Capítulo 171 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

En un bosque inexplorado rebosante de energía oscura, Allen se sentó bajo un árbol en movimiento y sus enredaderas espinosas.

“Uno, dos, tres…”

Contó las estrellas en el cielo. Pequeñas pero grandes motas de luz revelan mundos distantes. Allen cerró los ojos y reflexionó sobre su futuro y el de su familia.

“Él debe estar trabajando; no importa si él no está aquí.”

Entonces escuchó una voz. Allen miró hacia atrás.

“Toma esto.”

Lilia Primienne estaba allí, con una pila de archivos en la mano.

“Quémalo tan pronto como los leas.”

“…”

 

[Informe sobre el parentesco de Sangre Demonio: Estado del Terrorismo por parte del Clan Sangre Demonio]

[Gestión del Campo de Prisioneros de Sangre Demonio y Resolución de Casos de los Prisioneros]

[Desarrollo de la ‘magia distintiva’ de Betan]

[Agenda de la Cámara de Gas del Campo de Prisioneros]

[Expansión de Rohalak]

 

Un total de cuatro documentos confidenciales relacionados con la supresión total del Clan Sangre Demonio. Allen notó uno en particular.

“¿Cámara de Gas?”

“Es un espacio cerrado lleno de aire tóxico.”

Allen cerró la boca. No importa cuánto pensara en ello, nunca podría saber cuándo el continente se volvió así. ¿Fue culpa de los Sangre Demonio porque nacieron cómo eran?

“¿Cuánto tiempo vas a seguir actuando al lado de Deculein? Si este proyecto de ley entra en vigor, entonces será demasiado tarde.”

Allen miró a Primienne. Ella no tenía expresión, pero Allen conocía los complicados sentimientos que se escondían detrás de esa máscara.

“¿Sabes lo que me dijo el Profesor?”

Primienne negó con la cabeza.

“El nombre de Deculein también apareció mucho en la agenda. Hay muchas cosas en las que el Profesor estuvo de acuerdo.”

“Su nombre no está en la cámara de gas.”

“… De todos modos, es verdad que el profesor ha aceptado las medidas de opresión. La cantidad de Sangre Demonio que ha asesinado podría llenar un camión.”

Para aquellos Sangre Demonio que vivían en la clandestinidad, el nombre Deculein era más aterrador que el de la muerte. En lugar de ser capturados por él, muchos preferirían ser asesinados por un tigre.

“Incluso puso niños en Rohalak.”

“Pero no hay niños que hayan muerto en Rohalak. Y el profesor dijo que los niños son diferentes. Los niños no tienen ninguna culpa en cualquier época y tiempo.”

“…”

Primienne chasqueó la lengua. ¿Qué pasó con el niño más despiadado de la familia Yukline? ¿Qué diablos están viendo en Deculein?

“Los superiores quieren asesinar al Profesor.”

“No, como el líder, ese comando es—”

“Elesol está esperando por eso. Su carne y sangre.”

“…”

Allen miró a Primienne. Elesol era un nombre que no había escuchado en mucho tiempo.

“Al líder no le queda mucho tiempo. Ahora que Carixel está en Rohalak, Elesol comandará la Sangre Demonio.”

“Si asesinas al Profesor, la opresión de la Sangre Demonio se intensificará.”

“Estamos listos para la guerra. En lugar de quedar atrapado en el gas y el clan muriendo sin propósito, en lugar de no hacer nada …”

Primienne estaba sintiendo que la tensión los sofocaba lentamente estos días. Con la magia distintiva inventada por Betan, no quedaba mucho tiempo.

“Es una cámara de gas, Allen. No hay registro de masacre de seres humanos como este en ninguna historia del continente.”

Entonces, Allen le preguntó de vuelta con aburrimiento.

“…¿Cuál es tu opinión? ¿Quieres que mate al Profesor?”

“…”

Primienne no respondió. La verdad era que Deculein permaneció como un recuerdo especial para ella también, así que negó con la cabeza.

“Vete durante el invierno. Dado que es Reccordak, puedes alejarte fácilmente. Tu nueva identidad ya se ha decidido. E incluso si no fuera por ti, Elesol intentaría matar a Deculein de todos modos.”

“… Ahora es el momento de volver.”

Allen se puso de pie. Dio un paso adelante y, con ese paso, se movió miles de metros. En palabras más simples, desapareció en el bosque.

“…”

Primienne se quedó sola, miró su reloj. Eran las 4:13 y amanecía sobre la montaña. Deculein también debe haberse despertado.

