Capítulo 185 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Skydark: Capítulo Patrocinado por Marcelo 1/4… Enjoy!


En un campo de entrenamiento silencioso lleno de fragmentos de brasas revoloteando en el viento de la noche bajo una luna llena teñida de rojo.

“… Por supuesto, sería mejor no exagerar ya que ellos llegarán pronto.”

Agarré la empuñadura de la espada. Se sentía bastante diferente de la varita mágica a la que estaba acostumbrado.

“Esta es una batalla pura sin el uso del maná en primer lugar. Tu cuerpo estará bien. Sera así si tienes las habilidades para igualar tu confianza.”

No había emoción en su voz. No planeé golpearla directamente desde el principio, pero no pensé que perdería.

“Está bien.”

Esta era la forma más efectiva de usar Comprensión en combate para el análisis. Desmantelar las características, fortalezas y debilidades de un espadachín con ferocidad y precisión, y luego responder con las tácticas apropiadas.

“Pero, tengo una última pregunta.”

Me quedé firme sobre el suelo de tierra apisonada. Julie tomó prestada una espada de un caballero cercano.

Swish—

“Incluso ahora—”

“No sirve de nada tan solo hablar.”

“…”

“Lo diré rápidamente. Caballero Deya, tus movimientos básicos son especialmente una basura.”

“¡Que… no!”

Gritó Julia. Su rostro se contorsionó con ira y resentimiento. Su manejo de la espada era simplemente la conexión de movimientos básicos en el método más efectivo. En otras palabras, era una teoría sofisticada. Sin embargo, en última instancia, esto descendía de los antepasados. Fue desarrollado de acuerdo con el cuerpo y la fuerza de su creador, y no era razonable para los caballeros individuales a los que se transmitía.

Por lo tanto, ellos cambiaron los movimientos según su gusto y habilidad. Sin embargo, la mayoría de las transformaciones no fueron eficientes en absoluto. En primer lugar, no les importaba la eficiencia.

A partir de factores físicos como la relación entre la parte superior del cuerpo y la parte inferior del cuerpo, la longitud de los brazos y las piernas, el tamaño de las manos y los pies, la calidad de los músculos y la forma del esqueleto, e incluso la fuerza de las piernas, fuerza de agarre, elasticidad y otras habilidades motoras. Sin mencionar los factores mentales como el temperamento, la velocidad de juicio y la inteligencia…

El estilo de la espada tenía que adaptarse teniendo en cuenta todas las fortalezas de uno, pero era difícil alcanzar este nivel sin un análisis cuidadoso. La naturaleza ignorante de los caballeros que odiaban este tipo de análisis tampoco ayudaba.

“Ven.”

Hoy, le enseñaría a Julie la eficiencia.

 

*****

 

El agarre de Julie se apretó alrededor de su espada. No bajó la guardia, pero no tenía miedo a la derrota. Competir puramente con el manejo de la espada era una oportunidad para abrirle los ojos a Deculein. Sin mencionar que había compañeros caballeros aquí. Ahora que había sido insultada frente a todos ellos, no podía darse el lujo de retroceder.

Por supuesto, ella no dejó que la emoción la dominara. Dejó que su cuerpo y su mente se enfriaran aún más, bloqueando sus emociones.

Julie se estaba tomando este duelo muy en serio.

“…”

Por otro lado, Deculein no mostró entusiasmo. No mostró nada especial en su postura, y parecía que estaba molesto. Su espada, que estaba cayendo hacia el suelo, traqueteó. Por supuesto, esto era de esperar. Nunca debió haber aprendido correctamente a usar una espada.

“¿Estás listo?”

Deculein no respondió. Los frágiles vientos del norte azotaban el fuego.

“Responde—”

“…Hablas demasiado.”

Él hizo crujir sus nudillos, provocando que ella atacara primero. Él permaneció quieto, luciendo como un principiante. Los labios de Julie se torcieron.

‘No sé qué crees que puedes enseñarle a un caballero, pero si concedes el primer ataque, con gusto te aplastaré con todas mis fuerzas…’

Julie se inclinó y corrió hacia él.

 

*****

 

Concedí el primer ataque. Julie apuñaló con una espada de menos de 1 m de largo, igual al que yo sostenía. Levanté mi espada para bloquear. Luego, raspando la hoja hacia arriba, traté de desviar la espada de Julie. Sin embargo, Julie rápidamente se retiró, dando un paso atrás.

Mi espada trazo una trayectoria a la derecha un paso tarde, y Julie, que había escapado del camino de la espada con anticipación, adentro directamente en la abertura. Torcí mis articulaciones con fuerza y ​​bajé la espada.

Pero Julie leyó incluso eso.

Clank—

Las cuchillas se rozaron entre sí. Julie levantó los brazos, esquivó mi espada y saltó cerca como si fuera a abrazarme. Empujé a Julie con mi hombro después de que ella dio un paso hacia adelante para alcanzar mi pecho.

¡Bang—!

“¡Ugh!”

Julie, golpeada por el hombro de este cuerpo robusto, fue lanzada hacia atrás. La miré de arriba abajo, luego negué con la cabeza. En ausencia de maná, la diferencia de peso era una condición significativa.

Julie frunció el ceño y volvió corriendo. Esta vez controló cuidadosamente la distancia mientras giraba. Los golpes de su espada fluían como una corriente de agua. Luchando contra ella directamente, me di cuenta de que encarnaba perfectamente los estándares de un caballero.

Bloqueé los ataques de Julie en mi camino.

¡Clank—! ¡Clink, clank, clank—!

Un encuentro de espada contra espada, girando y raspando el arma del otro en combate cuerpo a cuerpo. Sin embargo, mi espada era diferente del libro de texto. Parecía bastante crudo, pero Julie no pudo alcanzarme. Esto se debió a que su estilo era extremadamente estándar. Ella podría pensar que estaba mezclando trucos a su manera, pero todos estaban dentro del rango predecible.

Este era el primer problema de Julie.

¡Clank—!

Mientras nuestras espadas danzaban, violentas llamas se dispersaron, haciendo eco a través de los campos de entrenamiento. Por otro lado, los caballeros se hundían lentamente. Los ojos de Gwen, al principio con una sonrisa de desdén, se habían congelado hacía mucho tiempo.

¡Clank—!

El tiempo que fluye lentamente, la bruma del calor por fricción y el aire frío. Más allá de todo, en el otro lado de mi hoja/cuchilla, Julie me miraba.

¡Clank—! ¡Clink, clank, clank—!

Mientras bloqueaba la espada de Julie, cambié mi respiración. Este era el florecimiento de Hombre de Hierro y Cuerpo Robusto, un método que fortalecía el cuerpo con la respiración.

 

───

 

Una extraña vibración resonó en mis oídos. Entonces, mi campo de visión se abrió y pude sentir el peso de los objetos a mi alrededor con mi piel. El susurrante suelo de tierra del campo de entrenamiento debajo de mí, una brasa moribunda. El desguace del viento frío de la noche.

Mis cinco sentidos mejorados eran sensibles a todas estas cosas y más, atrapando al enemigo frente a mí e implementando a fondo mi fórmula para la victoria.

“No bajes la guardia—”

Blandí hacia Julie cuando dijo algo. Mi fuerza momentáneamente amplificada rompió su equilibrio. Nerviosa, Julie saltó hacia atrás, medio cayendo.

“…”

“…”

El silencio nos cubrió. Todos en el campo de entrenamiento nos miraban, conteniendo la respiración.

“… Veo que no eras uno que ladra y no morder.”

Respondí con cinismo a los elogios de Julie.

“Deya, no eres Zeit. Pero estás siguiendo su manejo de la espada.”

“…”

Este era el segundo problema de Julie. Julie no era un monstruo como Zeit, cuya altura era cercana a los 2 m y 10 cm y pesaba 150 kg. Por lo tanto, en lugar de usar los movimientos que aprendió de Zeit, le serviría mejor transformarlos activamente.

“El manejo de la espada de Zeit no es tuyo.”

“…Cállate.”

Respiré hondo y estiré mi espada. Posteriormente, la frente de Julie se arrugó. Vacié mi cuerpo de fuerza, y la punta de la hoja tocó el suelo. Esta postura estaba llena de debilidades. Aun así, Julie no entró corriendo. Sospechaba que era una provocación, una trampa o un truco.

“De hecho, no tienes fe ni siquiera en ti misma. ¿Podría tal caballero hacer su camino?”

En ese momento, Julie levantó su arma.

— Un segundo.

Mi espada caída trazó un arco hacia arriba. La mirada de Julie se movió a lo largo de la punta de la espada. Se mordió el labio, sus ojos brillando de ira. Puso fuerza en sus piernas, tensándose.

— Dos segundos.

¡Boom—!

El suelo estalló cuando ella explotó hacia adelante como una bala. El foco de su ataque era solo yo. Si intentara bloquearla con mi espada, sería demasiado tarde.

— Para controlar al enemigo que se precipita como un rinoceronte.

Moví mi cuerpo, no mi espada. Torciendo mis pies hacia un lado, me moví lentamente y en pequeños pasos. Mi espada colgante también cambió su posición naturalmente. Con eso, rocé la espada que empuñaba Julie, y la punta de mi espada, caída, se insertó en el camino de la hoja de Julie.

Chocamos y el cuerpo de Julie se tambaleó. Pero el caballero no se avergonzó. Giró su cuerpo y levantó su espada de nuevo.

¡Boom—!

Usé su poder contra ella. Levanté mi espada para bloquear el corte y, como resultado de esa reacción, escapé del alcance de Julie. En esta situación en la que la distancia entre nosotros se amplió naturalmente, aproveché que mis brazos eran más largos que los de ella. En otras palabras, solo yo podía atacarla.

Por supuesto, la contramedida era simple. Ella sólo tenía que bloquear.

— Tres segundos.

Mi espada descendió sobre Julie, y ella predijo su camino para bloquearlo. Pero Julie no sabía que venía un golpe antes de la espada.

“¡Ugh!”

Le di una patada en la espinilla. Los ojos de Julie se abrieron de dolor. En ese momento, su postura normal se derrumbó y la patada resultante se estrelló contra su costado.

Crack—

Pude escuchar el crujido de un hueso. En este punto, la batalla había terminado. No, esto debería haber terminado.

“…¡Ugh!”

Julie estaba casi de rodillas, pero empujó su espada al suelo y trató de cambiar las tornas incluso en ese momento.

¡Swish—!

Su espada se balanceó hacia arriba, levantando tierra y viento. Fue un ataque apostando todo lo que tenía. Entonces, decidí tomarlo con todas mis fuerzas.

¡Whooosh—!

Mi espada se balanceó hacia abajo para encontrarla, impulsada por el cuerpo de Hombre de Hierro.

… así que, chocamos.

¡Bang—!

Las chispas iluminaron el campo de entrenamiento, pero el choque terminó repentinamente con el sonido del hierro rompiéndose. La que se derrumbó fue la espada de la caballero. Los fragmentos de acero de la hoja se esparcieron por el aire antes de hundirse lentamente en la nieve.

“…”

Julie miró distraídamente su espada rota. Varias piezas la habían golpeado, tallando largos rasguños en su carne.

Drip, drip, drip.

Gotas de sangre cayeron al suelo, manchándolo de rojo. La sangre también goteaba de sus manos, marcando el precio por no dejarla ir hasta el final. No importa cuán fuerte seas en comparación con tu oponente, no puedes destruir su arma. Se requería docenas de veces más fuerza para romper el acero con el acero.

Sin embargo, la espada de Julie se rompió porque, aunque nuestras espadas eran iguales por fuera, eran completamente diferentes por dentro.

───「Espada 13109」───

Mano de Midas: Nivel 3

Esta no era solo una diferencia de poder, sino la característica de la espada que rompió el arma de Julie.

Miré a mi alrededor sin decir una palabra. Los caballeros y los soldados estaban todos concentrados en nosotros, después de habernos visto determinar quién era el ganador. ¿Podría existir una situación tan humillante?

“Una espada sin maná es desafilada.”

Diciendo eso hundí mi espada en el suelo. La perdedora, sentada, no dijo nada. De repente, el fuego estalló y el aire a nuestro alrededor comenzó a fluir nuevamente.

La caballero continuó sosteniendo su espada rota.

 

*****

 

¡Wiiiiiiiiiiiiiiiiiii—!

En el territorio de Yukline, en el muro de Rohalak. Sonó una enorme sirena y los soldados comenzaron a trepar por el muro completamente armados.

“¡Informe de la situación!”

Yeriel, que llegó a caballo, gritó. Respondió el jefe de Rohalak.

“Las hordas de bestias están llegando. Hay al menos cien mil. Además, los terroristas de la Sangre Demonio están dentro de ellos.”

“¿Sangre Demonio?”

“Sí. Parece que han venido a salvar a la gente de Rohalak.”

Yeriel apretó los dientes.

“Esos bastardos. Hemos sido demasiado amables… está bien. ¡Primero, prepárense para la batalla!”

“¡Sí!”

¡Baaaang—!

Bolas de hierro negro se dispararon desde la pared y llenaron el cielo.

¡Boooom—!

“¡Señorita Yeriel! ¡Esto es terrible!”

Justo cuando Yeriel estaba a punto de lanzar su magia, el mayordomo de Yukline corrió hacia ella.

“¿Qué? ¿Que está pasando?”

El mayordomo respondió sin contener la respiración.

“¡Reccordak ha sido aislado!”

“…¿Qué?”

“Las guerrillas de los Sangre Demonio cortaron el camino a Reccordak y la ciudad, y debido a eso, ahora—”

¡Boom—! ¡Boom—!

Los proyectiles explosivos destrozaron la fila de monstruo. Bajo el humo que cubría la luna y las estrellas, Yeriel rechinaba los dientes.

“Esos bastardos…”

“¡Tenemos tropas disponibles para enviar refuerzos!”

“…Esta bien.”

En el momento en que Yeriel asintió, notó a una mujer en medio del campo de batalla sosteniendo un cuaderno de bocetos. La mujer la miró sin decir una palabra.

“…¿Quién eres tú?”

Ella movió las manos. Parecía ser lenguaje de señas, pero ella no podía entender.

“¿Qué? Yo no aprendí eso.”

Luego escribió en su cuaderno de bocetos.

 

[Estoy aquí para secuestrarte.]

 

“…Qué. Qué per**ra loca—”

El mundo de Yeriel se oscureció.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente