Capítulo 48- Arreglando el cabello

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después de correr por un camino y ver que Li Shu ya no estaba a la vista, Li Man finalmente se detuvo, presiono su mano contra su pecho y respiro pesadamente, Little Five también estaba tomando grandes bocanadas de aire para recuperar el aliento.

Li Hua soltó una risita cuando vio que Li Man parecía un conejo bebé asustado e indefenso, el pañuelo de su cabeza también se había aflojado cuando lo arrastraron durante su carrera frenética, y también porto una figura de aspecto lamentable.

Cuando Li Hua se quitó el pañuelo, la miró con una leve sonrisa y le preguntó, “¿Estás bien ahora?”

Li Man se mordió el labio inferior con vergüenza, poco después, ella caminó a su lado, le quitó el pañuelo y le hizo un gesto “Agáchate, te ayudaré a ponértelo”.

Al ver que Li Hua solo la miraba fijamente sin moverse, Li Man tiró de él. Después de eso, ella recogió suavemente su cabello negro como la tinta y lo metió debajo del pañuelo, el resto de su cabello estaba esparcido sobre sus hombros como una cascada.

“Tu cabello es realmente bueno, es tan negro y brillante” Al final, Li Man miró con admiración su cabello e incluso usó sus dedos para peinarlo un poco.

Li Hua se enderezó, al ver sus brillantes ojos, su corazón se sintió bastante cálido y feliz, desde la antigüedad, las mujeres solo peinaban el cabello de los hombres que amaban profundamente. Era exactamente como su madre siempre había cepillado y peinado el cabello de su padre. Ella debe saber esto, ¿verdad?

“¿Qué estás mirando?” Sintiéndose incómoda por cómo la miraba Li Hua, Li Man se frotó la cara y se alisó el pelo.

Li Hua curvó sus labios en una sonrisa, el tiró de su mano hacia abajo y colocó su cabello despeinado detrás de sus orejas. “Bien”

Cuando sus cálidos dedos rozaron ligeramente sus mejillas, se sintió como si la electricidad la hubiera sorprendido. Li Man tembló ligeramente, su rostro se volvió ligeramente hacia un lado, pero él ya había retirado su mano.

¿Esta? ¿Fue solo la acción amable de un hermano mayor hacia su hermana menor? Li Man se preguntó inquieta.

Li Hua ya había recogido la canasta de bambú y continuó caminando con Little Five, al ver que ella no los seguía, se dio la vuelta para esperarla.

Li Man solo pudo descartar ese sentimiento extraño reciente y corrió un poco para alcanzarlos.

***

Al pie de la montaña trasera, había una variedad de plantas silvestres que crecían en un campo continuo. Hubo algunos que estaban creciendo bien y otros que estaban creciendo mal.

Li Hua y los demás habían venido a este campo a recoger algunas plantas silvestres.

Li Man en realidad no sabía qué plantas podían comer los lechones. Ella solo pensó que, si las hojas se veían tiernas, entonces podrían ser recogidas. Afortunadamente, ninguna de las plantas que crecieron en este campo era venenosa.

Después de que Li Hua miró por encima de las plantas y determinó que todas estaban bien, comenzaron a arrojar brotes al azar, dientes de león y hojas de amaranto silvestres en la canasta de bambú.

Era primavera ahora, y el momento en que las plantas florecerían. El campo estaba lleno de vegetación exuberante y floreciente, no pasó mucho tiempo antes de que los tres hubieran llenado la canasta, había al menos suficiente para alimentar a los lechones para dos comidas.

Pero, dado que ya habían venido hasta aquí, Li Hua quería traer más, así que presionó las plantas para hacer más espacio en la canasta.

En este momento, una voz felizmente sorprendida de cerca gritó, “Hermano mayor Hua”.

Siguiendo la dirección de ese sonido, Li Hua vio a dos adolescentes corriendo en su dirección. Sus cejas se fruncieron ligeramente.

Li Man también detuvo lo que estaba haciendo y levantó la cabeza para mirar. Los dos adolescentes ya los habían alcanzado, ella ya había conocido a estas chicas antes.

“Hermano mayor, ¿estás recogiendo plantas para alimentar a los cerdos? ¿Tu familia compró cerdos recientemente?” Lianhua felizmente lo miró “Déjame ayudarte”.

“No te preocupes, ya tenemos suficiente. Estamos a punto de regresar”, se negó Li Hua.

“¿Cuál es la urgencia?” Lianhua se agarró apresuradamente a la canasta de bambú y dijo ansiosamente “Tu canasta aún no está llena, Qiqiao y yo no estamos ocupados en este momento. Podemos ayudarte”.

Li Hua ejerció un poco más de fuerza y ​​alejó la canasta de ella, el cortésmente dijo “Gracias, los cerdos en nuestra familia todavía son pequeños, esto será suficiente comida para ellos”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente