Capítulo 80- Despreciable

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Li Man había asumido originalmente que esos tres hermanos no regresarían hasta la noche, pero inesperadamente regresaron antes de que el sol cayera debajo de las montañas.

Li Man se sintió un poco sombría. Quería quitar la ropa interior sin mangas y otros artículos, pero estaba preocupada por ser demasiado obvia, ¿Qué pasaría si no se dieran cuenta de nada, y fue su actividad la que terminó llamando su atención? Y así, ella fingió estar tranquila y rezó en silencio para que no se dieran cuenta. De lo contrario, sería demasiado vergonzoso.

En realidad, Li Man estaba pensando demasiado. Luego de llegar a casa después de un día de trabajo agotador, ¿por qué los hermanos notarían qué tipo de ropa colgaba de los postes de bambú? Después de colocar las herramientas en un rincón del patio, Li Shu fue a la cocina y sacó un cubo de madera. Sacó un poco de agua del pozo, luego se quitó la camisa y comenzó a enjuagarse el cuerpo con agua fría justo en el patio.

Actualmente era abril. Aunque la temperatura no era demasiado baja, tampoco hacía calor. ¿No estaba preocupado por resfriarse al verter agua fría sobre sí mismo? Li Man se paró junto a la ventana y frunció el ceño mientras miraba esta vista. Esta persona era realmente horrible cuidando de sí misma.

Para su sorpresa, después de que Li Shu terminó de enjuagarse, se secó el cuerpo con una toalla y entró en la cabaña oriental para cambiarse a ropa limpia, Li Yan salió con el pecho desnudo. También bombeó un poco de agua y comenzó a enjuagarse como Li Shu.

Li Man no había esperado que la figura de este tipo fuera tan buena también. Aunque no estaba tan bien formado como Li Shu, Li Yan tenía una estatura alta y delgada con hombros anchos y cintura delgada. Él podría ser considerado perfectamente proporcionado. Debajo de la puesta de sol, había un tipo diferente de sensualidad a medida que las gotas de agua cristalina rodaban lentamente por su cuerpo.

Li Man chasqueó la lengua con asombro. La familia Li era realmente una familia que producía hombres hermosos. Todos estos hermanos tenían caras hermosas e incluso sus figuras también eran realmente buenas. Había que decir que los dioses realmente habían mostrado favor a esta familia. Y sin embargo, fue un poco extraño. Estos hombres eran tan sobresalientes, ¿por qué ninguno de ellos estaba casado? No podría ser porque su familia era un poco pobre, ¿verdad?

Mientras miraba apreciativamente a Li Yan y reflexionaba sobre esa pregunta, fue sorprendida cuando Li Yan vertió el resto del agua sobre su cabeza. Hubo un fuerte sonido de salpicaduras cuando el agua cayó en cascada. Cuando de repente giró la cabeza, vio que su largo cabello, que se había empapado con el agua, se pegaba en su rostro, las gotas de agua empañaron sus elegantes ojos almendrados. Las comisuras de sus labios se curvaron en un arco poco profundo. Su sonrisa malvada y falsa era lo suficientemente atractiva como para desviar a la gente.

Mientras esta vista enamoraba a Li Man, la sonrisa de Li Yan se profundizó y comenzó a desatar el cinturón.

¿Ah? ¿Qué iba a hacer él? No se iba a quitar los pantalones, ¿verdad? Se dio la vuelta apresuradamente y se cubrió los ojos con la mano, pero luego escuchó una carcajada en el patio exterior. Fue en este momento que se dio cuenta de que se había distraído demasiado mientras veía al hermoso hombre bañarse.

¡Humph! Ella no creía que él realmente se atrevería a quitarse los pantalones en público.

Fue realmente despreciable. Probablemente ya se dio cuenta de que ella lo estaba mirando desde la ventana hace un rato, por eso estaba siendo… Qué pervertido. Incluso había fingido quitarse los pantalones. ¡Despreciable, tan despreciable!

Aun así, una cosa era tener estos pensamientos. Cuando todo estuvo dicho y hecho, Li Man no tuvo el coraje de darse la vuelta y comprobar.

Una vez que terminó de lavarse, Li Yan estaba a punto de regresar para cambiarse y ponerse ropa limpia cuando vio que Li Mo estaba agachado en un rincón y alimentaba a Big Hei, preguntó, “Hermano mayor, ¿por qué no te das un enjuague también?”

En realidad, antes de la llegada de Li Man, este hogar solo tenía solteros. Las paredes cerraban el patio, por lo que generalmente no había nada de lo que se abstendrían de hacer mientras estaban en el patio exterior. Y así, cuando regresaron del trabajo con un cuerpo lleno de sudor maloliente, simplemente se enjuagaron con el pozo de agua de la bomba manual. Pero, ahora que Li Man estaba aquí, el hermano mayor les había advertido que no actuaran con demasiado descaro. Entonces, cuando se enjuagaron esta vez, solo se quitaron la camisa y se dejaron los pantalones puestos.

“Oh, no tengo prisa. Me lavaré más tarde”, respondió Li Mo con la cabeza baja.

Mientras se secaba el cabello con una toalla, Li Yan sonrió y dijo, “Hermano mayor, ¿te sientes tímido?”

La hermosa cara de Li Mo se puso ligeramente roja, murmuró: “Tonterías, rápidamente, entra y quítate la ropa mojada. Ten cuidado de no resfriarte”.

“Oh” Había una sonrisa de complicidad en el rostro de Li Yan cuando se dio la vuelta y entró.

Li Mo le dio algunos huesos de pollo más a Big Hei. Miró el pozo de agua de la bomba manual en el patio, pero aún sentía que no sería apropiado ya que Li Man estaba aquí. Era tan tímida y no estaría acostumbrada a que un montón de hombres sin camisa se ducharan frente a ella. Sería mejor para él esperar hasta la noche.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente