Capítulo 79 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Allen fingió irse a casa, pero regresó a la oficina del profesor auxiliar, un espacio tranquilo y acogedor en el 77º Piso.

Había tres estanterías para libros a su derecha y una mesa lo suficientemente grande como para caber una máquina de escribir, un lápiz y un grueso libro de texto al final.

Deculein ya se había ido, dejándola sola con las estrellas del cielo.

Mientras barría y limpiaba su oscura oficina habitualmente, Allen tuvo una sensación inusual.

Fue extraño.

¿Era porque ella se había quedado a su lado durante tanto tiempo?

No, ella lo notó hace relativamente poco tiempo. Agotados por la tiranía y el perfeccionismo paranoica de Deculein, todos lo abandonaron. Allen era el único que quedaba.

Ella no esperaba notar nada en primer lugar.

Así que eso fue aún más extraño.

Mientras estaba con él, ella estudiaba magia, leía libros, preparaba clases y enseñaba a los estudiantes …

Vivía como una asistente ordinaria, casi como si quisiera tener esta vida desde siempre.

Cerrando los ojos, recordó sus palabras.

‘Tienes mi fe.’

Su voz pareció consolarla por todo su arduo trabajo.

Deculein dijo eso, pero él no sabía su verdad. No sabía que ella estaba lejos de ser alguien en quien pudiera confiar.

‘Allen’ ni siquiera era su nombre real.

‘Quédate a mi lado.’

La última petición de Deculein. Ella pensó en sí misma respondiéndole.

‘¡Sí! ¡Por supuesto!’ Ella dijo.

… Allen abrió lentamente los ojos, murmurando, mirando al cielo distante.

“Ha pasado mucho tiempo desde que vi a alguien tan misterioso como tú.”

Ella pensó que estaba bien que él muriera al principio. Ella simplemente lo consideraba un noble con una enfermedad mental, alguien inexperto que podría romper fácilmente si movía la yema del dedo.

Pero él cambió, aparentemente de la nada, y mostró su lado real. Siempre era frío por fuera, pero la calidez que Allen sintió de él por primera vez fue más brillante que cualquier llama que hubiera visto. Al encontrarlo interesante, sin saberlo, lo salvó de la muerte.

El ataque terrorista del tren de Bercht y el ataque de Veron.

Allen lo miró todo y ella misma rompió la muñeca de Veron.

Skydark: Así que fue ella… vaya dato perturbador…..XD

“Pero … no creo que pueda mantener tu confianza.”

Lentamente, las grietas se deslizaron a través de la oscuridad de la noche.

La luz del amanecer se había revelado. El sol estaba saliendo.

“… He estado en esta misión durante demasiado tiempo.”

No quedaban muchos amaneceres que ella pudiera ver como ‘Allen’. En poco tiempo, dejaría el mundo en el que estaba inmersa todos los días.

Ella no debería sentir pena.

Ni siquiera debería tener esa emoción.

“También me he familiarizado con Allen.”

Allen apoyó la frente en la ventana, sintiendo el aire frío que penetraba en la habitación mientras fruncía la nariz.

 

*****

 

Un fin de semana soleado de verano.

Julie disfrutó de un descanso poco común. El tema de su misión estaba a salvo, su trabajo como Caballero Freyhem era relativamente fácil hoy y ya había terminado su entrenamiento matutino.

“Whoa …”

Ella jugó con los asistentes en la sala de estar de la mansión.

La sala estaba llena de todo tipo de items avanzados y una variedad de juegos de mesa, pero lo que más atrajo su interés fue el objeto conocido como “radio”.

“¿No es esto una bola de cristal? ¿Cómo suena?”

“Oh ~ ¿la radio? También lo encontramos increíble cuando lo vimos por primera vez. Creo que hay una placa recolectora de piedras de maná adentro. No conozco los detalles, pero básicamente tiene trece canales y, dependiendo de la frecuencia que la establezcas, podrás escuchar lo que se transmite en cada uno de ellos.”

Placas colectoras de piedra de maná. Frecuencia. Canal. Transmisión.

Fue la primera vez que escuchó todas esas palabras.

“Eso es increíble. ¿Puedo escuchar la retransmisión de la batalla a caballo con esto?”

Su precio superaba los 5.000 Elnes, y esto solo tenía alrededor de un año de vida, pero era como una propiedad exclusiva de los burgueses. Aun así, en estos días, las empresas de medios imperiales estaban comenzando a abrir sus propios “canales”.

“Sí. Puedes escucharlo sin tener que comprar un ticket. Sin embargo, no puedes verlo.”

El cachorro, criado por los ciudadanos del imperio juntos, en el regazo de Julie también lo miró con admiración.

Toc, toc —

La puerta se abrió, revelando al secretario directo de Deculein, Ren, que acababa de regresar de un viaje de negocios.

“Caballero Julie. Tiene un cronograma ahora.”

“Ah, okey.”

Julie refinó rápidamente su atuendo y se preparó para su misión. Su armadura era su ropa casual, por lo que no necesitaba cambiarse a otra cosa.

 

*****

 

El sol ya estaba en su apogeo cuando llegué a Hadekain. Lo primero del cronograma de hoy fue la ceremonia de apertura del pasaje subterráneo.

“¿Cómo pensó en un pasaje de tren subterráneo? ¡Jajaja!”

“¡No puedo evitar admirar siempre el discernimiento del Profesor Deculein!”

Muchas personas ya se habían reunido a la entrada del pasaje subterráneo, todos ellos de renombre en el mundo empresarial.

Les di la bienvenida con Yeriel.

“El pasaje subterráneo fue idea de Deculein, pero fue idea mía construir un distrito comercial.” Yeriel sonrió con calma, con las manos en el pecho.

La charla cesó. Todos me miraron y contuvieron la respiración.

“Así es,” respondí con una sonrisa propia.

“¡Ya veo! Como se esperaba de la hermana del Profesor Deculein.”

“¡Correcto, ese brillo viene de los genes de la familia!”

“¡Eso es correcto!”

Este evento no fue de ninguna manera simplemente de naturaleza social. También fue político, lo que se hizo evidente por sus sospechas sobre mi relación con Yeriel.

“Ahora, entonces. Empecemos con la ceremonia de apertura ~”

Yeriel, vacilante, sostuvo un par de tijeras.

Todos la vimos cortar la cinta en la entrada del pasaje.

Clap-clap-clap-clap—

Su apertura fue recibida con vítores y aplausos.

Me pidieron que pasara por el pasaje junto con ellos, pero negué con la cabeza.

El resto dependía de ella.

“Hoy estoy bastante ocupado, desafortunadamente. Yeriel les proporcionará más información sobre este negocio. De todos modos, está bajo su jurisdicción. Ahora, si me disculpan.”

“¿Ah, enserio? Eso es una pena.”

“Diviértanse en Hadekain.”

Ellos se veían un poco triste ya que tenían ganas de que me quedara, pero siguieron cabalgando a lo largo de las vias con Yeriel.

“Volvamos.”

“Okey.”

Mientras Julie y yo nos dirigíamos al estacionamiento, Julie notó que alguien nos seguía e inmediatamente la bloqueó.

“Detente. Revela tu identidad antes de acercarte más.”

Su tono era pesado, pero la misteriosa mujer permaneció impávida mientras respondía.

“Soy una inversora.”

Llevaba traje y boina. Confirmando quién era, descarté las preocupaciones de Julie.

“Está bien. Puedes quedarte dentro.”

“… ¿Qué?”

“Tengo que hablar con ella en privado, así que entra.”

“Oh, está bien.”

Julie se subió al coche, vacilante, pero nos miró desde la ventana.

“Tu cabeza parece estar bien,” dijo Arlos.

“Al. ¿Invertiste en este proyecto?”

“Al..? Oh. Te refieres a mí. Si. Parecía un buen lugar para invertir.”

Arlos se encogió de hombros y luego comenzó a proporcionarme información.

“Zukaken y el Altar aún no se han rendido contigo. Probablemente tengan muchos planes en mente. Ten cuidado.”

“… Mmm. ¿Y Gerek?”

Gerek era bastante importante. Los personajes Elegido dementes recibieron un tratamiento especial en el juego. Dado que eran difíciles de manejar, su poder de combate podría usarse como un arma estratégica al hacer que explotara exponencialmente de una vez.

“Gerek estará fuera de la red por un tiempo. De todos modos, el Altar se está preparando para un ataque. Por eso vine aquí.”

Fruncí el ceño. Arlos miró de reojo, cubriéndose más la cara con la boina.

“¿Un ataque?”

“No conozco los detalles. Ellos están tratando de moverse por su cuenta ahora, así que no tengo mucha información. Sin embargo, basándose únicamente en sus personalidades, causarán algo enorme.”

“¿Y la razón?”

“Ellos no son unos maldi**tos locos corrientes. Nadie puede entender sus mentes impulsadas por la locura. Solo recuerda estar alerta cuando estés en un lugar lleno de gente.”

Un mensaje del sistema apareció frente a mí.

Evento Repentino: Tormenta.

“Podrías haber dicho eso a través de una bola de cristal.”

“… Esto es más seguro.”

Después de terminar lo que tenía que decir, Arlos se fue de inmediato.

Subí al coche después de verla desaparecer como una sombra.

“Vamos a la torre.”

La segunda cosa en mi lista de tareas pendientes fue una inspección del proyecto.

“Si.”

Cuando Ren pisó el acelerador, sentí una mirada ardiente viniendo del asiento a mi lado. Mirando de reojo, encontré a Julie mirándome con una cara bastante hosca.

“¿Quién era ella?” Cuando nuestras miradas se encontraron, ella inmediatamente hizo una pregunta que aparentemente se estaba muriendo por hacer.

“No necesitas saberlo.”

“…”

Julie hizo un puchero y se sentó erguida.

Ella respondió: “No preguntaré porque dijiste que no necesito saberlo,” pero su mirada aguda continuó mirando hacia adelante.

 

*****

 

Louina trabajó en su proyecto de magia en el laboratorio.

Con el financiamiento completo, se le enviaron los estudiantes que habían estado con ella en su lugar de trabajo anterior. La Torre de la Universidad del Reino se mostró reacio a este proyecto debido a problemas financieros, pero el sello [Autorizado] del Jefe de la Oficina de Planificación y Coordinación Financiera ejerció un poder tremendo.

Después de que presentó su plan, todo lo que había solicitado se preparó en una semana.

Naturalmente, por eso, circulaban rumores sobre ella en estos días. Escuchó rumores como ‘Louina se convirtió en la sirvienta de Deculein’ y ‘No, ella ha ido más allá de eso. Se convirtió en un perro leal’, pero no se molestó en negar ninguno de ellos. De todos modos, sus sentimientos hacia Deculein ya se habían aliviado hasta cierto punto.

“¡Ahora, todos, no hay necesidad de ahorrar desesperadamente piedras de maná! ¡Ya no estamos en el Reino! Úsenlos al contenido de su corazón—”

Mientras los animaba, la puerta del laboratorio se abrió, la identidad de la persona que estaba detrás la sorprendió.

“¿Profesor Deculein? ¿Qué pasó?”

“Inspección de emergencia. Es parte de mi trabajo como director ejecutivo.”

Deculein miró la mesa y los 16 magos, que le hicieron una reverencia, en el laboratorio. Louina estaba junto a él, cruzando los brazos.

“No hay nada de qué preocuparse. Llevo mucho tiempo preparando esta idea. Simplemente no pudimos ejecutarlo porque no teníamos los fondos, pero ahora que los tenemos, definitivamente valdrá la pena.”

“¿Tienes confianza?”

“Por supuesto. Sin embargo, el problema son los gastos de este proyecto. Pedimos diez millones de Elnes como presupuesto inicial, pero puede aumentar casi 20 veces esa cantidad.” Ella respondió, inflando deliberadamente los números.

2.000 millones. Deculein ni siquiera parpadeó.

“Está bien.”

No tenía dudas al respecto. Después de revisar sus documentos, se fue. Mostró, como siempre, un comportamiento impecable.

“…”

Su apariencia perfectamente fina, por alguna razón, dejó a Louina algunos sentimientos encontrados.

Suspirando suavemente, siguió a Deculein.

“ Um …”

Después de que ella llamó su atención, él se detuvo y la miró.

“Toma.”

Ella le tendió un recipiente con forma de caramelo, lo que hizo que sus cejas se fruncieran, aparentemente encontrando absurdo su repentino regalo.

“Esta es un Caramelo Curina, la especialidad de la mansión de McQueen. Solo está disponible en verano y en cantidades muy pequeñas, por lo que se considera un artículo precioso. Es un producto de la devoción filial de nuestra mansión.”

“¿Y qué?”

“Este pequeño cubo vale mil Elnes, ¿sabes? La gente hace cola para comprarlo incluso a un precio más alto, y las reservas se retrasan tres años.”

Incluso con las relaciones públicas de Louina, ni siquiera pensó en recibirlo. Ella se lo metió en el bolsillo del traje.

“Si no lo quieres, a tu prometida le encantará. Estoy segura. Nadie podría odiar este dulce.”

Cuando mencionó a Julie, Deculein finalmente asintió.

Louina sonrió, dio un paso atrás y le despidió con la mano.

“Adiós.”

“… Okey. Es vergonzoso, pero lo aceptaré.”

Lo transfirió del bolsillo de su traje al bolsillo interior.

Treinta minutos después, Deculein miró a Julie tan pronto como regresó al auto.

“¿Que?”

Aunque todavía estaba haciendo pucheros, se mantuvo alerta. Sacó el regalo de Louina de su bolsillo.

“¿Huh?”

Tan pronto como vio la marca de eso, el rostro de Julie cambió.

Como un cachorro que busca un bocadillo, su cuerpo de repente se inclinó hacia adelante mientras babeaba. Sus pupilas, que habían aumentado de tamaño, seguían cada uno de sus movimientos mientras él la balanceaba de un lado a otro.

Deculein sonrió ante el asombroso efecto que tuvo en ella.

“¿De dónde sacaste eso? Se ve deliciosa.”

“Es Caramelo Curina. ¿Conoces este caramelo?”

“Por supuesto. Es un dulce que nunca se derrite, el dulce soñado por muchos de nosotros desde que éramos niños.”

“… enserio.”

Abriendo la tapa, sacó uno, y Julie inmediatamente juntó las manos como un plato y se las tendió. Después de que él se lo colocó en las palmas, ella inmediatamente se lo metió en la boca.

Chomp, chomp, chomp—

Su masticación estaba llena de alegría. ¿Qué tan delicioso era este dulce?

Él sonrió con suficiencia.

“Las veces que hagas un buen trabajo, te las dare como recompensa.”

“…!”

Después de su sorpresa momentánea, Julie comenzó a trabajar en su seguridad con más pasión que nunca.

 

*****

 

… La temporada de exámenes finales de la Universidad Imperial. Estudiantes universitarios, magos y caballeros agotados, pero aún ocupados llenaron el campus. Se sentía como si toda la universidad estuviera envuelta en algo profundo.

Sylvia no lo estaba.

Ella perfeccionó el examen de hoy, la de ayer y probablemente también la de mañana. Su procesión de puntajes perfectos probablemente continuaría para siempre.

“Hmm-Hmm.”

Tarareando, ella sacó un trozo de papel que había guardado en el bolsillo interior de su túnica.

 

[Solicitud: Deculein]

 

Ella llenó este formulario anoche.

Deculein dijo que no la aceptaría, pero el requisito mínimo para la examinación de un profesor era un año de todos modos.

Quería aprender de él, aunque solo fuera durante los seis meses restantes. También estaba segura de poder convencerlo.

“Estoy aquí.”

“Señorita ~ vino?”

Cuando regresó a la mansión, los asistentes la recibieron con sonrisas brillantes, el cambio en su atmósfera la desconcertó. Por alguna razón, parecían untuosos.

“Ya hizo amigas, y ni siquiera nos lo dijo, señorita ~”

“¿De qué están hablando?”

Una amiga. ¿Desde cuándo tenía amigas? Ella nunca tuvo una en su vida.

… No le tomó mucho tiempo para encontrar la razón detrás de su comportamiento en la sala de estar.

“¿Qué es esto?”

Alguien que se parecía a Epherene estaba durmiendo en el sofá.

“Grrr …”

Cuando miró más de cerca, se dio cuenta de que realmente era ella.

Estaba durmiendo, cubierta con una manta.

“Grrrr …”

A diferencia de esta mañana, se veía tan suave y limpia. Le hizo pensar que se había duchado allí.

“Grosera Epherene.”

Cruzando los brazos, la miró, recordándole la conversación que tuvieron la última vez.

‘Así que, ¿la carta que te envió tu patrocinador tiene un patrón idéntico al de este pañuelo?’

‘Sí. Así fue como me di cuenta de que me estaba observando. Lástima que no pude ver su cara porque estaba llorando tan fuerte mientras veía la obra.’

El pañuelo de Epherene pertenecía al Profesor Deculein.

Si es así, era muy probable que él también la patrocinara.

Sylvia se sintió inmensamente irritada y estresada por ese solo hecho.

¿Por qué el profesor se ocupaba únicamente de ella? ¿Fue porque su padre se suicidó? ¿Fue realmente por esa razón?

Si no me acepta como profesora asistente, se lo puedo revelar a Epherene … lo que sea.’

“Grrrr … ¡uf!”

Agarró la nariz de Epherene y la dobló de lado a lado.

“¡Aaaaaaggghhhh!”

Epherene se despertó gritando y Sylvia se secó las manos de inmediato.

“¡¿Q-qué estás haciendo?!”

“¿Por qué estás en la casa de otra persona?”

“Aun así, estaba durmiendo…”

Se toco la nariz enrojecida, que le dolía tanto que estaba llorando. Incluso pensó que estaba sangrando, pero pronto se dio cuenta de que se había vuelto mocoso.

Los ojos de Sylvia se entrecerraron.

“¿Por qué viniste?”

“… Papel. Ya sé el secreto de este documento.”

Las palabras de Epherene hicieron que un signo de exclamación apareciera en su cabeza.

“¿Qué quieres decir con que lo sabes?”

“Uf. Incluso con tanta humillación … De todos modos, mira. ¿No parece esto una simple hoja de papel? Pero …”

Mientras lo sostenía, Epherene realizó magia elemental de agua pura, empapando el papel de Sylvia.

“Estás muerta, idiota Epherene …”

Enfurecida por un momento, Sylvia casi la estrangula, pero la forma del papel pronto comenzó a cambiar de manera extraña.

Epherene sonrió con confianza y levantó un dedo.

“El papel está hecho de madera, pero ¿no es la madera una combinación de tierra y agua?”

El papel húmedo pronto se extendió en todas las direcciones y asumió un mapa tridimensional.

“Eso fue demasiado fácil. ¿Sabes dónde queda ese lugar?”

Sylvia asintió.

Era el bosque local en el 40º Piso, uno de los pisos especiales de la Torre de la Universidad.

“El sitio del examen se escribió en esta hoja de papel.”

“…”

Ella miró a Epherene con una nueva luz. Mientras estaba haciendo un examen, ella estaba haciendo esto.

Hizo bien en convertirla en su esclava.

“¡Jeje! ¿Qué piensas? ¡Ahora es el momento de que me compres eso!” Epherene se rió.

“¿Que?”

“Lo prometiste. Roahawk.”

“…”

Sylvia pensó que era ridículo.

Prometió tratarla durante los exámenes, pero quería un Roahawk ayer, el día anterior y hoy.

“Dios. Vayamos todos juntos hoy. Con el personal de tu mansión.”

“No.”

Sylvia negó con la cabeza, pero los asistentes, que los habían estado observando encantados, de repente levantaron la mano.

“No nos importa ~ ya que es la petición de la amiga de la joven ~” Sonrieron y se cambiaron de ropa, sin dejar a Sylvia otra opción.

Una promesa era una promesa, y era cierto que Epherene resolvió el problema. Incluso el Profesor Deculein al menos haría esto.

“… Okey.”

“Genial ~”

 

*****

 

… Después de una hora.

“Princesa ~”

Glitheon, la Cabeza de Iliade, visitó la mansión vacía de Sylvia. Entró llamando a su hija, pero no se la veía por ningún lado, y mucho menos a sus asistentes.

Encogiéndose de hombros, exploró el edificio, solo para encontrarlo completamente vacío.

“¿Salieron todos?”

Se acercó a la puerta de Sylvia y la llamó.

“Cariño. ¿Estás ahí?”

Sin respuesta. Sin reacción.

“… Mmm.”

Rascándose la parte de atrás de su cuello, lo abrió lentamente, sin encontrar a nadie en su habitación más que el muñeco panda mirándolo desde su cama.

“Bueno, es el examen final.”

Él solo quería prepararle comida saludable.

Gruñendo, Glitheon estaba a punto de irse cuando encontró un documento en el escritorio de su hija.

“¿Es su boleta de calificaciones?”

Después de buscar sonidos provenientes del interior de la mansión, Glitheon se acercó sigilosamente a su escritorio.

Swish—

“Hmm …”

Glitheon estaba lleno de interés cuando levantó el papel, pero su expresión se endureció lentamente a medida que lo leía. Su apariencia se enfrió, pero sus emociones ardieron como llamas.

Las venas aparecieron en su mano cuando, sin saberlo, la arrugó.

 

── [Formulario de Solicitud: Deculein] ──

Yo, Sylvia, me gustaría ser voluntaria para estudiar bajo el profesor Deculein. Soy la única entre los 150 debutantes que recibió la puntuación perfecta en el examen de mitad de período del Profesor Deculein…

───────────────────────

 

“… Imposible.”

Lo devolvió donde lo encontró. Sus partes arrugadas se enderezaron una vez más como si nada hubiera pasado, a diferencia de su expresión, que permaneció oscura y enfurecida.

“¿Se ofrece voluntaria para estudiar con Deculein?”

Pensó que no importaba si Sylvia estaba enamorada de Deculein y anhelaba y apreciaba algún sentimiento por él. Para ella sería solo una fiebre pasajera que pasaría y desaparecería una vez que hubiera madurado.

Sin embargo, ella era una Ilíada antes de ser Sylvia.

Su familia nunca debería caer bajo Yukline.

“Ja …”

Glitheon se rió entre dientes.

Estaba tratando de hacerla ver y escuchar solo las cosas buenas.

El conflicto entre familias. Guerra. La vida de un mago. Pensó que era demasiado pronto para que ella viera ese mundo frío y cruel.

“… Jajajaja.”

Pero parecía que había llegado el momento.

No podía simplemente ver cómo se desarrollaba esto.

La hija de un león al servicio de un simple lobo sería para siempre una desgracia y una deshonra para su familia.

… Había llegado el momento de hacerle saber a Sylvia sobre la dura y entrelazada cadena de malos lazos en los que cada uno de ellos odiaba el uno al otro …

Glitheon ahora estaba listo para quitarse la máscara.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente