Capítulo 4- Hojas

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“La enviaré fuera de la montaña mañana por la mañana”, Li Mo soltó esas palabras mientras observaba el agua hirviendo en la olla, suavemente la agito con un cucharón, con la intención de sacar algo de agua.

Li Shu se puso ansioso y tomó el cucharón de su mano. “Hermano mayor, quiero una esposa”.

Li Mo volvió la cabeza y miró a su tercer hermano, que era un poco más alto que él. Si quisiera echarle la culpa a él, él lo soportaría. “Hermanos, no estén ansiosos, su hermano mayor está ganando dinero. Después de unos días, pasaré por las montañas, regresaré y todo estará bien “.

“No, me iré en su lugar”, dijo Li Shu.

La cara de Li Mo se agrió, “No.”

“¿Por qué no puedo?” Li Shu pensó que su hermano era demasiado blando. Acaban de conseguir que una esposa utilizando todo el dinero que habían ahorrado durante tantos años.

“Hermanos, por favor”. Li Yan temía que el hermano menor volviera a perder los estribos y empeorara las cosas, llevó a Li Shu a un lado y luego le dijo pensativamente a Li Mo: “Gran hermano, tengo una idea. Vamos a discutir esto en un momento posterior. Verás, el cuarto hermano volverá en unos dias. Podemos esperar hasta que regrese. Nuestro cuarto hermano es un erudito, y tiene un futuro brillante. La mujer no nos mirará, pero ¿tal vez se sienta más a gusto con el cuarto hermano?”

Li Mo vaciló cuando pensó en su cuarto hermano.

Cuando Li Yan vio su reacción, discretamente le dio al más joven, el quinto hermano, que estaba hirviendo agua en la estufa, una mirada de complice. Xiao Wu se levantó de inmediato y corrió a abrazar el brazo de Li Mo. Le suplicó. “Hermano mayor, mantengamos a esta hermana, me gusta ella. Ella se ve muy bien. ¡Se ve incluso mejor que la belleza del pueblo!”

Li Mo revolvió el cabello de Xiao Wu. Su corazón vaciló, pero…

“Hermano mayor, una cosa más. Aunque quieres dejarla ir, ¿has pensado alguna vez en lo que hara después? ¿crees que le ira bien? Si ella vuelve, seguramente será arrastrada al mercado y vendida. ¿Entonces, qué podemos hacer? ¿Qué deberíamos hacer?” Repitió Li Yan.

El corazón de Li Mo se tensó de inmediato, tomó una decisión. “Bueno, esperemos y veamos entonces, pero sin su propio consentimiento, ninguno de ustedes puede tocarla. Especialmente el tercer hermano…”

“Lo sé” La cara de Li Shu mostró una sonrisa infantil. Honestamente, el hermano mayor podía dejar en paz a la mujer, y él no se preocuparía por ella ni un poco.

Li Yan sonrió levemente, mientras sus ojos miraban hacia la Casa Oeste.

Li Man entró en pánico, se escondió detrás de la puerta, su corazón latía con fuerza en su pecho. ¿Esa persona solo la vio? Ella no escuchó deliberadamente, no entendió nada de todos modos.

“¿Xiao Wu está hirviendo el agua todavía?” Pensando en la pequeña figura que estaba mirando detrás de la puerta, Li Yan preguntó.

“Está hirviendo”, respondió Xiao Wu.

“Tome el balde y envíelo a la casa del Oeste”, dijo Li Yan. También pidió una pequeña lámpara de aceite y se la llevó a la casa del Oeste.

Un brillo naranja de luz entró lentamente, iluminando toda la habitación. Li Man nerviosamente se encogió en un rincón, sus ojos observaron atentamente al hombre extraño.

Él era muy alto Cuando entró, tuvo que bajar la cabeza para que no golpeara el marco de la puerta.

Tan pronto como entró en la habitación, colocó la lámpara de aceite en un gran armario. Luego volvió la cabeza y le sonrió.

Su sonrisa era muy agradable, desde la esquina de sus labios hasta el fondo de sus ojos, estaba muy limpio y puro. Tiene un cierto encanto que hace que la gente quiera confiar fácilmente en él.

Pero quien es el, ¡Él no es el que la trajo aquí!.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente