Capítulo 66- Ganar fluidez

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después de haber quemado una olla de arroz, Li Man no se atrevió a permitir que sus pensamientos vagaran nuevamente mientras cocinaba. Una vez que la olla de pescado con repollo en vinagre se terminó de cocinar, tenía un delicioso sabor y aroma.

Después del almuerzo, Li Mo sacó las azadas, las hoces y las palas de la familia y las afiló. Luego, llevó a Li Yan y Li Shu a los campos con él.

Li Hua se quedó en casa para estudiar en la cabaña oriental.

Li Man llevó a Little Five a una esquina del patio y tomó una rama para escribir y dibujar. Ella estaba haciendo todo lo posible para aprender este viejo dialecto de Little Five. Ella había sacado el mismo celo que tenía cuando estudiaba para su examen de fluidez en inglés de la universidad. Estaba decidida a aprender este viejo dialecto a un nivel en el que pudiera hablar con fluidez en un mes.

En realidad, aprender un antiguo dialecto chino era mucho más fácil que aprender un idioma extranjero. Ella no necesitaba aprender nueva gramática o la ortografía de nuevas palabras. Solo necesitaba recordar la pronunciación diferente. Además, había captado rápidamente las diferencias clave en el patrón de habla de este viejo dialecto. El tono plano suena como si z, c y c no fueran tan distintos, y el tono para la última sílaba generalmente aumentaría.

En este momento, Li Man era como una estudiante de universidad cuando buscaba extranjeros para practicar inglés. Todas las tardes, dedicaría su tiempo a conversar con Little Five. Al final de su práctica de hoy, ella incluso le contó la fábula sobre la carrera entre la tortuga y la liebre en el viejo dialecto. Estaba extremadamente feliz cuando Little Five pudo entenderla completamente.

En los últimos días, antes de que ella comenzara a cocinar la cena, Li Man señalaba el arroz integral, el arroz blanco, la harina de maíz y otros artículos y recitaba las palabras para ellos.

Como había cocinado un montón de pescado con repollo en vinagre para el almuerzo, había reservado un tazón grande para la cena. Para la cena de hoy, decidió que calentaría el pescado restante y la col en vinagre y cocinaría fideos cortados con cuchillo. Una vez que se encendió el fuego, señaló la leña, las tenacillas y la pila de leña y nombró en voz alta cada uno de los artículos frente a Little Five.

Una vez que los fideos se cocinaron, mientras sacaba los fideos de la olla, no se olvidó de señalar los tazones, palillos y otros artículos, nombrar cada uno de esos artículos y verificar con Little Five que había pronunciado esas palabras correctamente.

Little Five pensó que, aunque la pronunciación de Li Man no era muy precisa, aún podía entender lo que estaba tratando de decir. Además, su voz era muy agradable de escuchar. Cuando intentaba hablar el dialecto local, la torpeza de su pronunciación sonaba linda. Le gustaba escucharla hablar. Y así, cuando Li Man le preguntó incansablemente si ella estaba hablando cada palabra correctamente, él le respondió pacientemente.

Los otros miembros de la familia también pensaron que este fenómeno era bueno. Si su esposa estaba dispuesta a aprender el dialecto local, significaba que los había aceptado y quería ser parte de su familia. Como resultado, también se animaron más. Uno tras otro, tomarían la iniciativa de buscar a Li Man para conversar. Esperaban que ella ganara fluidez antes.

Y así, después de que la cena terminó, ninguno de los hombres estaba dispuesto a salir de la cocina. Permanecieron sentados a la mesa para hablar con Li Man.

Al final, fue Li Man quien no pudo soportar mas. Bostezando, dijo que se iba a la cama, y ​​los hombres salieron de la cocina uno tras otro.

Después de que Li Man hirvió agua y se lavó con ella, los hombres también se lavaron antes de acostarse.

Después de trabajar duro todo el día, todos se sentían un poco cansados. Una vez que se metieron en sus camas, no hablaron más, y la mayoría de ellos se quedaron dormidos.

Originalmente, Li Mo se había sentido bastante cansado de trabajar en el campo con sus dos hermanos menores esta tarde. Sin embargo, aunque su cuerpo estaba exhausto, su mente se sintió especialmente despierta una vez que se acostó. Recordó las palabras que su segundo hermano había dicho antes de la hora del almuerzo y la silueta de Li Man se coló en el primer plano de su mente sin que él lo notara.

Ese día, cuando había rescatado a Li Man de ser colgada en ese árbol, Li Man se había visto tan impotente y lamentable. Lo hizo sentir tan angustiado por ella.

Esta fue la primera vez que Li Mo tuvo dificultades para conciliar el sueño. Se sacudió y se volvió

Una mujer hermosa y delicada estaba amasando la masa junto a la estufa. Sus mangas estaban enrolladas y sus brazos blancos como la nieve estaban expuestos. Al verlo entrar en la cocina, sus labios se curvaron en una sonrisa tímida. “¿Qué estás mirando?”

Una onda le atravesó el corazón. Quería decir, “Eres tan hermosa”. Pero, perdió el valor y bajó la cabeza en su lugar. No se atrevió a seguir mirándola.

Pero, ella extendió su mano y evitó que él se fuera. Se inclinó más cerca de su rostro y susurro “Maridito”.

(NT: Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa)

Pagina Anterior
Pagina Siguiente