Capítulo 72- Probándose ropa

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Li Hua sintió decepción en su corazón cuando vio lo mucho que estaba tratando de evitarlo. Él la siguió y salió de la cocina también, pero no entró en la cabaña. En cambio, solo se quedó parado afuera.

Después de que Li Man regresó a su choza y se tomó un momento para calmarse, dobló su edredón y recogió la ropa de ayer, pensando que Li Hua probablemente ya había regresado a la cabaña del este, abrió la puerta y casi cayó en sus brazos cuando salió.

“¿Tú?” Li Man levantó la cabeza para mirarlo, pero al mismo tiempo, no se atrevió a mirarlo a los ojos. Secretamente pensó que era realmente vergonzoso que alguien de su edad se sintiera tan nerviosa por un joven.

“Me estás evitando”. Las largas cejas de Li Hua se fruncieron ligeramente mientras la examinaba cuidadosamente.

Li Man fingió estar confundida por sus palabras. Señaló la ropa que sostenía y preguntó, “¿Ustedes tienen ropa sucia? Tráiganmela para que pueda lavarla”.

“Sé que puedes entender lo que digo”, Li Hua la miró en silencio profundamente, no quería perderse de ver ninguna emoción que apareciera en su rostro.

“¿Ah?” Li Man parpadeó. Parecía tan inocente como un conejito mientras preguntaba, “¿No tienes ropa que deba lavarse? No importa entonces”.

Abrazando su ropa contra su pecho, lo rodeó y entró a la cocina para recoger los pantalones que Li Mo había dejado caer en la cocina esta mañana.

Li Hua se paró en la puerta y mantuvo su mirada fija en ella mientras observaba cada acción.

Ah, ¿qué quería exactamente este mocoso? ¿Por qué estaba empezando por ella?

Justo cuando Li Man quería saber aprovechar la oportunidad para mostrar su molestia, Li Hua dijo, “Hay ropa, espera aquí”. Entró en la cabaña oriental y regresó poco después con un bulto de ropa sucia.

“Eh” Cuando Li Man miró la montaña de ropa que había sido arrojada repentinamente a sus brazos, las comisuras de sus labios se torcieron. Realmente no estaba mostrando signos de ser cortés.

Al ver su expresión de asombro, Li Hua de repente sonrió, giro y volvió a la cabaña oriental.

Los párpados de Li Man se contrajeron, ¿Había más ropa sucia?

Vio a Li Hua salir de nuevo, pero esta vez, él regresó con ropa nueva.

“Aquí, esto es para ti”. Él la miró con una mirada ardiente. Al ver que ella tenía un montón de ropa sucia en sus brazos y no podría aceptar su regalo, le hizo una seña con los ojos para que lo siguiera al interior, luego entró en la cabaña de Li Man.

Li Man se sintió atontada mientras lo seguía adentro con la ropa sucia.

Al ver que ella había traído la ropa sucia adentro, su ceño se convirtió en una sonrisa cuando dijo, “Puedes dejar eso. Ven aquí, prueba esta ropa”. Él dejó la ropa recién hecha al lado de su cama.

“¿Ya está hecho? ¿Tan rápido?” La ropa nueva inmediatamente llamó la atención de Li Man. Bajó la ropa sucia, caminó hacia la cama, recogió la ropa y la levantó para compararla con su cuerpo.

Li Hua sonrió cuando vio que estaba tan felizmente emocionada como una niña. “Saldré. Llámame una vez que hayas terminado de probar la ropa. Si algo no te queda bien, te ayudaré a alterarlo”.

“En”. Al tocar la ropa nueva, Li Man se sintió extasiada. Tan pronto como Li Man salió de la cabaña, se sacudió la ropa y decidió cambiarse por el conjunto completo. Pero mientras lo hacía, una prenda rosada cayó.

¿Eh? No habían comprado ropa de este color ese día. Era un color tan vívido también. Mientras se sentía perpleja, apresuradamente recogió la ropa. Cuando lo enderezó para ver qué era, su carita se puso inmediatamente caliente.

Era una blusa sin mangas rosa que debía usarse como ropa interior. Se veía exquisito y único. También había un fondo a juego para ello.

Ella no quería aceptarlo, pero… era realmente un artículo muy práctico.

Si ella lo aceptaba, entonces…

Aiya, ¿por qué ese mocoso podrido hizo algo así para ella?

Sosteniendo la ropa, Li Man se sintió en conflicto por un período de tiempo…

Pagina Anterior
Pagina Siguiente