Capítulo 132 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Skydark: Capítulo Patrocinado por Juan Manuel 4/8


Hice una silla mezclando arcilla y nieve, luego una residencia principal con un diseño moderno. Esta fue una combinación de resistencia y sentido estético. Mientras tanto, Sophien seguía comiendo con toda la etiqueta que se esperaba de una realeza.

“Déjame explicar.”

Sophien dejó la cuchara y llamó mi atención.

“No hubo retraso dentro de mi dormitorio. Tomé posesión del gato tan pronto como recogiste la esfera de nieve y te hice detenerte. Pero hubo un retraso fuera del dormitorio.”

“Sí. Entonces—”

“Quizás esta esfera de nieve ha puesto un campo de fuerza alrededor de mi dormitorio. Debe proyectar un cierto radio alrededor tanto del exterior como del interior de la esfera de nieve. Debe ser un mecanismo de defensa propio.”

“Sí. Y—”

“Esta diferencia de hora puede aumentar con el tiempo o puede ser constante.”

Sophien cerró los ojos por un momento, enviando su mente a poseer a Munchkin.

Tic- Tac-

Mi reloj siguió su marcha.

“…”

Ella abrió los ojos de nuevo y siguió mi línea de visión hasta mi reloj.

“El lapso de tiempo aumenta gradualmente. Cuatro días aquí es como un día en el mundo exterior.”

“Ya veo.”

Fue una inferencia razonable. Sophien apoyó la barbilla sobre su mano.

“¿No sospechas?”

“Su Majestad no puede decir nada malo.”

La imité mientras sonreía y abría otro vaso de helado.

“… Pero, esto es asombroso.”

Comprobé la sangre que fluía por mi cuerpo para adivinar la concentración de maná externa y calcular la velocidad a la que se restauró el maná. La Mano de Midas y la Comprensión de la Esfera de Nieve consumieron 5.000 de maná, pero se recargaron 200 de maná.

“No hay nada diferente en acerca de eso desde el mundo exterior. Más bien, la concentración de maná es espesa. Es perfecto para practicar.”

Volví a mirar a Sophien, que ladeó la cabeza como a una niña a la que se le pide que estudie.

“¿Su Majestad?”

“…Practique. Mientras te esperaba, me entrené en el habla y el manejo de la espada, así que usé todo mi maná. Me quedé sin mana ahora.”

“¿Es así? Así que déjeme preguntar, Keiron.”

En cambio, llamé a Keiron porque su posición aún se mantenía firme detrás de Sophien.

“Keiron.”

“…”

“¿Keiron?”

“Ese tipo es una estatua.”

Toqué su cuerpo, escuchando un ring metálico.

“Dejó esta estatua y se fue de expedición para averiguar qué tan amplio es este mundo y qué más hay.”

“…”

“Le llevará un tiempo volver. Si tu cerebro es estúpido, tu cuerpo sufre.”

Asentí. Sophien enarcó las cejas y su expresión se volvió hosca.

“¿Por qué, te incomoda que seamos solo nosotros dos?”

“Estoy agradecido de estar con Su Majestad.”

“…”

Sophien me miró fijamente, recorriendo mi rostro en busca de una pista. Entonces, su expresión se arrugó en un ceño fruncido.

“Esas no son palabras vacías.”

“Por supuesto.”

“…”

Sophien podía captar las emociones humanas a una velocidad asombrosa, incluida la mía.

Whoooosh—

Un viento helado nos envolvió y se subió el cuello del abrigo.

“¿Tiene frío?”

“… Es porque casi nunca salgo del Palacio Imperial. También comí comida fría en un lugar frío.”

Me quité el abrigo. Sophien me miró con leve desconcierto cuando se lo entregué.

“El abrigo de mi traje es un artefacto. Le mantendrá caliente.”

“…”

Sophien se puso el abrigo sobre el suyo sin decir una palabra. Ya que le aplicó la Mano de Midas, su desempeño era seguro.

“Es cálido.”

“Sí.”

“Pero … Deculein.”

“Sí.”

“¿Sabes?”

El rostro de la Emperatriz de repente se puso duro.

“Freyden estuvo involucrado en mi envenenamiento. La familia de tu prometida.”

El aire se detuvo por un momento. No, incluso el tiempo se detuvo. En el mundo frío de la Esfera de Nieve, con el tiempo incluso congelado por un momento, miré a Sophien.

“No fue solo Freyden, sino también muchas otras familias. Entre ellos estaba Yukline.”

Sophien se comió otra cucharada de helado.

“Casi todas las familias prestigiosas del continente trabajaron conjuntas para matarme. Su eje principal fue Freyden.”

“…”

“Pero … ¿por qué hicieron eso?”

Sophien, mirando el helado, levantó la cabeza. Su mirada estaba tan seca como la arena en el desierto.

“Por supuesto, no tengo ninguna intención de culparte ahora. Tus antepasados ​​son el problema.”

“¿Va a vengarse?”

“… Incluso eso es vago.”

Sophien suspiró.

“Si los castigo a todos, solo imaginar las ondas en el continente es suficientemente problemático. E incluso si los castigo, no sufrirán tanto como yo sufrí. Sería inútil.”

“…”

“Así que quiero huir lejos.”

Miré a Sophien. Ahora, extrañamente, una variable de muerte se estaba extendiendo desde ella. Esa era una señal de suicidio. Que irónico.

Liberada de su aburrimiento e indolencia, fácilmente aprendió más sobre sí misma y finalmente se volvió escéptica. En comparación con su venganza y el tiempo y la pasión necesarios para planificar el futuro del continente como Emperatriz, la recompensa que recibiría era extremadamente pequeña.

“Estaré a su lado. Así que, no diga eso.”

“… Hmph. No hay necesidad. ¿Cambiará algo si estás a mi lado?”

“No.”

Sophien dejó escapar una risa taciturna, pero yo seguí mirando el aura roja que revoloteaba a su lado. La variable de muerte ardía como una hoguera.

“Siempre estaré ahí para el proceso de Su Majestad.”

Por un momento, su rostro se puso rígido por la conmoción. Por supuesto, esta era una forma de suprimir la variable de muerte, pero de ninguna manera era una mentira.

“Y al final del proceso de Su Majestad, seguramente estaré allí. Me enfrentaré a Su Majestad. Incluso si muero.”

No agregué, ‘Porque su muerte es Game Over de todos modos.’

“…”

“Así que, no huya. El gobernante de un imperio nunca les da la espalda.”

La expresión de Sophien se volvió tan fría como el hielo y un pesado silencio se cernió sobre nosotros. Pero poco después, forzó una sonrisa incómoda a llegar a sus labios.

“Deculein. ¿Sabías?”

“¿Qué?”

Swooosh—

Un torbellino levantó nieve afuera, formando una ventisca. Mientras miraba, Sophien habló con la ligereza de ese viento.

“Ya has muerto por mi bien.”

“…”

Voltee mi mirada hacia ella.

“…¿Su Majestad?”

Una pequeña sonrisa se deslizó por los labios de Sophien.

“Olvídalo. Solo concéntrate en la situación actual. Esta Esfera de Nieve no es un objeto romántico como un búnker o una cuna.”

Ella miró la tormenta de nieve en el horizonte sin decir una palabra, oscureciendo el mundo de la Esfera de Nieve con un rugido ensordecedor. Al mismo tiempo, la superficie comenzó a agrietarse.

“Deculein …”

El suelo se hundió antes de que Sophien pudiera decir algo.

Rumble—!

Fuimos enviados a una caída libre. Cayendo en picado, miré a Sophien y ella a mí.

Whoooooooosh—

La presión del aire del maná hizo imposible respirar, pero hice lo que tenía que hacer. Conecté la estatua de Keiron arriba con Sophien haciendo una línea con Psicoquinesis. Gracias a eso, Sophien salió de la caída, pero seguí bajando.

Desafortunadamente, no tenía suficiente maná para conectarme.

… Debido a desperdiciar 4,000 de maná en ese maldito helado antes.

 

*****

 

Mientras tanto, el Equipo de Aventureros Red Garnet llegó a la mazmorra de alto grado Deracal, que lleva el nombre del primero en descubrirla, en la parte oeste de la isla.

“¡Heeyaaah—!”

El grito de Lia resonó dentro de la mazmorra. Epherene la observó luchar con admiración, impresionada por el maná que se liberó de su forma ensangrentada y maltratada.

“Esa niña tiene talento. ¿Dijiste algo sobre el cambio de atributo?”

Su ataque de media etapa casi había terminado. Ganesha asintió mientras observaba la batalla en la esquina de la mazmorra en la que estaba ganando experiencia.

“Por supuesto. Es nuestro tesoro.”

「Cambio de Atributo」 era uno de los talentos mágicos de Lia. Como sugiere su nombre, era un talento que podía transformar libremente el agua en tierra, la tierra en fuego, el fuego en viento, etc. Sin embargo, aún estaba sin desarrollar.

“Y esto es un secreto.”

Ganesha se acercó, inclinándose cerca de Epherene. Originalmente, ella no quería decirle esto, pero …

— Nuestra Lia se parece a la primera prometida del Profesor. No es solo una semejanza; ella es como una doble.

Ganesha codiciaba a Epherene. Como maga mercenaria, realmente era la habilidad perfecta que quemaba habitaciones enteras de mazmorras con un solo hechizo destructivo.

“¡¿Qué?!”

Los ojos de Epherene se abrieron como platos cuando se volteó para mirar a Ganesha.

“Por la primera prometida …”

“Shh. Ahora es tu turno de hablar. ¿Por qué sigue investigando al Profesor Deculein?”

Epherene vaciló un momento, reflexionando sobre qué decir. No estaba segura de si ella le creería.

“Está bien. Incluso si es demasiado absurdo, creeré en ti ~. Soy una aventurera, después de todo.”

Ganesha la animó cuando Epherene respiró hondo.

“Conocí a mi yo del futuro … hace un tiempo.”

“¿Es una coincidencia? Yo también.”

“…¿Qué?”

“No tienes que sorprenderte ~. Incluso sé cómo voy a morir ~.”

“Huh, Ganesha, ¿También has estado en Locralen?”

“No.”

Ganesha rió suavemente.

“De-monio ~.”

“…Oh.”

“Saben muy bien cómo destruir a un humano ~. Así que ellos me mostraron mi muerte. Ya sea el futuro que no se puede cambiar, el futuro que se puede cambiar o el futuro que intentamos desesperadamente cambiar, nos hace tener pesadillas todas las noches.”

Ganesha suspiró, luego se rió, su cola de caballo revoloteando.

“Lo que quiere el demonio es únicamente corrupción humana. Por supuesto, a veces el demonio quiere más que eso, pero al final, la esencia es la misma.”

“Ya veo … Pfft.”

Epherene, escuchando con atención, se echó a reír involuntariamente. Ganesha inclinó la cabeza.

“¿Por qué?”

“Eso me recuerda al Profesor.”

Epherene pensó en Deculein, el hombre cuya caída era más deseada por todos los demonios. La única persona en este mundo que nunca se dejaría engañar por sus artimañas.

“Si el demonio disfruta de la corrupción humana, ahí está el Profesor …”

“Eso es verdad. El profesor nunca acepta la voluntad de un demonio. Deculein de Yukline, incluso los demonios tiemblan de miedo ~.”

Clap, clap—

Ganesha aplaudió para animar a Lia, Leo y Carlos, quienes continuaron luchando en el campo de batalla.

“¡Excelente! ¡Bien hecho a todos! ¡Ahora comienza la matanza de los cadáveres y la recolección de material!”

“““¡Sí, capitana!”””

Después de dar órdenes a los tres, volvió a concentrarse en Epherene.

“Así que. Sigo sin saber por qué está investigando al profesor. ¿Qué has escuchado de tu futuro yo ~?”

Epherene sonrió levemente.

“… Ella me dijo que no lo odiara demasiado. El mago Gindalf también me dijo algunas cosas extrañas.”

“¿Qué?”

“Esto es aún más extraño… dijo que el Profesor me valora o algo así. Tiene un colgante con una foto mía de cuando era niña …”

“¿Oh?”

El ceño de Ganesha se frunció. Epherene negó con la cabeza como si fuera ridículo.

“Qué increíble. Si eso es cierto, ¿tal vez sea cierto?”

“De ninguna manera. Aun…”

“No. El Profesor Deculein ciertamente tiene razones para apreciarte u odiarte. ¿Quizás la causa está … en tu familia?”

Huesos se partieron y crujieron detrás de ellas cuando Lia cortó el caparazón de un monstruo. Epherene miró hacia atrás con asombro, pero Ganesha pronto llamó su atención de nuevo.

“Y Decalane aún no ha muerto.”

“¡¿Qué?!”

“Si aparece en tus sueños, significa que Decalane está detrás de ti.”

“…”

Epherene agarró el dobladillo de su túnica.

“Pero no te preocupes demasiado. Tu talento es definitivamente suficiente para vencer a Decalane.”

“…Okay.”

“Además, el profesor no permitirá que Decalane haga lo que quiera. Ese Profesor confiable te protegerá, ¿verdad?”

… Deculein la protegería. Esas palabras golpearon el corazón de Epherene. Mirando hacia atrás, Deculein siempre fue así.

Incluso entonces, estaba al borde de la expulsión del comité disciplinario al comienzo del semestre, incluso cuando se metió en la montaña de oscuridad y casi fue atacada por ese demonio. Incluso cuando asistió a la audiencia como testigo contra Deculein …

Epherene apretó la mandíbula y sus ojos se humedecieron con un poco de agua no identificada.

“Así que, no tengo más remedio que decir lo mismo que tu yo futuro.”

Epherene se volteó hacia Ganesha, aceptando el pañuelo que le ofreció.

“No odies demasiado al Profesor.”

“… Sniff.”

Un chorro de agua fluyó de los ojos de Epherene, la presa se rompió.

 

*****

 

Bang—!

Mi cuerpo se estrelló contra el suelo. Debo haber estado cayendo durante mucho tiempo, ya que el impacto me devolvió la conciencia. Una oscuridad sofocante me presionó a mi alrededor, oscureciendo mi sentido de dirección. Mi cuerpo estaba en shock, por lo que no podía seguir el paso del tiempo. Y, sobre todo, un resfriado más fuerte de lo que había creído posible me estaba destrozando.

Pero pensé que no estaba tan mal. Este cuerpo de Hombre de Hierro se desarrolló en condiciones extremas. En ese sentido, este momento era una maravillosa oportunidad de entrenamiento. ¿Cómo se desarrollaría el Hombre de Hierro que aceptó la Autoridad de Carla? Este era el momento perfecto para probar esa pregunta y construir mi base con autocontrol.

…Pero. Hacía frío. Dije que hacía frío, pero no salió ninguna voz. El poder mental más grande que cualquier otro impidió que mi conciencia se desvaneciera, pero más que eso era imposible. Una risa se escapó.

El frío severo fue tal que incluso el cuerpo del Hombre de Hierro no pudo soportarlo. Fácilmente podría decir que esto se estaba acercando al cero absoluto. Usé el poco de maná que aún tenía, tratando de crear una llama, pero la magia que componía el círculo se congeló. La forma del círculo mágico se endureció en el aire.

El maná estaba congelado, convertido en cristal por el frío. Esto fue un fenómeno teóricamente imposible.

 

Me desperté lentamente en la oscuridad, un frío helado. Mi conciencia misma estaba congelada. Aun así, moví mis piernas. No sé cuántos pasos di. Pero sin darme cuenta, mi cuerpo apoyado contra las paredes de hielo, lo movía.

“Ha…”

‘… ¿Estoy aguantando o muriendo?’

¿Se rompió el yo que nunca se dobló? Lentamente, lentamente cerré los ojos.

‘… Esto maldita sea.’

Apreté los dientes. Nunca, nunca perdería por el frío. Obligué a mi cuerpo a erguirse, acelerando el flujo de mi sangre.

… Y, en el momento en que estaba luchando desesperadamente-

Quest de Acción: Soporta el insoportable escalofrío mágico.

◆ El florecimiento de la Autoridad de Hombre de Hierro: Adaptación al frío adquirida.

◆ La versatilidad de Hombre de Hierro se ha expandido.

Sin que yo lo supiera, se completó una quest de acción.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente