Capítulo 75 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“…”

Divagando mientras leía la tesis, cerré la boca en algún momento. Sin embargo, seguí revisándolo.

 

[Esto tiene muchas partes incorrectas e ineficientes. Mantén la idea, pero…]

 

Drent tuvo un incidente desafortunado durante su primera defensa de tesis, pero para el Deculein original, era un talento que ni siquiera podía atreverse a pensar en reclutar. Fue una cosecha inesperada para mí, considerando que pensaba que solo Epherene caería bajo mi mando.

Eso me puso de buen humor involuntariamente, que probablemente fue lo que me hizo hablar conmigo mismo en voz alta.

No era propio de mí … No.

Ni siquiera sabía lo que significaba ser yo en este momento.

“… Mmm.”

La personalidad de Deculein era “autoritaria”. Cuanto mejor era el oponente, más deseaba hacer que se inclinaran ante él. Por lo tanto, cuando un genio se convirtió en mi subordinado, sentí que una cierta alegría se elevaba dentro de mí.

Sin embargo, esa alegría fue rápidamente reemplazada por algo completamente diferente.

Mi característica de [Hombre de Hierro] hizo que mi cuerpo desarrollara sentidos hipersensibles, lo que me permitió reconocer el secreto de Allen. Esos mismos sentidos ahora emitían una sensación similar en la esquina de mi mente.

Quienquiera que estuviera sosteniendo el volante…

No era Jeff.

“…”

Sin embargo, me abstuve de actuar precipitadamente.

Mirando alrededor del interior del auto, no encontré ningún peligro percibido por el [Destino del Villano], que fue como esperaba. Después de todo, si fuera un riesgo subirse a este automóvil en primer lugar, el radar de este atributo ya lo habría detectado.

Sin embargo, tenía un punto ciego.

[El Destino del Villano] indicó que conduce a la muerte, no todo peligro.

Abrí la ventana.

El paisaje que pasaba no era nada fuera de lo común, pero cuando el viento que lo acompañaba entró, fue rápidamente envuelto por un tono rojo brillante, cubriendo todo el camino con el.

Más allá de mis ojos se extendía una zona sin vida. El lugar más seguro, al menos en esta zona aparentemente desolada, era el interior del coche.

En el momento en que me di cuenta de la situación actual, apareció un mensaje.

Quest Inesperado: Encuentro

◆ Moneda de la tienda +1

Se ha publicado una misión.

“Un encuentro.”

Sin saberlo, sonreí.

No sabía quién organizó esta absurda reunión.

“… Pero lo consideraré una invitación.”

Eso sería mucho más conveniente para mí.

Miré a la persona en el asiento del conductor a través del espejo retrovisor. Haciendo contacto visual conmigo, apretó el volante con más fuerza.

Gotas de sudor se estaban formando en su frente.

“No te preocupes. No haré nada poco caballeroso. De todos modos, no eres real, ¿verdad?”

Él no respondió. Aún quedaba tiempo.

Seguí revisando la tesis.

 

*****

 

Vroom—

Gerek miró al auto de Deculein mientras se acercaba a ellos en la distancia. Se suponía que debía perseguirlo desde una distancia razonable, pero lo encontró frustrante, considerando que estaba lleno de intenciones asesinas hacia su objetivo.

“¿Por qué no puedo matarlo?” Preguntó Gerek.

Arlos, conduciendo el coche de forma remota, respondió con calma. “¿Eres Gerek?”

“Sí. Soy Gerek. Ahora soy como tú, Arlos. Un ‘títere’.”

Ella pisó el acelerador sin responder.

La marioneta que conducía el coche de Deculein ahora era una media muñeca implantada con alrededor del 7% de su alma.

Por lo tanto, carecía de sabiduría corporal y era inmaduro y vago. Sin embargo, lo que vio, escuchó y sintió se transmitió completamente al titiritero, lo que le permitió actuar como si fuera el cuerpo principal.

Era la única forma de hacer que su magia funcionara a la perfección.

Una marioneta que supiera que era, de hecho, una marioneta no se movería animadamente. Más exactamente, no tendría la voluntad de hacer algo. No realizaría sus funciones correctamente y ocasionalmente se negaría a recibir órdenes.

Sin embargo, dado que [Partida de Alma] cobraba una pena extremadamente alta por trasplantar completamente el alma a una marioneta, desarrolló un método alternativo con mucho cuidado.

“¿Tu marioneta muere tan pronto como tu alma regresa a ti? ¿No sabe lo que es eso?”

“Algo como eso.”

“Eso es cruel. ¿No tienen personalidad?”

“Estoy haciendo el sacrificio necesario.” Ella rió amargamente.

Él la miró.

“¿Qué sacrificio?”

“Ya no sé si mi yo actual es una marioneta o el cuerpo principal.”

“…”

Los ojos de Gerek se agrandaron.

Incluso ella, que se cree que es el cuerpo principal, podría ser simplemente una ‘parte del alma’ que le dio el Arlos real, escondida en algún lugar.

Sus recuerdos también podrían ser una falsificación que el cuerpo principal había manipulado e inculcado dentro de ella.

Ella era la maestra de la marioneta perfecta a pesar de que era una humana imperfecta. Dado que la marioneta perfecta era un ser humano, Arlos viviría toda su vida con la sospecha de que ella también podría ser una marioneta.

“Me gusta eso de Unnie.” Gerek sonrió ampliamente.

Al oír la palabra ‘Unnie’, Arlos frunció el ceño. “… Te dije que no vinieras.”

“Unnie ~”

Gerek sonrió y corrió hacia Arlos. Empujó con el hombro al hombre adulto cuya personalidad había cambiado a la de su hermana menor.

“Unnie ~ te quiero mucho ~”

“No te aferres a mí. Estoy conduciendo.”

Tuvo suerte de haber tenido una cara bonita de un hombre.

Si luciera como un bandido barbudo, ella ya lo habría matado.

“Unniiiiieee ~”

“Eres ruidoso, Zelin.”

Zelin.

Entre todas las personalidades de Gerek, ella era la más fácil de manejar.

“Pero, Unnie, no creo que pueda soportar esto por mucho más tiempo. Quiero matar a Deculein tanto como mi hermano. Sabes cómo morí, ¿verdad?”

“He oído hablar de él decenas de veces a través de Gerek.”

En respuesta a su respuesta, las cejas de Zelin se fruncieron.

“Humpf. Mi estúpido hermano se roba todo. Yo fui la que pensó en todos los temas que podríamos usar para conversar, pero él es el que los revela todos…”

Gruñendo, Zelin de repente bajó la cabeza y agarró el dobladillo de sus pantalones. Muy pronto, preguntó en voz más baja.

“Unnie.”

“¿Que?”

“Soy real, ¿verdad?”

Arlos se volteó para mirarla.

“Bueno …”

Ella era una titiritera y una maestra del alma.

No fue una coincidencia que ella se uniera a Gerek.

“No te moleste en tratar de encontrar la respuesta a eso.”

Las numerosas personalidades de Gerek, que podrían ser el resultado de una enfermedad mental, podrían ser simplemente una ‘parte del alma’ que le había dado su cuerpo principal.

“Estarás bien si no lo piensas demasiado.”

Ese polimorfismo era su identidad.

Vivir una vida sin saber si era real o falso era bastante borroso y, a veces, como un ancla en su corazón, arrastraba todas sus emociones al lúgubre abismo.

“Todo en el mundo es así. Si nunca piensas demasiado en nada, siempre estarás bien. Cree en la resistencia de tu ego y … vive superficialmente.”

“… Unnie ~”

Zelin se apresuró con la emoción, pero Arlos le apartó la barbilla con el codo.

“No molestes, Gerek.”

“Sheesh. ¿Como lo supiste?”

Las habilidades de actuación de Zelin eran excelentes, pero las de Gerek no.

Ella chasqueó la lengua.

“No tengo tiempo para jugar.”

En ese momento, escuchó la voz de Deculein a través de los oídos del títere.

— Un encuentro… Pero lo pensaré como una invitación.

La intuición de ese maldito profesor fue asombrosa. De hecho, estaba lista para romper el plan cuando se dio cuenta de que era una marioneta, pero si lo hacía, Gerek se vería obligado a ir por su cuenta.

Eso sería aún peor.

“Deculein está tomando este encuentro como una invitación. Tiene confianza.”

“¿En serio? Eso es interesante. Después de todo, luchó contra Rohakan hasta empatar. Tampoco yo podría matar a ese anciano. ¿Cuándo se volvió tan fuerte?”

No mucho después, el cuerpo de Arlos tembló cuando escuchó a Deculein decir algo significativo.

— No te preocupes. No haré nada poco caballeroso. No eres real de todos modos, ¿verdad?

Por supuesto, podría estar diciendo eso ya que estaba hablando con un títere, pero si, por alguna casualidad …

Deculein estaba hablando de la autenticidad de su ‘alma’ en sí misma …

“¿Qué sucede, Arlos?”

“… Nada.”

No puede ser. Solo Dios puede determinar la autenticidad de un alma humana.

“Casi estamos allí.”

Su destino ya estaba a la vista, el cual era un terreno baldío lejos de la ciudad imperial. Su sótano estaba vacío con el pretexto de estar en desarrollo.

“Woooo ~ He estado esperando esto.”

“¿También hay bestias en tu personalidad, Gerek?”

“¡Sí, por supuesto! El que crie es. ¡También hay un vaquero empuñando una escopeta! ¡Demonios, si!”

Sonriendo, Gerek rugió como un tigre.

 

*****

 

El coche se movía lentamente. Los edificios y las luces de las calles a lo largo de la carretera desaparecieron gradualmente y, en algún momento, todo el vehículo se hundió en el sótano de un lote vacío y baldío.

La oscuridad llenó el espacio desconocido que se extendía más allá de la ventana.

Se detuvieron en medio de eso.

Deculein miró el asiento del conductor y descubrió que ‘Jeff’ ya se había convertido en un maniquí.

¿Era Arlos?

Miró por la ventana de nuevo, sin problemas para escanear su entorno debido a [El Destino del Villano].

“…”

Deculein salió del auto, encontrándose en lo que parecía un estacionamiento subterráneo.

Clic— Clack— Clic— Clack—

El sonido de los pasos resonó a su alrededor.

“Qué bueno verte.”

Una voz vino de su derecha.

Sin mucha vigilancia, miró hacia la dirección de dónde venía. Vio que no permanecía en calma.

“Ha pasado un tiempo ~”

Pronto, apareció un hombre vestido con una capa oscura. Deculein lo identificó tan pronto como vio su rostro.

Zukaken.

Era un personaje elegido del inframundo.

“Oh, para, para. No queras acercarte más, ¿verdad?”

Dando un paso adelante, él reaccionó ruidosamente y agitó la mano. Fue un gesto extraño.

“No te muevas más que eso. Quédate ahí.”

Deculein lo miró a través de su lente.

── [Gobernante] ──

◆ Grado: Único

◆ Descripción: Alguien que juega a la política. Mediante el acuerdo, puede imitar los atributos imitables de los demás. (Sin embargo, se limita a atributos que son inferiores a los únicos, y no debe haber violencia involucrada en el proceso de un acuerdo.)

 

Como el único entre las Seis Serpientes que usa el inframundo como base, él era un Elegido bastante especial.

El distrito oscuro todavía estaba al alcance del poder imperial, por lo que el riesgo era alto, pero hacía mucho tiempo que había solidificado su influencia y estatus con todo tipo de sobornos, por lo que gano fácil el apodo de ‘Gobernante’.

“No seas demasiado serio. Vas a arrugar tu hermoso rostro.”

Iba vestido con un atuendo aristocrático sin una carencia de un tailcoats. Barriendo su largo cabello púrpura hacia la derecha, continuó.

“Te ofrezco un trato pacífico.”

Deculein escuchó en silencio lo que tenía que decir. Este ‘encuentro’ era una rama lateral de la quest principal de todos modos.

“El ‘Altar’ quiere tus runas.”

“…”

“Dame tu interpretación. Después de verificar su autenticidad, ellos dividirán el precio por tu cabeza por dos y te daré la mitad. Obtendrás al menos 100 millones.”

“¿Qué opinas?”

Zukaken sonrió, pidiendo su opinión. Un hombre vestido con túnica había aparecido a su lado.

“Eres demasiado arrogante,” respondió Deculein.

“… Tsk.”

Chasqueando la lengua, revolvió su largo cabello y sacudió la cabeza, mostrando su leve ira, luego lo miró de nuevo.

“Te conozco. Por eso quiero arreglar esto pacíficamente. No te estoy pidiendo que entregues todos tus derechos rúnicos. Si quieres, conjura ‘Derechos Mágico’ en tus runas. De esa manera, solo los altos mandos del Altar podrían verlos. Para ese propósito, un mago acompañara—”

“Zukaken.” Interrumpió. “Si realmente me conoces, corrige el tono de tu voz.”

En su interior hirvió una oleada de clara ira que torció su rencor contra Deculein.

Encontró la arrogancia del profesor tan molesta que no pudo seguir así.

“No soy el tipo de persona con la que te ves cara a cara.”

“Eres un pedazo de basura que imita a un noble. ¿De quién aprendiste tal hábito?”

La expresión de Zukaken se endureció ante sus palabras.

“…”

Se humedeció los labios un par de veces y luego bajó la cabeza brevemente. Después, se agarró la nuca y se rió.

“Sigues siendo arrogante a pesar de que tu situación no es la ideal en este momento. Despierta.”

Suspirando, continuó.

“El Altar puede simplemente abrir tu cráneo, obtener tu cerebro y obtener las runas. No te gustaría eso, ¿verdad? Además …”

¡Snap—!

Una barrera apareció cuando chasqueó el dedo, envolviéndose alrededor de decenas de metros de radio desde los pies de Deculein.

Zukaken lo miró fijamente fuera de su perímetro.

“Estoy seguro de que sabes mejor que yo lo fuerte y densa que es esa barrera, considerando que eres un profesor de magia.”

Bastaría una mirada para saber que sería difícil romperlo.

“De acuerdo con tu reputación de tratar con Rohakan, preparé la mayor cortesía.”

Una energía espeluznante se elevó en el aire, una clara intención de matar llenó el sótano vacío en la parte superior debido a la aparición de cierta ‘persona’ misma.

“Lo diré de nuevo, Deculein. Esto no es una solicitud ni una sugerencia.”

Deculein miró al hombre junto al Gobernante. Trató de determinar quién era, pero no pudo ver su rostro.

“¿Es ese tu novio?”

Sobresaltado, Zukaken gritó: “¡Deja de actuar como un loco!”

“¿Eres una de las Serpientes, pero me tienes miedo?”

“Humpf. Si estuviera tratando de matarte, te habría matado antes. Sin embargo, respeto el prestigio que has demostrado en el inframundo. Solo quiero una solución pacífica a esta situación.”

“¿Cómo puedes llamarte a ti mismo un hombre siendo un cobarde?”

“… ¡Oye! Muéstrate. ¡Parece que el Profesor Deculein se niega a despertar!”

La oscuridad al otro lado de la barrera se levantó, provocando que la expresión del profesor titular se volviera fría.

La figura exudaba una muerte en sí misma era una muerte

“¿Es ese Gerek?”

“Correcto. Tú también lo conoces. Es un tipo bastante famoso.”

Gerek de personalidad múltiple era un monstruo con poder de combate que se encontraba entre los locos de los Elegidos. En ese tiempo, él era una masa de variables de muerte para Deculein.

Deculein sonrió. “¿Qué te hace pensar que puedes controlarlo?”

“No puedo controlarlo. Si rompes la barrera, te matará.”

A los pies de Gerek, la muerte de Deculein siguió su movimiento rojo con los ojos.

“Y si no aceptas mi propuesta, él mismo romperá la barrera y te matará.”

fue bloqueado por la barrera.

Era una pista que [El Destino del Villano] le estaba diciendo.

“… Esto es extraño.”

“Uhuh.”

Deculein lo examinó a través de [Comprensión], y descubrió que era un tipo de magia independiente que utilizaba un intermediario. Por lo tanto, no importaba quién fuera el conjurador. Funcionó únicamente a través de ese enlace.

Eso significaba que su dueño podía cambiar en cualquier momento.

Por supuesto, requeriría enormes habilidades de cálculo y tiempo, pero tenía suficientes habilidades, y dado que su tamaño era pequeño, no le tomaría mucho tiempo calcularlo.

“…”

Lo analizó usando [Comprensión], trazó el flujo de maná inherente en el con [Visión], invirtió el circuito y la magia, y modificó su intermediario con el [Bastón Yukline de Rockelock] en su mano.

En poco tiempo, había robado por completo la barrera.

Poco después, Deculein sacó su revólver. Ya estaban cargadas seis balas.

“Oh. Qué accesorio tan maravilloso.”

Zukaken simplemente se encogió de hombros. Deculein levantó la pistola, apuntando al techo de la barrera, y apretó el gatillo.

──!

Disparó cinco balas en total.

Aunque no hubo rasguños en el campo de fuerza, atrajo la atención de su objetivo.

“Gerek. ¿Puedes oírme?”

“… Puedo escucharte, pero no soy Gerek.” Respondió.

Enarcando una ceja, preguntó: “¿Quién eres?”

“Zelin. Mi hermano no saldrá. No importa lo que hagas, no dejaré que se equivoque aquí.”

“Eso es lindo.” Deculein asintió en silencio. “Aun así, él debe estar mirando.”

“… No. No importa lo que hagas. No funcionará.”

Ella lo miró con los ojos entrecerrados mientras él comprobaba con calma la munición restante del revólver. Ya había usado cinco balas.

“Queda una bala.” Habló con indiferencia, cerró el cilindro de la pistola y la hizo girar, haciendo imposible saber qué cámaras estaban vacías.

“Gerek.”

Deculein luego se puso el arma en la sien, lo que provocó que los ojos de Zelin se agrandaran.

Era como si estuviera a punto de suicidarse.

“Vamos a jugar un juego.”

Al darse cuenta de lo que quería decir, se tapó la boca. Gerek comenzaba a correr desenfrenado dentro de su cuerpo. Zukaken simplemente frunció el ceño.

Click—

El sonido del percutor del revólver volteando hacia atrás resonó en el aire.

Una vez que aprieta el gatillo, habría una cierta probabilidad de que un proyectil entrara atronando a través de su cráneo y cerebro.

“¿Me mataré antes de que puedas matarme?”

Una cámara vacía.

O la única bala que queda.

Deculein continuó apáticamente.

“¿O despertarás antes de que pueda suicidarme?”

Miró a Zelin con una fortaleza inquebrantable.

Frenéticamente, Zukaken murmuró: “¡Oye, oye! ¡No te dejes engañar! ¡Ese mago debe estar haciendo algún tipo de truco!”

Pero todo fue en vano.

Tanto si la magia estaba en juego en esta ruleta rusa como si no, los sensibles a la magia sabían mejor.

“¿Me vas a dejar ir así? que aburrido.”

Click—

Puso su mano en el gatillo. Con el cañón apoyado en la sien, Deculein sonrió.

La expresión de Zelin se distorsionó.

“Primero.”

Click—!

Zelin tembló en respuesta a ese sonido de percusión vacío.

“Tuve suerte.”

Volvió a girar el percutor del revólver, momento en el que ella negó con la cabeza y gritó.

“¡Esto no funcionará!”

La sonrisa de Deculein todavía estaba en plena exhibición, cayendo en una de las personalidades de Gerek.

“… Zelin, ¿verdad?”

Zukaken acompañó a Gerek, diciendo que fue simplemente por cortesía.

Después de todo, Gerek era un monstruo que nadie podía controlar.

Naturalmente, una vez que su ira hubiera sido provocada, atacaría incondicionalmente a Deculein.

Pero, ¿y si su enfermedad mental alcanzara su punto máximo?

Lo convertiría en un loco que ni siquiera sería capaz de distinguir entre aliados y oponentes.

“Así que, ¿fue tolerable el dolor de ahogarse?”

Zelin no respondió. Su expresión se oscureció.

“…”

Deculein miró a sus pies y sonrió extendiéndose por todas partes excepto hacia su barrera.

Quizás no solo se aplicaron a él.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente