Capítulo 81- Noche lluviosa

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Al no ver movimiento en el patio y presumiendo que esos hermanos no saldrían pronto, Li Man salió apresuradamente y quitó la ropa que se estaba secando en una esquina del patio. Una vez que dobló la ropa, la apiló y la colocó en la cabecera de su cama. Por supuesto, la ropa de los hombres también estaba en esta pila. Después de la cena, podría pedirle a Little Five que se llevara esta ropa.

Hablando de la cena, Li Man miró la hora mirando el color del cielo a través de su ventana. Ella decidió que ya era hora de preparar la cena, así que entró en silencio a la cocina.

No había muchos ingredientes disponibles, entonces, ¿qué tal hacer algunos fideos hechos a mano? Afortunadamente, esta familia de hombres no era quisquillosa. Se sentía muy satisfecha de que comieran hasta que no quedara nada cada vez que cocinaba.

Fue al jardín trasero, recogió algunas verduras verdes, las lavó y decidió cocinarlas con los fideos.

En menos de quince minutos, terminó de cocinar los fideos y las verduras para la cena. Para entonces, el cielo se había oscurecido. Primero encendió una lámpara de aceite, luego salió de la cocina para invitarlos a cenar.

Después de que había pasado la tarde, Li Man ya había olvidado por completo el vergonzoso incidente que ocurrió al mediodía. Y así, no hubo ninguna incomodidad durante la cena.

Después de la cena, como siempre, no le pidieron que lavara los platos.

Una vez que Little Five tomó la ropa limpia de los hombres, decidió calentar un poco de agua para que pueda bañarse en su choza.

Ella ansiosamente se puso la ropa nueva que Li Hua le había hecho después de bañarse.

Era tan inesperado que ese adolescente fuera tan hábil con sus manos. No solo sabía cómo arreglar las colchas, también sabía cómo hacer ropa. Mira qué finos y uniformes eran estos puntos. Se podría comparar con el trabajo realizado utilizando una máquina de coser.

Además, había elegido un buen material para la camiseta sin mangas, y el tamaño era perfecto. Encajaba maravillosamente en su cuerpo. Había una banda de tela en la parte superior que se podía deslizar sobre su cabeza y dos trozos de cuerda en la parte inferior que se podían atar.

Una vez que las cuerdas se ataron alrededor de su cintura, mostró las exquisitas curvas de su cuerpo con gran detalle. Lo que, es más, el color rosa de la tela resaltaba su delicada piel china para que se viera incluso mejor que la nieve.

A Li Man le gustó mucho la blusa sin mangas tan pronto como se la puso. Después de eso, ella felizmente se probó los dos conjuntos de ropa exterior.

Fue solo después de ponerse uno de los trajes que se dio cuenta de lo talentoso que era Li Hua. Había copiado completamente el estilo del vestido que ella se había probado en esa tienda de ropa. La única diferencia era que el atuendo en la tienda de ropa tenía botones anudados, y él había hecho un cinturón para este atuendo.

Aunque los botones anudados eran elegantes y hermosos, el cinturón tenía una elegancia sofisticada.

¡Fue realmente asombroso!

Definitivamente tenía que agradecerle de nuevo mañana. Debe haberle costado mucho hacer toda esta ropa para ella en tan poco tiempo.

Después de apreciar con complacencia lo bien que le quedaba la ropa, Li Man finalmente se quitó la capa exterior, la dobló cuidadosamente y la colocó en la cabecera de su cama. Se fue a la cama solo con la blusa sin mangas y la parte inferior a juego. Usando la ropa ajustada, se sintió extremadamente cómoda mientras se quedaba dormida.

Sin embargo, justo cuando ella permanecía en un dulce sueño, hubo un relámpago a través de la ventana, así como un trueno que sonó como una bomba explosiva. Era lo suficientemente fuerte como para asustarla para que despertara. Cuando abrió los ojos, sintió frialdad en sus mejillas y labios, el agua goteaba sin cesar del techo.

Hubo un retumbar de trueno de nuevo. Era ensordecedoramente ruidoso. Cuando el relámpago pasó, la habitación pareció iluminarse con una luz blanca por un momento.

“¡Ahh!” Aterrorizada, Li Man se cubrió las orejas. En este momento, se alarmó al ver que una gran parte del techo de paja estaba empapado y trozos del techo se caían. Gigantes gotas de agua seguían cayendo del techo, y podía sentir la humedad que se filtraba a través de la colcha a sus pies.

En la cabaña vecina, Li Mo de repente abrió los ojos. Sin explicarse, arrojó las sábanas y salió corriendo.

Con la excepción de Little Five, que era lo suficientemente joven como para dormir profundamente, los truenos y el grito de Li Man también habían despertado a todos los demás. Justo después de que Li Mo se fue, uno por uno, corrieron hacia la cabaña occidental sin siquiera ponerse los zapatos primero.

Dentro de la choza occidental, Li Man ya se había levantado de la cama y estaba de pie junto a la cabecera de la cama. Estaba mirando inexpresivamente el techo. Después de que pasaron los relámpagos, vio que la parte empapada del techo estaba a punto de derrumbarse cuando el viento la soplaba.

¿Qué se suponía que debía hacer? El techo parecía que iba a colapsar.

Justo cuando estaba luchando sobre si debía ir a decirles o no a los hermanos, Li Mo abrió la puerta de un puntapié. El viento frío entró en la habitación, pero a Li Man no le importó el frío. Miró a Li Mo como si fuera su caballero con una armadura brillante. Se acercó apresuradamente, agarró a Li Mo y señaló el techo, “Mira, ¿se va a caer?”

En ese momento, los otros tres hermanos entraron a la cabaña, pero nadie estaba mirando el techo. En cambio, sus miradas estaban todas dirigidas en Li Man.

Justo cuando Li Man se sentía perpleja, pasó otro relámpago. Cuando la deslumbrante luz blanca iluminó la cabaña, de repente recordó lo que llevaba puesto. Con un silbido, corrió hacia su cama y envolvió la colcha empapada a su alrededor.

Li Mo volvió la cabeza y miró ferozmente a sus hermanos menores, “Todos ustedes, regresen a nuestra habitación”.

“Hermano mayor, esposa…” Li Shu no se tranquilizó, pero antes de que pudiera terminar de hablar, Li Mo ya había caminado hacia la cama y recogió a Li Man junto con la colcha que la envolvía.

Li Mo miró sus grandes ojos aturdidos y dijo, “Está lloviendo demasiado esta noche, es peligroso que te quedes aquí”.

(NT: a partir del cap 82, las traducciones serán mas largas)

Pagina Anterior
Pagina Siguiente