Capítulo 329 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Toc Toc—

A pesar del ataque inicial, su acercamiento fue pacífico después de eso. Un agente de inteligencia llamó a la puerta. Ignorando que la carrocería del auto estaba toda arrugada, fue bastante educado.

“Profesor. Por favor abra la puerta.”

Bajé la ventana. El agente miró entre Julie y yo.

“¿Qué está sucediendo?”

El agente no respondió, pero miró a Julie.

“¿Eres la Caballero Yuri de Freyden?”

“…”

Julie me miró sin decir una palabra preguntándome cómo debería responder.

“Sí.”

Yo respondí en su lugar. El agente luego asintió.

“Tú escapaste de la prisión de pintura. Por favor, asiste como testigo.”

El agente sacó una carta de su bolsillo.

“Esta es una solicitud de cooperación de todos los departamentos del Imperio excepto el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Defensa Nacional y el Ministerio de Seguridad Pública. Eres la clave para resolver el problema actual del continente…”

“Ella se niega.”

Respondí al agente, mirándolo de soslayo. Seguidamente, los labios del agente se cerraron con fuerza. Sus cejas se torcieron.

“¿Puedo preguntar por qué?”

“Llevaré a cabo mi investigación independiente.”

“… Investigación independiente.”

“Sí. No importa lo que hagan los magos del Imperio para atacarme, ninguno tiene la credibilidad que yo tengo cuando se trata de la investigación e interpretación de la magia.”

Este era un hecho que nadie podía negar hasta hace apenas diez días.

“Supongo que no ha escuchado los rumores que circulan estos días.”

Sin embargo, los ataques de la Isla Flotante pusieron en peligro mi posición. Causó graves daños a Deculein como mago. Escuché que incluso se estaba considerando degradar mi rango.

“¿Crees en los rumores, como alguien de la agencia de inteligencia?”

Me burlé cuando me encontré con los ojos del agente.

“Los rumores con alta credibilidad se convierten en artículos, y entre eso, hay algunos hechos.”

“Bien. Entonces.”

Ante las palabras del agente, saqué una chequera, garabateé en la chequera unos cientos de miles de Elnes y se lo entregué.

“Todos los reunidos aquí serán capaces de cenar yo invito. Llévalos contigo.”

Lo agité frente a él. El agente miró el cheque con calma, pero su rostro se puso rojo.

“Caballero Yuri.”

El agente volvió a mirar a Julie.

“Le pedimos que asista como testigo. El destino del continente depende de usted.”

Él le entregó una pequeña nota a Julie, que contenía una pequeña pizca del maná que se usó para ocultármelo.

“…”

Julie no dijo nada. El agente inclinó la cabeza y se fue. Sin embargo, no volvió por donde vino. Probablemente seguiría persiguiéndonos desde una distancia razonable.

“Vamos.”

Miré a Ren en el asiento del conductor. El coche ya había sido restaurado gracias al efecto especial de la Mano de Midas, el llamado efecto de auto recuperación.

“…Sí.”

El coche avanzó de nuevo por los caminos forestales que rodeaban Hadekain. El mundo estaba oscuro, pero el paisaje era hermoso, y la luz de la luna iluminaba mi corazón.

“Conde.”

Ren dijo.

“¿Va a poner a toda la Sangre Demonio en el lienzo?”

Miré a Ren. Mientras él agarraba el volante con fuerza, con las venas abultadas en sus manos, él me miró a los ojos en el espejo.

“Sí.”

“…¿Podría decirme por qué? En esta situación donde hay un enemigo en común en el Altar—”

“No necesitas saberlo.”

Lo descarté. Ren se mordió el labio y los ojos de Julie se abrieron como platos.

“Sí.”

Ren respondió. Se concentró en conducir de nuevo.

Sususu…

El coche continuó a través del idílico paisaje. Sentí una neblina caer sobre mí mientras me relajaba. Para ser precisos, esto se sentía bien.

Era un sentimiento que no podía manejar con mi sentido de la razón. Rápidamente me olvidé del ataque, y solo quería que este momento durara un poco más.

“…”

Volví la mirada hacia un lado. Manteniendo mi cabeza hacia adelante, solo mis ojos se deslizaron.

“…”

Julie me miraba con ojos inocentes. Esa forma esculpida que Deculein no pudo evitar amar…

En el momento en que nuestros ojos se encontraron, una pequeña sonrisa se dibujó en sus labios.

“¿Qué estás viendo?”

Me di cuenta de por qué este camino de montaña se sentía tan hermoso. Fue gracias a ella. Gracias a Julie.

Sin embargo, incluso si esta Julie no era la que yo conocía, ella a mi lado hacía que el mundo fuera más hermoso. Al menos, así se convirtió el mundo visto con los ojos de Deculein.

“No. No nada.”

Julie sonrió un poco y negó con la cabeza. Ella habló con una voz llena de confianza.

“Vamos al lugar que quieras.”

 

*****

 

Había varias instalaciones en la residencia permanente de Hadekain. Los cuarteles de la Orden de los Caballeros, las instalaciones mágicas, las oficinas oficiales de cada departamento y el almacenamiento de evidencias. Hadekain incluso tenía una policía independiente y un título de caballero, por lo que todas las pruebas de los crímenes que resolvían se guardaban allí.

Así que, el lienzo estaría aquí también.

[Almacenamiento de Evidencia]

Sin decirle nada a Yeriel, llegamos al cuarto de almacenamiento de evidencias. Cuando los caballeros que custodiaban la entrada me vieron, me sobresaltaron y se enderezaron.

“…¡Conde!”

Asentí.

“Abran la puerta. Tengo algo que ver.”

“¡Sí! Pero, ¿Quién es la que está a su lado, sir?!”

“Ella es un testigo.”

“¡Sí!”

Abrieron la puerta sin más preguntas. Julie y yo entramos juntos, siguiendo el pasillo hasta el sótano. Pronto, dos caballeros de escolta y la persona a cargo se nos acercaron.

“¿Dónde está el lienzo?”

“Está en el almacenamiento más profundo.”

“¿Es así?”

Volví a mirar a Julie. Ella miraba a su alrededor con los ojos muy abiertos como platos. Con una mirada tan inocente, ni siquiera una sola duda sobre mí en ellos.

“Esta aquí.”

Mientras tanto, llegamos al piso más bajo del cuarto de almacenamiento de evidencias, frente a una bóveda mágica cerrada con una puerta de hierro.

“Puede abrirlo con la palma de su mano, sir.”

Sin embargo, dado que mis huellas digitales ya estaban ingresadas, no hubo necesidad de un proceso complicado. La puerta reaccionó cuando puse mi palma contra ella.

Clank—!

La puerta de hierro se abrió y miré a Julie, quien estaba a punto de seguirme.

“Espera aquí.”

“¿Sí? ¿Por qué?”

“Necesito prepararlo.”

Si abría el lienzo sin pensar, existía el riesgo de que incluso yo fuera arrastrado. Para poner solo a Julie, serían necesarios algunos ajustes en la técnica.

“Sí. Si eso es lo que quieres, esperaré.”

“Okey.”

Pasé por la puerta de hierro. La mirada de Julie me siguió. ¿Fue por eso?

Después de un pensamiento repentino, miré hacia atrás.

“…¿Mmm? ¿Qué sucede, Profesor?”

Lo que acaba de decirme, no, el nombre con el que ahora me llama, el título de profesor, que hace mucho tiempo era cosa del pasado…

…¿Fue simplemente mi malentendido?

Slam—!

Mientras reflexionaba, la puerta de hierro se cerró y se encendió la luz. Me recibió un espacio más ancho que un campo deportivo, con una sola pieza de lona blanca dispuesta.

En silencio miré alrededor de este espacio derrochador y observé el flujo de maná que el lienzo irradiaba con mi Visión.

 

*****

 

Dejada sola, Julie miró a su alrededor. Sin embargo, esta puerta de hierro ocupaba casi todo el espacio en este sótano oscuro, por lo que no había mucho que ver.

“Mmm….”

En cambio, sacó una nota. Era el papel que entregó el agente de inteligencia.

[Deculein es peligroso. Está cooperando con esta prisión de pintura de la que escapaste, y tú también estás en peligro. Deculein te llevará cerca del lienzo. Allí, intentará encarcelarte de nuevo. Sal de ahí ahora mismo. Una vez más, Deculein es peligroso. Pero estamos de tu lado…]

Después de leerlo, se volvió polvo. Julie asintió suavemente.

— ¿Qué piensas~?

Una voz vino de algún lugar por encima de ella. Julie levantó la cabeza.

“Eso es verdad~. No es una mentira~.”

De pie con los pies en el techo, Ganesha le sonrió. Preguntó Julie.

“¿Te refieres a la nota?”

“Sí, ~.”

“…Mmm. ¿Es así?”

Julie dejó escapar un pequeño gemido y murmuró suavemente.

“Yo también pienso lo mismo. El Profesor parece estar tratando de volver a ponerme en el lienzo.”

Thud—

Ganesha descendió ligeramente del techo. Preguntó, rascándose la parte de atrás de su oreja.

“¿Verdad? Entonces ven con nosotros ahora. Pronto ocuparemos este lugar~.”

“…¿De verdad?”

“Sí. Mi equipo aventurero y toda la agencia de inteligencia está aquí. Por cierto, incluso el Vice-Capitán Isaac.”

Si esos tres se juntaran en este momento, Lia, Leo, Carlos e Isaac, no habría escapatoria. Todo debido a la testigo llamada Julie.

Ganesha sonrió.

“Pero, ¿Cómo saliste~?”

“¿Qué quieres decir? ¿Del interior de la prisión de la pintura?”

“Sí, ~.”

Mirando a Ganesha con una sonrisa, Julie respondió.

“No salí.”

“¿No?”

“Este es un secreto para el Profesor, pero soy una muñeca.”

Una muñeca. Ganesha dudó por un momento, pero luego chasqueó los dedos.

“… Oh, conectaste solo tu conciencia a una muñeca desde esa prisión, ¿verdad?”

“Algo así, pero no.”

Pero Julie negó con la cabeza. Ganesha entrecerró los ojos.

“Yo nunca entré en esa prisión.”

Nunca había estado dentro de la prisión de pintura. Por lo tanto, ella nunca salió.

“Qué…?”

Para la desconcertada Ganesha, Julie le explicó como si fuera demasiado natural.

“Yo soy Julie, Capitana Ganesha.”

 

*****

 

“… esta cerca de diez días?”

Analicé el lienzo de Epherene y capté la voluntad del maná emitido por el.

Quedan diez días. En diez días, este lienzo absorbería a todos en este continente. Todas las vidas quedarían prisioneras dentro del cuadro. Para ser precisos, serían preservados. Durante esos diez días, mi objetivo era extender la mayor cantidad de lienzos posible por todo el continente.

Para evitar que este sea destruido, evitar que su magia sea destruida y para oponerse a la Isla Flotante y al Altar.

Swooosh—!

Un fuerte relámpago atravesó mi corazón.

Crack—

La Obsidiana Snowflake reaccionó ante mí para congelar el rayo. Me defendí del ataque, pero la carga sobre mi cuerpo era extrema. El oponente era así de fuerte.

“…Isaac.”

Isaac, el vicecomandante de los Caballeros Imperial. Estaba vestido con una túnica, mirándome desde las sombras.

“Deculein.”

Imbuyó su espada con maná.

“Estás tratando de destruir el continente y el Imperio ahora.”

“…”

“¿Es por tu ex prometida? ¿O es por Julie?”

Activé la Obsidiana Snowflake. Isaac lo miró y se rió.

“¿Decidiste odiar al continente después de perder a tu amor? ¿Es solo por eso que quiere traicionar a Su Majestad y destruir el continente?”

Whoooosh…

La energía de la espada de Isaac dibujó una línea en el aire cuando tomó su postura.

“No puedo tolerar que te comportes así.”

Isaac me consideró un traidor de la más alta traición. Estaba seguro de que yo era un villano que merecía morir. Si es así, ahora era el momento de enlazar en la quest principal.

“…¡Ugh!”

Isaac tomó aire. Al mismo tiempo, su espada se estiró. En un momento que no se pudo expresar en el tiempo, la espada y el maná que contenía salieron disparados como una serpiente.

Este fue atrapado en el aire blanco puro que llegaba desde otro lugar y se congeló.

“¿…?”

Isaac abrió mucho los ojos.

Snap—

Chasqueé los dedos. Luego, el lienzo se activó, atrayendo a Isaac.

“¡Aaaaaah—!”

Isaac desapareció en el papel en blanco. Observé al intruso irse, luego miré hacia atrás para confirmar la identidad de la persona que bloqueó la espada de Isaac.

“…Profesor.”

Ella fue quien me llamó Profesor. La caballero que me llamó Profesor. La mujer que me llamó Profesor.

Por lo tanto, ella era a quien yo amaba.

“…Julie.”

Ella sonrió.

“Sí. ¿Ese es el lienzo?”

Señaló el papel en el que Isaac fue succionado.

Asentí.

“…¿Es cierto? Si ese es el caso, entonces quizás yo esté ahí. Ahora, ellos nos mirarán con mis ojos.”

Dijo Julie. Al escuchar eso, supe quién era ella.

No había necesidad de la Comprensión.

“…Tú.”

“Sí. Soy yo.”

El corazón de Deculein reaccionó. Para ser específicos, se hundió.

“Profesor.”

Profesor… Me quedé en silencio.

“Justo ahora, ando tomando prestado el cuerpo de una muñeca, y el medium que conecta mi conciencia es el diario.”

El diario que Julie había escrito antes de deshacerse de todos sus recuerdos. Ahora esos recuerdos estaban regresando…

Pagina Anterior
Pagina Siguiente