Capítulo 41 – El Villano que Quiere Vivir

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La coronación del Emperador — desde el punto de vista de Sophien — fue aburrida. Ella esperaba un ataque como un gran bombardeo o un poderoso bombardeo mágico. Nada en absoluto.

Sin embargo, no sucedió nada por el estilo.

Al entrar en las habitaciones del emperador, pensó que estaría saturada con el olor de un cadáver o una persona enferma, pero estaba sorprendentemente limpio y fragante.

Sin embargo, como estaba libre, regresó a su oficina y sacó un tablero de ajedrez. Jugando sola, un funcionario de alto rango y los ministros le llevaron varios documentos.

Sophien no respondió en absoluto a todo eso. Ella siguió jugando al ajedrez hasta que todos regresaron.

“Vi al creador de la tarea que me disté el otro día. Parecía conocerme.”

“¿Hay alguien que no la conozca, Su Majestad?” Keiron respondió.

Por supuesto, no habría nadie en el continente que no conociera a Sophien. Sin embargo, no se refería a eso.

“Su ego no vaciló ni siquiera frente a la realeza.”

Sophien miró directamente a los ojos de Deculein, pero no pudo descifrar las emociones que se escondían detrás de ellos.

Fue hilarante.

“¿Es así?”

“Él es divertido. Me sentí como si estuviera mirando a otro yo.”

Él tenía un alma sólida y firme que no se diferenciaba de su apariencia. Era el tipo de persona que nunca vacilaba, incluso con un cuchillo apuntando a su garganta, lo que hacía evidente que realmente estaba más allá del mundo secular.

“¿Ha terminado su deber?” Keiron cambió de tema.

“Lo hice. Fue interesante e inmediatamente entendí por qué me lo disté. Todo un día — no, el cuarto de un día que pasé resolviéndolo me pareció bastante nuevo.”

Sophien cayó por la narración de Keiron, pero continuó.

“Quiero levantar las restricciones sobre ‘Marik’, Keiron.”

“…”

Keiron inclinó la cabeza en silencio.

‘Marik’ era el nombre de la mina de piedra de maná al noroeste del imperio, pero su entrada estaba actualmente restringida porque estaba plagada de magia negra y una frecuencia creciente de apariciones de demonios.

“Una vez que se abra, solo los aventureros y magos de la torre y sus escoltas podrán entrar al principio.”

“…”

“No necesito consejos. Estoy cansada de escuchar a esos pu**tos idiotas que no hacen nada más que sentarse detrás de sus escritorios.”

“Podría acelerar el advenimiento del diablo.”

“Si entrar en la mina podría hacer eso, ¿Por qué el diablo guardó silencio al respecto hasta ahora? Además, hay un límite para el número de demonios. Si podemos matarlos a todos, se limpiará el sitio.”

Skydark. Diablo aquel que gobierna a los demonios …y demonio un espíritu malvado o creado de un ser… para aquellos q no sabían..:XD

Keiron no respondió.

Mirando el tablero de ajedrez, preguntó Sophien. “¿Qué está haciendo Kreto?”

“… Está llorando.”

“¿Llorando?”

“Sí, acaba de terminar de resolver los mismos problemas que Su Majestad. No sé cuál fue su discernimiento.”

Sophien sonrió.

“Ese idiota … Ah, Keiron, no sabes la respuesta a los problemas, ¿no?”

“No.”

Solo entonces ella lo miró. El emperador se rió con picardía.

Skydark. El emperador es ella… no podría poner La emperador o La emperadora… XD

“No te lo diré, pero no bromeo cuando digo que incluso estoy un poco sorprendida. Tienes curiosidad, ¿no?”

“… Está bien. No lo tengo realmente.”

“Dices que no, pero tus cejas se mueven. No puedes engañar a mis ojos. Tienes mucha curiosidad en este momento.”

Keiron cerró la boca.

Al momento siguiente, la atmósfera cambió repentinamente. Sophien levantó los ojos bruscamente como si estuviera a punto de devorarlo. “No te atrevas a mentirme a la cara nunca más. No me importa si eres tú. No toleraré a nadie que me cabree.”

La presión aterradora del emperador pesó sobre sus hombros, lo que hizo que inclinara la cabeza.

“… Lo siento, Su Majestad.”

“Eso es suficiente. Juguemos una pu**ta partida de ajedrez. Estoy cansada de jugar sola. Necesito un oponente incluso si me golpean unilateralmente.”

 

*****

 

La montaña desolada de Hadekain.

Ganesha se sentó en una roca y miró a Lia, Leo y Carlos, los tres niños quienes cruzaron el Archipiélago.

“… Algunas personas en el continente nacen con ‘talento mágico’. La mayoría de los aventureros certificados nacieron con tal talento.”

Ella estaba en medio de enseñarles, pero sus pupilos se concentraban con los ojos bien abiertos, Leo miraba a los animales que se movían a la distancia y Carlos dormitaba.

“Por ejemplo.”

Ganesha tomó una rama larga y seca para despertarlo.

“Observen.”

Booong—

Ella lo balanceó ligeramente en un ángulo que permitió que su borde caído y débil llegara al suelo.

Tuuuk—

————!

Un rugido que hizo temblar la tierra retumbó a través de su vecindad cuando ocurrió una explosión, enviando una enorme onda de choque que barrió el área.

“¡Wow!”

“Oh.”

Leo y Carlos solo se enfocaron entonces.

“¿Qué opinan?”

Se podía ver un cráter en la parte que Ganesha golpeó.

Lia estaba aturdida.

“Eso es asombroso, Ganesha…”

“No es nada que admirar, pero puedo usar esta rama de luz como una extensión de mis extremidades. La fuerza de este palo y mi puño es la misma en este momento.”

Un equilibrio de [Maestría] y [Titanium].

Mientras esto no estuviera vivo, cada objeto en su mano adquirió las mismas propiedades que su cuerpo. “Pero luchar con mis propias manos es mucho más divertido que usar esto. De cualquier manera, la mayoría de las veces gano… ¡De todos modos! Los magos llaman a esto ‘magia armónica’ y los caballeros lo llaman ‘esgrima’, pero yo no conozco ninguna magia o habilidad con la espada.”

“Entonces … ¿Podemos ser así también?” Preguntó Leo. Era un niño lindo de cabello azul, de apenas 140 cm de altura.

Ganesha sonrió. “Lo sabrás a partir de ahora.”

“¿C-cómo?”

“Eres demasiado ruidoso. ¿Por qué estás saltando?” Carlos, quien era de complexión similar, le dio una palmada a Leo en la nuca.

“¡Aaagh!” Leo gritó mientras miraba a Carlos con ojos llorosos.

“¡Tranquilo! ¿No vinieron al continente para cambiar?” Ganesha los regañó. Lia también se adelantó y separó a los dos.

Jadeando, Leo calmó su ira con un suspiro.

“Para desbloquear sus talentos mágicos, deben priorizar el entrenamiento más que las palabras. Todos, síganme.”

Ganesha caminó más profundamente en las montañas y luego desapareció como un espejismo, dejando solo sus huellas detrás.

El trío parpadeó confundido. En ese momento, sonó el gallo de Leo.

“… ¿No tienes hambre, Lia?”

“Eres un idiota, así que siempre tienes hambre.”

Carlos se puso quisquilloso con las quejas de Leo, quien luego se enfureció. “¡No, no lo tengo!”

“Sí, tu.”

“… Dejen de decir cosas raras y síganme.” Lia medió con sus disputas. Leo habló.

“Carlos busco una pelea primero. También me pegaste hace un momento.”

“Te estabas comportando como un estúpido.”

“¿Cuándo? ¿Cuándo lo hice?”

“Cuando ~ Cuando lo hic ~”

“¡No me copies!”

Incapaz de aguantar más, Lia gritó, agarrando los oídos de los hermanos menores relativamente.

“Si ustedes dos siguen peleando, olvídense de los bocadillos. Ni siquiera les daré comida. No podrán esperar nada de mí.”

“…”

“…”

Los dos mantuvieron la boca cerrada, pero sus ojos seguían culpándose el uno al otro. Lia suspiró sonoramente, aceptando que no podía hacer nada al respecto.

Ella no era una niñera.

“Es por esto que quería venir sola.”

Después de calmar a los dos, inmediatamente corrió tras el rastro de Ganesha.

“¡Ah, Lia, lo siento! ¡Perdón! ¡Espera!”

“¡Lia! ¡Vamos juntos! ¡Yulia—!”

Los dos niños, que comprendieron tardíamente la gravedad de la situación, siguieron apresuradamente a Yulia.

 

*****

 

Mansión Yukline, edificio independiente.

Sosteniendo la barra de pull-up con una mano, me levanté.

Por 30 minutos.

Boom—

Tan pronto como aterricé, comencé mi segunda sesión de entrenamiento.

 

[Libro de Artes Marciales de Ertrand, Intermedio]

 

Di un paso con el puño extendido, ejecutando un juego de pies animado y astuto, como en el libro de texto de Ertrand. Un movimiento resistente sin tartamudeos.

Luego, después de hacer ejercicio por un tiempo, sostuve mi bastón esta vez.

Había estado tratando de aprender a usarlo como arma.

Por supuesto, no golpearía a nadie con el a menos que no me quedara otra opción. Nunca quise hacerlo, pero una situación desesperada y urgente estaba destinada a llegar.

“…”

Después de completar mi entrenamiento con el bastón, revisé la [Obsidiana Snowflake] en mi caja fuerte. [Comprensión: 4%]

Estaba usando constantemente [Comprensión] en el, pero aun no podía usarlo.

Invertí alrededor de 1.000 de maná en la Obsidiana Snowflake y luego me di una ducha.

Toc, toc—

Roy tocó justo a tiempo.

Me vestí y salí.

“Roy.”

“Sí.”

“Escuché que la madre de una maid está enferma.”

“… Sí, de Ruri.”

Escuché su historia en el edificio principal. No sabía si querían que los escuchara a escondidas, pero sonaba genuino.

Escribí un cheque y se lo di a Roy.

“Dile que use esto para cuidar de ella. Además, si algo así sucede en el futuro, siéntate libre de ayudarles tú mismo. Te compensaré por ello.”

Tenía la intención de asegurar algo más que el bienestar básico de mis sirvientes. Roy pareció sorprendido, pero asintió y recibió sutilmente el cheque.

“Entiendo. He terminado de preparar el coche.”

“Buen trabajo.”

Entré en mi vehículo de inmediato.

Mi tarea hoy en la torre era la defensa de tesis. Revisé los documentos relacionados con esto en el asiento trasero.

“Evaluación …”

Solo necesitaba llenar mi asiento.

Saqué la novela de Sylvia de la última vez y la leí hasta que llegamos a nuestro destino. Había pasado mucho tiempo desde la última vez que vine aquí, considerando que la muerte del emperador cerró tanto la torre como la universidad.

“Hemos llegado.”

“Siéntete libre de descansar.”

“¡Gracias!”

Salí del auto, entré al edificio e inmediatamente tomé un ascensor hasta el séptimo piso, donde se llevaría a cabo la defensa de la tesis.

Ding—

Cuando se abrió la puerta, Relin, de pie cerca del ascensor, se acercó a mí primero. “Oh cielos, jaja. Está aquí, Profesor Titular.”

Respondí a sus saludos con un asentimiento. No estaba muy feliz de verlo, todo debido a sus acciones y motivos impuros en los últimos tiempos.

Él incluso pensó en transferir a ‘Louina’ para reemplazarme si se presentaba la oportunidad.

“¿Nos vamos?”

“Seguro.”

Siguiendo a Relin, entré en la sala, que estaba dividida en tres secciones:

Los asientos de los profesores que evaluarían la tesis.

La plataforma sobre la que los magos presentarían y materializarían su tesis.

La tribuna detrás de ella.

Me senté en uno de los asientos reservados para profesores. Como era el profesor titular, me dieron el mejor asiento.

“¿Está prestando mucha atención a alguien en particular, profesor Relin?”

“Ajajaja ~ No realmente. Jajaja.”

Relin se había estado riendo desde antes.

Miré la lista que me entregó. Un total de 23 personas serían evaluadas hoy.

“¿Tiene sus papeles consigo?”

“Oh, por casualidad, ¿no los ha leído todavía?”

“¿Necesito leerlos con anticipación? Lo entenderé si los leo ahora de todos modos.” No estaba mintiendo ni exagerando. Por eso hice mi entrenamiento mágico hoy.

“¡Jajajajaja, por supuesto! Usted es el Profesor Titular Deculein, el genio de las técnicas de interpretación …”

Relin pidió a un profesor auxiliar que trajera los trabajos de tesis. “Aquí tiene.”

Hojeé el montón de papel.

De todos modos, no le enseñé a nadie de la lista, así que tenía la intención de simpatizar con los comentarios de los profesores … Pero …

“…”

Un trabajo de tesis me llamó la atención. No, me hizo fruncir el ceño.

 

[Solda Drent: Magia Elemental y Series que se Expresan de Manera Diferente Dependiendo del Entorno Natural]

 

La magia tenía una personalidad. Por lo tanto, incluso si se trataba de la misma magia, su manifestación difería según el usuario.

Esto también se conocía como ‘ethos’, que permanecía como la huella dactilar del usuario. Su personalidad única no solo se plasmó en la magia, sino también en ceremonias y circuitos grabados con un ‘rastro de tesis’.

Por supuesto, era difícil distinguir las huellas dactilares a simple vista.

Afortunadamente, tenía [Comprensión] y [Visión].

Sin embargo, este documento era más que una vaga huella dactilar.

Ya había visto la idea descrita en algún documento en algún lugar. Para ser exactos, miré la tarea que le di a mi clase.

Estaba seguro.

Esta idea perteneció a Epherene.

Por supuesto, no sabía cómo sucedió.

Si fuera el Deculein original, no habría visto la tarea de Epherene, y Epherene habría vivido sin saber que sus obras habían sido robadas.

O, más injustamente, podrían haberla llamado ladrona.

Este tipo, Drent, probablemente también apuntó a esa brecha.

… ¿Qué debería hacer?

Decidí reunir información primero. “¿Dijiste que eres Drent?”

Leí su escrito a fondo con [Comprensión].

Esto era plagio. Deculein había hecho algo similar, pero yo no era él. Por encima de todo, no me gustó que se atrevieran a tocar la tarea de ‘mi clase’.

“Echemos un vistazo …”

Por lo tanto, pensé en preguntas que el autor original de esta idea podría responder correctamente.

 

*****

 

“Pronto comenzaremos la defensa de tesis. Por favor tomen sus asientos.”

Epherene asistió a la defensa. No tenía que venir, pero quería ver cómo era el proceso. Julia solo le pidió que viniera también.

“Wow, esta sala es enorme ~”

“Lo sé.”

El pasillo era espacioso y había mucha gente, pero una cabeza amarilla en el asiento delantero le llamó más la atención.

Sylvia.

“… Ella también está aquí.”

“¿Quién?”

“Allí.”

Sylvia estaba sentada tranquilamente y estudiando.

“Oh, ¿Sylvia está… estudiando aquí también? Increíble. Simplemente asombroso.”

Deculein apareció justo a tiempo, recibiendo una tesis del profesor Relin tan pronto como se sentó en la parte superior. Sylvia cerró su libro y lo miró.

Epherene ladeó la cabeza.

“Por favor quédense quietos. Primero, el mago de tercer año Solda Drent.”

Los ojos de Julia brillaron y Epherene sonrió.

“… ¿Estás tan feliz?”

“¿Huh? ¿Fe-Feliz? ¿De qué estás hablando? Solo le deseo suerte porque es un buen estudiante de último año.”

Drent se paró en el escenario, luego hizo una breve introducción sobre su tesis e inmediatamente reveló su magia.

“… Con solo un pequeño ajuste, es posible activar esta [Bola de Fuego] incluso bajo el mar. [Preservación del Fuego].”

Epherene trató de mirar la progresión mientras inclinaba la cabeza, pero solo escuchó la voz porque no estaba en una buena posición.

El ambiente no parecía tan malo.

“Escuché que cambiaste un poco tu tema mientras escribías este escrito. Así que esta fue la razón.” El Profesor Letran habló. Se rió en voz baja y elogió a Drent, quien asintió y parecía que estaba conteniendo su propia risa.

“Gracias.”

“¿Has elegido con qué profesor estarías, Drent?”

“Aun no, pero sería un honor para mí servir a cualquiera de ustedes.”

“¿Estás haciendo competir a los profesores? Eres insolente.”

Los otros profesores también agregaron cálidas palabras. Julia sacudió a la soldado Epherene mientras aplaudía como una foca.

“Debió haberle ido bien ~”

“¿Lo sé?”

Pero Epherene se sintió discordante.

No estaba segura, pero mientras lo escuchaba hablar, se dio cuenta de que el tema de su tesis era un poco similar a su tarea.

‘Es solo una coincidencia, ¿verdad?’

“Uhh, ese es Deculein.” La expresión de Julia se puso rígida. Epherene también comenzó a prestar atención nuevamente.

“Solda Drent.” El Profesor Titular Deculein llamó a la defensa.

“¡Sí!”

“¿La idea de esta tesis es tuya?”

Deculein hizo una pregunta sencilla y Drent asintió sin dudarlo un momento.

“Sí.”

Miró a Drent en silencio, sus ojos envueltos por un aura inusual. Eran pesados ​​y fríos, casi como plomo.

“Preguntaré de nuevo. ¿Desarrollaste esto con tu propia idea sin ninguna discusión o referencia con nadie?”

“¡Sí, estoy seguro!”

Drent respondió enérgicamente, confundiendo las palabras de Deculein con un elogio.

“¿Quieres mi evaluación?”

“¡Sí, por favor!”

En ese momento, Epherene sintió que un escalofrío le recorría la columna vertebral. Drent se reía por dentro.

‘No importa cuánto cumplido me des, Deculein. No me pondré bajo tu mando. Por supuesto, sé que estás desesperado porque solo tienes un profesor auxiliar, pero los requisitos para ser tu esclavo—’

“Bien. Haré preguntas a partir de ahora.” Un trabajo de tesis llegó a la mano de Deculein.

“Drent, describiste cómo la magia puede ser constante y hablaste de cambios en la magia elemental según la naturaleza y la topografía. En ese caso…”

Luego lanzó una técnica que usaba maná, cuya estructura no era normal. Su círculo mágico ni siquiera era un círculo. Era un óvalo.

“Teniendo en cuenta que exactamente el 13,7% de esta técnica había sido dañada, ¿bajo qué naturaleza se volvió tan abollada?”

“¿Qué? Ah … Eso …”

“13,7%. ¿No sabes nada sobre este valor numérico?”

“…”

“¿No lo sabes? Si no lo sabes, ¿Cómo puedes manifestar una técnica tan aplastada? Dame algo. Incluso una suposición aproximada.”

13,7%. Técnica aplastada. Una suposición aproximada.

Drent ya se sentía destruido por los aparentemente interminables ataques de deformación cerebral de Deculein, pero él recién estaba comenzando. Era solo una pregunta de su serie de preguntas.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente
Translate »