Capítulo 83 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Bajo el sol abrasador del Desierto Kahal, algunas personas vivían sólo en camellos y tiendas de campaña.

Originario de la parte este del continente, el pobre Clan Sangre Demoniaca se enredó en los derechos extranjeros, fue desterrado y, desde entonces, se convirtió en la evidencia viviente de la discriminación y la opresión.

Whooosh …

Mientras las tormentas de arena golpeaban sus tiendas en medio de la oscuridad, la angustia de su líder recorría el futuro del clan.

“Esto es problemático, jefe. Finalmente ha comenzado…”

El Capitán Zubaekren miró fijamente el oscuro tornado en el desierto, no encontrándolo diferente al odio. Giró como un ciclo interminable de rencor engendrando resentimiento y resentimiento engendrando odio.

Ese ciclo solo terminaría con la destrucción de cualquiera de los bandos o con la proliferación de la armonía y la unidad.

En una era en la que este último se redujo a un mero espejismo, observó los movimientos del Altar, sabiendo muy bien que la Sangre Demoníaca y la religión del Altar eran lo mismo de un vistazo.

“Hay rumores de que el Profesor Deculein está construyendo un campo de concentración en Rohalak.”

Decepcionados por su actitud pasiva, los radicales de la Sangre Demoniaca se unieron al Altar, que ‘parecía’ tener doctrinas religiosas similares y, al final, cometieron horribles fechorías.

“Los grupos serán llevados allí.”

Zubaekren asintió.

Deculein.

El sucesor de Yukline quien defendió a la Sangre Demoniaca en Bercht lo tenía confundido. Sin embargo, estaba agradecido.

“Ya veo. Nos ganó tiempo en Bercht, pero dado que este ataque fue obra de nuestro clan, debe haber pensado que traicionamos sus buenos deseos…”

Recordó a la ex Cabeza de la Familia Yukline y padre de Deculein, ‘Decalane’.

Era un cazador de riquezas y no tenía piedad, un hombre lamentable que ni siquiera podía desarrollar sentimientos para amar a alguien.

Aunque era más Yukline que cualquier otro miembro de su familia, nunca estuvo atado por el yugo.

Por eso Zubaekren le tenía miedo.

“El costo de traicionarlos siempre ha sido insoportable.”

“… Sí. Lo sé. ‘Fear the Demon’.”

Skydark: Miedo al Demonio

Fear the Demon.

Ese era el dictamen de los Yuklines. Eso hizo que la gente tomara conciencia de la existencia de los demonios y, al mismo tiempo, reveló la tradición y el poder de su familia.

Habiendos estado cazando demonios desde la antigüedad, los Yukline se parecían más a sus objetivos. Por eso el ‘demonio’ ​​que sus enemigos debían temer no era solo al diablo mismo, sino también al ‘Yukline, que se convertiría en un demonio para ellos’.

“Pronto llegará un vendaval, que convertirá todas las palabras que pronunciemos en excusas. Incluso los mítines pacíficos serán difíciles de ejecutar.”

Skydark: “Mitin” reunión de personas en donde uno o varios oradores pronuncian discursos de tema político o social.

El Clan Sangre Demoniaca se distribuyó en grupos en un área baja, algunos de ellos con poblaciones de tamaño decente.

“No podremos controlar a todos los grupos nuevos y sedientos de sangre. Si los presionamos con fuerza, es posible que se vayan y provoquen incidentes como el ataque terrorista.”

“… Eso es cierto.”

“No dejemos que la ‘Cradle of Trees (Cuna de los árboles)’ se encargue de ello. ‘Elesol’ y ‘Carixel’ serán capaces de liderar bien.”

Luego miró el torbellino distante que se agrandaba gradualmente a medida que absorbía la arena y el maná del desierto. Más allá, pudo ver los rostros de sus amigos perdidos hace mucho tiempo.

Las corrientes de aire arrasando y aullando parecían actuar como sus gritos; los granos de arena su sangre.

Sintió como si lo estuvieran llamando.

“No he estado pensando correctamente hasta ahora… Pero ¿Qué puedo hacer? Las respuestas que busco no están en este mundo.”

El capitán Zubaekren se hundió en la oscuridad en medio de la tormenta de arena.

 

*****

 

Hadekain, tres días después.

“¡¿Qué tontería es esa?!”

Yeriel le gritó a la Cabeza de familia, quien lo visitó después de tanto tiempo.

“¡¿Por qué construirías un campo de concentración en nuestra propiedad?!”

“…”

“¡Contéstame! ¡Sir!”

Aunque Yeriel generalmente se sentaba en el asiento del Lord, Deculein lo tomó en silencio por primera vez en mucho tiempo.

“¡Odio a la Sangre Demoníaca también, pero un campo de concentración! ¡Esa es una instalación de odio! ¡Sir!”

“Deja de agregar ‘sir’.”

Después de unos momentos de esperar a que se calmara, finalmente jadeó y suspiró.

Sólo entonces fue al grano.

“Esto estará lejos de la mansión privada.”

“¿Dónde lo va a construir, sir?”

“… ¿Te estás rebelando?”

“Que, sir…?”

“No te lo preguntaré de nuevo.”

“No me estoy revelando, sir.”

Ella se rió entre dientes con desdén, a lo que él respondió sacudiendo la cabeza.

“El campamento estará en Rohalak.”

“… ¿Me estás tomando el pelo?”

Su expresión se endureció.

El Condado de Yukline era lo suficientemente grande como para coincidir con el Principado de Yuren, un país. Aun así, solo la mitad de eso era tierra disponible porque una parte de Marik, la tierra de las minas mágicas, estaba dentro de su territorio.

Teniendo en cuenta que ese lugar estaba acompañado de una multitud de obligaciones, era más exacto decir que estaba bajo su jurisdicción y no bajo su propiedad.

“No debemos permitir que las bestias corruptas entren en el mundo civil.”

“No importa si son Sangre Demoniaca. Ellos son humanos.”

Rohalak era la peor zona cercana a la extinción.

Era un infierno comparable a Recordak, la prisión más septentrional del Condado de Freyden.

“Las personas vivas allí …”

“No estoy aquí para discutirlo contigo, Yeriel.”

“…”

Su mirada la atravesó como una espada, haciendo que se tambaleara hacia atrás.

Ella había estado fuera de la sombra de Deculein durante bastante tiempo, pero aún no podía evitar sentirse asustada cada vez que esto sucedía.

“… Okey. Dejando de lado la sangre demoniaca, ¿qué beneficios nos traería esto? ¡Nada! ¡Esa área solo será apodada ‘el territorio donde se construyó el campamento!’”

“La Familia Imperial pronto te transmitirá todos los beneficios.”

Se levantó del asiento del Lord y salió del lugar. Yeriel corrió apresuradamente y se sentó en el asiento vacío, que normalmente le servía de silla.

“Lo hare. Solo quiero que sepas que asignaré las materias primas necesarias para la construcción de los cimientos.”

“… No me importa.”

Fue algo que hizo por su cuenta sin ninguna consulta. No había forma de que cambiara de opinión incluso si ella insistía.

Yeriel miró a Deculein.

Creak—

Abrió la puerta de la oficina del Lord, encontrando a sus compañeros, caballeros imperiales y oficiales imperiales reunidos ante él y saludándolo con una sonrisa.

Parecían entusiasmados con la supresión de la Sangre Demoníaca.

“Como se esperaba del Profesor Deculein. Oh, debería llamarle Conde Yukline aquí.”

“Con el Conde que dominó a Rohakan y resolvió el terrorismo imperial en un instante, iríamos incluso al fin del universo—”

Creak—

El sonoro halago disminuyó tan pronto como cerró la puerta detrás de él.

“Sigh …”

Ahora solo en silencio, Yeriel murmuró, “Rohalak, Rohalak …”

Incluso ella nunca había pensado en empujar a la gente a ese lugar.

Por supuesto, sus intenciones eran vagamente comprensibles. La verdad también era innegable.

El apoyo provendría de la familia imperial, y el campo de concentración de la Sangre Demoniaca sería útil como un ‘muro humano’ como Recordak.

Se convertiría en una fortaleza que evitaría la llegada de las bestias.

Si construían el campamento en ese lugar, los cautivos se defenderían de las bestias para sobrevivir. Además, no habría ningún daño real para Yukline incluso si fueran destruidos.

Un pensamiento frío, cruel, extremadamente parecido a un Deculein.

“Pensé que era un poco más humano en estos días.”

Yeriel tocó su sien. Últimamente, se dio cuenta de que ya no podía mirar a Deculein.

“… Bueno, ya no sé qué significa ser llamado humano después de que esos imbéciles llevaron a cabo tales actos de terrorismo.”

Mientras Yeriel hablaba consigo misma impotente, la puerta se abrió de nuevo, revelando a su mayordomo.

“Los ingresos del Pasaje Subterráneo Marik  de esta semana se han agregado.”

“Ya veo.”

Mientras miraba el documento sin pensarlo mucho, sus ojos se abrieron de inmediato cuando millones de Elnes entraron en su mira.

“…!”

El dinero se derramaba en grandes cantidades.

“¿Cómo pasó esto? ¡Nuestras ganancias semanales superaron con creces las expectativas! ¡¿Pensé que tomaría algo de tiempo para que el boca a boca se extendiera?!”

“El número de aventureros visitantes superó con creces nuestras proyecciones. Como resultado natural, las ventas del centro comercial subterráneo también aumentaron.”

Los precios de los productos de los restaurantes, tiendas de herramientas, tiendas de equipos, tiendas de magia y otros de Marik, incluida el Pig’s Flower, eran un 30% más altos que en la mayoría de las ciudades, pero los aventureros que valoraban la conveniencia sobre el dinero pagaban sin dudarlo.

“Es-Está bien, eso es algo bueno. Mantengamos la calma y mantengamos el flujo de ganancias. ¡¿Entendido?!”

“Por supuesto.”

Su propio territorio seguía siendo la máxima prioridad.

A ella no le importaba el Imperio, la Familia Imperial, la Emperatriz, la Sangre Demoniaca u otros. Después de todo, desde la niñez hasta la edad adulta, la única ‘posesión’ de Yeriel era su propiedad.

“Te puedes ir.”

“Bien.”

Después de despedir a su mayordomo, inmediatamente puso sus manos en ambas mejillas.

Volvió a mirar el libro mayor, riendo como una niña.

Fue diez veces el ingreso que esperaban.

… ¡No podía soportar la emoción!

“Kyaaaa, kyaa ~ kya ~”

Cantó como un ruiseñor y reprodujo el tocadiscos.

♩ ♬ ~ ♩ ♪ ♬ ~ ♪ ♩ ♬ ♪ ~

Yeriel bailó un vals un poco torpe al son de la música clásica resonante.

 

*****

 

Rohalak. Un páramo cerca de un desierto, sin hierba ni arena. El sol abrasador y el calor sofocante dominaban su suelo árido.

Aunque solo había visto este escenario en el juego, era más sombrío de lo que pensaba.

“Profesor.” Julie agarró el dobladillo de mi túnica.

Cuando la miré, ella habló vacilante.

“¿No cree que … el suelo aquí es demasiado débil … para construir un campamento …?”

Esa fue una pregunta cautelosa.

Los Freyden, su familia, tenían más que suficiente odio hacia la Sangre Demoniaca y al Altar.

Quizás Zeit la reprendió, considerando la forma en que preguntó: ‘¿No estás yendo demasiado lejos con Rohalak?’ tímidamente y eufemísticamente.

“Está bien. La represión es mejor que la aniquilación.”

Construiría el campamento más grande posible en este lugar para asegurar que la mayor cantidad posible de Sangre Demoníaca pudiera sobrevivir aquí.

Después de todo, se produciría una masacre literal en los campamentos que muchas otras familias de magos crearían en un futuro lejano.

“Pero no estoy seguro de si … alguien … incluso pueda sobrevivir aquí …”

Mirando nuestro entorno con [Hombre de Gran Riqueza] activado, ubiqué inmediatamente la fuente de agua de Rohalak, que usaría como el punto focal de la ‘fortaleza’.

“Julie.”

“¿Sí?”

“Confía en mí. Lo que te preocupa no sucederá.”

“…”

Cuando sonreí para tranquilizarla, Julie asintió.

“¡Profesor! ¡Las materias primas están listas!”

Pronto escuché un grito proveniente de la distancia, donde estaban estacionados varios carros llenos de armazones de acero.

¡Whooong—!

Usé [Psicoquinesis] en todos ellos para hacerlos flotar.

El objetivo de hoy era construir un muro de hierro para designar los límites del campamento. Mi magia resultaría extremadamente útil para lograrlo, considerando que era excelente para la ingeniería y la arquitectura.

En algún punto, sin embargo …

“¡Ugh!”

Un pequeño gemido sobresaltó mi corazón más ferozmente que cualquier otra cosa, lo que me hizo mirar atrás de inmediato.

“Oh. Estoy bien. Creo que pisé un cactus.” Julie sonrió con amargura.

No sabía si se sentía enferma o simplemente acalorada, pero el sudor le caía por la barbilla.

 

*****

 

La residencia de Yukline, a últimas horas de la noche.

Julie, que se quedó dormida tan pronto como regresó de Rohalak, se levantó rápidamente en algún momento, sintiendo como si su alma estuviera siendo expulsada de su corazón.

“Pant … Pant …”

El inmenso dolor que sintió hizo que la parte superior de su cuerpo se tensara. Después de realizar repetidamente una técnica de respiración durante algún tiempo, rápidamente salió fuera de la habitación.

“Uf …”

Caminó por el elegante pasillo de la mansión Yukline.

“Julie.”

“…!”

La repentina llamada hizo que su cuerpo se enderezara.

En medio de la oscuridad del pasillo más allá de ella, Deculein se quedó mirándola.

“¿Te sientes bien?”

“Sí. Estoy bien.” Ella sonrió, hasta cierto punto, de una manera natural.

“…”

Deculein se acercó a ella en silencio, su expresión la hizo sentir triste por razones que no podía comprender.

Julie preguntó deliberadamente: “¿Cuándo va a dar comienzo tu misión de la Familia Imperial?”

“… ¿Qué?”

“Ah … Ajem. Hmmm. Mi garganta.” Dejando pasar un ataque de tos, Julie continuó hablando como de costumbre.

“Ya escuché todo. Está bien. Entiendo. Ahora, hasta cierto punto, he aprendido a ser flexible.” Se puso la mano en el pecho y sonrió triunfalmente.

Asintiendo, Deculein respondió: “La semana que viene.”

“Ya veo. No falles. Si lo haces, me enojaré.”

“…”

Él miró su sonrisa en silencio, haciendo que su agonía, que había estado prosperando en el fondo, resurgiera.

“… Julie.”

“Si.”

Si ella supiera que él había cambiado sería un veneno para ella, si la persona llamada Deculein no debería estar a su lado …

¿No significaría eso que [El Destino del Villano] estaba tratando de privarlo incluso de la oportunidad de convertirse en un buen hombre?

“Julie.”

“¿Sí? ¿Por qué me llamas dos veces?”

Se quitó los guantes y suavemente le froto el pelo rizado. La asustó, pero pronto aceptó su gesto.

La luna llena brillaba a través de la ventana, iluminándolo.

“…”

En sus ojos azules como el cristal, su dolor se agitaba como el mar.

“Sé que tus heridas son culpa mía.”

“… ¿Por qué estás haciendo esto de nuevo? No es por eso. También fui completamente compensada por ese día.”

Él sacudió la cabeza, recordando lo que realmente sucedió, lo que Kim Woojin vio en el diario de Deculein .

Ocurrió en Marik.

“No. Eso no es lo que tienes.”

Incluso en las peores circunstancias, Julie no se rindió con él.

La compensación por su lesión irreparable fue la destitución de las deudas por el valor de 50 millones de Elnes de Freyden con Yukline.

Sin embargo, aunque ella fue la víctima real, no recibió ni gratitud ni un solo centavo.

En lugar de disculparse, Deculein la culpó por fallar en su misión.

Aunque ella temía al castigo de su padre, Julie lo entendía todo.

“Por eso a cualquier costo …”

Su mano, peinando su cabello, se posó sobre su hombro. Quizás por miedo, ni siquiera se atrevió a acariciarla.

“Definitivamente te curaré.”

Ella lo miró sin comprender.

Hubiera sido aterrador si fuera como en los viejos tiempos, pero ahora se sintió aliviada.

“… No.” Julie sonrió suavemente y, sin embargo, negó con la cabeza. El dolor en su corazón empeoró un poco, pero un lado de su pecho parecía haberse calentado.

“Yo lo superaré por mi cuenta.”

Su sonrisa alcanzó a Deculein como la luz de la luna.

“Así que, por favor, no tienes que hacer eso.”

Inmediatamente después de eso, ella de repente movió su dedo hacia su oreja y le jalo, haciendo que su expresión cambiara vagamente.

Riendo, dijo: “No te ves muy bien. Sonríe. Tu rostro inexpresivo debe asustar bastante a tus estudiantes—”

“ ¡Miau—!”

Un fuerte grito repentino la interrumpió.

“¡Eek!” Dejando escapar un chillido extraño, Julie se apresuró a los brazos de Deculein.

Bang—!

Sus cuerpos chocaron, pero su físico sólido la atrapó fácilmente.

“…?”

Pat-Pat —

Encontrando extraño que chocó contra una pared de acero en medio del pasillo, ella golpeó con el dedo involuntariamente y luego miró hacia arriba sin comprender.

Deculein negó con la cabeza.

“¿Has estado leyendo cuentos de hadas? Fingir sorprenderse es un cliché. ¿Me llamaste para esto?”

“¡N-No! ¡No! ¡No pretendo sorprenderme en absoluto! ¡Y fuiste tú quien me llamó primero!”

Julie, dando un gran paso hacia atrás, señaló a un felino.

“Ese gato …”

“¡Miau!”

Se acercó mientras maullaba, revelando su pelaje negro.

“¿Lo conoces?”

“Bueno. Si ese fue criado por un monje o Yeriel, no estaría tan sucio.”

“Miau—!” El gato se aferró a la pierna de Julie mientras maullaba.

“Creo que te eligió a ti.”

“…”

Ella miró a Deculein.

“Miau … Miau …”

Frotó su cuerpo contra ella mientras ronroneaba …

“Debo encontrar a su dueño.”

Luego ella lo tomó en una mano y regresó a su habitación.

 

*****

 

Epherene jugó por los alrededores feliz durante los últimos tres días de sus vacaciones. Naturalmente, no se olvidó de revisar el libro de entrenamiento mágico que le dio Rohakan, junto con la [Comprensión de los Elementos Puros] de Deculein.

Todavía no había resuelto la última pregunta del examen parcial de Deculein.

Sin embargo, algo mucho más urgente que eso estaba sucediendo en este momento.

“Uf.”

Epherene respiró hondo mientras esperaba el ascensor a la Isla de Wizard’s Wealth.

Hoy era el día de inscripción para la “Prueba de Promoción a Solda.”

Su cuerpo y su mente temblaban ansiosos.

“¡Ifi!”

Julia apareció detrás de ella.

“Oh, tú también estás aquí.”

“Por supuesto. Los demás llegarán un poco tarde hoy. Después de tu orientación, comamos carne en mi casa.”

“¡Seguro!” Epherene respondió con entusiasmo.

Hoy, definitivamente se iba a comer un Roahawk.

— Prepárense para el embarque.

“Esta aquí. Vamos, Ifi.”

“Sí.”

Subieron juntas en el ascensor. La tarifa de admisión era cara, pero gracias a la recomendación de su profesor, era gratis.

Whooong—

El ascensor mágico se elevó decenas de metros por segundo.

Ding—!

Después de aproximadamente un minuto, llegaron a la isla flotante.

Tan pronto como lo hicieron, Epherene fue directamente al Megiseon y se acercó a la recepcionista del primer piso.

“Estoy aquí para solicitar la prueba de promoción a Solda.”

“Por favor proporcione sus documentos e identificación.”

“Okey.”

Sacó un montón de documentos e identificación de su mochila.

“Debutante Epherene. Confirmado. El examen de promoción cuesta 10.000 Elnes.”

10.000 Elnes.

Epherene respiró hondo y le tendió una tarjeta con las manos temblorosas.

“Gracias. La orientación se llevará a cabo allí. Ve adentro.”

El personal señaló el auditorio detrás del mostrador.

“Oh, entiendo.”

“Ifi ~ Buena Suerte ~ Estaré en la tienda de magia ~”

“… Gracias.”

Escuchó que [Pig’s Flower] abrió recientemente una nueva sucursal, cuyo enorme éxito pareció haber hecho a Julia extremadamente rica.

Probablemente gastaba de diez a veinte mil Elnes al mes.

Epherene se sintió celosa.

De todas formas.

“Estoy tan nerviosa.”

Apretando los puños con fuerza, entró en el auditorio, encontrando inmediatamente una figura familiar en uno de sus asientos.

“¿Oh? Tu también estas aquí. Oye.” Epherene se acercó a Sylvia y se sentó a su lado.

“…”

Sylvia la miró, pero permaneció en silencio, lo que parecía haber estado dentro de las expectativas de su compañera debutante, considerando que comenzó a mirar a su alrededor antes de que pudiera responder.

“¿Huh? Aquí también hay aventureros, ¿no?”

“…”

“¿Me equivoco?”

“No, esto es en realidad una ocurrencia común.” En lugar de Sylvia, que mantuvo la boca cerrada, respondió el hombre que estaba al lado de Epherene.

“Hay muchos magos entre los aventureros. Incluso si no cumplen con los créditos requeridos, pueden tomar la prueba si han conservado su licencia de aventurero durante dos años o más.”

“Ajá ~ ¿Es así?”

“Escuché que la Prueba de Aventureros y la Prueba de Promoción a Solda se llevarán a cabo al mismo tiempo este año. Algunos de sus procedimientos probablemente se superpondrán.”

Aunque los aventureros y los magos parecían ser muy diferentes, tenían un cierto grado de homogeneidad.

Después de todo, el creador de la Isla de Wizard’s Wealth y el fundador del Gremio de Aventureros era la misma persona.

“¿Oh, enserio? ¿Cómo sabes tanto?”

Sonriendo, el hombre le mostró su licencia.

“¡Woah! ¿Eres un aventurero?”

“Sí. Es un placer conocerte. Soy Carixel. Soy un aventurero desde hace tres años.”

“Si estás en tu tercer año, ¿No puedes ser ascendido a Solda?”

Por lo general, los aventureros pueden ser clasificados por años de experiencia. Si uno obtuviera una licencia solo para jugar por los alrededores luego, este sería confiscada después de un año. Por lo tanto, su número de años en el servicio sirvió como evidencia de sus habilidades.

“Jaja. Yo Ya tengo tres hijos. La diferencia de precio unitario entre Solda y Debutante es casi dos o tres veces.”

“Aha … Espera. ¿Tres? ¿Cuántos años tienes?”

Los ojos de Epherene se agrandaron. A pesar de que parecía tener veintitantos, sus palabras lo hacían parecer mucho mayor.

“Treinta y tres. Me casé hace diez años.”

“¡Whoa!”

Epherene se tapó la boca con asombro.

“Ahora comenzaremos la orientación, que será conducida por uno de los supervisores reales del examen de Solda.”

La luz del auditorio se apagó.

Después de eso, apareció un mago en el podio.

“…!”

Epherene se sorprendió momentáneamente y Sylvia, sentada a su lado, tembló profusamente. Casi parecía que estaba vibrando.

“Un placer tenerles.”

Ya estaban muy familiarizados con ese saludo introductorio.

“Soy un mago de rango Monarca que se especializa en elementos.”

El supervisor de la Orientación de la Prueba de Promoción a Solda no era otro que Deculein, el Profesor Titular de la Torre de la Universidad Imperial.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente