esencialmente, es eso.”

 

 

Los Demonios vivían sobre los cimientos de la maldad. Incluso en la muerte, los demonios atormentaban a otros a través de las nubes de sangre. Tal vez, fue intencional que se quedaran atrás en forma de nubes oscuras. Artpe acarició la cabeza de Maetel y luego se sentó.

 

 

“Artpe-nim, te haré comida que te devolverá la vitalidad. Estos ingredientes son del mundo de los demonios, pero yo los purifiqué. Debería estar bien consumirlos”.

 

 

“Ah. Purificaste esto, pero también tienes que extraer el veneno. Este también. Puedes usar mucho de esto, ya que tiene la característica especial de eliminar la toxicidad de las bestias demoníacas”.

 

 

“¡Sí!”

 

 

Vadinet y los merfolk se movían muy ocupados mientras empezaban a cocinar. Vadinet tomó el control del gran ejército ya que fácilmente creó suficiente comida para alimentar a todos. Fue una vista realmente impresionante.

 

 

Cuando Artpe la miraba de espaldas, no podía negar el hecho de que era una gran futura novia a pesar de su personalidad retorcida. Probablemente practicó la cocina con la resolución de convertirse en la pareja del héroe. Era bastante tenaz.

 

 

“¡Yo también sé cocinar!”

 

 

“No, no deberías cocinar”.

 

 

 

 

 

“Odio a Artpe”.

 

 

Al alimentar a un gran número de personas, el estofado era el alimento ideal para hacer. Artpe bebió el caldo caliente mientras estiraba las piernas como los Merfolk. Estaban casi en su destino. Estaba seguro de ello. Por otro lado, tenía que estar preparado para la posibilidad de que algo pudiera ocurrir esta noche. Se aseguró de que el ejército estuviera listo para movilizarse en cualquier momento.

 

 

“Artpe”.

 

 

Maetel lo llamó. ¿Intentaba cocinar de nuevo? Artpe estaba a punto de hablar con ella cuando se dio cuenta de que tenía la espada desenvainada. Cerró la boca.

 

 

“¿De dónde viene?”

 

 

“Viene del frente. Por alguna razón, no puedo discernir completamente qué habilidad está usando. ¿Puedes investigarlo, Artpe?”

 

 

“Eso significa…”

 

 

Todavía tenía un tazón de sopa en una mano. Usó su otra mano para sacar varias hebras de Cuerdas de Maná. Artpe manipuló sus dedos mientras las enviaba hacia adelante.

 

 

Los extremos de las cuerdas de maná actuaban como dedos al sentir cuidadosamente alrededor del aire mientras avanzaban. Pronto, las cuerdas de maná se encontraron con algo. Una sonrisa apareció en los labios de Artpe.

 

 

 

 

“¿Maestro?”

 

 

“No, deberían descansar. No habrá necesidad de pelear”.

 

 

Arpte levantó la mirada y sus ojos brillaron. Sus ojos de color púrpura podían ver un pequeño edificio que nadie más podía ver.

 

 

Estaba seguro de que esta estructura no existía desde hacía mucho tiempo. La estructura estaba usando una magia de sigilo de alto rango, y se había movido lentamente hacia el cuartel. Era un nivel tan alto de magia Stealth (de sigilo) que sus ojos tenían que estar directamente sobre él para ver el edificio. Si no, no se habría dado cuenta.

 

 

“Ja. ¿Qué demonios?  Ni siquiera es un caracol, ¿pero está haciendo eso?”

 

 

¿”Caracol? Ah!”

 

 

Cuando dijo caracol, Vadinet fue el primero en entender su significado. Los otros continuaron inclinando la cabeza, confundidos, pero Roa emitió un feroz maullido.

 

 

[Nyaa!  Nyaa nyaa nyaa nyaa nyaa nyaa!]

 

 

“Sí. Espera un poco.”

 

 

El número de cuerdas de maná se duplicó. Las Cuerdas de Maná apuñalaron el aire vacío y se retiraron. Siguieron repitiendo esta acción hasta que la magia de sigilo sobre el edificio fue desmantelada.

 

 

 

 

[¡D…detente!]

 

 

Le enviaron un mensaje telepático.

 

 

¡Si eres tan abierto con tus acciones, todos los monstruos de Nirotacid se reunirán aquí!

 

 

“¡Eso es lo que quiero!”

 

 

Artpe continuó moviendo su mano mientras cancelaba completamente el hechizo de sigilo colocado sobre el edificio!  Las nubes de color sangre también habían manchado el color de la luz de la luna. Un pequeño templo apareció sobre el desierto rojo. Los que todavía estaban comiendo estofado estaban tan sorprendidos que la sopa les goteaba por la barbilla.

 

 

Fue como dijo Vadinet. Había un olor acre y podrido. Estaba saliendo del templo.

 

 

[Nyaa-ahhhhhhhhhhhhhh!]

 

 

El maullido de Roa llenó todo el desierto. No podía ocultar su emoción, así que su cola se movía bruscamente. Artpe la agarró por la nuca mientras la levantaba.

 

 

“Aún no. Ten paciencia”.

 

 

[Nyaa-ah! Nyaa nyaa-ah!]

 

 

Todavía tenía el corazón maligno en la boca, así que Artpe estaba a punto de razonar con ella. Pero el corazón maligno no estaba en la boca de Roa. Finalmente se lo había tragado!

 

 

 

 

 

“¡Hey!”

 

 

[Nyaa-ahhhhhhhhht!]

 

 

Durante varios cientos de años, el Corazón Maligno había creado las Sombras de los Pecadores. Roa se había tragado un objeto que contenía cantidades increíbles de Energía Demoníaca. Por supuesto, la energía demoníaca dentro del cuerpo de Roa se movería de manera intensa e incontrolada.

 

 

Pero, a diferencia de la preocupación de Artpe, la energía demoníaca no pudo dominar a Roa. Tampoco pudo matarla. Como si estuviera tratando de probar su enorme crecimiento, su capacidad de codicia presionó sobre la energía demoníaca mientras la digería. ¿Estaba dispuesta a pasar por todo esto por comida nueva? Artpe estaba desconcertado.

 

 

[¿Qué vas a hacer al respecto? ¡Eres un héroe imprudente y apresurado! ¡Todas las bestias demoníacas de Nirotacid se reunirán aquí!]

 

 

“Por favor, cállate.”

 

 

Artpe respondió bruscamente a través de la telepatía, y luego entregó a Roa a Vadinet. Básicamente le estaba pidiendo a Vadinet que purificara la energía demoníaca si Roa era incapaz de digerirla toda.

 

 

“Además, quiero que la vigiles. Quiero que te asegures de que Roa no se trague cualquier cosa que haya en el templo”.

 

 

“Por favor, déjamela a mí, Artpe-nim.”

 

 

 

 

 

 

“Vayamos para allá. Ya que no vienen a nosotros, al menos deberíamos ir a hablar con ellos”.

 

 

Parecía que la gente dentro del templo estaba conmocionada por las acciones inesperadas de Artpe. Estaban tratando desesperadamente de restaurar la magia de sigilo sobre el templo. Por eso no pudieron salir. Sería inútil incluso si fueran capaces de restaurar la magia de sigilo. Lo sabían, pero lo estaban intentando. Eran realmente tontos!

 

 

[¡A quién crees que hay que culpar! ¡A quién!]

 

 

“Por eso es que ustedes deben rendirse y salir. Ah. ¿Está ahjussi dentro?”

 

 

“¡Papá!”

 

 

Maetel gritó con una voz llena de expectativa! Pronto, la puerta del templo se abrió. La energía demoníaca era tan espesa que fluía a través de la puerta en forma de niebla negra. Entonces un hombre de baja estatura se asomó por la puerta.

 

 

“Realmente estás aquí. Llegaste aquí tan rápido…”

 

 

“¡Realmente es mi padre!”

 

 

Maetel lo alcanzó en un solo paso mientras abrazaba al hombre. El momento del reencuentro entre padre e hija fue inesperado. El grupo no sabía qué hacer, así que aplaudieron torpemente. Fue un reencuentro entre el héroe y su padre. Fue un momento dramático!

 

 

 

 

El único que tenía una expresión seria en la cara era Artpe.

 

 

[Promes] [Humano] [Gran Comerciante] [Nivel: 265] [Fuerza: 329 Agilidad: 383 Resistencia: 335 Magia: 1.255]

 

 

 

 

‘No debería haber podido sobrevivir aquí a ese nivel.’

 

 

Había pensado que el padre de Maetel era un simple comerciante ambulante. Pero su padre era fuerte, y fue sorprendente. No obstante, su nivel apenas le permitía sobrevivir en el mundo de los demonios. Si uno estuviera hablando en términos del estándar de Nirotacid, tendría que tener 100 niveles más altos para sobrevivir por lo menos.

 

 

Eso sólo dejaba una posibilidad. La magia de ocultación del templo, que Artpe había quitado, era un tesoro increíble. El padre de Maetel y la gente dentro del templo habían sido salvados, porque habían recibido protección del templo.

 

 

Aún así, quedaba una pregunta. ¿Por qué esta gente entró en Nirotacid? ¿Qué estaba protegiendo esta gente? ¿Cuál era la identidad del objeto dentro del templo? ¿De quién eran las órdenes que seguían?

 

 

No, ya no tenía que hablar en términos vagos. Artpe ya sabía todas las respuestas.

 

 

“Así que tú eres Artpe.”

 

 

 

 

Artpe había estado organizando su pensamiento dentro de su mente. De repente, la mirada de Promes se posó sobre Artpe. Artpe había estado pensando en lo que tenía que hacer en el futuro, así que Artpe sintió un escalofrío cuando la fría mirada cayó sobre él.

 

 

Cuando Artpe abrió los ojos dentro el cuerpo de un niño, Promes ya se había ido del lado de Maetel. ¿Acaso este tipo sabe de la vida pasada de Artpe? Si no, tal vez se sintió amenazado por la apariencia de Artpe……

 

 

“Dios mío. Sabía que esto iba a pasar, pero este tipo se convirtió en un joven muy guapo.

¿Segura que estarás bien, Maetel?”

 

 

“Renuncié a monopolizarlo. Aunque sea un héroe, no puedo luchar contra el mundo entero”.

 

 

“Hija mía, te convertiste en adulta.”

 

 

“¿Eh?”

 

 

Parecía que había estado preocupado por lo que no debía. No sabía cómo debía sentirse. Se sintió raro. Artpe frunció el ceño. Estaba más molesto cuando cuatro mujeres de su grupo le clavaron miradas tan afiladas como dagas. Eran lo suficientemente afiladas como para que dolieran.

 

 

“Artpe, entiendo que tú eres el héroe, pero ¿por qué despojaste la magia del templo? Desde que viajaste a través de Nirotacid, sabes lo peligroso que es este lugar. Apuesto a que puedes adivinar lo horripilantes que son los objetos que se guardan en el templo”.

 

 

“Estás discutiendo sobre mis movimientos tan temprano Esta es la oportunidad de reunir a los monstruos en un solo lugar, así que ¿no sería extraño si no aprovechara esta oportunidad?”

 

Artpe no estaba acostumbrado a hablar con respeto a los demás. Se obligó a ser respetuoso mientras hacía pucheros. Promes se quedó boquiabierto con las palabras de Artpe. Maetel había escapado de las garras de su padre y saltó hacia el lado de Artpe. Ella desenvainó su espada.

 

 

“¡Hablemos más tarde después de matarlos a todos!”

 

 

“Todos dejen de lado lo que están comiendo. ¡Prepárarense para la batalla!”

 

 

“Quiero comer un tazón más…”

 

 

“¡Cómetelo cuando acabe la batalla!”

 

 

Promes se puso pálido cuando vio al grupo de Artpe entrar en modo de batalla tan naturalmente. Todavía no entendía que los héroes habían estado viviendo en un mundo diferente.

 

 

Pronto, los rugidos de todo tipo de monstruos se oyeron a lo lejos.

 

 

Esa noche se libró una gran batalla contra los monstruos de Nirotacid.

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente