Capítulo 283 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El proceso más importante en la unificación era la licuefacción. No podía empujar la Obsidiana Snowflake en mi cuerpo en su forma de metal, así que la disolví en un líquido para dibujar la fórmula del núcleo demoníaco en mi corazón.

“¿Qué? ¿Cómo vas a derretirlo?”

“Es fácil.”

Yeriel frunció el ceño, pero inmediatamente sumergí la Obsidiana Snowflake en un tubo. La Obsidiana Snowflake se aglomeró en la solución de color blanco puro en un instante.

“!”

Los ojos de Yeriel se volvieron del tamaño de las pelotas de béisbol. Me reí un poco.

“…este es el resultado del trabajo duro.”

99% de Comprensión significaba que esta cosa me conocía casi por completo, y yo lo conocía casi por completo. La Obsidiana Snowflake ahora estaba extremadamente enfocada en el calor entre las cualidades duales contradictorias de frío y calor.

“No lo toques.”

Yeriel, quien inconscientemente se había acercado, se detuvo.

“…Si. ¿Pero pondrás esto en tu cuerpo?”

Asentí. Yeriel hizo una mueca.

“¿Estás pensando en suicidarte?”

“Estará bien si lo recubro.”

El siguiente proceso se centró en la expresión extrema del frío en la Obsidiana Snowflake.

“Frío y caliente, para que los dos estados puedan estar en perfecto equilibrio en el ápice.”

“Oh, sé lo que quieres decir. ¿Estás diciendo que la parte exterior de este líquido estará fría?”

“Sí.”

La superficie de la Obsidiana Snowflake líquida se congeló. Sin embargo, la congelación no resultó en una transición completa a un sólido. Aún era líquido, a excepción de la parte exterior de nanómetros de espesor. Ahora estaba en un estado de perfecta armonía entre temperaturas ultra altas y ultra bajas.

Ahora iba a inyectar esto en mi cuerpo y dibujar la fórmula. Crearía el núcleo demoníaco usando el corazón como medio y la Obsidiana Snowflake como material.

“Es demasiado peligroso.”

Yeriel dijo. Por supuesto, sería peligroso.

“Yo—”

“De hecho, pronto habrá una guerra. La expedición hacia Annihilation, la expedición al desierto. Lo escuché todo. ¿Sería esto mejor que ser demasiado débil para sobrevivir en el campo de batalla?”

“…”

“Sí. Así es. Es demasiado vergonzoso morir en batalla, ¿verdad? ¿Qué le dirías al anciano de la familia si eso sucediera?”

Ella lo entendió todo antes de que yo dijera una palabra.

“Okey. Entonces también sé cuál es mi papel.”

Los labios de Yeriel dibujaron una fina línea.

“Como puedes ver, el elemento más básico en la magia de Decalane es el medio ambiente.”

Diciendo eso, irradió su maná. Formó un cilindro en forma de barril a mi alrededor con un pico abierto.

“Por supuesto, el maná en el aire no afecta a la mayoría de los trabajos. Pero, lo que estás tratando de hacer en este momento no es normal, ¿verdad?”

Whoong—

El maná dentro del cilindro fue succionado a través del pico superior mientras drenaba todo el maná del aire.

— Este es un barril que solo filtra maná. Es un vacío de maná ahora; ¿Qué te parece? Esta es la ayuda que puedo ofrecer.

La voz de Yeriel no pudo traspasar la barrera. Estando completamente protegido, estaba leyendo sus labios.

— No puedo ayudarte directamente, así que he pensado en esto… oh. No podrás oírme de todos modos. Soy estúpida.

Me reí un poco.

— …De todos modos, buena suerte. Así no morirás, ¿verdad?

Cuando fruncí el ceño ligeramente, ella se estremeció.

— …¿Me escuchaste? Si lo hiciste, esto es un fracaso. Dime si me escuchaste porque esto sería un fracaso.

Negué con la cabeza.

“No puedo oírte.”

— ¿Qué? ¿Cómo puedes responderme si no puedes oírme?

“Al igual que estás leyendo mis labios ahora.”

— …

Yeriel se aclaró la garganta.

— Sí. Buena suerte. Y…

Luego, se tapó la boca y murmuró algo. Me recordó a mi pequeña hermana.

La hermana menor de Kim Woojin ya no estaba en la Tierra y, por supuesto, tampoco en este mundo. Por supuesto, Yeriel no podía reemplazar al que quería volver a encontrar porque Yeriel era Yeriel y nadie más. Mi hermana.

“Mírame.”

Le dije y me reí. Yeriel asintió y sonrió.

“…”

Cerré mis ojos lentamente, separando mis labios. La Obsidiana Snowflake se estiró como un hilo delgado y se movió dentro de mi boca. Y…

Esta sustancia que es a la vez fría y caliente, líquida y metálica, se extendió lentamente por todo mi cuerpo.

— !

El primer momento fue doloroso. El siguiente momento fue doloroso. El momento después de eso también fue doloroso. Cada momento que siguió fue una agonía que ni siquiera Hombre de Hierro pudo soportar. Mi cabeza, cuerpo y boca estaban llenos de la palabra dolor.

Una fiebre alta, como un supernova desbordándose dentro de mí. Un escalofrío, como si el frío del espacio me envolviera. Las articulaciones de mi cuerpo se congelaron y un fuego ardió en mi fuente de energía. De hecho, si careciera de poder mental, este tipo de dolor…

…Hermano.

Una voz apenas llegó a través de mi conciencia nublada, cuerpo ardiente y razón congelada.

…Hermano.

Su voz. Yeriel me estaba llamando. Se superpuso con un recuerdo de mi pasado lejano.

— …¡Mira, hermano! ¡Hey, Kim Woojin!

Mi hermana me gritaba y me llamaba.

…¡Hermano! ¡Hey, Deculein!

Yeriel se superpuso a ella.

“…aun no.”

Agarré mi conciencia de nuevo y moví la Obsidiana Snowflake en mi cuerpo con el poder de mi mente. Dibujé un círculo mágico envuelto alrededor de mi corazón, teniendo cuidado de trazar el camino. Enfrentando el dolor que continuó a través de los eones, transformé el corazón de Hombre de Hierro en el núcleo demoníaco.

— Entonces.

Un mensaje se elevó desde el umbral de la muerte. Se reflejó en el campo de visión vacío y oscuro que se apoderó de mi vista.

Asimilación Completa.

◆ La Obsidiana Snowflake habita todo en ti.

 

Propiedad mágica agregada.

◆ Atributo de Hielo Agregado

En ese momento, abrí los ojos. Levanté mi cuerpo que se había desvanecido sin que yo lo supiera y exhalé. Entonces, cerré mi puño y rompí el cilindro de Yeriel.

¡Clang—!

“¡Oh, por dios!”

Yeriel gritó.

“Pensé que habías muerto, no… ¡¿no estás muerto?!”

Me miré en el espejo sin responder, comprendiendo de inmediato la extraña respuesta de Yeriel. Mi cuerpo estaba cubierto de congelación y marcas de quemaduras. Más bien, solo podía alegrarme de que mi cabello permaneciera intacto.

“…Oye. No hermano. ¿Estás bien?”

“No. No estoy bien.”

Negué con la cabeza. Me veía desordenado.

“¿Te duele en alguna parte…?”

Me miré en el espejo, me arreglé la corbata desordenada y me acomodé el cabello desordenado. Apreté mis puños caídos, los enderecé, rehíce los botones derretidos del traje de dos botones con ductilidad y los abroché. Ahora era perfecto de nuevo.

Asentí.

“…Ahora estoy bien.”

El mundo de repente se oscureció.

 

*****

 

“… ¿No está loco?”

Yeriel estaba en estado de shock junto al Deculein caído.

“Él está loco.”

Cualquiera que acaba de ver eso diría lo mismo.

“¡Oye! ¡Incluso si vivieras, podrías morir por esto!”

No sabía cómo se sentía Deculein, pero le había llevado al menos seis horas.

“Voy a enloquecer.”

Después de ese implacable abuso mágico y físico que continuó todo el día…

“¡¿Por qué estás usando magia, mier**da?!”

¿Qué loco reharía sus botones con ductilidad porque los viejos se derritieron?

“¡Hey! ¡Hey! ¡Hey, Deculein!”

No importaba cuánto gritara Yeriel, Deculein ya tenía la nariz firmemente plantada en el suelo.

“En serio… eso no es misofobia; es una maldita locura.”

A regañadientes, levanto a Deculein. Aunque era pesado debido a su estatura y musculatura, Yeriel, que no descuidaba su preparación física, lo levantó como si sostuviera a una princesa. Acercó la oreja a su pecho y descubrió que, afortunadamente, respiraba.

“… Te reto a que te mueras así.”

Mientras refunfuñaba, un botón en el traje de Deculein llamó su atención.

“¿Qué es esto? El botón…”

Era blanca y azul como la Obsidiana Snowflake y tenía una textura extraña. Yeriel parpadeó y miró los botones. Era claro como el hielo.

“… De ninguna manera, esto.”

Entonces, un pensamiento vino a su mente, y murmuró con asombro.

“¿Ablandó la Obsidiana Snowflake?”

 

*****

 

Al mismo tiempo, en la oficina de Epherene en el 10º piso de la Torre Imperial.

“…La teoría de la relatividad.”

Epherene no estaba interesada en los eventos del mundo o el paso del tiempo.

“La Teoría de la Relatividad.”

Ella estaba absorta en esta teoría solamente. Relacionado con el tiempo, fue una teoría que amplió sus horizontes casi indefinidamente. No, destrozó su sentido común, como si la estuviera agarrando por el cuello y temblando. Y.

“Mecánica cuántica.”

Física de la que nunca había oído hablar, adivinando partículas más pequeñas que los átomos.

“Esto… es revolucionario.”

Desde el día en que recibió este nuevo libro, Epherene no había quitado los ojos de encima ni por diez segundos.

“Con esto—”

Epherene estaba segura. Si ella entendiera esta teoría, ensamblaría/montaría su tiempo más libremente. Además, ella podría ajustarlo.

¡Bang, bang, bang, bang—!

En ese momento, la puerta se sacudió.

¡Bang, bang, bang, bang!

Con el ceño fruncido, Epherene se levantó y abrió la puerta.

“Dios, ¿Quién es?”

“Soy Relin.”

“¿Eh?”

Varias personas estaban de pie afuera. Podía ver al Profesor Relin, al Profesor Ciare, al mago Ihelm, a la Profesora Louina e incluso (todavía) a la Presidenta Adrienne. Todo el personal importante de la torre se reunió y la miró.

“¿Que está pasando?”

Preguntó Epherene, parpadeando. En un instante, los ojos de Relin se agrandaron y gritó.

“¿Estás preguntando porque ni siquiera lo sabes?”

“Ugh, ¿por qué de repente estás gritando así…?”

“De todos modos, eres en verdad increíble. ¡¿Sabes lo que nuestra torre está escuchando en este momento gracias a ti?! Si piensas así, hazlo sola; ¡¿Por qué tienes que someter tal desgracia a la academia?!”

Relin empujó a Epherene a un lado y miró dentro de su oficina. Se acercó y tomó el libro que ella estaba leyendo.

“¿La Teoría de la Relatividad? ¿Qué es este pedazo de mie**rda ahora…?

“No. No es un pedazo de mie**rda”

“¡Asistente de Profesor Epherene! ¡Toma esto!”

De repente, Adrienne le entregó una nota. Epherene preguntó mientras lo tomaba.

“¿Qué es esto?”

“¡Se está llevando a cabo un Comité de Personal!”

Adrienne lo dijo alegremente. Ella estaba actuando tan brillante que no podía decir si esto era una broma o no.

“¿Personal… Comité?”

“¡Sí! ¡El objetivo es la Asistente de Profesor Epherene! ¡El presentador es el Profesor Principal Deculein! ¡El tema de la revisión es la tesis muy profana que presentaste!”

“…¡¿Qué está diciendo?!”

La expresión de Epherene se volvió realmente aterradora. Los labios de Adrienne temblaron.

“¡Mmm! Para más detalles, ¡hablamos más tarde! ¡Jijiji! ¡Oh, cierto!¡Y creo que este comité de personal puede incluso celebrarse en la Isla Flotante en el peor de los casos! Será un día divertido en mi último día~.”

Adrienne salió de la oficina parloteando, y el resto de los profesores miraron a Epherene con diferentes emociones en sus ojos. La mayoría de ellos, a excepción de Louina, lo despreciaban.

 

*****

 

…en un día de la semana siguiente, al mediodía, a la hora del almuerzo.

Yeriel estaba de pie en la cálida mansión de Yukline, dando la bienvenida a los invitados de los que habló Deculein.

“…Lia. Mucho tiempo sin verte.”

Lia. Ella era reacia a verla cada vez.

“Sí. Estoy aquí para aprender.”

La chica arrastró un montón de equipaje y sonrió brillantemente. Yeriel se encogió de hombros.

“Está bien…. pero. Deculein está durmiendo en este momento.”

“¿Está durmiendo? ¿Todavía?”

“Sí. Está durmiendo demasiado hoy, lo cual es poco común. Ha logrado un ~ gran, logro mágico difícil.”

Los ojos de Lia se agrandaron. Yeriel se rió entre dientes y le hizo señas para que entrara.

“Apúrate. Ya está todo listo.”

“Sí.”

Caminó por el pasillo con Yeriel.

“Tu habitación es un dormitorio privado de tres habitaciones con sala de estar y baño. Mejor que cualquier mansión.”

“Oh, si. Gracias.”

“Por cierto, ¿tienes novio?”

Que pregunta tan absurda. Lia negó con la cabeza.

“…¿No?”

“¿Enserio?”

Entonces Yeriel suspiró con una mirada un poco ansiosa, murmurando algo como – aun así, Deculein no le hará nada a una niña.

“Pero, ¿Cómo llegaste a buscar clases? Deculein, él no es ese tipo de persona.”

“Oh, él dijo que tengo un talento…”

“Mmm. La verdad es que tu talento no tiene nada que ver conmigo. ¿Pero sabes qué? La cosa más importante.”

Clic clic—

Los tacones altos de Yeriel resonaron en los suelos de piedra.

“Te pareces a la ex prometida de Deculein.”

“….”

“Te mostraré una foto. Queda uno. Normalmente, Deculein no me deja entrar, pero ahora está completamente dormido.”

Lia se mordió el labio.

“…Si, pero ¿por qué?”

“Sólo para que tú lo sepas. Porque ambas se parecen mucho.”

No sería gran cosa si se parecieran un poco, pero en realidad, se parecían demasiado entre sí.

“Oh, por supuesto, Deculein no va a intentar hacerte nada. Lo juro. Valora la dignidad más que la vida. Tú ni siquiera has tenido tu ceremonia de mayoría de edad todavía, ¿verdad?”

Por eso Yeriel estaba preocupada cada vez que veía a esta niña. Por esa mujer, Deculein estuvo al borde de la muerte, y fue por esa mujer que sobrevivió.

“Aun así, si Deculein te trata demasiado bien o demasiado mal, es por eso.”

Yeriel se detuvo frente al estudio de Deculein. Mirando hacia la gran puerta, Lia tragó saliva. Tal vez, podría haber un indicio de la progresión de la historia — la razón por la que Deculein estaba aprendiendo el idioma divino — o algo así.

“Puedes huir en cualquier momento.”

Click—

Yeriel abrió la puerta con la llave y se volteó hacia Lia.

“Ella fue la única… que Deculein amo tanto.”

Lia estaba un poco asustada, sintiendo que había entrado sola en una mazmorra.

“Está bien. Hay mucha gente así en este continente. Una o dos personas son similares…”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente