Capítulo 217 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

… Ya sea que el espacio estuviera aislado o envuelto en una barrera, la reunión de la Guía de Admisión a la Torre Mágica quedó atrapada en una oscuridad mágica.

“Mmm…”

Lia miró hacia la oscuridad más allá de la puerta.

“¿Qué piensas, Lia?”

Ella negó con la cabeza ante la pregunta de Leo. Ella carecía de una forma de averiguar esto, ni con el sistema ni con la magia.

“No. No lo sé. No puedo ver nada, y no creo que haya nada. No soy un mago, así que…”

“¿Qué es esto?”

En ese momento, Maho se acercó con una sonrisa. Sus brazos estaban llenos de folletos de todos los departamentos.

“Si es un terrorista mágico, ¿Nos han secuestrado?”

“No creo… oh cierto.”

Lia se golpeó la sien. Se olvidó de su deber por un momento. Sin importar las circunstancias, escoltar a esta princesa era su prioridad número uno.

“Siéntese por ahora. Leo, deberías cuidar de la princesa.”

“¡Sí! ¡Princesa, venga conmigo!”

“Sí, ~.”

Maho, atraída por la curiosidad, pronto volvió a sentarse con Leo nuevamente.

“… Como era de esperar, eres tan estricta.”

Aunque ella era el modelo de una princesa ingeniosa de un viejo cuento de hadas, su interior era afilado como una espada. No una espada, sino docenas, acechando bajo una fina capa. Incluso ahora, probablemente no fue por curiosidad, sino por un indicio de que estaban descuidando su misión.

— ¿Cómo es que Leo se convirtió en un aventurero a una edad tan temprana? Tengo curiosidad. Eso es impresionante~.

— ¿Sí? Bueno… ajem… hmmjajajaja! No es tan impresionante~.

Leo torció su cuerpo y disfrutó el cumplido de la princesa. Lia los observó a los dos, pensando en el futuro predestinado. La Quest de Maho. En el curso de esa quest independiente, ella podría, inevitablemente, morir.

Por supuesto, podrían e inevitablemente contradecirse entre sí…

“Tanto tiempo sin verte.”

Instantáneamente, una voz que congeló el aire atravesó sus pensamientos. Lia frunció el ceño y miró a su alrededor.

“…”

Deculein. Se acercó y miró hacia abajo en su dirección, reflejando su imagen en sus fríos ojos.

“Veo que has vuelto a las islas.”

“…Sí.”

“¿Qué hay del trabajo que estabas haciendo en Annihilation?”

“…”

Esta era una tarea y un juramento para Deculein. Ella prometió encontrar medicina para Carlos y convertirlo en humano nuevamente.

“¿Fracasaste?”

Deculein se rió como si supiera el resultado. Lia apretó los puños.

“No fracase. Ahora tenemos una posibilidad.”

“Posibilidad.”

“Sí.”

“Cuéntame.”

Lia vaciló y luego lo miró.

“…Es un secreto.”

“…”

De repente se volvió más frío. Sintió un escalofrío recorrer su cuello y brazos. Deculein se quedó quieto y la temperatura no había bajado, pero era pura presión psicológica. Ella abrió la boca a regañadientes.

“… Conocí a alguien allí.”

“¿Quieres decir a alguien del Altar?”

“…”

Lia se sorprendió. No quería decírselo porque era difícil de creer. La mayoría de los Elegidos no creían que la gente viviera en Annihilation. Sin embargo, Deculein no pareció sorprenderse, y no pareció dudar de ella, sino que los identificó de inmediato como el Altar.

“¿Usted…lo sabia?”

En ese momento, Lia tuvo una pequeña sospecha. Se preguntó si Deculein también se uniría al Altar.

“Cuéntame.”

…No, el Elegido Deculein era un ateo acérrimo. Si existiera una religión llamada ateísmo, sería el creyente más devoto. Sería un error de carácter que Deculein se uniera al Altar, era algo imposible. Mientras Deculein interrogaba y mataba a los Sangre Demonio, inevitablemente aprendería sobre la existencia del Altar.

“…Les pregunté, y me dijeron que había una flor.”

“Una flor.”

“Sí. Una flor que armoniza el maná y la energía oscura de uno.”

“…Armoniza.”

La frente de Deculein se contrajo.

“Sí. Si purificamos por completo la energía oscura, Carlos morirá. Pero… si los armonizamos…”

Carlos no sería diferente de los Sangre Demonio. Ella se tragó la última parte. Deculein consideraría lo mismo un Sangre Demonio y un Demonio.

“De todos modos. A la flor la llaman Regetal. Si encontramos eso, Carlos puede vivir como una persona común.”

“…”

Entonces, Deculein puso una cara pensativa por un momento. Lia, preocupada por sus pensamientos, movió los dedos mientras continuaba.

“Pero… más importante. Si es un ataque terrorista mágico, ¿no debería lidiar con eso?”

“Eso es imposible.”

“… ¿Huh?”

Él dio una respuesta inmediata. Lia inclinó la cabeza mientras Deculein explicaba.

“Porque este es un hechizo de barrera de separación completa.”

“…¿Qué es eso?”

“Dado que el núcleo de la barrera está afuera, es una separación completa.”

“…”

Ella no conocía el término, pero, de todos modos.

“¿Quiere decir que no podemos salir?”

“Es imposible escapar desde adentro.”

“…por siempre?”

“Hasta que el núcleo se quede sin maná o el núcleo sea destruido.”

“Oh~.”

Como era de esperar, no había nada que Deculein no supiera. Por supuesto, Lia todavía estaba un poco avergonzada por su gran cambio de personalidad, pero ella agregó la gran alteración de un prometido. Lia sonrió ampliamente a propósito.

“Entonces no es gran cosa, ¿verdad?”

“No.”

“…¿Sí?”

“Esto es un gran problema.”

“…¿Por qué? ¿No debería ser nada si ya lo sabes todo?”

Deculein volvió a mirarla.

“El hechizo de barrera de separación completa es la última hipótesis. Es la última hipótesis que queda después de pensar primero en cientos de posibilidades, improvisaciones al procedimiento y borrar el status, los rastros y la concentración de maná de este lugar uno por uno como evidencia.”

“… ¿La última hipótesis?”

“Correcto. Salvo lo imposible, todo lo que queda es la verdad, por increíble que sea.”

Lia tembló ante el dicho familiar, y un mago, Epherene, se acercó sigilosamente. Su expresión era muy seria en comparación con la de Deculein.

“Entonces, ¿estamos en problemas?”

“Este es un hechizo Gigante.”

“…”

Eso tranquilizó a Lia. La magia gigante trascendió la categoría de magia y alcanzó el reino de miracle.

“¿Magia…Gigante?”

Lia miró a Deculein sin comprender. Él aún tenía una expresión tranquila.

“Entonces… ¿esto no es terrorismo?”

“Implementar una barrera en un área civil sin permiso es terrorismo bajo la ley imperial. Sin embargo, el mago que ejecuta esta barrera no está sujeto a ninguna ley especial.”

“…Hechicero.”

Deculein asintió. Respiró hondo y miró hacia el escenario.

“Un Archimago, o un mago equivalente a archimago, está aquí.”

“…”

Entonces, la cabeza de Lia se quedó en blanco por un momento. Demakan? No, si fuera un equivalente a eso… ¿Murkan?

“Tal él vez vino a buscarme.”

“…¿Al Profesor? ¿Por qué?”

Deculein lo explicó de forma muy sencilla.

“Porque yo maté a Rohakan.”

 

*****

 

Mientras tanto, Julie llegó a la isla con Reylie.

“¡Por aquí! ¡Está aquí, caballero!”

“¡Okey!”

Las dos se detuvieron en una tienda de ropa cercana antes de ir al Palacio Imperial, el más famoso de las islas, Antoir.

“…Caballero. Mira. ¿Qué te parece esto?”

Reylie miró alrededor de la ropa y recomendó un vestido antiguo. Sin embargo, Julie negó con la cabeza.

“Más que eso, ¿Qué tal este suit?”

Era un traje formal que ni siquiera un anciano usaría. Reylie suspiró.

“No necesitas un suit. Después de todo, si vas al Palacio Imperial, es posible que te lo concedan. Solo cómprate un vestido.”

“…Es muy caro. ¿Por qué un vestido cuesta 50.000 Elnes?”

Mientras Julie murmuraba su insatisfacción…

— Creo que esto te sentará bien.

En un instante, una voz tocó los corazones de Julie y Reylie. La voz clara de Deculein.

— Jaja. Parece que el profesor solo piensa en la Caballero Julie.

— Es natural pensar en una persona hermosa al mirar ropa hermosa.

La terrible voz del pasado. Su corazón latía con fuerza y ​​un sudor frío se formaba en su frente.

— Así que, ¿La ceremonia de compromiso es mañana?

— Sí. Tomaré esto.

— Okey. Jajaja. Wow, envidio a esa caballero~. Ella tiene a un gran profesor como su compañero…

Una sonrisa que se extendió como una niebla.

“… Es la voz de Deculein, ¿no?”

Preguntó Reylie. Julie asintió sin decir una palabra.

“Hmm, bueno… de hecho. Se dice que este fenómeno de la Voz se conecta con personas que están relacionadas con ellos. Por lo tanto… yo también estoy un poco asustada. Tengo miedo de escuchar la voz de mi madre o de mi padre. De todos modos, no te preocupes…”

— Pero, profesor. Sé que no debería preguntar esto.

La voz continuó de nuevo, y las dos escucharon instintivamente.

— Este es un tema que despierta tanta curiosidad en el mundo social en estos días…

— Habla.

— Ajaja. ¿Qué cautivó tanto al profesor de la Caballero Julie?

…Preguntó el manager. Y.

— …Ella es una mujer lamentable. Esa mujer nunca tuvo nada más que una vida vacía y lamentable. Incluso la forma en que finge ser fuerte también es lamentable.

Respondió Deculein.

— ¿Es… compasión?

— Podría ser eso también. Pero, ¿Que importa? Más bien, ella estará feliz conmigo por eso. Ella también quiere eso. No hay forma de que ella no…

Con esas palabras, la erosión de la Voz se calmó.

“…”

En el silencio abrasador, Julie apretó los puños. Apretó la mandíbula con tanta fuerza que se estremeció.

“Hmm… es bueno ver esto ahora.”

Reylie recogió el suit que Julie acababa de elegir.

“Disculpe. ¿Cuánto cuesta este? Tomaremos este.”

 

*****

 

Los caballeros con una reputación destacada en el continente se estaban reuniendo en el Palacio Imperial uno por uno. Desde maestros famosos como Verock, Jaylen, Youpley y Bomas, hasta la generación más joven, incluidos Julie y Delric. Todos ellos estaban en la lista reunidos por el propio Emperador.

“Las treinta personas se han reunido en el comedor.”

“Okey.”

Sophien observó la sala de recepción, donde se reunieron a través de la bola de cristal.

— Bomas. Sabía que estarías aquí también.

— ¡Jaja! Soy yo, después de todo. Pero, ¿por qué Su Majestad nos llamó…

Los caballeros hablaron entre ellos, llenos de sonrisas felices y orgullosas, a excepción de una persona, Julie.

“Julie. Se ha convertido en una marginada.”

Estaba sentada sola en un rincón y solo parpadeaba. La forma en que puso las manos sobre las rodillas en su suit anticuado fue incómoda, y ningún caballero se acercó a hablar con ella.

“Parece ser por el caso de corrupción de Freyhem.”

“Lo sé.”

El caso de corrupción de los Caballeros de Freyhem. Con eso, su imagen inocente y elegante quedó dañada, y Deculein la abandonó — mejor dicho, fingió abandonarla. Por supuesto, Sophien conocía vagamente la historia interna. A menos que el propio Deculein confesara, no podía estar segura, pero al menos sabía que era algo que él había hecho por Julie.

“Llama a Julie primero. Entrevistaré a cada uno de ellos uno por uno comenzando por ella.”

“Si su Majestad.”

Ahan se movió rápidamente. En tres minutos, Julie llegó al estudio del Emperador.

“Es bueno verla, Su Majestad.”

Sophien miró a Julie, que la saludaba cortésmente. Como era de esperar, ella no era ruidosa ni arrogante. Esta era la imagen típica de una persona leal expresando su sinceridad.

“Okey. Ha sido un largo tiempo. Parece que fue ayer cuando me estabas enseñando.”

“Sí. Fue un honor. Esos días fueron demasiado cortos para mí. Deshonrado por mi culpa…”

“Suficiente.”

Sophien interrumpió a Julie. Si la hubiera dejado, volvería a declarar sus pecados.

“Hoy, ¿Sabes por qué estás aquí?”

“No lo sé.”

“Esta es una prueba.”

“…”

Aunque Julie no lo sabía, no preguntó. Era la etiqueta de un caballero, así lo explicó Sophien brevemente.

“Estoy buscando a un caballero para suceder a Keiron. Una persona que pueda servir como mi escolta y luego convertirse en el caballero guardián del imperio.”

Caballero Guardián Imperial. En ese momento, los ojos de Julie se abrieron como platos. Sus pupilas blancas temblaron.

“Las asignaciones se han preparado con anticipación para eso. ¿Crees que puedes hacer eso?”

“Su Majestad. Solo deme las calificaciones para asumir el desafío será un honor infinito…”

“Toma esto.”

Sophien le tendió a Julie una foto de un niño. Ni siquiera ocho años, eran demasiado jóvenes.

“Es un Sangre Demonio. Este es un Sangre Demonio que vivió una vida muy común, como un niño común.”

“…”

“Sin embargo, odio a la Sangre Demonio… así que déjame preguntarte.”

Los labios de Sophien se curvaron con picardía.

“¿Puedes matar a este niño con tus propias manos? ¿Puedes cortarle la cabeza a este niño con tu espada?”

“…”

Entonces Julie levantó la cabeza. Sophien se puso inmediatamente seria cuando sus ojos se encontraron.

“…Su Majestad.”

Julie no estaba agitada y no había preocupación en sus ojos.

“No hay pecado con el niño.”

Para ella, esto era simplemente natural. ¿Matar a un niño por su riqueza y prosperidad? Julie era un caballero que ni siquiera podía aceptar la idea.

“… Tsk.”

Sophien chasqueó la lengua.

“Creo que puedo decirlo ahora.”

Al ver esa creencia y convicción, sintió que sabía.

“Porque ese profesor te odia.”

Deculein. Por qué odiaba a esta mujer.

“Por qué te ama.”

¿Por qué la ama? En ese momento, Julie preguntó de nuevo.

“… El Profesor Deculein, ¿A mí?”

“Sí.”

“No.”

Julie negó con la cabeza con firmeza.

“Él nunca me amó.”

“…¿Nunca?”

“Sí. Fue solo compasión por un perro callejero.”

Palabras pronunciadas con intensa hostilidad. Sin saber nada, no, pensando saberlo todo.

“…”

Para Sophien, ese juicio se sintió torcido. Ella, sin embargo, no lo demostró. Más bien, sería más interesante así.

“Suficiente. Tengo otra tarea para ti.”

“…Sí.”

“Yo no hago que los caballeros maten niños. Matar no significa que seas una persona leal, y por el contrario, los asesinos tienden a volverse locos…”

Sophien asomó la cabeza. Miró a los ojos de Julie, quien estaba desconcertada por el cambio repentino.

“Sin embargo, cuando yo era joven, a la edad del Sangre Demonio en la imagen, alguien trató de envenenarme.”

Ante esas palabras, Julie rápidamente se puso seria. Miró a Sophien con resolución.

“Así que, la tarea es esta.”

Sophien sonrió y continuó.

“Usa todos tus poderes para descubrir quién estaba detrás de eso.”

“…”

Al caballero que mantuvo la boca cerrada, preguntó el Emperador.

“¿Puedes hacer eso?”

“Sí.”

La caballero asintió.

“Yo, la Caballero Deya. Me aseguraré de pasar la prueba de Su Majestad haciendo lo mejor que pueda y con una actitud humilde.”

…Fue una respuesta que a Sophien le gustó mucho.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente