Capítulo 285 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

— ¡La Torre Mágica tiene una libertad mágica! Así que, me gustaría concluir con una suspensión de dos años para la Asistente de Profesor Epherene y una evaluación de la suspensión cada trimestre. Además, si quieres regañarlas, ¡debes considerar la negligencia de su supervisor!

La negligencia del supervisor. En otras palabras, la culpa de Deculein. Adrienne respondió audazmente.

— ¡¿No están de acuerdo todos?!

— …

Ella se volteó hacia la facultad y la junta directiva, pero no hubo respuesta.

— ¡Hmph! Están callado ya que voy a bajar ahora. ¡De todos modos! ¡Asistente de Profesor Epherene!

La presidente volvió a llamar a Epherene. Ella miró la silueta de la  presidente.

“…Sí.”

— ¡Yo, Adrienne, la ‘todavía’ presidenta, recomiendo una suspensión de dos años como medida disciplinaria contra la Profesora Epherene!

El grito de Adrienne resonó en toda la sala de conferencias. Era mucho, mucho mejor que ser expulsada.

— Lo decidiremos por votación.

Sin embargo, Deculein no mostró ninguna señal de que retrocedería fácilmente.

— El nivel de acción disciplinaria que recomiendo sigue siendo la expulsión.

— ¡Oho!

Adrienne se golpeó la rodilla y Epherene movió los labios mientras miraba a Deculein. No podía evitar estar molesta ahora. En el mundo mágico, a menudo había relaciones más estrechas entre profesores y alumnos que incluso entre miembros de la familia.

— ¡Pues bien! ¿No puede evitarlo, Asistente de Profesor Epherene? Si tiene algún argumento restante, ¡dígalo ahora! ¡Podrías cambiar la decisión del Profesor Deculein!

Adrienne siguió gritando.

— ¡¿Quién sabe?! ¡Si lo ablanda ahora, puede reducirse a un año de suspensión!

O presentar una solicitud conciliatoria si no doblega su voluntad.

Sentada en la silla estrecha y mirando a la gente que la rodeaba, Epherene estaba aturdida. Se agarró el dobladillo de la túnica y volvió a pensar en lo que había hecho mal.

“…Oh.”

Entonces, de repente, la realización la golpeó.

Gulp—

Epherene levantó la cabeza para mirar la silueta de Deculein.

“…”

Si.

Si ella fuera a continuar esta investigación.

Si tuviera que conectar la ciencia y la magia y lograr sus objetivos.

Si ella quisiera independizarse como un mago adulto de pleno derecho.

¿No sería mejor alejarse de Deculein?

— ¡¿Asistente de Profesor Epherene?! ¡¿No tienes nada que decir?! ¡¿Quieres intentarlo?!

Y sería mejor si ella fuera la única odiada así. Yukline tenía un rostro y un linaje como el de un imperio. Además, Deculein era un noble. Era el comandante de los guardaespaldas del Emperador y el futuro presidente de la Torre Mágica. Era una posición demasiado alta y habría demasiado que perder.

Como dijo Adrienne, la negligencia del supervisor. Si ella no se rendía, o si no cambiaba de opinión, Epherene podría terminar manchando su reputación. Deculein tampoco querría eso, así que tal vez sea por eso. No, incluso si Deculein no tuviera eso en mente…

‘No quiero eso.’

“…No.”

Epherene dijo. Detrás del cristal se oyeron exclamaciones de lástima y sorpresa.

“No tengo intención de retirarme.”

Pero a ella no le importaba sus reacciones. En este momento, solo había una persona aquí con ella, Deculein.

“Yo, yo vi la posibilidad de la ciencia en la tesis presentada por Deculein/Luna. No la ciencia, la cual es una herramienta de la magia, sino un campo que puede desarrollarse junto con la magia.”

‘En retrospectiva, puede que haya confiado demasiado en Deculein.’

“Incluso si es una idea radical, diferente a la del Profesor Deculein.”

‘No, puede que haya dependido de él más allá de mi voluntad.’

“Pensé que, si fuera el Profesor, lo reconocería.”

Deculein podría resolverlo de alguna manera si algo sucediera. Con tanta complacencia, casi hace estallar el volcán de Yuren.

“Profesor Deculein. Por su culpa, mi padre murió. Incluso después de cumplir los treinta, ni siquiera estuvo cerca de convertirse en asistente de profesor…”

— ¡Cuida tu boca!

Relin intervino, pero ella no le prestó atención.

“Él fue superado por sus jóvenes y estudiantes de primer año, sufriendo esa humillación antes de suicidarse. Pero usted pensó que solo dar su nombre a esta teoría justificaría todo, ¿verdad?”

‘Por supuesto, conozco la historia detrás del incidente. Conozco las verdades ocultas.’

“¿Pero no escribió también otras tesis en el pasado con mi padre? Pero, ¿Por qué no está el nombre de mi padre en esos papeles? Es porque los robo, ¿verdad?”

— ¡Asistente de Profesor Epherene! ¡No digas cosas irrelevantes! ¡Profesor Principal, no hay nada más que ver! ¡Esta niña desagradecida!

Él aún estaba jugando al inocente.

“Pero ahora, incluso estás tratando de que me expulsen también.”

‘Porque soy la Descarada Epherene.’

— ….

Deculein permaneció en silencio. Si ese silencio era de ira, tristeza o indiferencia, Epherene no podía decirlo ya que su rostro estaba oculto. Sin embargo, podía decir que tanto los profesores como los directores solo estaban mirando a Deculein.

— Bien. Terminemos con esto ahora.

Adrienne llamó al escritorio.

— El comité de personal de hoy es la última decisión de mi mandato. Pronto dejaré el mundo entero atrás. Por supuesto, la Torre Mágica también.

Pero su voz era muy extraña. Fue emotivo y serio, a diferencia de antes, cuando se estaba divirtiendo ignorantemente.

— Por supuesto, esta situación es divertida ahora, pero… con mi autoridad final, ¿deberíamos terminar con esto ahora?

Era el primer tono adulto que habían escuchado de ella. Los profesores cerraron la boca cuando notaron que Adrienne actuaba tan rara. La única persona que podía romper ese pesado silencio era Deculein.

— Me retiro.

Habló como de costumbre, pero Epherene estaba desconsolada. Debe estar decepcionado. Por supuesto, lo estaría.

— Profesor, empecemos a votar.

Adrienne le pidió a Deculein que votara y Deculein respondió.

— Sigo votando por la expulsión.

Epherene bajó la cabeza, ocultando su temblor.

— Sí. Bien entonces. Sigamos por turnos, empezando por Relin.

Slam—

Deculein parecía haberse ido, y la votación disciplinaria del comité de personal continuó lentamente sin él…

 

*****

 

…Eso fue hace una semana. La votación se recibió en el acto el día del comité de personal, pero se anunció hoy en la Torre Mágica.

[Resultados del Comité de Personal]

[Suspendida: Epherene]

[Por presentar una tesis blasfema e incompleta a la academia sin ser revisada por ningún profesor, dañando el prestigio de la torre…]

“Uf…”

El resultado del comité de personal fue estampado en el tablero de la Torre Mágica, como dijo Adrienne, suspensión por dos años y una evaluación de la suspensión cada trimestre.

Epherene no se arrepintió. Ella no estaba triste. Después de todo, se dio cuenta de que la Torre Mágica no toleraría la investigación que estaba tratando de realizar.

— …Oh, ¿Esa chica es la que fue suspendida?

— …No me agradaba desde el principio.

— …¿Pero es eso cierto? Que su padre murió por culpa de Deculein.

— …Sí. Escuché eso. Estaba casi cubierto. Escuché que abrieron el caso de suicidio enterrado en el comité de personal.

— … Wow, ¿estuvo atrapada con Deculein todo este tiempo para vengarse? ella es especial.

Epherene recibió todas sus miradas y entró a trompicones en el ascensor. Incluso en un ascensor lleno de magos, no dejaban de mirarla, pero ¿Qué se podía hacer al respecto?

Ding—

Llegó al 77º piso. Epherene salió al pasillo y miró a su alrededor. El Profesor Deculein probablemente no estaba aquí.

Porque hoy vino a limpiar sola.

Toc, Toc—

Llamó a su oficina por si acaso, y cuando no hubo respuesta, Epherene abrió la puerta y entró.

“Uf.”

Estaba vacío. Ella suspiró con alivio. Deculein no estaba en la silla de oficina donde siempre se sentaba. La mesa donde ella trabajaba como su asistente aún no había sido limpiada.

“… Lo siento, Profesor.”

Dolía mirar alrededor.

‘¿Debería haber guardado silencio?’

Un padre que se suicidó después de sufrir a manos de Deculein y un padre que entregó una carta del diablo a la prometida de Deculein. Incluso sabiendo su enredada tragedia…

“Ódiame, por favor.”

Murmurando para sí misma, Epherene puso la piedra de maná, la tesis y un ‘regalo’ en el escritorio de Deculein. Como referencia, la piedra de maná era una piedra de maná probada creada con su maná como evidencia de que se implementó la tesis 「Deculein/Luna」. Con esto probado, el Profesor podría convertirse en un elder.

“Pero, supongo que ahora me estoy convirtiendo en una verdadera maga.”

Ahora, estaba lista para continuar con su investigación. No quería tirar por la borda esta investigación, la teoría que sería su magia. Ella no quería perder más tiempo. ¿Significaba esto que se convirtió en una verdadera maga?

“Supongo que es hora de salir de las sombras.”

Era hora de independizarse como mago. Era una oportunidad para convertirme en un adulto.

“… Entonces me iré.”

Después de dejar atrás una pequeña sonrisa, Epherene salió de la oficina y entró al pasillo del 77º piso. Pasando los espacios reducidos como el laboratorio de investigación y el laboratorio, la sala del asistente de profesor y la sala de conferencias…

“…Huh.”

De repente, la decepción entró en su mente.

“Pero. ¿Dónde hago mi investigación?”

No tenía laboratorio. No, no tenía un lugar donde dormir, y mucho menos un laboratorio. Por lo general, se quedaba en los dormitorios y, a veces, en la mansión Yukline.

“Las acciones…”

Por supuesto, si vendiera todas sus acciones, obtendría lo suficiente para comprar una casa, pero el precio de las piedras de maná, los libros de magia y varias herramientas experimentales era astronómico. Necesitaría al menos cinco millones de Elnes para una instalación para su investigación.

“… Tengo apoyo.”

Apoyo de Deculein. La donación que Deculein había enviado de forma anónima durante bastante tiempo, pero Epherene no quería desperdiciarla.

“¿Cómo puedo usarlo después de decirle algo así al Profesor?”

“¿Lo dices en serio?”

“Sí. Los rumores también circulan en la torre. ¿Sobre nuestra historia personal…?”

Qué.

Epherene dejó de hablar y parpadeó.

“Jejeje. Cuanto tiempo sin verte~.”

Y detrás de ella, una linda risa sonó. En ese momento, Epherene se dio la vuelta.

“…¡¿Asis-Asistente de Profesor Allen?!”

Asistente de Profesor Allen. El travieso que desapareció de Reccordak haciéndose pasar por muerto la miraba como antes. Al principio, se preguntó si él era un fantasma, si esto era un sueño, o si había retrocedido en el tiempo otra vez…

“Encantado de verte~. Te extrañé mucho, pero también tenía cosas que hacer.”

“…¿Cosas?”

Epherene preguntó sin comprender.

“Sí.”

Allen respondió alegremente y agarró su muñeca.

“¿Te gustaría venir conmigo?”

“…¿Juntos?”

“Sí. Escuché que no tienes dónde hacer tu investigación.”

“Quiero decir… adónde?”

“Si vienes, lo sabrás.”

Con una sonrisa, Allen dio un paso adelante. En ese momento, el mundo cambió. El pasillo del 77º piso se volvió borroso y un paisaje completamente nuevo los rodeó.

“…¡Ahhhh! ¿Q-Q-Qué es esto?”

Perpleja, Epherene dio vueltas en círculos.

“¿Dónde estamos?”

Estaba oscuro y parecía vacío. La única fuente de luz en la oscuridad, ya sea una cueva o un sótano, era un árbol brillante en el medio.

“Oh, tú la trajiste.”

Bajo la sombra de ese árbol, un mago con túnica estaba sentado en una mesa de té y la observaba. Epherene los miró a la cara con los ojos entrecerrados.

“….¡¿Maga Idnik?!”

Los ojos entrecerrados se abrieron de par en par de nuevo.

“Si. Mucho tiempo sin verte.”

Idnik respondió, levantando la mano.

“¿Q-Qué es esto? Dónde estam…”

“¿Aquí? Lo llamamos Santuario.”

Ella tomó un sorbo de su taza.

“El nombre oficial es Time (Tiempo). Fue construido bajo el subsuelo de Annihilation, y es una comunidad… ¿Para luchar contra Dios? Puedes llamarlo así.”

“…¿Le ruego me disculpe? ¿Entonces esto es Annihilation…?”

“Si. Esto es en el norte. Aquí es genial para estudiar magia.”

Ella sonrió y señaló detrás de Epherene.

“Y ahí. Hay otro.”

“¿?”

Epherene se dio la vuelta. De hecho, había una persona más allí. Una mujer que viste una túnica como Idnik, pero con una espada alrededor de su cintura. Un caballero con cabello blanco revoloteando como nieve a través de la capucha, con una determinación grabada en su rostro.

“Encantada de verte, Epherene.”

Julie von Deya Freyden.

 

*****

 

“Esa bastarda desagradecida finalmente se fue.”

En el pasillo de la torre.

Relin parloteó mientras me perseguía.

“Uf. Me siento aliviado. Ah, y no se preocupe.”

Hablaba constantemente mientras entrábamos en el ascensor.

“Me aseguraré de que nunca apruebe el próximo examen o el siguiente. Después de dos años, bueno, debería cansarse y irse al campo.”

Ding—

Llegamos al 77º piso.

“Puedes irte ahora.”

“…¡Oh, si!”

Relin saludando como un soldado detrás de mí, abrí la puerta de mi oficina.

“…”

Solo se había ido una persona, pero la oficina parecía vacía ahora. Oh, por supuesto, todavía había una persona en mi laboratorio… Drent. Ahora era mi único asistente de profesor.

De todos modos.

“… Aprendí algo un poco extraño.”

Negué con la cabeza al recordar la aparición de Epherene ese día. Estaba un poco enojado por lo que dijo. En particular, cuando mencionó los linajes, mi personalidad se desbordó solo por instinto. Sin embargo, fue bueno que nuestra relación de maestro y alumno se cortara.

Ella había actuado inteligentemente, lo cual no era propio de Epherene. Era más seguro para ella hacer esto.

“¿Mmm?”

Noté varios objetos nuevos en mi escritorio. Era una piedra de maná, una tesis y un libro con un post-it pegado que Epherene había dejado atrás. Primero leí la nota post-it.

[Esta es la piedra de maná de verificación de la tesis de Deculein/Luna. Fue hecho con mi maná, por lo que la implementación es segura. Originalmente, lo presentaría, pero lo dejaré aquí. No. Incluso si hubiera tratado de presentarlo, usted  habría interferido de alguna manera, ¿verdad? Es obvio.]

[Ya sea que usted lo anuncie y se convierta en elder o no, haga lo que quiera. No escriba mi nombre en el. No quiero involucrarme más con usted. Y, si esa visión arrogante de la magia sigue siendo válida, lea este libro. La ciencia es tan genial como la magia.]

[No nos volvamos a ver.]

Incluso su actitud en la búsqueda del odio fue torpe. Como referencia, el título del libro que dejó Epherene fue [Teoría de la Relatividad, Volumen 1].

“…”

Me reí en silencio mientras me sentaba.

“Mmm.”

Luego, respiré hondo y miré alrededor de la oficina. Estaba tranquilo. Era tan tranquilo y limpio. En otras palabras, estaba solo.

De nuevo, estaba solo.

“Bien.”

Satisfecho, asentí y retomé la tesis de Epherene. Fruncí el ceño mientras lo leía línea por línea.

“¿Por qué hay tantos errores tipográficos?”

Tal vez escribió con prisa, pero, aun así, había demasiados errores tipográficos. Empecé a hacer correcciones.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente