Capítulo 239 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Caminé por la isla con Sylvia mientras me guiaba aquí y allá.

“Ese es un restaurante de curry. Es muy popular.”

La isla se parecía a un paisaje mediterráneo moderno. El apacible pueblo con su mar azul claro te haría pensar que se trata de una réplica.

— ¡Sylvia dijo que le mató!

Gracias a  「El Destino del Villano」, mi muerte era un evento anual. ¿Cuántas veces había muerto y cuántas había revivido?

“Esa es la galería.”

Sylvia señaló un pequeño edificio de madera.

“…”

“…”

Después de eso, un repentino silencio cayó sobre nosotros. Sylvia se detuvo y me miró. Yo pregunté.

“…¿Tienes algo que decir?”

“Los dibujos que hice están ahí.”

“¿Y?”

“…”

Las mejillas de Sylvia se hincharon.

“¿No tiene curiosidad?”

Miré la galería con Vision. No había trampas especiales.

“Entremos.”

“Sí.”

Sylvia asintió. Nos acercamos a la galería.

Stomp—

Di un paso adentro y en silencio miré alrededor. Había muchas pinturas, desde paisajes, retratos, bodegones y abstractos.

“¿Qué opina?”

“…”

Preguntó Sylvia. En ese momento, estaba inmerso en un cierto sentimiento antiguo. Las pinturas de Sylvia, que sentí con mi sentido estético, eran perfectas.

“Eres una buena pintora.”

Sylvia se encogió de hombros en silencio. Caminé por la alfombra de la galería y admiré el bodegón de un girasol. Luego un cuadro de paisaje de la Torre Mágica del lejano Imperio. Finalmente, un autorretrato con ojos dorados.

“Hace mucho tiempo, mi sueño era ser pintor.”

“También tuvo un sueño.”

Sylvia dio un paso detrás de mí.

“No hay nadie sin un sueño.”

“Sueño.”

“Correcto.”

Me voltee hacia Sylvia. Ella había madurado al igual que estas obras de arte, sin embargo, debe haber pasado solo un año desde que dejó la torre.

“Era mi sueño ser pintor. Así que, ahora te envidio.”

“Me envidia.”

Sylvia reflexionó sobre mis palabras. Sonreí un poco y miré el lienzo.

“Estética y artísticamente, es una obra perfecta.”

“…”

“Pinceladas intuitivas. El sentido de usar el color. El método de interpretar un objeto y expresarlo en el lienzo.”

Voltee la cabeza hacia Sylvia mientras miraba su trabajo nuevamente.

“Me gusta mucho todo.”

“…”

Sylvia asintió. Con una mirada hacia mí, ella creó otro lienzo y caballete. Derramó pintura encima.

Scratch, scratch, scratch.

Ella estaba pintando mientras me miraba.

“Sylvia.”

Ella asomó la cara por encima del caballete.

“Te dije que no llamaras mi nombre con esa suci…”

“Volvamos.”

“…”

Entonces, su mano se puso rígida. Se aclaró la garganta en silencio, moviendo el pincel de nuevo.

“No puedo volver.”

“¿La razón?”

“Porque esta isla es una ola que se extiende en un solo lugar.”

“…”

Había una pista muy pequeña en sus palabras. Pensé que sabía lo que significaba.

“Ojalá no hubiera venido.”

Sylvia dejó el pincel y volvió a subir el caballete. Me examiné a mí mismo en el lienzo.

“Así que tú eres el centro de la Voz.”

 

*****

 

El concepto de onda es un fenómeno en el que la vibración se propaga alrededor de un lugar en la materia o el espacio. Así, la Voz era a la vez un fenómeno y un concepto. Pero la Voz tenía más ambición que eso. Quería convertirse en sustancia, eligiendo a Sylvia como medium. Sylvia aceptó encantada.

De esa forma, Sylvia se convirtió en el centro de la Voz.

Clap—! Clap, clap—!

Las luces se encendieron dentro de las farolas al costado del camino. La gente se reunió a su alrededor con brillantes sonrisas y aplausos.

“El nivel tecnológico es aún muy bajo. Es increíble incluso tener luces en la calle.”

Sylvia explicó su comportamiento. Como no había pasado mucho tiempo desde que nació esta isla, los residentes estaban contentos incluso con eso.

“Debe haber personas que originalmente vivieron en el continente.”

“Ellos están ocupados. Tienen la intención de regresar con el poder de los demonios que todavía están en esta isla.”

“¿Es una búsqueda del tesoro?”

“Sí. Libro mágico. Libro de característica, Secreto de Muertos Vivientes. Túnica de nigromante. Así sucesivamente, hay un montón por toda la isla. ¿Está interesado?”

Negué con la cabeza.

“Estaba interesado, pero llegué a la conclusión de que no tiene sentido volverse más fuerte tomando prestado el poder de un demonio.”

“…”

Sylvia asintió. Entonces ella me miró.”

“¿Tiene hambre?”

Me encontré con sus ojos dorados sin ninguna emoción.

“No suena mal.”

Hubo un leve cambio en sus ojos. Ella tembló levemente, como si estuviera un poco feliz.

“Sí. Sígame.”

Se dio la vuelta, llevándome por el camino oscuro.

“Sylvia.”

Por un momento, se detuvo. Ella me miró con los ojos entrecerrados.

“Ya es la tercera vez. No lo toleraré una cuarta vez.”

“Sylvia.”

“…”

Deculein no era alguien que se detendría solo porque alguien le dijera que no lo hiciera. Ya fuera una orden o una amenaza, no funcionaría para Deculein.

“No me importa si lo toleras o no.”

Me acerqué a Sylvia.

“Más bien, no tolerare eso.”

Sylvia seguía sin expresión.

“…”

“…”

“…”

“…”

No nos dijimos una palabra, pero los labios de Sylvia se torcieron como para reírse con desdén.

“Ningún demonio saldrá de mí.”

Ante eso, fruncí el ceño ligeramente.

“¿Estás diciendo que te tragaste a la Voz, Sylvia?”

“…”

Sylvia se estremeció, pero no dijo nada más.

“Eso es increíble.”

Sylvia confesó en la galería que ella era el centro de la Voz. Por eso no podía dejar esta isla. Ella no debe irse. La Voz se extendería por todo el continente con cada paso que diera. Sin embargo, Sylvia había insinuado una cosa más.

Ella había devorado al demonio.

“Correcto. No perdí. Yo gané.”

Sylvia no era una Yukline; ella no tenía ningún propósito en destruir demonios. Sin embargo, Iliade no era de ninguna manera una familia ingenua. Sylvia aceptó la Voz en su cuerpo, pero no se inclinó ante ella. Más bien, ella se lo tragó.

“No tienes nada que hacer aquí.”

Sylvia habló. Yo asentí. No había energía oscura en esta isla. En otras palabras, mantener esta isla y revivir a los muertos era todo el poder de Sylvia.

“El eco del continente pronto desaparecerá. Haré que eso suceda.”

“…”

Llegamos al restaurante de estilo familiar. Tan pronto como se abrió la puerta, una camarera nos mostró los alrededores.

“Bistec de ternera de bisonte. Copa de vino tinto.”

“Sí, Sylvia.”

Sylvia ordenó mientras ella se sentaba. Señaló al empleado que entraba en la cocina.

“Originalmente era una aventurera que vivía en el continente. Ella se instaló aquí.”

“¿Es así? Ella no tiene ambición.”

“No arrastraré a forasteros.”

Sylvia estaba negociando. Volví mi mirada hacia ella.

Me aseguraré de que nada más suceda en esta isla.

De repente, la voz de Epherene llegó a mis oídos.

— ¡Sylvia dijo que le mató!

De alguna manera, sentí que sabía por qué.

“Así que déjame en paz así.”

La comida llegó rápidamente. Me di cuenta de lo tierno que estaba el bistec con solo cortarlo. Sin embargo, la habilidad con el cuchillo de Sylvia era torpe. No, ese cuerpo carecía de fuerza.

Cambié su plato por el mío.

“…”

Sylvia me miró con una mirada ligeramente sorprendida. Corté el bistec de nuevo mientras hablaba.

“Esto es eficiente. Si corto y cambio los platos de lugar, puedes estar preparado en caso de que solo mi comida contenga veneno.”

Sylvia frunció el ceño. Fue un cambio de expresión bastante drástico.

“¿Estás loco? No hay veneno.”

Sylvia comió el bistec como para enseñármelo. También recogí una pieza.

“Además, para responder a tu pregunta.”

Tomé un bocado.

“No puedo hacer eso.”

“…”

“Seguramente encontraré una manera de aniquilar la Voz y llevarte de regreso al continente.”

“…No.”

Sylvia negó con la cabeza. La interrumpí.

“Sierra está aquí. ¿Es por ella?”

“…”

La mano de Sylvia tembló.

“Entonces déjame preguntar.”

Como si supiera lo que iba a decir, su respiración se volvió pesada. Me miró con los ojos llenos de resentimiento.

“Si la mato…”

¡Bang—!

Sylvia golpeó la mesa y se levantó. Sus ojos ya estaban llenos de lágrimas.

“…Cuál es el problema. Ya no hay demonios aquí.”

“No. El demonio aún está en tu cuerpo. Encontraré una manera de desmantelarlo, lo que destruirá la isla y los muertos. La muerte de la Voz y Sierra son naturalmente parte del proceso.”

“…”

“Sylvia.”

La miré a los ojos.

“No huyas de la realidad.”

“…”

“Sierra ya está muerta.”

“Tú la mataste.”

De repente, sentí compasión por ella. Eso era cierto. Maté a Sierra, y no tenía intención de discutir ese hecho. Sylvia, apretando los dientes, forzó las palabras.

“Tú la mataste.”

“…Correcto.”

“Es tu culpa. Tú…”

“Entonces, sigue viviendo, odiándome.”

La interrumpí.

“¿Por qué huiste?”

Estos fueron los sentimientos de Kim Woojin. En ella ahora, podía ver a Kim Woojin. Ella también estaba tratando de huir como yo en ese entonces.

“…”

Su aliento tembló. Había tristeza en esos ojos profundos. El empleado cerró la puerta de la cocina.

“¿No querías huir?”

“…”

Huir. Reflexioné por un momento. Le estaba preguntando a Deculein, no a Kim Woojin. Sin embargo, al final, era una pregunta para ambos.

“La persona que amas murió a causa de la Iliade.”

Ella ya sabía eso. No había forma de que esta chica inteligente no lo supiera.

“Huir es la forma más fácil. Yo también lo sé.”

Respondí. Era algo que nunca le había dicho a nadie, pero esta chica tuvo una pérdida similar.

“Yo hui por un tiempo.”

No pasó mucho tiempo; no fue corto. Dormí mucho todos los días. Me obligué a soñar con escapar de la realidad.

“Sin embargo, al final, lo acepté. Acepté que estaba muerta.”

“…”

Ahora, había alguien frente a mí que quería huir un poco más que yo.

“Solo observe. Y luego lo enterré en mi corazón.”

Di un paso más cerca de ella. Sin embargo, no tenía la intención de persuadirla a través de una conversación.

“Tal vez fue por mi culpa que el demonio trajo a Yuli de vuelta aquí.”

Sylvia tembló.

“Tal vez me está obligando a tomar una decisión. Igual que tú.”

Me reí. Entonces, negué con la cabeza y me burlé.

“Pero Sylvia. No huiré. Docenas o incluso cientos de veces, mataré a mi amor en el recuerdo.”

Sylvia tomó aire.

“Es por eso que voy a matar a Sierra aquí.”

Ella dio un paso atrás con miedo en su rostro.

“Guarda ese rencor y vive toda tu vida odiándome.”

“No.”

Su pequeña voz se desvaneció y la agarré por el hombro.

“Así que no huyas.”

“…”

“Escucha cuidadosamente.”

Compartí la verdad muy natural que aprendí mientras vivía como Deculein y como Kim Woojin.

“No hay paraíso en ningún mundo donde solo tú eres feliz.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente