Capítulo 101- No tengas miedo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Li Mo pronto regresó. Se abrió la puerta y entró directamente. Vio a Li Hua sentado en el taburete con la cabeza ligeramente inclinada, como si estuviera reflexionando sobre algo.

Li Man estaba apoyada contra la pequeña ventana, sentada en silencio como una pintura, incluso cuando regresó y llamó suavemente a las dos personas, ella ni siquiera volvió la cabeza.

“Hermano mayor, ¿has vuelto?” Li Hua se levantó y sonrió levemente mientras preguntaba, “¿De qué habló el maestro contigo?”

Li Mo retiró la mirada de Li Man y lentamente respondió, “Tu maestro irá a Fu City en dos días, quiere que lo acompañes en el viaje”

“Oh”. Li Hua asintió con la cabeza, “Todavía es este asunto, el maestro ya me lo había dicho ayer. Planeaba volver a casa y hablar sobre esto contigo en estos dos días”.

Li Mo se sentó y miró a Li Hua seriamente, “Cuarto hermano, ¿cuál es tu idea sobre esto?”

“Creo que el profesor favorece mi desarrollo. Su cuerpo no es tan bueno como antes, así que estaré preocupado si se va solo”, dijo Li Hua.

“Pero, ir a la ciudad de Fu no es cuestión de solo uno o dos días”. Li Mo se sintió vacilante y preocupado al ver a su hermano menor, “De todos modos, nunca has estado tan lejos de casa, y esta vez de repente tienes para ir allí, tu hermano mayor no puede estar tranquilo”.

“El hermano mayor no tiene que preocuparse por esto. El maestro ya preparó un carruaje de caballos, también hay alguien en Fu City que nos ayudara. Mientras el maestro se haya establecido allí, volveré de inmediato”. Li Hua tranquilizó a su hermano mayor.

“Pero…” Li Mo todavía está preocupado, “¿Qué tal si el hermano mayor va y te acompaña?”

“Una persona más significa más costo, además todavía está el maestro, ¿habrá algún contratiempo?, también quiero ir a Fu City para mirar alrededor”. Li Hua habló deliberadamente a la ligera.

Li Mo guardó silencio por un momento y volvió a suspirar, “Tu maestro ya es viejo, es bueno que tenga un lugar al que ir. Pero, solo estudiaste durante dos años, más tarde…”

“El autoestudio es lo mismo, además, todavía puedo escribir una carta al maestro si tengo alguna pregunta”, dijo Li Hua.

Li Mo suspiró, “Solo puede ser así. Cuarto hermano, ¿has salido estos últimos días? Hermano mayor no trae tanto dinero ahora, ¿qué tal si vuelves a casa mañana?”

¿Cuánto dinero tiene su familia? ¿Cómo puede Li Hua no saberlo? “Hermano mayor, esta vez el profesor está pagando el viaje”.

“Oh”. Li Mo guardó silencio. Aunque no quería que su hermano tuviera ningún riesgo, pero tampoco puede ignorar la amabilidad del maestro “Entonces debes ser más cuidadoso en el camino”.

“Si” Prometió Li Hua, sus ojos lentamente miraron de reojo a Li Man.

Li Man aún mantenía su posición original, sus ojos aturdidos en el rosal dentro del patio.

Li Hua la besó imprudentemente con desesperación y luego le dijo que se casaría con ella cuando volviera más tarde.

***

Al mediodía, Li Hua hizo dos platos sencillos. Li Mo y Li Man se quedaron juntos para comer. Después de comer, los dos salieron de la escuela.

Antes de partir, Li Hua los envió a la puerta. Antes de que Li Man saliera por la puerta, rápidamente agarró su mano y la apretó en su palma. Le recordó suavemente, “Recuerda mis palabras, espera a que regrese”.

“En”. La cara de Li Man estaba ardiente. Ella rápidamente sacó su mano de él y rápidamente corrió hacia Li Mo, quien estaba empujando el carro al frente.

Li Mo tenía curiosidad, “¿Qué te dijo el cuarto hermano?”

“¿Por qué no le preguntas a él?” Todos estos hermanos tienen el mismo comportamiento vergonzoso, pensó Li Man sin poder hacer nada.

Li Mo empujó el carrito y rápidamente fue a su lado, mirando sospechosamente sus mejillas rojas, y finalmente sus labios rojos, “Cuarto hermano… ¿te mordió ?”

“¿Qué…” La mano de Li Man tocó instintivamente la boca, sintiendo Un poco de sensación de hormigueo, ¿También puede enterarse de este tipo de cosas?

Li Mo de repente dejó de empujar el carrito, extendió su mano y agarró a Li Man, separando su mano y suavemente tocó sus tiernos labios con sus ásperas y callosas puntas de los dedos. Con una ceja fruncida suspiró, “Cuarto hermano era malo, mordiéndo los labios así. ¿Te duele?”

“Tu pellizco me está lastimando a mí”. Li Man le dio una palmada en la mano y ella se alejó sintiéndose molesta.

Li Mo se apresuró a empujar el carro y alcanzarla, “¿Qué? ¿Estás realmente enojada? Fue el cuarto hermano quien la mordió, ¿por qué está enojada conmigo?

“Ustedes hermanos son todos iguales”. Li Man giró la cabeza y lo miró ferozmente.

Li Mo se sintió agraviado, “No te mordí”.

Li Man se sintió más molesta, “¿Quieres morderme a mí también?”

Li Mo miró sus hinchados labios rojos, algo brilló dentro de sus ojos, pero no se atrevió a decir que él también quiere morderla, “Man’er, camina más despacio. Tal vez sea porque el cuarto hermano ira muy lejos esta vez, por lo general él no es así”.

Haa, Li Man quería abofetearlo y simplemente irse. Esta tontería, ella no estaba realmente enojada, solo estaba avergonzada de que él la viera, no sabía cómo actuar, y no hay otra manera que usar esta manera para bloquear su boca de tonterías.

Sus palabras de consuelo, cuanto más lo decía, más quería encontrar un agujero para esconderse.

Es solo que, ¿no siente nada incluso cuando su hermano pequeño le hizo esto? En cambio, defendió a su hermano. Esta vez sintió que realmente debería estar enojada.

“Tu cuarto hermano me mordió, ¿no te sientes enojado en absoluto?”

Li Mo estaba estupefacto, “Cuarto hermano, él…”

Inmediatamente entendió el significado de Li Man, también vio el enredo y la ira en sus ojos. De hecho, ¿cómo podría no sentirse celoso? Pero esa persona era su cuarto hermano, y también su esposo compartido.

“Man’er”. Él la miró angustiado, “¿Tienes que ponerme en esta posición difícil?”

“Yo…” Li Man no sabía qué decir, pero ¿puede dividirse el corazón de una persona en algunos pedazos?  ¿Por qué se siente culpable cuando se enfrenta a alguno de ellos?

Cuando aceptó li Mo, de repente no pudo enfrentar a Li Yan. Cuando se enfrentó a Li Yan, su corazón latió rápidamente, haciendo que no se atreviera a enfrentar a Li Shu. Cuando Li Hua se hizo íntimo con ella, no pudo enfrentar a Li Mo, sintió que los había traicionado.

Obviamente sabía que solo se estaba torturando a sí misma, ya que a esos hermanos no les importaba esto.

Pero ella, por el contrario, se sintió así todo el tiempo ah.

“No sé, mi corazón simplemente no puede aceptar esto”. Ella lo miró a los ojos, Li Man dijo sinceramente sus sentimientos.

Li Mo abrió la boca y quiso consolarla, pero no sabía qué decir, finalmente dijo “¿Qué tal esto, le diré al cuarto hermano que no te muerda la próxima vez?”

*Golpe* Li Man sintió ganas de desmayarse. Ella inmediatamente dijo, “No hay necesidad de decirle”. Si ella necesita que Li Mo le cuente a su cuarto hermano este tipo de cosas, ¿cómo puede enfrentar a Li Hua en el futuro? Además, él realmente no la mordió, él solo…

Cuando pensó en la escena en esa pequeña habitación, Li Man se sintió ridícula, su rostro se sonrojó y su corazón se aceleró. Aunque ese joven no sabía besar con la lengua, todavía estaba muy ansioso e imprudente, casi haciéndola querer guiarlo.

Pero ella no hizo nada.

El resultado de no hacer nada fue lastimar sus propios labios, ¡ah, sus labios fueron succionados como una gelatina por ese chico durante mucho tiempo!

“Man’er”. Li Mo bajó la cabeza y la miró. “Tú, ¿te estás sonrojando?”

Li Man se sorprendió hasta que su espíritu volvió a su lugar. Ella rápidamente avanzó, “¿Dónde está el mercado?”

“Estás corriendo por el camino equivocado”, Li Mo se quedó atrás y se rio.

Li Man se sonrojó y con una expresión sombría regresó, mirando levemente a Li Mo, “Estás familiarizado con el camino”.

“Oh”. Mirándola así, supo que estaba bien. Li Mo estaba feliz mientras empujaba el carro hacia el frente. De vez en cuando, miraba hacia atrás para ver si ella podía seguirle el ritmo.

***

Por la tarde, no quedaba mucha gente en el mercado. Los diversos puestos ya comenzaron su almuerzo, sorbiendo su té lentamente.

Li Mo puso el pequeño carrito en la puerta de salida del mercado donde todavía había mucha gente yendo y viniendo.

Pero incluso después de encontrar un buen lugar, no significaba que la venta también sería buena, al menos eso es lo que experimentaron Li Mo y Li Man aquí.

Originalmente, Li Mo no era alguien que hablaba mucho, por lo que vender cosas era más imposible para él.

Para Li Man, esta fue su primera vez que salió para instalar un puesto. De pie allí, frente a los ojos de varias personas en ella, se sentía cada vez más incómoda.

Dos personas se pararon junto a la pared durante aproximadamente media hora y más personas volvieron gradualmente al mercado, pero no había nadie en su puesto, aunque este par de mujer hermosa y hombre atractivo atrajo la mirada de muchas personas.

“Man’er, volvamos”. Li Mo no quería que las miradas de la gente cayeran sobre ella mientras empujaba el pequeño carrito para regresar a casa.

¿Cómo puede estar bien? Aunque salir fue fácil, pero aun así le dolían los pies al caminar hasta aquí. Pensó, incluso si tenían que venderlo más barato, eso podría hacerla sentir más tranquila en el fondo.

Respirando hondo, Li Man se empujó para abrir la boca, pero el sonido que soltó fue similar al de un mosquito.

Li Mo estaba algo angustiado, ¿cómo puede dejar que su esposa se vea así?

Cuando solo quería empujar el carrito nuevamente, en este momento, hay una anciana que se acercó con un bastón y miró su canasta.

Li Man aprovechó rápidamente la oportunidad y sostuvo a la anciana mientras dejaba salir una voz suave, “Abuela, ¿quieres comprar un poco de ajo silvestre? Es delicioso y nutritivo”.

“Jovencita, ¿estás vendiendo verduras?” La anciana la miró con una sonrisa.

Li Man sintió que finalmente había una salida, ella dijo animadamente, “Así es, estos crecieron en la montaña, todo natural. Abuela, ¿quieres comprar algo?”

“Compra, compra”. La boca de la anciana dijo esta palabra, pero sus ojos miraron a Li Man y le preguntaron con curiosidad, “Chica, ¿cuántos años tienes este año?”

“¿Yo?” Li Man pensó que este cuerpo a lo sumo tendría entre 15 y 16 años, así que ella dijo, “Dieciséis”

“Dieciséis es bueno ah. La anciana sonrió y parecía estar pensando en algo”.

¿Dieciséis? El corazón de Li Mo se derrumbó, él era mayor que ella por 7 años completos, ¿lo despreciaría por ser demasiado viejo?

“Abuela, ¿cuánto quieres?” Li Man vio que la anciana no tenía objeciones, por lo que agarró un puñado de la canasta y luego le susurró a Li Mo “¿Cuánto crees que debería ser el precio por un puño?”

Li Mo estaba estupefacto, sacudió la cabeza, “Deberías fijar el precio tú misma”.

“Oh”. Li Man lo pensó. En su momento, este tipo de ajo silvestre era bastante caro, incluso el más barato sería de alrededor de 4-5 yuanes por un mazo. En este momento, una moneda de cobre debería ser igual a un yuan de la época moderna, “Entonces, ¿qué tal 4 monedas de cobre por mazo?”

“¿Cuatro monedas de cobre?” Li Mo pensó, ¿no es esto demasiado caro? Después de todo, solo recogieron estos ajos silvestres libremente en la montaña, ¿no son 4 monedas de cobre para un mazo demasiado?

“Abuela, ¿cuántos quieres comprar?” Li Man agarró unos cuantos y los puso en la canasta pequeña mientras le preguntaba a Li Mo “¿Cuántos gramos son estos?”

“Un poco más de dos”.

Li Man le preguntó a la anciana, “Abuela, ¿dos mazos son suficientes?”

“Suficiente”, dijo la anciana enérgicamente, pero su atención no se centró en el ajo silvestre, aparentemente mientras agarraba la mano de Li Man y le preguntaba con entusiasmo, “Chica, ¿De dónde eres? ¿Ya estás comprometida con alguien?”

“¿Ah?” Li Man quedó estupefacta por un tiempo, se dio cuenta de que esta anciana no había venido a comprar verduras.

Li Mo también vio esto. Rápidamente se acercó a Li Man y la puso detrás de él, mirando a la anciana mientras decía, “Ella es mi esposa”.

“¿Ah?” La anciana estaba sorprendida, ya que aparentemente no esperaba esto, “¿Tu esposa?”

“Sí”. Li Mo volvió a poner el ajo silvestre en la canasta, “Anciana, si no quieres comprar, por favor siéntase libre de irse”

“Hermano mayor”. Li Man tiró suavemente de la esquina de la ropa de Li Mo, diciéndole que no se enojara. Después de eso, cortésmente le dijo a la anciana, “Abuela, ya estoy comprometida con otra persona”.

“Oh” La anciana obviamente estaba decepcionada, y luego le dijo a las pocas personas que estaban detrás de ella, “Ella ya está comprometida, este es su esposo”

“Oh, digo, una chica tan hermosa como esta, ¿cómo podría alguien no haberse apresurado a llevarla a casa? ¿Ustedes todavía quieren turnarse para competir por ella?” La gente del lado se rio y dispersó a la multitud.

La cara de Li Man estaba roja de vergüenza, ¿esta gente realmente no tiene nada que hacer, así que decidieron burlarse de ella?

“Chica, no te preocupes por eso”. La anciana vio que Li Man estaba algo infeliz, por lo que dijo algunas palabras reconfortantes, “No tenemos otro significado. De hecho, no hemos visto a ninguna chica tan hermosa como tú en esta ciudad, así que de pie aquí, nuestros ojos se han deslumbrado. A decir verdad, hay un nieto en mi familia, solo un año mayor que tú y aún no hemos decidido sobre su matrimonio. Tanto la apariencia como la edad son buenas, y también es un erudito”.

¿Es esto lo que dijeron al arrinconar a las personas contra una pared? Sin mirar a Li Mo, que todavía estaba allí, se sintió enojado, “Anciana, nosotros cuatro hermanos somos suficientes para mi esposa. Además, nuestro cuarto pronto tomará la prueba para ser oficial”

Li Man vio que la anciana en realidad no tenía intenciones maliciosas, y miró la cara negra de Li Mo llena de acidez, sus labios no pudieron evitar sonreír.

“Jaja”. La anciana se echó a reír, miró a Li Mo y dijo en tono de broma, “Chica, tu hombre es un tanque de vinagre”.

Li Man se sonrojó, su sonrisa era llena de timidez.

“Joven, no te enfades demasiado”. La anciana le dijo a Li Mo, “Eres una persona bendecida, puedes casarte con una chica tan buena como tu esposa. A decir verdad, si esta anciana pudiera conocer a esta chica antes, seguramente no te dejaría compartir. Mi nieto es un buen hombre, hay muchas chicas jóvenes que quieren casarse con él, pero todavía no puedo separarme de él. Ah, qué lástima”. Al decir esto, miró a Li Man nuevamente mientras suspiraba con lástima, haciendo que el corazón de Li Mo se sintiera muy incómodo.

Li Man sabía que las personas mayores tienen la tendencia a ser de largo aliento y no sería cortés interrumpirlas, por lo que solo podía escuchar con la cabeza baja en silencio. Cuando terminaron sus quejas, agarró el ajo silvestre y lo metió en la canasta de la anciana, y dijo entre risas, “Abuela, también tienes una vida bendecida. Hay un buen nieto en casa, por supuesto que pronto vendría una buena nieta. Recogimos estos ajos silvestres de la montaña, no son demasiados, llévalos a casa y pruébalos”

“Oh, no, no. Ustedes están haciendo negocios, ¿cómo puedo tomarlos sin dar dinero?”, Dijo la anciana y sacó la bolsa de dinero.

Li Man extendió su mano y la detuvo, “Abuela, no seas cortés con nosotros. Te gusto, también te miro como mi pariente, como mi propia abuela”.

La anciana se detuvo y miró con expectación, “Es cierto, ¿hay alguna hermana en tu casa? Tu aspecto y temperamento son tan buenos, las personas de tu familia no deberían ser malas también”.

Li Man estaba perdida, ella sacudió la cabeza, “No hay nadie, solo yo. Oh, es cierto, también está mi esposo”.

Diciendo esto, ella sacó a Li Mo.

El Li Mo de rostro negro cambió a uno rojo sonrojado cuando la escuchó llamarlo ‘esposo’, sus labios ligeramente doblados hacia arriba, su rostro obviamente era feliz.

“Anciana, deberías tomarlo. Mi esposa dijo que el huevo revuelto con ajo silvestre es realmente fragante”.

Li Man también asintió, “Así es”.

La anciana sonrió. Realmente le gustaba mirar a Li Mo y Li Man, “Muy bien, esta anciana lo ha recibido”.

Después de unas pocas palabras, Li Man finalmente envió a la anciana y dejó escapar un suspiro de alivio. Esta anciana estaba realmente entusiasmada, agarró su mano y habló durante media hora. Incluso hubo algunos dueños de puestos y peatones que se acercaron e insertaron algunas palabras ah…

Al final, Li Man sintió que no parecía estar vendiendo ninguna verdura, se sentía como si hubiera ido a un hogar de ancianos para donar algo, acompañando a las personas a chatear durante mucho tiempo.

Aunque Li Mo estaba de pie firmemente al lado de Li Man, fue tratado como aire desde el principio hasta el final, solo protegiéndola para que no fuera tocada por las personas que los rodeaban.

Actuó por completo como una flor de pared, por supuesto, también le gustó este tipo de papel, mirando a Li Man hablando con tanto fervor a un lado.

Después de llevarse bien con ella durante tanto tiempo, en realidad no sabía que su esposa podía hablar cálidamente con esos ancianos y comerciantes. También vio que ella realmente no actuaba de manera superficial con ellos, en cambio, estaba inmersa en la atmósfera alegre.

Después de que la anciana se fue, quedaba mucha gente para charlar y comprar unos pocos ajos silvestres.

Después de conversar durante mucho tiempo, Li Man sintió que ya eran conocidos, por lo que no se sentía cómoda al recibir su dinero, pero tampoco podía regalar gratis, así que al final, dejó que esas personas dar cuánto creen que sería adecuado.

El dinero fue recaudado por Li Mo, ella no contó nada.

Después de un tiempo, se agotó una canasta de ajos silvestres.

Li Man estaba realmente feliz, Li Mo estaba aún más feliz, mirando la expresión en sus ojos que era diferente, asombrada e incluso un poco de adoración.

La esposa dijo que el ajo estaba delicioso, por supuesto que está delicioso. Dijo que se pueden vender, y como se esperaba, se pueden vender por dinero. Al hablar un poco con la gente, se fueron después de comprar algunos. No sabía si realmente querían comprar o no, pero todos parecían felices al comprarlo.

De esta manera, pasó media tarde. Temeroso de que fuera demasiado tarde para regresar, después de que Li Mo guardó el dinero, miró que todavía les quedaba algo de ajo silvestre, por lo que dijo, “Estas sobras, ¿qué tal si volvemos mañana para venderlas?”

Li Man era un poco reacia. Esos ajos silvestres pueden no ser tan frescos si se dejan para mañana. Además, habría más gente yendo y viniendo por la noche.