 

*****

 

Scratch— scratch—

Escribí las técnicas y el círculo mágico con una pluma ornamental. Esta era la última prueba remota de la lección avanzada.

 

[1. El siguiente es un círculo mágico que aplica la teoría del Hombre de Hierro. Interpreta correctamente y predice la utilidad y el resultado de la magia.]

 

Una pregunta que recogió solo la esencia de lo que he enseñado hasta ahora. Si hubiera una hoja de respuestas para esta prueba y un estudiante presenta una respuesta adecuada, sería más larga que la mayoría de los trabajos de investigación. Así que, estaba bastante orgulloso del nivel de dificultad.

Esto era brutal.

Scratch— scratch—

El volumen de la pregunta de  la prueba que escribí hasta ahora fue de siete páginas, y el maná que consumí fue de aproximadamente 5.000. Estaba planeando hacer seis preguntas, pero ni siquiera había terminado una, y probablemente necesitaría más de 8.000 de maná y casi dos semanas para completarla.

Scratch— scratch—

Miré el reloj después de usar aproximadamente la mitad de mi maná en Comprensión. Eran las 5 de la mañana.

Toc, Toc—

Abrí la puerta.

“Profesor, ¿cómo está?”

El invitado que esperaba afuera hizo una reverencia.

“… ¿Primienne? ¿Qué está pasando?”

“Traje el plan. ¿Puedo entrar?”

Asentí con la cabeza, indicándole que entrara y se sentara.

“…”

“…”

Se quedó en silencio por un momento. La miré de arriba abajo en su atuendo como la Vice-Directora de Seguridad. Llevaba una chaqueta acolchada gruesa y un sombrero de piel.

“¿Odias el frío?”

“Sí.”

“Pensé que eras originaria del norte.”

“Odio el frío. Incluso si soy del norte, aun puedo odiar el frío.”

“…Esta bien.”

Primienne puso un total de tres bolas de cristal en mi escritorio.

“Esta es para la conferencia sobre Sylvia. Si puede participar, hágalo.”

Cada uno estaba conectado con miembros ejecutivos de las oficinas de inteligencia y seguridad. La demanda de una reunión fue repentina, pero acepté servir como consultor con respecto a Sylvia.

“…Por supuesto.”

“Entonces, iniciare la conexión.”

Cuando ella asintió, Primienne lanzo maná en el cristal.

“Ah, ah. ¿Puede escucharme? ¿Director?”

— …

“Ah, ah. Director. Ah, ah.”

— …

“Oye.”

— ¿Mmm? Puedo escucharte. ¿Primienne?

“… Sí, el profesor está a mi lado.”

— ¡Ah! Profesor, gusto en conocerlo. Soy el director de seguridad, Dron.

“Encantado conocerle.”

Primienne también conectó con la segunda bola. Esta vez, era de la Oficina de Inteligencia.

— Encantado de conocerlo, Profesor. Por favor, comprenda que no puedo decirle mi rango y nombre debido a la naturaleza de nuestro servicio.

“No me importa. Vayamos al grano.”

— Sí, estamos reforzando el rango de vigilancia de Sylvia.

“La razón es…”

— Se han determinado las circunstancias en las que Sylvia y Rohakan hicieron contacto.

Escuché en silencio, sin mostrar expresión. Primienne trató de leer mi rostro, pero era divertido verla esforzarse tanto.

— Rohakan es un criminal de grado Black Best. Por lo tanto, aquellos que se han puesto en contacto y cooperado con él a pesar de conocer su identidad están sujetos a la vigilancia legal del Imperio. Además, Sylvia se ha comunicado con él no una sino varias veces.

“¿Tienes pruebas?”

— Sí. Primienne lo tiene preparado.

Me entregó algunas fotos de Sylvia e Idnik conversando con Rohakan.

— ¿Qué piensa?

“… ¿La Oficina de Inteligencia lo tomó directamente?”

— Esa es una evidencia que fue delatada a nosotros.

“No hay ningún loco en este mundo que tome una foto de esto y lo reporte.”

— …

“No tienen clase … si se descubrieran a esos paparazzi, estarían acabados.”

— Sí.

Tsk—

Chasqué mi lengua.

“De todos modos, siempre y cuando su contacto haya sido verificado con Rohakan, es un hecho para reforzar su vigilancia.”

— Sí, eso es correcto.

Ésa era la respuesta que buscaba la Oficina de Inteligencia.

“Pero, absténganse del contacto físico o del contacto cercano tanto como sea posible.”

— Sí. Pero ellos dos no son los únicos que deben ser monitoreados. ¿Vice-Directora Primienne?

Luego, Primienne entregó algunas fotos más. Las pruebas seguían saliendo de esa chaqueta acolchada.

“…”

Miré las fotos sin decir una palabra.

— Igualmente, un invitado de la Isla Flotante. Es la Aventurera de Red Garnet.

Ganesha y Rohakan estaban sentados uno frente al otro. No hubo ningún problema con eso. Ganesha no era un Elegido. Pero.

— Puede que no estés familiarizado con los que están al lado de Ganesha. Ellos son los niños llamados Lia, Leo y Carlos. Ellos son del Archipiélago.

Deje la foto. En el momento en que vi al que se parecía a Yoo Ara, me sentí tranquilo, y en el momento en que mis ojos se cruzaron hacia el mestizo, mi ira estalló.

— Todos han hecho un trato con Rohakan.

“…¿Y? ¿Qué quieres que haga? Ellos no tienen nada que ver conmigo.”

Primienne respondió esta vez.

“Están aquí en Reccordak en este momento.”

“…¿Estos chicos? ¿Estás segura?”

Naturalmente, fruncí el ceño. Primienne asintió.

“Sí, me he puesto en contacto personalmente.”

— El profesor es el único mago del Imperio que puede rivalizar con Rohakan en este momento. Además, podrían intentar ponerse en contacto con él. Así que, si el profesor hace un movimiento, Su Majestad, Sophien, lo premiaría.

El único mago que podía rivalizar con Rohakan … si Rohakan hubiera usado todo su poder, no podría responder antes de que me cortaran en pedazos. ¿Excluyeron a Adrienne a propósito porque ella tenía una mala relación con los funcionarios del gobierno?

“¿Reportaron a Su Majestad?”

— Aún no.

Miré a Primienne de nuevo.

“Si hacen contacto, ¿Tú simplemente los dejarás estar?”

“No, no puedo ignorar eso.”

Primienne levantó los brazos para revelar la acumulación de maná en la punta de sus dedos.

“Les até una cuerda a esos niños. Aún están en Reccordak.”

“…”

Asentí.

“Deberíamos esperar primero. Estamos en el punto álgido de nuestra investigación, por lo que no hay necesidad de hacer un escándalo.”

“Sí. Entonces, ¿Dónde debería quedarme? Profesor, por favor dígame.”

Primienne preguntó descaradamente.

“Quédate en cualquier lugar de la prisión.”

“Sí. Esta mansión parece grande.”

“…”

“Déjame quedarme en la sala de estar. Gracias.”

Primienne inclinó la cabeza. Luego, caminó penosamente hasta el primer piso.

 

*****

 

— Déjame quedarme en la sala de estar. Gracias.

Sylvia abrió los ojos, acababa de escuchar la conversación entre Primienne y Deculein.

“…Sangre Demonio.”

Pero la parte importante fue antes de eso. Sylvia sospechaba que Primienne apareciera repentinamente en el norte y la observó en secreto. La verdad que ella descubrió—

“Primienne es una Sangre Demonio, así como el asistente de Deculein.”

Ella no podía culpar a su descuido por este descubrimiento. En primer lugar, nadie podía vivir en el bosque demonio, por lo que era normal que nadie los escuchara. Además, el viento mágico de Sylvia se desarrolló para su uso contra Deculein, por lo que es imposible de percibir a menos que uno esté cerca de convertirse en Archimago.

“…”

Había un Sangre Demonio junto a Deculein, que guardaba resentimiento contra él. Un Sangre Demonio que ordenó su asesinato acechaba bajo sus pies. Sylvia cerró los ojos, pensando mucho.

“¡No!”

Pero no podía esperar y ver qué sucedería. No, no debería esperar y ver. Deculein debía morir por sus manos. Ella era la única que tenía derecho a matar a Deculein. No podía ceder ante los Sangres Demonio.

“…”

Ella se levantó lentamente y dejó su residencia temporal bajo tierra a un mundo blanco y frío. Sylvia caminó lentamente sobre el suelo cubierto de nieve.

Crunch — crunch—

Ella pisoteó el campo de nieve.

 

*****

 

Mientras tanto, junto a una hoguera en el desierto, Epherene contó las bestias que cazaba con Tim.

“1, 2, 3, 4, 5, 6 … hay 33.”

Un total de 33 bestias, fue un logro considerable. Ella se sintió orgullosa.

“¿Qué hay de los demás?”

Epherene preguntó al equipo de Julie, con quienes se toparon por casualidad. Julie respondió brevemente.

“Mmm. Tenemos 31. Felicitaciones por tu victoria.”

“Jeje. Oh, creo que la comida está casi lista.”

Epherene tomo la olla que había puesto en la hoguera. La comida de hoy era sopa de pollo con papas al vapor aderezado con tomate.

“Está bien, está bien, comamos ~.”

Mientras Epherene distribuía la comida, Gwen, espaciada junto a Drent, chasqueó los dedos como si recordara algo. Luego, presentó algunos documentos.

“Ah, es cierto, Julie. ¿Quieres leer esto?”

“…¿Qué es esto?”

“Informe de Exploración del Mago. Aún no lo sabes, pero hay otras personas además de Deculein.”

“¡Agh!”

Epherene mostró interés. Se acercó rápidamente después de entregar la sopa a Syrio.

“¿Puedo mirarlo yo también? El informe del Profesor …”

Ella comenzó a desconfiar de Julie, pero la caballero negó con la cabeza.

“Está bien. Leámoslo juntas.”

“¡Oh, sí… gracias!”

Epherene entró con cuidado y se sentó a su lado.

 

[Informe de Exploración de los Caballeros Imperiales]

 

“Esto es confidencial. No le digas a nadie que te lo mostré.”

Cuando asintió con la cabeza a Gwen y estaba a punto de leer el informe—

Grrrrrrrrrr ————!

Un rugido maligno sacudió el suelo. Ambos equipos se quedaron con los ojos bien abiertos y fueron por sus armas.

“…”

“…”

En un instante, un terrible silencio se apoderó de ellos. Epherene pudo sentir lo que había producido ese rugido.

“Ti … Tigre …”

Su brazalete enrojeció de color. Había experimentado la aparición de un tigre antes en la Voz.

“Shh. No entres en pánico. Afortunadamente, está muy lejos.”

—!

El eco vibró como si pudiera romper el cielo y las montañas. Una ola de maná se extendió con eso como una tormenta.

Schwaaaaa…

El viento fuerte los azotó. Era tan afilado como el espíritu y el maná mezclados en el.

“¿Chicos? ¡Esto no es una broma!”

En este punto, Epherene no fue la única perpleja. A Julie, Gwen, Syrio y a los caballeros también se les puso la piel de gallina.

“¿Es Un Salvaje?”

“¿Un …Salvaje?”

Un salvaje era el tipo de tigre más extremo. Incluso si el Archimago Demakan y el Caballero Guardián Gefrid lucharon juntos, su victoria no estaría garantizada …

“No, no es Un Salvaje. Si fue así, no hay necesidad de preocuparse.”

Julie habló. Tal como ella dijo, Un Salvaje no luchó con personas o demonios. Era un inmortal que trascendió el mundo.

“… Es un Gran Tigre.”

Gwen habló. Un Gran Tigre era un rango por debajo de Un Salvaje, marcando un líder.

“Ahora que lo escucho, también es un Tigre Demonio.”

“Gran Tigre …”

La respiración de Epherene se hizo más agitada. Un Gran Tigre trató de pelear, romper y matar a todos los que se encontraba.

Grrr—!

El tercer rugido fue acompañado por una explosión atronadora en la cordillera lejana.

“Ese nivel es el de un Gran Tigre, estoy segura. Retirémonos por ahora. También se lo diré a los otros equipos.”

Julie recogió la bola de cristal. Por supuesto, todos habrían escuchado ese grito, pero por ahora, era necesario transmitir el mensaje a través del sistema central de reportes.

“Habla Julie. Hemos detectado un gran tigre …”

En ese momento, sonó una alarma de advertencia. La energía de la muerte pasó de repente sobre ellos. Julie cargó a Epherene y corrió al frente del grupo. Gwen cargaba a Drent en su espalda y Syrio iba detrás.

¡Baaaaaaaaaam—!

Un relámpago cayó cerca. Las ondas de choque distorsionaron el espacio a su alrededor cuando una misteriosa criatura envuelta en maná y sangre llegó entre sus posiciones. Sus ojos irradiaban un amarillo vivo.

¡Grrrrrr—!

El tigre se movió tan rápido que ni siquiera dejó una imagen residual.

“¡Oh Dios mío!”

El tigre alcanzó al grupo de Julie en menos de un segundo, saltando con la boca bien abierta …

Pagina Anterior
Pagina Siguiente