En este momento, la tía del lado que vendía verduras se rio, “Chica, si me crees, ¿por qué no dejas el ajo conmigo y te lo venderé? Cuánto dinero podría obtener, cuando vengas aquí la próxima vez, te lo daré. Mi stand está aquí todos los días y no puedo escapar”.

Eso es bueno. Ya vendieron un poco de ajo hoy, todavía pueden cosechar un poco para vender mañana, “Tía, si lo que dices es realmente cierto, me gustaría agradecer de antemano”.

Li Man fue muy educada. Cuando solo quería dejar que Li Mo moviera el ajo, la anciana de antes vino de nuevo y trajo con ella una docena de mujeres, “Chica, ¿todavía tienes más ajo silvestre? También quieren comprar algunos”.

Cuando vio a la anciana que le traía a estos invitados, la cara de Li Man se encendió cuando señaló la canasta y dijo, “Todavía hay mucho. Hermanas, ¿cuánto quieren? Te ayudaré a tomarlo”.

Menos de media hora, otra canasta de ajos silvestres se vendió limpiamente, Li Man estaba tan feliz que quería saltar. Después de empacar algunas cosas, tomó a Li Mo para sacar el carrito del mercado y lo llevó a un lugar apartado, y le preguntó con entusiasmo, “Hermano mayor, ¿cuánto ganamos?”

Al mirar sus ojos brillantes como un niño feliz, Li Mo no pudo evitar estirarse suavemente y pellizcarse la nariz, “Mucho”.

¿Mucho? ¿Cuánto? Li Man quería saber el número exacto. La primera vez que puso un puesto fue tan floreciente, estaba muy orgullosa.

“Alrededor de un centenar de monedas de cobre”, dijo Li Mo con entusiasmo.

“¿Cien?” Li Man lo pensó, sería alrededor de cien yuanes en su momento. ¿Trabajan cansados ​​por un día solo por cien yuanes? Eso no puede decir mucho.

Li Mo miró su carita sombría y dijo, “Cien monedas de cobre ya es mucho, todos estos ajos silvestres crecieron en la montaña, no hicimos ningún esfuerzo para cultivarlos nosotros mismos”.

“Eso también es cierto”. Li Man de repente pensó que podían comprar dos bollos de carne con diez monedas de cobre aquí, cien monedas de cobre podrían comprar veinte bollos de carne, “Deberíamos comprar algunos bollos para llevar a casa”. A Little Five y esos hermanos realmente les gustaba comer.

“En”. Li Mo también sintió que debería recompensar a su esposa con buena comida.

Dos personas caminaron hacia la calle, planeando comprar diez bollos de carne, pero cuando Li Mo quiso pagar, Li Man lo detuvo, “¿Tenemos una canasta de vapor en casa? Yo también puedo cocinar pan al vapor”. Este tipo de bollos de carne que venden en los puestos eran demasiado grasientos.

Así, las dos personas volvieron al mercado y compraron algo de carne. Las verduras en casa todavía eran suficientes.

Después de poner las cosas en su lugar, Li Man se sentó en el pequeño carrito mientras Li Mo lo empujaba.

Debido a que acaba de ganar dinero, y la niña sentada dentro de su carrito también era su esposa, Li Mo no se sintió cansado en absoluto, en cambio caminó muy rápido y dejó el mercado en poco tiempo. Cuando llegaron a la ladera de la montaña, solo tenían que pasar por unas pocas montañas e inmediatamente podrían volver a casa.

El camino en la montaña no era fácil de atravesar, algunas veces subía y otras bajaba. Cuando la cuesta subió, Li Man bajó, cuando la cuesta bajó, Li Man subió. Li Mo también empujó el carrito rápidamente, haciéndola sentir que iba a volar.

De vez en cuando en el bosque de montaña, los gritos de sorpresa de Li Man y la risa de Li Mo se podían escuchar.

De esta manera, atravesaron dos montañas. Vieron que en solo media hora más podrían finalmente regresar a casa, pero el cielo inesperadamente se volvió feo cuando las gotas de lluvia flotaron.

Al principio, Li Man pensó que era solo una ilusión. Después de todo, el sol brillaba intensamente, pero de repente la lluvia caía sobre su rostro. En un momento, se hizo más grande.

“¿Llovizna con sol?” Li Man se sorprendió, sus manos cubrieron su cabeza y miraron con curiosidad a Li Mo.

El cabello de Li Mo ya estaba un poco húmedo, su rostro lleno de preocupación mientras miraba a su alrededor. Este lugar era una colina y montaña estéril, no hay lugar para refugiarse de la lluvia, solo podía empujar el carro y correr rápidamente.

“Disminuya la velocidad, la lluvia no debería ser demasiado fuerte”. Li Man sostuvo el borde del carro con fuerza y ​​lo consoló. En los tiempos modernos, también se encontraron con una situación en la que el sol todavía brillaba y la lluvia caía con fuerza. Pero este tipo de ducha era extremadamente corta, y a veces pasaba en un instante.

Pero esta vez ella estaba absolutamente equivocada. La lluvia se hacía cada vez más grande y parecía que no se detendría pronto. La ropa de Li Mo y su ropa estaban empapadas.

De esta manera, Li Mo todavía se quitó la capa exterior y cubrió la cabeza de Li Man para protegerla un poco.

Li Man vio que la herida en su espalda aún no se había curado, ¿cómo puede empaparse así? ¿Qué pasa si se infecta la herida? Ella ocupada le colocó la capa sobre él.

Los dos se movieron de un lado a otro por un rato, todo sus cuerpos estaba empapados como una rata ahogada.

Afortunadamente, después de caminar un poco, encontraron una choza de hierba dentro del bosque de pinos. De inmediato tiró el carro a un lado y llevó a Li Man dentro.

La cabaña no era grande, solo podía acomodar a dos personas como máximo. También se encontraba un panel de la puerta que se cayó de la pared de barro, y un poco de paja de arroz puesta desordenadamente en el suelo, parecía una choza simple construida.

Este debería ser un lugar temporal para que la gente descanse y disfrute del paisaje, pero obviamente fue abandonado hace mucho tiempo.

“Solo siéntate y descansa un poco, no sé cuándo se detendrá esta lluvia”, dijo Li Mo mientras torcía ligeramente el agua sobre sus ropas.

“Oh”. Li Man también estaba un poco molesta. Finalmente podrían regresar a casa si simplemente atravesaran una montaña más. Esta repentina tormenta la deprimió, su cuerpo estaba empapado y sintió un poco de frío.

Empujó la paja sobre el tablón de la puerta y la frotó. Se sentó sobre él, pero luego se sintió más incómoda.

Su ropa estaba mojada y pegada sobre su piel. Cuando se sentó, se hizo más evidente.

Entonces ella se levantó de nuevo.

“¿Qué pasa?” Li Mo la vio saltar repentinamente, pensó que algo andaba mal, él arregló su cabello mojado.

Li Man negó con la cabeza, mientras se frotaba la cara y suspiraba, “No sabemos cuándo cesará esta lluvia. El camino mojado tampoco será fácil de atravesar”

“No se preocupe, la lluvia se hará más pequeña con el tiempo. Los caminos en la montaña son todos de piedras, sería fácil caminar”. Li Mo la consoló mientras la ayudaba a limpiar las gotas de agua de su ropa.

“Oh”. Li Man se quedó quieta, miró al exterior con cierta decepción. Las gotas de lluvia caían cuando las hojas verdes de la cabaña estaban cubiertas con gotas de agua cristalina.

La lluvia no mostró signos de detenerse.

Li Man se volvió y quiso decir si debían empujar y volver a casa, pero entonces vio la cara tensa y los ojos oscuros de Li Mo. Su línea de visión bajó lentamente y cayó sobre su gran mano presionando su pecho, su corazón repentinamente dio un latido.

“Hermano mayor”. Dio un paso atrás en pánico, sus dos manos instintivamente protegieron su pecho.

La conciencia de Li Mo volvió repentinamente, su rostro enrojecido de principio a fin. Como un niño que fue atrapado por error, quería explicar, pero no sabía cómo explicarlo, su cerebro revoloteaba desordenadamente. Era solo que esa ropa empapada que envuelve su elegante cuerpo, esos senos abultados y esas pequeñas ciruelas rojas ligeramente endurecidas por el frío, quería, quería…

Tampoco sabía cómo su mano se levantó sola.

Su pecho se sentía caliente e insoportable, sintió una oleada de corriente cálida en su nariz, cuando se limpió, efectivamente dejó salir una hemorragia nasal.

Li Man se sorprendió, “Hermano mayor, ¿por qué tienes una hemorragia nasal?”

Ella ocupada quería extender la mano y ayudarlo a cubrirse la nariz.

Inesperadamente, cuando su mano lo rozó, sintió una descarga eléctrica, salió rápidamente de la cabaña, “Man’er, espera dentro”.

“Hermano mayor…” Li Man dio un paso para seguirlo, pero cuando ella miró hacia él parado afuera, con la cabeza levantada, la boca abierta y cerrada mientras respiraba profundamente, ella comprendió de repente. Sus dientes mordieron su labio inferior, una timidez enredada con un hilo de dulzura que es difícil de reprimir apareció de su corazón.

Este hombre tonto, ¿era ella la causa de su hemorragia nasal?

Después de un rato, al ver que no iba a entrar, Li Man gritó, “Hermano mayor, ¿estás bien ahora?”

“O, o… Sí”. Li Mo volvió la cabeza y la miró. Su hemorragia nasal ya se detuvo, pero la sangre en su rostro era bastante impactante.

Li Man estaba un poco angustiada, mientras caminaba hacia él, “Déjame echar un vistazo”

“No”. Li Mo apresuradamente dio un paso atrás, la lluvia lo envolvió a la vez, por lo que afanosamente se echó la cabeza hacia tras.

Apoyado en la cabaña de lado, se enfrentó a los ojos coquetos de Li Man y sólo tontamente sonrió, “está bien, no sale más”

Li Man se mordió el labio y lo miró, “¿estas realmente bien?”

“Sí”, dijo Li Mo como él se frotó la nariz para confirmar su palabra, porque los ojos de Li Man lo hicieron perderse dentro de ellos, estaba un poco mareado.

Li Man también se inclinó al costado de la cabaña. Miró hacia el cielo y la lluvia, un poco frustrada, “Hermano mayor, ¿qué tal si volvemos así?”

“No podemos, la lluvia es demasiado fuerte, sería demasiado peligroso bajar la montaña de esta manera”

La pequeña cara de Li Man cayó, no volvió a emitir ningún sonido. La ropa mojada estaba pegada a su cuerpo y una brisa fría repentina sopló. Ella se estremeció y rápidamente volvió a entrar en la cabaña cuando lo llamó, “Hermano mayor, entra rápidamente”.

Li Mo no lo siguió, solo dijo, “Man’er, parece que esta lluvia seguirá así por un tiempo, deberías quitarte la ropa mojada”

“¿Ah?” ¿Quitarse la ropa?

“Man’er, espérame por un rato”. Li Mo de repente recordó algo mientras lanzaba un pequeño tubo desde su pecho hacia Li Man, y luego salió corriendo.

Li Man sostuvo lo que arrojó y lo miró, resultó ser un kit de fuego de bambú, no pudo evitar sentirse feliz.

¿A dónde fue Li Mo? Miró ocupada hacia afuera ya que todo lo que podía ver era una cortina de lluvia verde, no podía ver a nadie. Gritó nerviosamente, “Hermano mayor…”

Gritó por un par de veces, cuando de repente apareció una figura detrás de la cabaña. Saltó inclinándose hacia un lado, luego vio a Li Mo trayendo una gran pila de madera seca.

“¿Estos son?” Li Man miró las ramas secas de pino en el suelo y preguntó con curiosidad.

Li Mo se limpió el agua de la lluvia en la cara, luego juntó las pajas en la parte superior del tablón de madera de la puerta y la dejó en el suelo. Luego usó el kit de bambú para encender un fuego y poner algunas maderas secas encima. El fuego se encendió y el calor se extendió dentro de la pequeña cabaña.

“Primero debes secarte aquí, todavía hay mucha madera seca. Reuniré más”. Li Mo le dijo y rápidamente salió corriendo, Li Man ni siquiera tuvo tiempo de hablar con él.

Sin embargo, esta vez, regresó pronto, arrastrando con él dos tablones en descomposición.

Li Man lo vio romper los tablones en pedazos, luego los arrojó al fuego. Esta vez, el fuego no solo se encendió, sino que ardió durante mucho tiempo. Era solo que tenían miedo de encender un fuego dentro de la cabaña.

Li Mo vio la preocupación en sus ojos, sonrió, “No se interpondrá en el camino. La cabaña está húmeda, incluso si las chispas volaran en todas direcciones, no podrá quemar nada”

“Oh”. Li Man sonrió, agachándose a un lado, sosteniendo el borde de su ropa mientras quería secarse junto al fuego.

Li Mo la miró y se levantó, “¿Qué tal si te quitas la ropa y la secas aquí, esperaré afuera?”

“Esto…” Li Man quería decir que no, pero Li Mo ya huyó afuera en unos pocos minutos.

Li Man lo miró con una mirada enredada. Lentamente se quitó la prenda exterior, abriendo las dos manos e inclinándose hacia el fuego para secarlas.

Después de secarse un lado, continuó hacia el otro lado, con los ojos levantados hacia la puerta de vez en cuando para mirar a Li Mo, “Hermano mayor, ¿qué tal si te quitas la camisa exterior, te ayudaré a secarlos?”

“Oh”, respondió Li Mo, se quitó la camisa y se la arrojó.

No sé por qué, su objetivo no era preciso, por lo que Li Man no pudo atraparlo. La camisa fue directamente al fuego.

Li Man entró en pánico, instintivamente extendió la mano para evitar que la camisa se quemara, pero en lugar de eso fue sacudida por el humo.

“¡Man’er!” Li Mo se apresuró, no le importó su camisa quemada dentro del fuego, y fue directamente a abrazarla, la miró cuidadosamente, “¿Estás bien?”

Li Man sacudió la cabeza y señaló el fuego, “La camisa se había ido”.

“Si se fue, entonces se fue…” El corazón de Li Mo todavía estaba loco de miedo, pero su par de ojos se clavaron en su cuerpo, ya no pudo moverse.

La ropa interior rosa plateada y húmeda, se aferraba fuertemente a su delgado cuerpo blanco. El cofre ligeramente erguido se movía hacia arriba y hacia abajo siguiendo sus respiraciones y ese par de bordes perfectamente redondos y blancos puros de sus senos se revelaron débilmente afuera.

De repente, Li Mo sintió que no podía respirar, se sentía como si hubiera alguien que prendió fuego dentro de él, haciéndolo sentir tan incómodo.

“Man’er”. Su voz de repente se volvió profundamente ronca, sus manos apretadas alrededor de su delgada cintura, su mirada ferviente se hizo más y más profunda, como una oleada agitada de puro deseo que amenaza con estallar desde adentro.

“Hermano mayor”. Cuando Li Man se enfrentó con su mirada, su corazón latía salvajemente, no pudo evitar temblar dentro de su abrazo. Ella quería alejarlo, pero su cuerpo se sentía flojo y débil.

Y así, Li Mo ya sudaba grandes balas. Su tenso rostro mostraba cuánto trataba de soportar, Li Man estaba un poco angustiada al mirarlo así. Su pequeña mano fría tocó su frente, quería limpiar las gotas de sudor.

Sin embargo, esto fue similar a un empujón final, la apretada cadena de razones en la mente de Li Mo se rompió al instante. Él abruptamente cubrió su suave pecho, y con una voz ronca dijo, “Man’er, realmente te quiero”.

“¡AH!” Li Man exclamó en estado de shock. Aunque ya esperaba lo que sucedería después, todavía empujó su mano inconscientemente, ya que quería cubrir la vista de su pecho.

“No me bloquees”. Li Mo de repente usó una mano grande y atrapó su par de muñecas, su otra mano solo estaba separada por una delgada ropa interior mientras amasaba fuertemente su suavidad.

“Nmm…” Todo el cuerpo de Li Man se puso flácido cuando ella cayó dentro de sus brazos.

La suave fragancia de su cuerpo asaltó su nariz, Li Mo realmente no podía dejarla escapar más. Se aprovechó de la situación y hábilmente rodeó su cuerpo mientras quería abrir la delgada cuerda de su ropa interior. Su mano no pudo evitar frotar su pecho redondo y suave una vez más.

“Nmm, hermano mayor”. Li Man retorció su cuerpo con inquietud, tratando de evitar su mano, pero inesperadamente, su ropa interior fue destrozada por él.

Su seno de repente sintió frío, la pareja de dos palomas blancas se apresuró felizmente afuera. Li Man gritó de miedo, ella quería esconderse en una ráfaga, “¡No quiero!”.

El par de ojos de Li Mo ya estaban rojos en este punto, pero todavía trató de consolarla, “Man’er, no tengas miedo”

“No mires” Su mirada parecía quemar un agujero en su cuerpo. Li Man quería cubrirlos, pero ambas manos estaban fuertemente presionadas sobre su espalda.

Luego, cuando bajó la cabeza, inmediatamente mordisqueó sus bollos blancos, tiernos y tiernos, instintivamente mientras usaba la punta de la lengua para chupar sus pequeños pezones de vez en cuando. Las dos de sus cerezas rosadas gradualmente se volvieron rojas y duras, atrayéndolo al máximo.

“Más despacio”. Li Man respiró hondo y dijo infelizmente con un gemido bajo, sus dos mejillas rojas mientras estaba profundamente intoxicada, sus ojos se estrecharon poco a poco en un estupor.

Sin embargo, el hombre que estaba profundamente inmerso en el puro deseo, no podía oír su suave súplica mientras la punta de sus dientes rozaba las cerezas que se erguían, como si no pudiera chuparlas ferozmente. Mientras Li Man estaba dolida, ella usó su mano para golpearlo continuamente en el hombro.

Li Mo pudo soportar todos sus golpes porque su boca estaba llena con su delicioso sabor. Su gran mano era reacia a moverse desde su suave pecho, deslizándose directamente desde la parte baja de su espalda hacia el interior de sus pantalones, pellizcando su suave trasero.

El cuerpo de Li Man se puso rígido, su cuerpo instintivamente se movió hacia adelante. Ella no sabía que había enviado directamente más de sus deliciosos senos dentro de la boca caliente de Li Mo.

Li Mo usó un poco de fuerza entre sus dientes y dejó una marca de dientes en su pura suavidad blanca, al mismo tiempo, la gran palma que se deslizó dentro de sus pantalones amasó fuertemente sus delicados bollos traseros unas cuantas veces más. Esos cinco dedos se movieron flexiblemente hacia abajo y perforaron dentro de esa espléndida flor suya, y en su impaciencia, incluso la giró bruscamente.

Sus ásperos dedos rasparon su tierna carne, ella sintió un dolor inexplicable, y también un vacío insoportable y anhelo junto con él.

“No, hermano mayor…” Li Man de repente entró en pánico. Ella abrió mucho los ojos y le imploró impotente.

“Man’er, no tengas miedo, no voy a hacerte daño”. La voz ronca de Li Mo era muy ansiosa, la criatura gigante debajo ya estaba de pie hace mucho tiempo, y no pudo soportarlo ni por un momento más.

Él la abrazó, giró su cuerpo y se dirigió hacia adentro, queriendo presionar su cuerpo sobre el tablón de la puerta.

“Hermano mayor”. Li Man lo miró sorprendida. No sabía cuándo se quitó toda su ropa, pero en este momento, él estaba medio en cuclillas sobre su cuerpo, los músculos sólidos y resistentes en su cuerpo parecían una montaña inamovible, ella no se atrevió a mirarlo.

“No tengas miedo, Man’er”. Li Mo la consoló mientras ansiosamente le abría los pantalones.

Li Man todavía entró en pánico, instintivamente quería alejar su cuerpo, pero cuando se sentó, sus ojos se encontraron con el enorme falo tembloroso y rígido en su entrepierna, de color rojo intenso, como una barra de hierro calentada, tan gruesa… y tanta…, como si fuera un arma letal que la atravesaría en cualquier momento.

“¡Ah!” Mientras gritaba, los ojos de Li Man se estrecharon por el miedo. Sin embargo, en este momento, Li Mo finalmente le quitó todo su pantalón mojado. Él separó sus piernas blancas como la nieve y la envolvió alrededor de su cintura, sosteniendo a su bestia gigante contra el lugar que soñó muchas veces, empujó implacablemente hacia adelante.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente